Principios de Liderazgo de toda la Biblia: Colosenses

 

“Lo que importa más nunca debe estar a merced de lo que importa menos.”

Carlos Slim

El libro de Colosenses: La solidez competitiva  se sostiene manteniendo  la calidad de nuestro producto.

 Siempre que se habla de innovación no dejan de figurar ejemplos de empresas internacionales líderes en la materia como Apple, Google, 3M, Starbucks, entre otras. Si bien es verdad que estas compañías lideran los mercados internacionales, también es importante dar espacio a los grandes esfuerzos que empresas y emprendedores latinoamericanas  están realizando con impresionantes resultados. Un de ellas es Cinépolis. Esta empresa nace en 1972 bajo el nombre de Cines Gemelos, pero no es sino hasta 1994 cuando aparece la marca Cinépolis. A finales de 2014 contaba con 321 salas en México y 134 en 11 países más. Sin lugar a dudas, esta organización, dirigida por Alejandro Ramírez, es un ejemplo a seguir para cualquiera que quiera ser empresario. Hablando del tema de innovación y calidad de su producto, Cinépolis ha logrado desarrollar un sinfín de proyectos enfocados a la mejora de la experiencia del cine, de los cuales los más conocidos son las salas VIP, su membresía de prepago, la eliminación de las filas con su sistema de pre-asignación de lugares, entre otros.

Gracias a eso, se ha logrado mantener como líder en su sector, no sólo en México, si no en varios de los países donde tiene presencia.[1]

Es un claro ejemplo que la solidez competitiva se sostiene manteniendo la calidad del producto.

En la iglesia de Colosas se estaba dando un problema serio. Los colosenses tenían un producto extraordinariamente genuino y de calidad. Jesucristo había sido presentado en Colosas como la centralidad de la vida comunitaria. En 1:18 podemos resumir el concepto que Pablo había enseñado:

18 Él es la cabeza de este cuerpo, la iglesia. Él es el principio, el primero de los que han renacido de entre los muertos, de modo que en todos los aspectos, en cada vista, en todo, Él es el primero” (The Voice, traducción libre)

No había más en la realidad de la iglesia en Colosas que Jesucristo. Era a él y sólo a él a quien debían adorar y compartir. Sin embargo en la comunidad habían empezado a circular nuevas ideas que querían diluir a Jesucristo. Así que Pablo escribe para que mantengan la calidad de su producto, de tal manera que así podrán sobrevivir en un mundo donde las filosofías compiten con la visión de Cristo.

De estas consideraciones podemos concluir que la herejía colosiana era un sincretismo, un movimiento combinando al menos tres elementos separados.

En primer lugar, el carácter legalista. La insistencia en el legalismo, que incluía el ritualismo y la observancia de los días sagrados apuntaba una vez más a una mentalidad judía.

En segundo lugar, el carácter “filosófico” del sistema, la angelolatría y quizás el asceta

Las tendencias apuntan a una mentalidad pagana. Esta fue probablemente una forma incipiente de lo que más tarde se conoció como Gnosticismo.

Tercero, había un elemento de carácter cristiano. Este no negó Cristo, pero lo destronó. Le dio a Cristo un lugar, pero no el lugar supremo.  Y eso le hacía perder calidad[2]. Tres elementos que diluían la supremacía de Cristo. El filosófico diluía el producto. El legalista sustituía el producto. Y un tipo de cristianismo disminuía el producto. Estos tres elementos pueden hacer perder la calidad de un producto. Diluir el producto por una premeditada mediocridad. Sustituir el producto por una falta de integridad. Y finalmente disminuir el producto por un recorte en la calidad. El primer elemento era un problema de producción. El segundo elemento era un problema de procedimiento. Y el tercero era un problema presentación.

Así que se empieza a perder la calidad cuando se deja de velar por la producción, el procedimiento y la presentación al mercado.

¿Cómo enfrentó Pablo estas tendencias o problemas? Tres cosas hizo este hombre de Dios:

Pablo reafirmo la consistencia  del producto: La superioridad de Cristo fue declarada. (Capítulo 1). Estableció nuevamente una declaración de las razones Cristo debe ser el primero en todo. De tal manera que  todo el capítulo 1 es una defensa a la consistencia y calidad de Cristo. En segundo lugar Pablo redefinió la capacidad del producto. (Capítulo 2).  Todo el capítulo establece la superioridad competitiva de Cristo ante el humanismo el legalismo, el utilitarismo. En ese sentido el capítulo 2 es una defensa de la superioridad de Cristo ante la competencia de turno en Colosas. Y finalmente en tercer lugar Pablo reubicó calidad del producto. (Capítulo 3-4) Por lo que  los capítulos 3-4 es una demostración de la posición del producto en el mercado.

Declarar nuestro producto, defender nuestro producto y demostrar nuestro producto son elementos importantes en la construcción de una nueva credibilidad organizacional y le da seguridad competitiva.

Vivimos tiempos muy serios y difíciles a nivel competitivo. Los mercados muchas veces son desleales y llenos de trampas. Competir en ese mundo de antivalores con valores del reino en una empresa es una odisea. Sin embargo es importante saber que si seguimos los principios de la sabiduría de Dios, saldremos adelante.

Demasiadas personas tienen una tendencia a renunciar cuando Las circunstancias se vuelven difíciles. El  Dr. Emilio Antonio Núñez, un teólogo salvadoreño de gran impacto dijo una vez en una conferencia a estudiantes de teología, “siempre es demasiado pronto para renunciar.”  A menudo he pensado en esa declaración cuando me encuentro en medio de renunciar por las circunstancias que estoy viviendo. No es el talento o la formación lo que garantiza la victoria: es la perseverancia. Por perseverancia el caracol llegó al arca -dijo Charles Spurgeon. Tal vez nos equivoquemos pero no debemos renunciar.

La empresaria María Contreras-Sweet, mexicana y  fundadora del Banco Pro América dijo algo muy importante sobre el tema que hemos tratado:

“Muchas veces puedo estar equivocada, pero nunca en duda”

 Declare su producto, defienda su producto y demuestre su producto con calidad y así mantendrá la solidez competitiva. Se puede equivocar, pero nunca dude.

 [1] https://www.entrepreneur.com/article/268004

[2] Vaughan, Curtis. The Expositor’s Bible Commentary, “Colossians”. Grand Rapids, MI: Zondervan Publishing House, 1978. Pág. 53

Principios de Liderazgo de toda la Biblia: Filipenses

 

“…Obtenga hacedores de lluvia alimentando las nubes…”

Larry Bossidy

 

Principio de Liderazgo de Filipenses: La solidez de una organización  se fundamenta en el desarrollo de una  mentalidad ganadora.

La frase “hacedores de lluvia” es interesante. Originalmente un hacedor de lluvia (hacedores de lluvia plural) era un  curandero nativo americano que inducía lluvia por rituales.  Por otro lado en sentido figurado un hacedor de lluvia es un empleado de una empresa que crea una gran cantidad de negocios inesperados, constantemente trae dinero en los momentos críticos, o trae marcadamente más dinero que sus compañeros de trabajo. También se le aplica a un  inversor en proyectos empresariales enfermos o de puesta en marcha.[1]

Estoy convencido de que nada de lo que hacemos es más importante que contratar y desarrollar personas. Al final del día su apuesta en las personas y  no en las estrategias es la clave de la mentalidad ganadora.

Filipenses es el libro del gozo. Por lo menos así lo establecen muchos comentaristas.

Filipenses motiva a una mente ganadora. No sólo ganadora sino de una manera innovadora. Lo notable  de esta  carta que Pablo escribió a los filipenses es que el no tenía ninguna razón para que se regocijara. Era un prisionero en Roma y su juicio se aproximaba. Sin embargo a pesar del peligro y  de la incomodidad, Pablo sobreabunda de gozo. ¿Cuál era el secreto de su gozo? El secreto se encuentra  en otra palabra que a menudo es repetida en Filipenses, es la palabra SENTIR que en este sentido se refiere al uso de la MENTE. Pablo usa dicha palabra 8 veces y también otras seis palabras distintas que indican el uso de la mente (ciencia, conocimiento, ánimo, estimar, pensamiento, pensar). En otras palabras, el secreto de la mentalidad ganadora  se encuentra en la manera que sus valores lo hacen pensar.

¿Cómo generamos una mentalidad ganadora en nuestros recursos humanos? Hay dos dimensiones importantes en la reflexión de Pablo. El establece primero las raíces  que obstaculizan esa mente ganadora y luego los remedios para lograr una mente ganadora.

Hay cuatro raíces importantes dentro de una organización que pueden impedir el crecimiento de esta cultura innovadora y ganadora. La primera son las circunstancias.  Se ha detenido a considerar  cuan pocas son las circunstancias en la vida que están realmente bajo nuestro control? No tenemos control sobre el tiempo, sobre el tráfico en el centro de la ciudad o sobre las cosas, o sobre las cosas que dicen las otras personas. La persona cuya felicidad dependen de las circunstancias ideales, estará muy infeliz una gran parte de su tiempo. El poeta Byron escribió: “Los hombres son el hazmerreír de las circunstancias”. La segunda raíz son las personas. Pero tenemos que vivir  y trabajar con la gente, no podemos aislarnos y a la vez tener una satisfacción con nuestras vidas o agradar a Dios. Somos la luz del mundo y la sal de la tierra. Pero a veces la luz se desvanece y la sal se hace amarga a causa de otras gentes. ¿Hay alguna manera de tener mente ganadora  a pesar de la gente? La tercera raíz son las cosas. Abraham Lincoln caminaba por la calle con sus dos hijos, quienes estaban llorando y peleándose. ¿Qué les pasa a los niños? Preguntó un amigo. Lo mismo que le pasa a todo el mundo, replicó el presidente: “tengo tres dulces y cada niño quiere dos”. ¡Cosas! Que ladrones son estas. La mayoría de la gente piensa que el gozo viene de las cosas que poseen. En realidad las cosas nos pueden robar a única clase de mentalidad innovadora  que realmente perdura. Y finalmente la cuarta raíz son las preocupaciones. Ese es el peor ladrón de todos. ¡Cuánta gente ha sido robada  de su paz y satisfacción a causa de la preocupación! De hecho, la preocupación tiene incluso consecuencias físicas, y mientras que la medicina puede quitar los síntomas, no puede eliminar la causa. Si Pablo hubiera querido preocuparse, le habrían sobrado ocasiones para ello.

Estas cuatro cosas estarán presentes en el ambiente laboral y organizacional. Si nuestros empleados quieren desarrollar una mente ganadora e innovadora debe aprender a combatir cada uno de ellos con estrategias de lo alto.

Para poder combatir las circunstancias la mente ganadora debe  cultivar una mente sencilla. Observe como lo simplifica Pablo: “Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia”. (1:21) El término “sencillo” viene del latìn “singulus”, y en este caso significa: de un solo propósito, ánimo o sentir. Al decir que cada persona  debe tener una mente sencilla, no significa tener una mente simple o falto de entendimiento o aspiraciones, sino una mente enfocada. Para poder combatir las personas la mente ganadora debe cultivar una mente humilde. En este capítulo se concentra en la gente y el versículo clave es: “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando  cada uno a los demás  como superiores (más importantes)  a él mismo”.  (2:3). A veces tenemos una mentalidad muy equivocada y hasta engañosa con nuestra autoestima y personalidad. Para poder combatir las cosas la mente ganadora debe cultivar una mente espiritual. Pablo dice en el vrs. 19 del capítulo 3 al final “que sólo piensan en lo terrenal”. El hace hincapié en que la mayoría de la gente  “piensa en lo terrenal”, pero el cristiano con la mente espiritual se ocupa de las cosas celestiales. El verso clave es “Màs nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (3:20). La persona con la mente espiritual mira las cosas de este mundo desde el punto de vista celestial. ¡Qué  diferencia! Y finalmente para poder combatir las preocupaciones la mente ganadora debe cultivar una mente segura.  El versículo clave es 4:7 que dice: “Y la paz de Dios que sobre pasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones  y vuestros pensamientos (mentes) en Cristo Jesús. (vrs. 7). Qué gran seguridad de parte de Dios para una persona que quiere tener una mentalidad ganadora.

A veces tenemos la tendencia que para hacer un cambio ganador de una organización se necesita contratar alguna superestrella de afuera. Pero antes de contratar una estrella las organizaciones deberían buscar por los diamantes en su empresa. Eso que necesiten ser alimentados, pulidos y llenados con una mentalidad ganadora. En ese sentido si quiere que haya lluvia temprana y tardía en su empresa produzca hacedores de lluvia, pero recuerde que la única forma de obtener hacedores de lluvia es alimentando sus nubes.

 

[1] http://diccionario-internacional.com/definitions/?spanish_word=rainmaker

Principios de Liderazgo de toda la Biblia: Efesios

 

Resultado de imagen para efesios

 

El libro de Efesios enseña el principio de liderazgo: El empoderamiento del recurso humano  genera resistencia organizacional.

