Muévase por la Nube y no por lo Nublado


nublado

Muévase por la nube y no por lo nublado

Éxodo40:34-38

 “…Nuestro cerebro está hecho para ver más orden de lo que hay…”

Nassim Nicolás Taleb

 

Leyendo el libro “El Cisne Negro” de Nicolás Taleb encontré la idea de que estamos programados para crear historias simples sobre fenómenos muy complejos y variados; de modo que siempre terminamos falseando la realidad. Taleb agrega que el resultado de esto es que perdemos control de la realidad y nos volvemos incapaces para predecir cualquier anomalía en la vida[1].

En el mismo libro se nos plantea el hecho de que en la vida estamos sujetos (más de lo que queremos aceptar) a lo impredecible. Y en efecto  nuestra vida y esto impredecible hace más importante lo que no sabemos más que lo que sabemos[2].

Añade también: “¿No es extraño ver que un suceso se produce precisamente porque no se esperaba que fuera a ocurrir? ¿Qué tipo de defensa tenemos contra ello?”[3]

Lo que Taleb pretende ilustrar se puede aplicar muy bien a Dios. Y es que en el caso de Dios es el mejor ejemplo de un Cisne Negro. Cuando nos enfrentamos con lo impredecible de Dios nos quedamos sin respuesta.  Más de lo que me gustaría admitir,  eso es lo que precisamente me  ha pasado en múltiples ocasiones en mi vida. De hecho muchas veces mi distanciamiento con Dios  y mi dolor con Él parten de  la extrañeza de un suceso que se produce en mi vida precisamente por que no esperaba que fuera  a ocurrir o que Dios permitiera que sucediera. Debido a que mis esquemas me hacían pensar que no habría un “Cisne Negro teológico “en mi vida. Así que al final  no tenemos defensa contra ello y lo que queda es la incertidumbre, el dolor y la desilusión.

¿Cómo hacemos para movernos en dependencia con Dios? ¿Qué principios alternativos debemos utilizar para lidiar con los “cisnes negros” en nuestra vida?

Nuestro mundo es tan inestable y dinámico. Está en un constante movimiento, y eso hace que las sociedades también sean migratorias e inestables.

Una estadística  revela que en  América Latina la familia  se mueve cada cinco años. Eso significa  que se vive en una sociedad transitoria  y esto ocasiona según algunos un tremendo impacto en la sociedad, no sólo económico sino de tipo familiar[4].

Uno se pregunta si la mayoría de estas personas que se mueven cada cinco años, toman en cuenta la voluntad de Dios, o sólo lo hacen por medio de factores económicos.  El problema es que al ser una sociedad altamente materialista, la gente no se da cuenta del deterioro que está ocurriendo en su vida. Están tan ensimismadas en  ganar más y más, que ya no se dieron cuenta de lo que han sido afectados.

Es como aquella familia que se mudó a otro lugar, por necesidades económicas, pero les tocó vivir a orillas de una carretera muy congestionada día y noche. Como ustedes sabrán el ruido era insoportable. Un día el hijo mayor, ya después de seis meses, le preguntó a su papá, sino les afectaría demasiado el ruido y el padre le dijo: NOOOOOOOOOOOOOOOOO! (Haciendo como carro de carrera).

Cuando se mira la historia de Israel, nos damos cuenta que Dios era diferente con ellos. Desde los orígenes de su pueblo, Dios ha pretendido que las personas que lo siguen  pueden confiar en que él es bueno y nos guía por la vida a pesar de ser impredecible, vaya, a pesar de ser un Cisne negro.En ese sentido debemos observar su Palabra para aprender a movernos como él se mueve, cuando él se mueve y porque se mueve.

Iniciemos dando un vistazo a  Éxodo 25:22. Allí encontramos una  de las edificaciones  más hermosas, aparte de las grandes construcciones, es el Tabernáculo de Moisés. Dios nos dio una muestra  de lo que es la excelencia en la realización de un proyecto divino. Pero sobre todo una  las cosas sobresalientes es que Dios dijo que allí se encontraría con su gente. Éxodo 25:22 dice: “Y allí me declararé  a ti y hablaré contigo en el propiciatorio todo lo que te mandaré” Así que Dios había prometido revelarse a su pueblo.

En complemento de eso podemos adelantarnos  leer otra porción muy interesante en lo que respecta a la dirección de Dios en la vida de Israel.

Éxodo 40:36-38:

36 Siempre que la nube se levantaba y se apartaba del santuario, los israelitas levantaban campamento y se ponían en marcha. 37 Si la nube no se levantaba, ellos no se ponían en marcha. 38 Durante todas las marchas de los israelitas, la nube del Señor reposaba sobre el santuario durante el día, pero durante la noche había fuego en la nube, a la vista de todo el pueblo de Israel.

