Principios de Liderazgo de toda la Biblia: 2 Tesalonicenses


 

2 Tesalonicenses: Un comentario breve

2 Tesalonicenses:  Una dinámica  comunicación organizacional produce un ambiente laboral estable.

 “…lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice…”

Peter Drucker.

 Alguien ha dicho que El 60% de los problemas en las organizaciones se originan por una mala comunicación. Lo que por consecuencia genera conflictos y situaciones que dañan la eficiencia, la productividad y el clima laboral. No resolver a tiempo estos problemas produce serios inconvenientes que trascienden el ámbito laboral y terminan por alterar las metas de la organización y los objetivos de negocio.[1] Uno de los síntomas de una mala comunicación es lo se llama “crecimiento del radiopasillo”. Y consiste cuando los flujos de comunicación deben transcurrir por canales formales con la transparencia y la velocidad como motores fundamentales, pero lamentablemente no  es así,  por lo tanto se producen vacíos de información que serán ocupados por el llamado “radiopasillo”, es decir una cultura de  rumor y  secretismo, conformando un entramado de conversaciones quizás verosímiles, aunque no oficiales, que desvían la atención de los colaboradores y contaminan el clima organizacional.[2]

El libro de 2 Tesalonicenses es un instructivo de comunicación organizacional. Es un intento de los líderes que fundaron la comunidad para aclarar. En realidad pretende alentar y solidificar el ambiente de los tesalonicenses, debido a que han sido bombardeados por mala información como con  una tergiversada información.

Ahora bien, cuando los cristianos de Tesalónica pasaron por tiempos sumamente difíciles, muchos de ellos creyeron que estaban viviendo esos tiempos de tribulación. Fue con el fin de responder a esta pregunta que Pablo escribió esta segunda epístola. En la primera, les había escrito con el propósito de consolarles en su aflicción por los seres amados que se les habían muerto, pero esta epístola fue escrita con el fin de corregir ciertos malentendidos que tenían con respecto al “Día del Señor y estos tiempos problemáticos.

Esta breve epístola tiene tres capítulos y cada uno de ellos está escrito para corregir una actitud muy corriente que tienen todavía muchas personas acerca de los tiempos difíciles. Tres problemas habían surgido con respecto a la mala información que tenían.

El primer capítulo está dedicado a corregir  el problema de que estaban desanimados. Estos cristianos estaban viviendo tiempos de “persecuciones y de “aflicciones y aunque estaban soportando con buen ánimo, en el fondo, muchos de ellos estaban empezando a sentirse desalentados. “¿Por qué seguir esforzándonos? se preguntaban. “No existe la justicia. Siempre se nos ponen las cosas en contra nuestra. El segundo capítulo toca el problema de que estaban derrotados. En el capítulo 2 tenemos otra reacción frente a los tiempos inquietantes: sentimiento de derrota. Leemos en estas primeras palabras (versículos 1-2): “Ahora, con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no seáis movidos fácilmente de vuestro modo de pensar ni seáis alarmados, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, como que ya hubiera llegado el día del Señor.” Es evidente que estas personas había recibido una carta de alguien que la había firmado con el nombre de Pablo, diciéndoles que en ese terrible tiempo de aflicción todo cuanto podían esperar eran tiempo aún peores, pero Pablo les dice: “no seáis movidos…en vuestro modo de pensar. Literalmente, no os dejéis derrotar por lo que está sucediendo.  El tercer capítulo toca el problema de que estaban desmotivados.  Dice Pablo, recuerden que su responsabilidad es seguir viviendo normalmente y trabajando con sus manos, ocupándose en  sus  responsabilidades. La vida cristiana es una vida normal, natural, en la que es preciso cumplir todas las responsabilidades que Dios nos da. Por lo que Pablo rechaza la actitud de fanatismo y dice que debemos de llevar a cabo la tarea que Dios nos ha encomendado.

¿Cómo levanta el espíritu de una comunidad que está desanimada, derrotada y desmotivada?

Muchos problemas de las organizaciones son debidos a la falta o a la deficitaria comunicación interna. De igual modo, muchos de esos problemas podrían solucionarse de forma efectiva si existiese una buena herramienta de comunicación en el interior de la empresa. Observe como lo hace Pablo. Lo hace a través de una comunicación genuina y transparente con toda la gente. Usa el medio verbal como el medio escrito para poder comunicar bien las ideas y generan una nueva pasión en los tesalonicenses.

En cuanto a lo desanimado, Pablo usa una palabra de afirmación (Capítulo 1) El afirma que deben  perseverar a través de la aflicción porque esa desarrollará  la madurez. En cuanto a lo derrotado Pablo da una palabra de explicación. (Capítulo 2). El explica que: es importante  confiar en medio de la confusión porque produce estabilidad. En cuanto a lo desmotivado Pablo da una palabra de exhortación. (Capítulo 3). El exhorta que es que el esperar con disciplina cultiva responsabilidad.

Note el orden y la concordancia de los binomios. La palabra de afirmación es para levantar el ánimo. Los colaboradores deben tener el derecho a expresarse y deben sentirse escuchados, como mínimo. Desde ese lugar se construye el buen clima, sumado a una gran cantidad de acciones para que los colaboradores se sientan “cuidados” por la organización. De no ser así, cualquier acción derivará en negatividad y generará rumores. Por otro lado la palabra de explicación es para empoderar y dar los “porque”. Que la gente sienta que van en camino, que están haciendo logros y que no van a la deriva. Si hay claridad en lo que hacemos y ordenamos hacer, habrá un sentido de logro y victoria. Y finalmente la palabra de exhortación es para los desmotivados. Exhortar no equivale a regañar sino a estimular enérgicamente. La gente no necesita amenazas, cargas laborales agresivas para motivarlos a trabajar. Lo principal para desarrollar talentos en el marco de una organización y conservar a las personas clave es conocer y gestionar sistemáticamente el desempeño de cada una de ellas. La falta de información y de gestión de este potencial humano dificulta su desarrollo y, como consecuencia, el crecimiento de las personas y de las compañías.

Los latinoamericanos somos altamente emotivos y fácilmente nos desmotivamos. Nuestras organizaciones latinas deben generar una comunicación dinámica ya que eso ayuda a tener un ambiente laboral estable.

[1] http://mba.americaeconomia.com/sites/mba.americaeconomia.com/files/white_paper_zyncro_-_problemas_de_comunicacion_interna_en_empresas_y_como_solucionarlos_con_redes_sociales_corporativas.pdf

[2] Ibíd.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s