No tengo miedo a las tormentas porque estoy aprendiendo a navegar mi barco”

Louisa May Alcott

 

El empoderamiento organizacional se refiere a los modos en que los empleados ayudan a los líderes a establecer políticas. A fin de que los trabajadores de todos los niveles de una empresa tengan alguna forma de poder, los gerentes deben compartir parte de su autoridad. En las organizaciones totalmente descentralizadas, los equipos de trabajo empoderados toman todas las decisiones, y sólo hay un pequeño equipo ejecutivo en la oficina central que coordina las unidades organizativas.[1]

La organización empoderada gasta dinero en el desarrollo del personal, de manera que les da a los empleados oportunidades para perfeccionar sus talentos e intereses especiales. Además, a cambio de este desarrollo, los gerentes también emplean diferentes métodos de reconocimiento de sus logros, incluyendo a las contribuciones que hacen debido a sus talentos desarrollados.[2]

El libro de los Efesios se concentra en una nueva forma de hombre y mujer. Nos habla de la creación de una nueva humanidad que camina en el poder de su fuerza (Efesios 6:10). Y de una expresión orgánica que es la iglesia. Esa comunidad es fuerte porque los que la componen han sido fortalecidos en ese poder.

El ex presidente de Guatemala, Efraín Ríos Montt solía decir en sus discursos motivacionales: “¿Quiere que Guatemala cambie? “ Pues cambie usted, porque usted es Guatemala.” Así que la fortaleza de una organización depende de la capacidad y fuerza de su recurso humano.

¿Qué se necesita para que una organización muestre que su talento humano está empoderado? Varios elementos se desprenden  de esta porción del texto:

13 Y es por eso que debes equiparte desde la  cabeza a los pies con toda la armadura de Dios: para que puedas resistir durante estos días malos y estar completamente preparado para mantener tu terreno. Efesios 6:13. (The Voice, traducción libre)

Tres elementos sobresalen de esta porción para un personal altamente empoderado. Primero visión de consistencia. “debes equiparte” dice el texto. En el texto griego la expresión para tomar o equipar es la palabra “anlambano”. La expresión “lambano” es recibir. Pero con el prefijo “ana”, la traducción debería ser “recibir de arriba”. Por otro lado la expresión es un verbo aoristo, imperativo que implica una urgencia a tomar en serio lo que viene de arriba y a tomarlo de una sola vez. Ese recibir de arriba en el contexto de Efesios es obvio que se refiere al poder de Dios. Lo que viene a implica que el responsable de equipar es el “de arriba”. Ahora también este “equiparse” tiene tres dimensiones. Primero está el equiparte material. Es lo que se llamaría el recurso visible. Es de arriba el que provee los insumos para que alguien “de abajo” desarrolle su labor adecuadamente. Pero también es un equiparte mental. Note que el texto dice que debe ser total de pies a cabeza, es integral y completo. Es decir a un trabajo en equipo y no en grupo o de manera solitaria. La visión de equipo también procede de arriba. Y tercero es equiparte motivacional. Significa una mentalidad de vencedor, de logro e impacto como equipo. Note que el pasaje dice “armadura de Dios”. Ha sido mi experiencia que la mejor manera de motivar es través de los recursos que Dios provee. Nuestra motivación consiste en que los recursos materiales y mentales se fortalecen por los recursos espirituales.

El segundo elemento es una acción de resistencia. Es la stamina que nos hace aguantar. Observe que el pasaje usa las siguientes expresiones para definir la resistencia. La primera frase es “puedas resistir”. Es una resistencia reactiva. La expresión griega es “anthistemí”. Esta palabra se puede usar como opuesto, incluso rebelde. La expresión tiene la connotación en castellano de “antisistema”, lo que viene a entenderse como una capacidad para enfrentar y oponerse cualquier circunstancia o pensamiento.  Por otro lado en el aspecto médico tenemos de esta raíz griega la palabra “antihistamínico”. La histamina es  una sustancia que nuestro propio organismo produce de manera natural. Sin embargo, cuando su cantidad es excesiva aparecen síntomas de alergia: estornudos, ojos llorosos, conjuntivitis, tos, producción exagerada de moco y malestar general[3]. En ese sentido metafóricamente el empoderamiento es como un “antialérgico” a los momentos difíciles y de presión en una organización. La segunda frase es “día malo”. La expresión griega es poneros. La expresión se puede traducir como lleno de labor, de molestia, y presiona por múltiples actividades. Pero también se puede usar como malo en su naturaleza.  Es una resistencia redentiva. Lo que significa es que podemos sobreponernos a los días malos. De hecho la expresión días malos nos habla de plural lo que significa que no sólo es un día sino varios. Pero por otro lado es algo seguro. Pablo no establece duda en cuanto a la existencia de los días malos. No hay duda, existirán en el proceso de la vida. Ante la realidad y la intensidad de los días malos hay una resistencia reactiva y redentiva.

El tercer elemento es capacitación de competencia. La última parte del texto tiene dos elementos asociados con la competencia del recurso humano en una organización. La primera está representada por la expresión “completamente preparado”. El término griego es “katergazomai”. La figura que se usa es la de alguien que elabora algo, que da resultados visibles. Que es productivo. En otras palabras alguien que ha sido empoderado. La competencia de una organización procede de la capacitación del recurso humano. Pero hay otro nivel de competencia en el pasaje. Las palabras “mantener tu terreno” La competencia de una organización proceden de la convicción del recurso humano.

Carlos Kasuga un empresario mexicano-japonés fundó una organización llamada Yakult. Es uno de los 15 empresarios más importantes de México,  con una venta de tres millones 250,000 vasitos diarios. Él dijo lo siguiente:

“A nuestros empleados no solamente hay que darle un sueldo labora sino también un sueldo moral.- Este sueldo moral consiste en Hacer sentir a tus colaboradores como útiles, necesarios y respetados pero por sobre todo empoderados.”[4] De eso se trata también Efesios: El empoderamiento del recurso humano genera resistencia organizacional.

[1] http://www.ehowenespanol.com/empoderamiento-organizacional-info_243479/

[2] Ibíd.

[3] https://www.definicionabc.com/salud/histamina.php

[4] http://adictoalexito.es/43-frases-para-reflexionar-de-carlos-kasuga/

Principios de Liderazgo de toda la Biblia: Gálatas

Imagen relacionada

“…Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía…”

Simón Bolívar

 Gálatas: La libertad organizacional favorece el desarrollo del talento humano

El desarrollo empresarial y la cultura latinoamericana han ido de la mano siempre. Las tendencias revolucionarias y los fermentos de las revoluciones en su esencia han sido una reacción a las acciones sociales  que han  caracterizado a este continente con una mentalidad de la represión  para el sometimiento y la aceptación muchas veces de patrones y esquemas de organizaciones verticales, tiranas y patriarcales. Hay una cantidad de empresas familiares en nuestro contexto donde los  dueños de dichas empresas confunden su rol de patrono con el de patriarca. Y quieren mandar y ordenar en la vida de sus empleados hasta en las tareas más elementales de servicio. En otras palabras piensan que por ser patronos en lo laboral pueden ser patronos hasta en lo personal de su gente.

