“…huyó desnudo…” I parte


Resultado de imagen para juan marcos el joven que huyó desnudo

Un 40% de los jóvenes entre los 12 y 18 viven en un hogar desintegrado.[1] Según esta estadística  es casi imposible entonces encontrar a un adolescente  que no haya estado expuesto  de alguna forma al dolor del divorcio y a las dificultades de vivir  con papá o solo con mamá o con algún encargado.  Un periodista  de la revista Selecciones le preguntó  a sus lectores: “Si pudieran hacer todo de nuevo, ¿volverían a tener hijos?”  Recibió 50,000 mil cartas de toda Latinoamérica, el 60%  respondió: No.[2]

La juventud hoy  busca a sus compañeros de edad  como soporte emocional  redefiniendo el concepto de la familia.  Cualquier adolescente  dirá: “Nosotros (los amigos) somos como una familia”. Esta generación  está hambrienta de relaciones  íntimas que le den el soporte emocional necesario. En una encuesta a nivel latinoamericano de jóvenes cristianos hizo varias preguntas  importantes.  Pero hay dos que me llamaron la atención. Debemos recordar que fue hecha entre 10,000 jóvenes cristianos. Al preguntarles: “¿Por qué vas a la iglesia?”, contestaron: Porque allí aprendo  62%; Porque me fuerzan a ir 6%, Porque me gusta 9% Porque mis amigos van allí          23%.[3] Luego la siguiente pregunta fue: “¿Te gusta ir a la iglesia?” y las respuestas fueron: Si me gusta 14%, No me gusta 58%, A veces me gusta 4% Me es indiferente 24%.[4]

¿A qué conclusión podemos llegar con estas dos preguntas? El análisis es obvio  los jóvenes están en la iglesia no porque les gusta  sino porque tienen hambre espiritual.

 ¿Cómo se puede ser joven, seguir a Cristo y aceptar el hecho de que cometemos errores, pero que al final seremos usados por Dios? ¿Cómo satisfacemos esa hambre espiritual juvenil? El relato de este joven que huyó desnudo   nos puede mostrar algunas ideas de lo que Dios espera de los jóvenes que desean seguir a Jesús, pero que son vulnerables, que cometen errores, pero que al final Dios los usará en su reino. Esta historia de un joven emocionado con Jesús, que por un momento en su vida lo siguió de una manera no muy adecuada, pero corrió el riesgo y al final su osadía le costó un gran susto y le llevó a alejarse de Jesús.

¿Quién era este joven? Hay variadas teorías con respecto a este joven: algunos dice que era un discípulo desconocido, otros expresan que es una metáfora de la resurrección de Cristo, por otro lado muchos sostienen que era Juan Marcos el autor del Evangelio y otras más. Según la evidencia es más sostenible la idea que sea que Juan Marcos escribió este incidente para resaltar que había fracasado pero que Dios le estaba dando una oportunidad de ser usado en su reino al permitirle escribir su evangelio. Así que desde esta perspectiva podemos ver a un joven Marcos en sus inicios de discípulo de Jesús.

Hay tres cosas que quiero mostrar con este seguidor desnudo.  Sus cualidades, sus condiciones, sus consecuencias.

En primer lugar  aparecen sus cualidades. Marcos 14:50a

 Es una generación Emergente: “Pero”. En un contexto donde todos lo abandonan. Por lo menos este joven  no abandona a Jesús, sino que es contrastante con la generación de los discípulos tradicionales. ¿Cómo pueden  los jóvenes ser una generación emergente?  El Primer reto será invertir en las relaciones. Existe una gran carencia en las relaciones.  Deberán comenzar a mejorar esas relaciones. Nuestras instituciones  cristianas como la iglesia  están atoradas  de reglamentos interminables. Se aplican más la regla que la Palabra de Dios. En estos lugares es más lo que no se puede hacer que lo que se puede hacer. El segundo reto ser   reales. He llegado a la conclusión que lo que más le desagrada a los jóvenes  de los líderes mayores  es la falta de autenticidad. El tercer  reto es el de la institución. El problema de la burocracia es la tendencia a complicar las cosas más sencillas en situaciones hasta risibles y los jóvenes están hartos de esa burocracia eclesial. El cuarto reto es la  reconciliación de las generaciones. Esta generación desea experiencias personales y valora sus preferencias individuales. Debe ser aceptada por las generaciones mayores no a pesar de sus gustos o preferencias sino precisamente por esos gustos y preferencias.

En segundo lugar es una generación evidente: “cierto”. Esta palabra es un adjetivo que  significa: Conocido como verdadero, seguro, indubitable. También se puede traducir como  precediendo inmediatamente al sustantivo en sentido indeterminado. Cierto lugar. Cierta noche. Una generación evidente tiene ciertas características. Está presente pero carente: Es decir no tienen poder. Marcos no era de los 12. Está presente pero ausente: Simplemente no tienen protagonismo.  Marcos no tenía ministerio oficial. Está presente  pero es intranscendente. El diccionario dice de intranscendente de algo que trasciende.  Y esa cualidad significa que exhala olor tan vivo y subido, que penetra y se extiende a gran distancia. También se refiere a  dicho de algo que estaba oculto: Empezar a ser conocido o sabido.  Y una última definición es “Dicho de los efectos de algunas cosas: Extenderse o comunicarse a otras, produciendo consecuencias”.  Juan Marcos no tiene ningún impacto ya que ni aún sabemos el nombre. Es un joven seguidor anónimo, que no quiere que su nombre sea conocido. . Es una generación  adolescente “Joven”. La expresión que se utiliza en el texto griego,  es “neaniscos”. Significa un joven entre los 15 a 20 años. ¿Qué es ser adolescente? .La adolescencia es la edad que  sucede a la niñez; el periodo del  desarrollo humano comprendido entre la niñez y la edad adulta, durante el  cual se presentan los cambios más significativos en la vida de las  personas, en el orden físico y psíquico.

Hasta aquí hemos visto las cualidades de un discípulo emergente. Es una persona emergente (pero), evidente (cierto) y adolescente (joven).

[1] Estadísticas del Continente Latinoamericano, Documento de SEPAL,  2003

[2] /ar.selecciones.com/contenido/a1038_resultados-encuesta-sobre-el-matrimonio

[3] Estadísticas del Continente Latinoamericano, Documento de SEPAL,  2003

[4] Ibíd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: