Principios de Liderazgo de cada libro de la Biblia: Marcos


conscientes las empresas de la importancia de invertir en publicidad ...

“…No es nada  grande ser humilde cuando estás en la parte baja de la vida; pero ser  humilde cuando todos te alaban es además de un gran y algo raro…”

Bernardo de Claraval

Hay un principio en la publicidad y es este: “Si eres visible existes”, por eso es que cuando los políticos quieren tu voto se hacen visibles por medio de la propaganda. O si quieres posicionarte en el mercado con tu producto debes hacerlo visible para que la gente vea que existe. Toda organización en alguna manera hace publicidad ya sea intencionado o no intencionada. ¿Qué tipo de publicidad es la competente? ¿Qué tipo de publicidad es la correcta?

En el libro de Marcos, Jesús demuestra la perspectiva apropiada de la publicidad al huir del centro de atención hasta el momento adecuado. Marcos lo escribe de esta manera: “Jesús les mandó que no se lo dijeran a nadie, pero cuanto más se lo prohibía, tanto más lo seguían propagando”. Marcos 7:36

El principio de liderazgo DE MARCOS  nos dice: El carácter de la publicidad es más importante que el carisma de la publicidad.

En Marcos cuando la gente se dio  cuenta de que Jesús no le encantaba  el protagonismo ni la publicidad, la gente se preguntó  ¿por qué quiere permanecer callado, anónimo y no desea publicidad? Jesús entendía que era más importante la esencia de su ministerio que la evidencia del mismo. En ese sentido evitaba la evidencia (publicidad) y se centraba en la esencia (las relaciones). Uno nota que  Él evitaba  siempre ser el centro de atención, (evidencia) pero nadie podía discutir que para la mayoría de Sus discípulos, el estaba  con ellos o lo  encontraban  en el momento adecuado (esencia).

Este es un modelo relaciones pública (PR)  de obra maestra para hoy. En la actualidad stoy luchando con problema de publicidad ahora mismo. Estamos empezando una nueva organización y, necesitamos generar PR para este  nuevo servicio. Es difícil hacer una promoción publicitaria sin parecer no transparente. Además, no tenemos un gran presupuesto publicitario. Nuestro objetivo es hacer ver que queremos  dar al mercado algo único como nuestro objetivo mayor, pero que a la vez sea de una manera sorprendente o emocionante  cuando lo presentamos.  Ahora bien la meta de toda publicidad es influir y ser el tema de conversación en el mercado. Por eso  si aprendemos del ejemplo de Cristo  y hacemos a un lado las interminables equivocaciones corporativas de hoy, necesitamos purificar nuestro PR quitando del centro de nuestra publicidad  nuestra glorificación personal.

Así que hay que hacerse  preguntas para evaluar si mi publicidad está permeada de glorificación personal. He aquí la primera: ¿Se dedica constantemente a llamar la atención de los medios de comunicación, o se aleja de ellos por completo? Ambos extremos resultan de centrarse en nuestros propios deseos más que en el bienestar de nuestra organización. ¿Anhela ver su cara en la portada de la revista, o en los muros del FB o es demasiado tímido para no salir en los medios anteriores? Muchos concluyen que ambos están igualmente equivocados. La clave está en que una vez que elimine mi ego de mis esfuerzos de relaciones públicas, la publicidad  beneficiará verdaderamente a mi empresa, porque ellos serán vistos con  honestidad y (con suerte) la humildad. ¿Cómo lo hizo Jesús? En realidad Jesús tuvo la idea de la propaganda de la no propaganda…y resultó… Como haríamos de bien creer este principio…Observe como es la paradoja de la propaganda de la no propaganda…. Primero, se niega ser elevado como el centro de la actividad….Dice que Jesús “les mandó”, implica que en la agenda de Dios había una rotunda resistencia a ser objeto de admiración  por lo que la gente decía o añadía o inventaba de él.  La palabra “mandó” es enérgica y enfática, no era una falsa humildad. El verbo mandó implica tener un solo criterio y establecer un solo concepto. Jesús quiere que todos entiendan que él ha venido a hacer una obra y hacerse famoso. Segundo, niega a ser reducido a una etiqueta de publicidad… “No se lo dijeran a nadie”, ¿Decir qué? Bueno, el gran milagro que antecede a esta advertencia. Jesús había sanado a un sordomudo y la gente estaba maravillada y entusiasmada con semejante logro. Él no quería que una obra de amor y misericordia se convirtiera en el currículo que atraería a la gente. Y es que esa es la tendencia del ardid publicitario “exaltar a lo sumo” las cualidades del producto con tal de que la gente lo acepte como necesario en su vida. El verbo “dijeran” es un aoristo de eipon y significa que ellos darían un discurso terminado y completo.  Tercero, se niega a ser forzado  hacia una equivocada finalidad. La expresión “les prohibía” implica que él deseaba que el anonimato no cambiara la finalidad de su obra. Si su obra terminaría en Jerusalén y con la muerte en la cruz, la imposición mediática, el criterio de las mayorías y la popularidad que produce ser conocido podrían detener su objetivo. En cuarto lugar Jesús se niega a ser contaminado en su integridad…Es importante ver que la gente no le hizo caso, así que mientras más no quería propaganda más obtenía propaganda. Sin embargo observen que él se separó de las multitudes para no ser contaminado en su integridad. Ya que si la gente lo aceptaba ellos le pondrían su agenda a él e incluso le dictaría comportamientos, vestimentas, acciones que desentonaban con su santidad. Es obvio que hay una diferencia entre carácter y reputación. La propaganda puede levantar reputación pero no carácter. Entendemos reputación lo que los hombres piensan de ti y carácter lo que Dios piensa de ti. Jesús se mantuvo enfocado en el carácter. Como cristianos e iglesia no somos llamados a amar la propaganda como el medio para ser conocidos y hacernos visibles; sino que al contrario mientras más pasamos desapercibidos más el poder de Dios se manifiesta. Eso nos llevaría a un llamado de atención a como usamos los medios y las redes sociales para mostrar lo que estamos haciendo por Dios. Creo en lo personal que Jesús no usaría hoy los medios de televisión o las redes sociales para darse a conocer, lo haría igual que antes tocando gente a gente y la gente se encargaría de darlo a conocer y pienso que sigue siendo el mejor método de PR para todas las empresas. Así que Marcos nos recuerda que la más valiosa y efectiva PR es la que está conformada por la honestidad, humildad y la que resta importancia a la glorificación del ego.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s