Una de las herramientas primordiales de este modelo es el control y el poder que ejercen ya sea por medios coercitivos o medios sutiles de amenaza para doblegar la identidad y la opinión de sus empleados. Amenazas con despidos, con sarcasmos (frases como: cuide su trabajo hay un montón de gente que podría sustituirlo…etc.) Así que las organizaciones y empresas por toda Latinoamérica, establecieron como patrón cultural un ambiente de control y poder. Según esta creencia mientras más control se tiene más desarrollo del talento humano. ¿Es cierto esto? Control igual desarrollo. ¿Centralización es mejor a la descentralización? La burocracia es superior a la adhocracia? Lamentablemente se ha demostrado lo contrario ante más  control menos desarrollo del talento humano. A más centralización más vulnerabilidad empresarial y a mayor burocracia menor rango de libertad y creatividad.

 El apóstol Pablo tuvo que enfrentarse a un problema similar en el libro de los Gálatas. Los gálatas eran un grupo de bárbaros conocidos como los celtas. Algunos de los celtas invadieron a Macedonia y después a Asia Menor en el tercer siglo a. de J.C.[1]  Muchos dicen que eran conocidos por su inestabilidad. Eran celosos por un asunto espiritual en el presente y después fríos por el mismo asunto más tarde.[2]

El hace una referencia al problema y escribe:

Era necesario hablar de estos problemas porque se habían infiltrado algunos falsos hermanos para espiar la libertad que tenemos en Jesucristo y hacernos esclavos de la ley. Gálatas 2:4

En esta porción se puede observar las dos luchas que pueden afectar la libertad y por lo tanto inhibir el desarrollo del talento humano. La lucha  entre control y orden. Lo que describe este binomio son las palabras “libertad” y “esclavitud”  El control es para esclavizar y el orden es para libertar. El problema es que muchas personas confunden los dos términos. Algunos dicen que el orden es poner las cosas en su lugar correspondiente.[3] Por otro lado control  significa comprobación, inspección, fiscalización o intervención. También puede hacer referencia al dominio, mando y preponderancia, o a la regulación sobre un sistema y hegemonía sobre una persona.[4]. El orden genera gente libre y el control gente esclava. Muchas personas piensan que se entraría en un caos o anarquía sino controlamos. Eso depende de lo que llamemos anarquía. Si la persona cumple con lo correspondiente a lo designado por la empresa lo puede hacer por medio de su libertad y no por lo que otro impone hacer.  Lo que se ha demostrado es que a mayor libertad de pensar y actuar mayor productividad.

La segunda cosa que debemos observar son las dos arenas de esas luchas. En la esencia del texto encontramos las palabras “gracia “y “ley”. O para ponerlo de una manera más asimilable. La gracia representa la autoridad y la ley el poder. La intención  del poder es coercitiva, mientras que la autoridad tiene intención convencitiva. El poder usa los reglamentos (la ley judía)  mientras que la autoridad usa el estímulo y amor (la gracia). Una persona produce, saca a relucir su talento humano cuando ama lo que hace y respeta a quién lo dirige, porque sabe que él lo aprecia a pesar de lo que es, y hasta por lo que es (esto es lo que hace la gracia de Dios). En cambio una persona anula su motivación y su iniciativa cuando es reprimido, despreciado e incluso ignorado.

La tercera cosa que debemos observar son los dos escenarios donde se dan las luchas. El control produce burocracia, mientras que el orden adhocracia. ¿Qué son estos dos escenarios?

La burocracia en su definición más esencia se define como autoridad y rigidez, es decir que logra mantener las reglas o normas en un lugar determinado vía controles rígidos. En cambio en la adhocracia podemos observar que  un supervisor o un gerente no establece reglas estrictas, solo supervisa el trabajo y ofrece opiniones constructivas para sus empleados. No se dice que la adhocracia esté libre de reglas pero sí tiene orden, pero carece de centralismo y formalismo dando así la oportunidad a nuevos expertos para la innovación en una dicha organización y obteniendo buenos resultados para la misma[5]. Observe las expresiones en el texto que Pablo redacta con respecto a burocracia, a saber, “espiar” e “infiltrados”. Estas dos expresiones son importantes porque los legalistas usaban estos dos métodos para controlar y burocratizar la experiencia de fe de los gálatas. Las dos palabras griegas para espiar y para infiltrar son muy intensas en el texto griego. La palabra griega para espiar  es paresaiktous. La expresión demuestra una acción de alguien que está encima de otro  respirando sobre su espalda sin dejarlo ni un momento de observar. Por otro lado la expresión infiltrados es la expresión  Kataskopēsai. Esta expresión implica alguien que está encubierto con acciones que evalúan las intenciones de las personas. Es alguien que filtra la vida de otros. Estas dos expresiones describen dos pilares básicos en cuando a la burocracia. La primera se podría decir popularmente “cuenta las costillas de alguien” y la segunda reprime (filtra) con demasiada exactitud las acciones, peticiones y condiciones de alguien.

La burocracia persigue centralizar mientras que la adhocracia persigue descentralizar.  En su libro La Araña y la Estrella del Mar, Ori Brafman establece que mientras más descentralizado está el  control más resistente hace a una organización, los autores insisten en este concepto y se hacen esta pregunta: ¿Qué sucede cuando nadie está a cargo, cuando no hay jerarquía? Y responden diciendo que solemos pensar que habrá desorden, incluso caos. Pero en muchas áreas, gracias a la falta de un liderazgo tradicional, están surgiendo grupos muy poderosos que están cambiando tanto la industria como la sociedad. Es una fuerza oculta. Mientras más duro se lucha contra ella, más fuerte se vuelve. Mientras más caótica se ve, más flexible es. Mientras más tratamos de controlarla, más impredecible se vuelve.[6]

Gálatas nos demuestra que la libertad desarrolla el talento humano. No podemos tener una gestión gerencial basada en el control, poder y burocracia. Eso  al contrario de hacer más efectiva una organización la paraliza. Es necesario volver al orden, la autoridad y la adhocracia. Aunque para Pablo un escalón superior era la Teocracia.

Aunque los principios anteriores se enfocan en las empresas y organizaciones, no olvidemos que son principios bíblicos aplicables para la iglesia del Señor también. Necesitamos que nuestras tendencias gerenciales patronales de América Latina aprenden a desarrollar a su gente dándoles libertad de crear, de lo contrario no veremos resurgir a nuestros continentes.

Creo que estas palabras resumen el éxito de la libertad.

La libertad no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo.

Cicerón.

 

[1] http://www.libroesoterico.com/biblioteca/Cristianismo%20Exoterico/-%20Comentarios/Comentario%20Biblico%20Mundo%20Hispano%20Tomo-21-Gal-Efes-Filp-Col-Filemon.pdf

[2] Ibíd.

[3] http://definicion.de/orden/

[4] http://definicion.de/control/

[5] http://futurosadmin.blogspot.com/2013/11/en-este-blog-podras-observar.html

[6] Brafman, Ori y Beckstrom, Rod. La Araña y la Estrella de Mar: La Fuerza Imparable de las Organizaciones sin Mando. Ed. Impresa Activa. 2006. Pág. 45

Principios de Liderazgo de toda la Biblia: 2 Corintios

Imagen relacionada

Al final, o eres diferente… o eres barato”. Guy Kawasaki

Una ventaja competitiva es una cualidad en algún aspecto que posee una empresa ante otras empresas del mismo sector o mercado, y que le permite tener un mejor desempeño que dichas empresas y, por tanto, una posición competitiva en dicho sector o mercado.  Algunos aspectos en los que una empresa podría tener una ventaja competitiva son el producto, la marca, el servicio al cliente, el proceso productivo, la tecnología, el personal, la infraestructura, la ubicación, la distribución, etc.

Beto Páez es un  colombiano instructor de aeróbicos que pegó en la lotería cuando mezcló nuestros bailes latinos como el merengue y la cumbia con técnicas de aeróbicos. El resultado fue Zumba Fitness. Según la página electrónica de Zumba, hay 15 millones de estudiantes en 180 países y en más de 200,000 localidades.  La compañía fue valorada en 500 millones de dólares en 2012. No está mal para un chico de Cali que no podía pagar por tomar clases de baile. La historia de  Beto Páez demuestra un principio interesante. La competencia viene de la excelencia.

Para el apóstol Pablo era el mismo principio. Observe como lo plantea.

…Con todo, tenemos este tesoro en vasos de barro para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros…” 2 Corintios 4:7

¿Qué es la Excelencia? Según el diccionario español,  excelencia significa entre otras: “grandeza, eminencia, superioridad, altura, dignidad, majestad, poder, soberanía, importancia, elevación, excelsitud”. Otro diccionario señala: “calidad superior de una cosa en su género”.[1]  ¿Cómo se logra la excelencia?

Creo que  2 Corintios nos proporciona un ejemplo de lo que es sabiduría no convencional en la competitividad. En el texto se habla de ser administradores de un pacto en contraste con el viejo que caduca. Ese viejo pacto tiene que ver con un control verticalizado.  En cambio el nuevo contrato tiene que ver con lo interno y la horizontalidad del control. Es lo que en Gestión Administrativa se llama el cambio de la burocracia a la adhocracia.[2] Ahora bien, la adhocracia es la ausencia de jerarquía, y es por tanto lo opuesto a burocracia. Es una palabra híbrida entre ad-hoc y el sufijo cracia.

La biblia tiene una combinación de teocracia y adhocracia. Es por medio de estos dos elementos que tiene mayor autoridad para mostrarnos que la competencia viene de la excelencia.  Tres elementos importantes se establecen en este pasaje que resume a mi criterio el sentido de 2 Corintios.

El primer elemento que produce excelencia es el recurso intangible de la empresa, institución, corporación o como lo llamemos. Esto nos enfoca en la factibilidad de la excelencia. Observe la expresión “este tesoro”. La expresión tanto como el griego y el castellano es la misma. El diccionario lo define como cantidad de dinero, alhajas, etc., reunida y guardada. Y en sentido figurado como una persona o cosa de mucho precio, o digna de estimación. En el contexto el tesoro se refiere al potencial que una persona tiene dentro de ella por causa de lo que Dios le ha dado. La gente tiene un potencial valioso ante los ojos de Dios. Eso le hace tener una dignidad superior a los objetos, los salarios y las prestaciones en una empresa.

En América Latina estamos acostumbrados a administraciones jerarcas y despreciadoras del potencial humano que tienen. Se ve en las políticas de estimulación del recurso humano, en los ambientes de amenaza y en la manera en que la gente es despedida. Si una empresa quiere desarrollar competencia de la excelencia deberá estimar el potencial intangible de su corporación. El segundo elemento que produce la excelencia es el recurso tangible de la empresa. Esto nos enfoca en la fragilidad de la excelencia.  La frase “vasos de barro” es importante porque nos habla del material frágil que es el barro y que con facilidad se puede romper, rajar o dañar permanentemente. En muchas empresas latinaomericanas se presume que mayor tiempo de horas laborales mayor productividad. Es decir mientras más presencia se le requiera al empleado, más trabajará por lo tanto rendirá más. Lo que se ha demostrado es todo lo contrario disminuye la productividad.[3] El tercer elemento que produce la excelencia es el recurso distinguible. Esto nos enfoca con la calidad de la excelencia. El texto dice “la excelencia del poder” La palabra griega para excelencia es “juperbole”. De allí procede la palabra hipérbole. Que es una figura de lenguaje que habla de exageración. Pero la palabra en realidad se puede traducir como “ir más allá de toda medida” o también se puede traducir como superioridad. ¿Recuerda la ventaja competitiva? Bueno aquí está. Es algo que se diferencia de lo demás. ¿Qué es  según el texto? El poder o la capacidad, el dunamis de Dios. ¿Qué significa la palabra griega dunamis?            Esta palabra pued ser traducida como “obras poderosas y obras maravillosas” La implicación es que no es solo la capacidad para realizar una actividad o cumplir algo, sino acciones actuales y logros de tal magnitud que hacen maravillar a las personas.[4]          Eso significaría que la verdadera excelencia procede de la fuerza y dinámica de Dios que haría sobresalir lo que promovemos en nuestro contexto. Tres elementos importantes para la excelencia. El recurso intangible, el recurso tangible y el recurso distinguible. Por favor note la relación entre ellos. Si usted estima y faculta la fuerza intangible de sus empleados, lo tangible hará su aparición, dando su empleados al ser estimulados  por dentro el trabajar mucho mejor. Y finalmente esa motivación interna reflejado el producción externa proveerá una ventaja competitiva disntiguible. Recuerde para terminar siempre estas palabras:

“Al final, o eres diferente… o eres barato”. Guy Kawasaki

[1] http://jovenesadultosccl.tripod.com/la_excelencia.htm

[2] http://www.adhocracia.es/index.php/77-politica/8-beginners

[3] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/08/140801_vert_cap_productividad_trabajar_menos_horas_yv. En este artículo se hace un resumen de una investigación profesional en empresas y países que probaron disminuir las horas laborales y ver como mejoraba la producción. Se encontrró que al reducir 2 horas de la jornada laboral una empresa que confeccionaba artículos de cuero, aumentó su producción en un 10 a 15% por día. Lo que viene a demostrar que no necesariamente más horas laborales produce más.

[4] http://restorationnations.com/wp/es/el-poder-dunamis-en-el-nuevo-testamento/

Principios de Liderazgo de cada libro de la Biblia: 1 Corintios

Principio de Liderazgo del libro 1 Corintios: La grandeza de la simpleza.

Hace unos años Cáritas lanzó su campaña de concientización “Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir”. No es sólo una invitación a compartir con los que más lo necesitan, es mucho más, es toda una declaración de intenciones, un estilo de vida. Hasta entonces, creo que no había reparado en una palabra tan grande, hasta el punto de que ese término continuamente se asoma por mis pensamientos. Muchas de las opiniones que escucho, muchísimas de las noticias que leo, el hilo de mis pensamientos siempre acaba en la misma conclusión: vivir con sencillez. Esa es la clave.

El problema es que al ser humano le encanta lo complicado. A nivel administrativo y empresarial la tendencia es a ser más estructurado, más lleno de procesos y burocratizado. Pareciera ser que muchas compañías piensan que mientras más control tendrá más efectividad y productividad tendrá una organización.

¿Qué hace una compañía grande? ¿Qué la hace  efectiva y productiva? La sencillez de la gente con que trabaja. Creo que esta es la estrategia de Dios en el libro de 1 Corintios. Observe lo que dice el texto: “25 Ese plan «ridículo» de Dios es más sabio que el más sabio de los planes humanos, y la debilidad de Dios es más fuerte que la mayor fuerza humana. 1 Corintio 1:25

Tres elementos hacen de la simpleza una grandeza. Una planificación no convencional. El texto utiliza la expresión “ridículo”. La expresión griega es “morós” que implica absurdo, no convencional, incluso se puede traducir como estupidez. Resulta que Dios utiliza lo poco capacitado pero si lo mucho motivado. ¿Qué es más importante en un recurso humano? Lo capacitado o lo motivado? Es obvio que un poco de ambos, pero la motivación es superior porque puede ser una fuente de solución a lo primero. Y no viceversa. Es más capacitar a un motivado que motivar a un capacitado. Por eso es que Pablo utiliza el contraste de lo ignorante con lo inteligente. Se ha demostrado que es más fácil motivar a alguien que tiene poco conocimiento que a un “sabelotodo” que no necesita nada. El segundo elemento es una capacitación no tradicional. Observe que Dios escoge los métodos de las pequeñas cosas y no la de las grandes cosas. En el texto se muestras 3 tipos de personas:

– tonto, es decir el que cumple el promedio, el débil que no es muy impresionante y el inferior, es decir el despreciado como esclavo, prisionero o vagabundo. ¿Cómo debe esto afectar nuestra estrategia de mejoramiento de personal? El texto nos muestra que pasamos mucho tiempo buscando los grupos equivocados de personas. Necesitamos personas muy dispuestas y “necesitadas” de desarrollar su potencial. No deberíamos buscar superestrellas que deslumbren a la corporación, sino necesitamos faros que alumbren una compañía, que dirijan y faciliten el camino de la superación humana. El tercer elemento es una motivación espiritual. Pablo recalca el hecho de que el potencial de una persona consiste en alinearlo a la sumisión a los valores y estrategias de Dios. Observe el contraste entre lo de Dios y lo del hombre. Mientras que lo “débil” de Dios es más fuerte que lo “fuerte” del hombre y lo ridículo de Dios es superior a lo ingenioso del hombre. Así que sería muy sabio que las empresas gastaran e invirtieran grandes recursos en desarrollar valores espirituales que ayuden a su recurso a una armonía con su Creador de tal manera que esa paz con Dios se manifieste en su aportación a la empresa. El problema es que muchas empresas no consideran que la administración del nivel emocional y espiritual de un empleado sea importante. Se la pasan tomando decisiones humanas que resultan en el detrimento de la motivación de su personal.

Es importante, entonces entender que la simpleza es grandeza cuando esa sencillez busca facilitar, desarrollar e impulsar los valores de Dios en una persona.

Según Dios, el hombre más grande que jamás haya vivido, aparte de Jesús mismo, fue Juan

El Bautista. No tenía educación formal, ni formación en un oficio o profesión, ni dinero, Sin rango militar, sin posición política, sin pedigrí social, sin prestigio, sin impresionante apariencia u oratoria. Sin embargo, Jesús dijo: “De cierto os digo que entre los nacidos de Mujeres no ha surgido nadie más grande que Juan el Bautista “(Mateo 11:11). Este  hombre no encajó en ninguno de los estándares del mundo, sino en todos los de Dios. Y en lo que se convirtió y logró fue todo para  darle el crédito del poder de Dios en su vida.

Y es que no hay poder más grande que la sencillez o en otras palabras no hay cosa más extraordinaria que la grandeza de la simpleza.

Principios de Liderazgo de cada libro de la Biblia: Romanos

Resultado de imagen para imágenes de trabajo en equipo

 

Principio de liderazgo del libro de los Romanos: La estrategia de la cooperación es superior a la estrategia de la competición.

En los Olímpicos de Invierno de 2006, el entrenador Noruego de esquí  renunció a la medalla de bronce cuando entregó un palo de esquí a la canadiense Sara Renner que luchaba con un imprevisto en su carrera. Ella había roto el suyo antes en la carrera. La canadiense Renner se llevó el tercer lugar, desplazando a  Noruega al cuarto lugar. En un noticiero, Hakensmoen, el entrenador de Noruega dijo: “El equipo no debe determinar el ganador, el corazón y el talento deben determinar el ganador.” Como agradecimiento los canadienses llenaron de flores la embajada Noruega en Ottawa, y Renner la beneficiada con la amabilidad del entrenador rival, le envió una botella de vino. Pero  el entrenador perplejo por esto, insistió en que estaba ayudando y honrando a un oponente. “Si ganas, pero no ayudas a alguien cuando debes hacerlo, ¿qué clase de gane es eso?

Simplemente esto es ir en contra de la corriente y de la cultura de competencia y logro. Nadie está dispuesto a perder un puesto simplemente para que otro lo gane.

Vivimos en un mundo de competencia. Nadie está dispuesto a cooperar y ayudar a otros a sobresalir y a tener beneficios por nuestra bondad.  Romanos demuestra un principio de cooperación. Observe usted lo que dice:

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar.  Romanos 12:2

Tres puntos importantes nos enseñan Romanos con respecto a la cooperación.

 

La primera regla de la cooperación la imitación es limitación. Observemos la expresión  “no imiten” es una expresión griega muy descriptiva. La palabra griega que se utiliza aquí es syschēmatizō.  De esta palabra procede nuestra palabra en castellano para esquema o esquemático. Es un imperativo presente que demuestra una acción urgente que debe ser obedecida inmediatamente. La imitación es maligna cuando la meta es los antivalores del reino. La expresión apunta a una forma de conducta o costumbre de acuerdo al presente siglo.  La imitación de la cultura sin evaluarla y mucho menos cuestionarla es un peligro para que exista un ambiente de cooperación en determinada empresa. Las conductas son las intenciones y las costumbres son las expresiones.  No debemos seguir el “esquema” de lo que se acostumbra en la cultura de cualquier organización.  La segunda regla de la cooperación es la capacitación  es transformación.  La meta de toda empresa debe ser el cambio interno de la persona. Según este texto la capacitación nos  información. O sea una serie de datos que el empleado debe saber. Tampoco la capacitación es reformación. Es  decir no se capacita para que las personas aparenten capacidades. Según el texto la meta es la transformación. La expresión que usa el texto es metamorfeo que implica un cambio radical interno. El término implica un cambio radical en la esencia de una persona. ¿Cómo se hace para que la gente que trabaja en una empresa u organización de verdad sea cambiada por dentro y desarrolladas como nuevas personas? Si observa el verdadero cambio proviene de Dios. De los valores del reino. Ser enfrentados con el modelo de Dios es ser transformados.  La tercera regla de cooperación calificación es actualización. La frase que se usa para cambiar la forma de pensar anakainosis. Esta expresión demuestra algo nuevo. También tiene un sentido de nuevo en relación a diferente. El texto nos reta a que la forma de pensar como Dios, implica que seremos diferentes y renovados. Una de las cosas que más aflige a las empresas u organizaciones es como afectamos la forma de pensar en un clima laboral viciado y negativo. Simplemente por medio de los valores de Dios, que son los únicos que pueden transformar de adentro hacia afuera.

La meta de toda organización es lograr un ambiente de cooperación en lugar de competición. Estamos tan acostumbrados a poner metas competitivas, pero que cada quién logre sus metas personales y no ver en una manera de equipo. La cooperación genera mentalidad de equipo competencia genera mentalidad individual. Creo que las palabras del mejor jugador de baloncesto que ha habido encajan para cerrar esta reflexión:

 

“El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos” Michael Jordán

Principios de Liderazgo de cada libro de la Biblia: Hechos

Principio de liderazgo del libro de los Hechos: Construir energía antes del crecimiento

La energía desarrollada por un buen guerrero  es como el impulso de una piedra redonda rodando  por una montaña de miles de pies de altura…

Sun Tzu, The Art of War

Hace unos cuantos años, una historia en la portada de la revista Fortuna cubrió una historia acerca de los fracasos o fallos de varios  prominentes CEO en diferentes corporaciones. La investigación concluye que el demasiado énfasis puesto en la estrategia y la visión crearon una creencia equivocada. Se llegó a pensar que la estrategia era el mecanismo  principal al éxito. En la mayoría de los casos en realidad fue, una pobre ejecución y trato con la gente, es decir un pésimo manejo de la energía de su recurso humano que los llevo al fracaso.  Eso les orilló a hacer las cosas mal, hacer las cosas bien de la manera incorrecta o moverse demasiado lento.

Curiosamente, Dios es un especialista en el manejo de la energía de su gente. Y es que antes de que los discípulos ejecutaran la visión de Jesús para Su Iglesia, ellos se enfocaron en prepararse para las tareas futuras, trabajando el lado interno de su vida. Es lo que hoy  llamamos “gestión de la energía” de una empresa.

Un artículo en Harvard Business Review titulado “No gestiones el tiempo, gestiona la energía” explica la naturaleza de la energía: “el tiempo es un recurso finito, pero la energía es diferente… puede ser sistemáticamente expandida y renovada. Se puede restaurar tomando descansos a lo largo del día, haciendo pausas, etc.

El libro de Hechos revela similar técnica de gestión de energía. Los iniciadores  de la iglesia organizaron a sus seguidores en grupos especializados cuyas personalidades, dones y propósito encajaban únicamente en la misión principal. De hecho cimentaron la energía de las personas en un concepto: Fe. Es decir confianza en lo que se les presentaba, se les enseñaba y se les pedía hacer. ¿Cómo se hace para que un empleado este plenamente convencido de su aporte a la visión de la empresa? ¿Cómo hacemos para que los anhelos de la empresa sean los mismos anhelos de la gente? Hay que levantar el nivel de energía construyendo una cultura de confianza.

¿Cómo lo hicieron en el libro de los Hechos? Lo hicieron por tres elementos que construyó una relación sólida basada en la confianza.

Primero, ellos confiaron  que Jesús había resucitado; esto les dio un meta. Segundo, ellos confiaron que Jesús estaba gobernando; esto les dio una misión.  Tercero, ellos confiaron que Jesús iba a  regresar; esto les dio un motivo.

La resurrección de Jesús les dio un mensaje. Esa meta se basaba en el aspecto de la credibilidad. Es decir era un contenido o para ponerlo en términos administrativos, era un producto confiable que merecía ser promovido. La confianza de un empleado es vital que sea desarrollada en la credibilidad de lo que hace. Una vez pierde el enfoque de su mensaje, pierde energía. Esto es confiar en lo que hacemos.

La dirección de Jesús le dio una misión. Esa misión se basaba en el aspecto de la autoridad. Los discípulos tenían energía porque sabían que alguien estaba al mando y había diseñado un plan inteligente y realizable. Una de las cosas que hace que la energía de una corporación llegue hasta los niveles más bajos es cuando se siente la incertidumbre de que nadie está dirigiendo y la empresa parezca ir a la deriva. Si no hay dirección hay decepción. Y la gente no tendrá confianza en lo que hace. Esto es confiar  a lo que pertenecemos.

Tercero, ellos confiaron en que Jesús iba a regresar. Esto les dio un motivo. La energía que se genera con este principio es el sentido de realización, de recompensa o retribución. Jesús les enseñó que su trabajo tendría fruto. No solo les motivó a ver ese fruto sino que también tendría pago, satisfacción. Cada vez más las empresas quieren generar producción sin energía humana. Muchas son tan mercenarias en el asunto de reconocer la buena labor de un empleado. No se puede exigir a alguien que se entusiasme con algo sino le mostramos lo que obtendrá de su aporte. Esto es confiar en lo que merecemos.

Ya sea que una organización dirija su energía hacia la multiplicación o división, es importante entender entonces que  la gente necesita un flujo diario de energía. Un lugar donde su confianza pueda crecer, fortalecer y expandir. Creo que en el libro de los Hechos  se entendió muy bien este principio. Simplemente pudieron conectar a las personas unas con otros, eso hizo que afirmaran valores comunes y se movieran  en relaciones profundas y conectadas, lo que hizo que suplieran las necesidades. Es decir construyeron energía antes de crecer.

Principios de Liderazgo de cada libro de la Biblia: Juan

Resultado de imagen para imagen de humildad en el liderazgo

Principio del evangelio de JUAN: La posición de un líder mejora cuando invierte en lo valioso en lugar de lo costoso.

 La humildad es fuerte, no audaz; tranquila, sin palabras; clara, no arrogante.

Estelle Smith.

 

Cuando uno lee la historia de Jack Welch en su autobiografía “Straigh from the Gut” uno  se queda con dos impresiones . Una, su innegable estatus de celebridad en la historia de los negocios. Ha sido el director de una de las compañías más respetadas en el mundo, haciendo grandes giros empresariales y desarrollando ideas agresivas  que lo han lanzado a ser una leyenda. Pero, mi segundo pensamiento gira en torno al imperio que construyó. En el libro uno queda con la sensación que detrás de ese imperio que construyó hay un Jack Welch que se percibe de otra manera. El admite precisamente  haber descuidado su familia mientras perseguía su estrella. Ganó en los negocios pero perdió en su vida personal. Acepta que lamenta haber invertido todo ese tiempo en levantar la GE en lugar de edificar su familia. ¿Cuántos tristemente estamos repitiendo la misma historia?

Me hace preguntarme ¿qué  significa  realmente el éxito? ¿Qué tan importante es construir mi perfil de liderazgo a menos que haya invertido  mi persona en otros, especialmente mi familia? Juan establece un principio importante de liderazgo que debe ser puesto en práctica más de lo que se hace hoy en día.

Si usted necesita más credibilidad para conducir con más eficacia, o si usted siente que su autoridad necesita más peso, el libro de Juan le  ofrece tres tácticas para subir al siguiente nivel.

Una versículo que describe este punto aparece en Juan 3:30. “El debe tener cada vez más importancia y yo tenerla menos”  La traducción The Message dice: “Este es el momento asignado para que  él se mueva hacia el centro, mientras me deslizo por  las líneas de la periferia.”  La RVA 2015 lo traduce de esta forma: “Es necesario que el crezca y que yo mengue.”

Tres elementos importantes se destacan en esta frase. La primera la esencia de mi necesidad. “…es necesario…” Hay una gran diferencia en preguntarse ¿qué necesito? A ¿qué se necesita? La diferencia estriba en que la primera pregunta involucra lo que yo necesito y la segunda lo que necesita mi situación. El problema de muchas empresas o patrones  es que siempre piensan en ¿Qué necesitan yo como empresa? Y eso lo que hace es tener motivaciones muy egoístas en cuanto las necesidades. La segunda pregunta implica que debo buscar suplir las necesidades para el colectivo, para el bien de todos, lo que muchas veces hará que sacrifique mis propias agendas y necesidades. El “necesario” del versículo 30 es muy importante. Es el necesario de Dios. En el caso de Juan, para su vida el determina que la segunda pregunta es la apropiada. Por eso establece que ahora tiene una necesidad superior. Es el necesario de un plan divino. En el versículo 27, Dios da personas a Jesús, y ellas abandonan a Juan el Bautista, y van a Jesús. Esta es la obra de Dios. Es parte del “necesario” del versículo 30. Y, en el versículo 28, Dios envía a Juan, no para que sea el Cristo, sino para que vaya delante de Él y señale al Cristo. Así que el plan de Dios es que Juan reúna un pueblo y luego lo aparte de sí, para darlo a Jesús. Es parte del “necesario” del versículo 30. Nota como la esencia de la necesidad estriba en servir a otros y hacerse un lado cuando los vemos destacarse? La segunda cosa es la injerencia de mi productividad. ¿Qué es lo que debe crecer en una empresa? ¿Qué hace crecer una empresa? El texto dice “que él crezca”. La expresión crecer en griego es auxano.Y se puede traducir crecer limpio, incrementar, etc. La idea del texto es que Jesús y su ministerio se desarrollar sin estorbo y sin contaminación. ¿En que deben crecer las empresas? ¿Cuál es la meta del crecimiento? Para muchos (quizás la mayoría) su crecimiento se enfoca en lo económico. Otros en la capacidad de estar presente en el mercado. Quizás para algunos el sinónimo de crecimiento tiene que ver con el número de estructura que poseen o la cantidad de recurso humano que han contratado.  ¿Pero que es crecer en este pasaje? Deben crecer los valores, las metas no materiales de una empresa. Lo curioso es que al hacer crecer esto en el recurso humano, las empresas logran por consecuencia las dimensiones del crecimiento antes expuestas. La grandeza estriba en seguir modelos que transformen el potencial humano y sensibilicen nuestro servicio como algo que hacemos para Dios. La tercera cosa es la trascendencia de mí realidad. El texto cierra diciendo: “…y yo mengue…” La expresión “elatto” para menguar se puede traducir como hacer a alguien inferior, que decrece  en autoridad o popularidad. ¿Por qué es que descendiendo hasta lo básico, se logran mejores resultados? Porque se facilitan los procesos y la gente tiene mejores caminos para transitar más efectivamente. Esta sencillez no solo nos hace  más efectivos sino que nos hace más libres. Y es que ya sabiendo Juan quién era él y quien era Jesús se hizo libre y no le preocupaba las cosas que le preocupan a la mayoría de empleados.

En su libro “La Araña y la Estrella de Mar” Ori Braffman y Rod Beckstrom establecen un principio interesante para el futuro del crecimiento de las organizaciones. Ellos dicen que al igual que las arañas, las organizaciones centralizadas sucumben si se les corta la cabeza. En otras palabras, los diversos departamentos (las patas de la araña) de una organización centralizada requieren de una estructura que los coordine. Este no es el caso con las estrellas de mar, u organizaciones descentralizadas, cuyas partes no dependen de una cabeza (las estrellas de mar no tienen cabeza) y son completamente autónomas. Estamos entrando en la era de las organizaciones descentralizadas, y uno de sus ejemplos más claros son las redes de intercambio de archivos musicales en línea, que han puesto en jaque a toda la industria musical. Esta es la historia de dichas organizaciones y de cómo se pueden enfrentar.  Solemos pensar que habrá desorden, incluso caos. Pero en muchas áreas, gracias a la falta de un liderazgo tradicional, están surgiendo grupos muy poderosos que están cambiando tanto la industria como la sociedad. Es una fuerza oculta. Mientras más duro se lucha contra ella, más fuerte se vuelve. Mientras más caótica se ve, más flexible es. Mientras más tratamos de controlarla, más impredecible se vuelve.

El modelo que Juan presenta en realidad es un modelo descentralizado que pretende seguir a Jesús en lugar del hombre. Mientras más crezcan los valores y las cualidades internas de la empresa más efectivo será el impacto.

 

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