Así que aquí tenemos un principio de dependencia de parte de Dios. Observemos cuál es este principio:

Es el principio de la MOVILIZACIÓN : Muévase por la nube y no por lo nublado.

El vrs. 36  dice: 36 Cada vez que la nube se levantaba del santuario, el pueblo de Israel desarmaba el campamento y continuaba su camino.…”

Hay mucha gente que se mueve  por la humazón  y el smog.  O porque no decirlo con el nubarrón. El diccionario dice que un nubarrón es: “Nube muy grande, espesa y oscura. Así como en sentido figurado un gran problema o complicación que amenaza un desastre”.[5]

En ese sentido al hacer una diferencia entre moverse por la nube y moverse por el nubarrón queremos ilustrar que se trata de una movilización por las circunstancias (nubarrón) o por las convicciones (nube).

En este pasaje se nos hace un llamado a entender bien lo que yo llamó “el pensamiento de Tabernáculo”. Si entiendo bien el pensamiento  este pensamiento  entonces tendré cosas pràcticas.  Entienda que en estos pasajes la nube es la presencia de Dios y la presencia de Dios es algo que usted percibe. Por ejemplo en Colosenses 3:15  encuentro que la “paz de Cristo gobierne vuestros corazones”. La  palabra “gobierne”, en el griego original se puede traducir por “árbitro” y es alguien que está representando a la paz de Dios como decisoria  de todos los asuntos de los corazones de los creyentes. Otros consideran que la palabra “gobierne” debe ser traducida simplemente dirigir, controlar o regir.  Ahora esta paz tiene que ver con la presencia de Dios.

En el AT los Israelitas tenían una visión de Tabernáculo. En este pasaje nos muestra cómo dirigirse por la nube en lugar del nubarrón.

En primer lugar debo ubicar la nube: VISIÒN 

El pasaje dice que los judíos debían tener puesta su vista en el tabernáculo. Esto nos acerca a la presencia. Es decir una percepción espiritual. Un cierto sentido espiritual que nos hace filtrar todo lo que hacemos o vivimos desde la perspectiva de la búsqueda de Dios. A veces no vemos esa percepción espiritual de las cosas. No tenemos un sentido vertical de las cosas sino solamente un sentido horizontal. Y eso nos convierte en simples religiosos, al no hacernos sensibles a Dios en todo lo que hacemos.

Hay dos pasajes me han dado una tremenda lecciòn en estos días. Uno aparece en Hebreos 10:33-39 y me habla de la necesidad de ver más allá de los problemas que están enfrente de nosotros. Y el otro pasaje es Mateo 10:26-27 en donde se me anima a saber que en momentos de oscuridad, Dios siempre tiene algo que decir en la intimidad para que lo diga en público. Ahora quiero  evaluemos por un momento las  palabras de Mateo. Dice en el  10:27: “Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas.”

 ¿A qué se refiere esto? ¿Quién es el que dice en tinieblas? ¿A quienes se los dice? ¿Qué son las tinieblas aquí?‘‘ Nuestro Señor a veces nos conduce por una escuela de oscuridad para lograr que le prestemos atención. A los pájaros se les enseña a cantar en la oscuridad, y nosotros somos puestos a la sombra de la mano de Dios hasta que aprendamos a escucharle. Este pasaje está dentro de la persecución a la que serán víctimas los seguidores de Cristo. Lo que insinúa Jesús aquí es varias promesas importantes para cuando pases por tiempos de oscuridad.

La frase  “Lo que os digo en tinieblas…”  es importante aquí. La expresión “os digo” es la palabra “lego” en griego esta palabra se refiere a instrucción, afirmación y enseñanza. Tiene la connotación de tener una lección ampliamente explicada. Por otro lado es un presente indicativo, que demuestra que la lección es constantemente enseñada, o por lo menos está en concordancia con el tiempo que duran las tinieblas. Lo que Jesús está diciendo es que él está comprometido  que mientras dure la oscuridad habrá suficiente información de Su parte. También noten el plural, implica que la revelación no es exclusiva para alguno iluminados sino para todos aquellos que tienen una relación con su maestro.

Por otro lado la expresión “oscuridad” es la expresión “skotía”, que implica densa oscuridad, insinúa que ni una pequeña luz aparece en el panorama. En este contexto se refiere a verse acosado, perseguido y sin salida. Es precisamente allí donde Dios nos dará su discurso personal.

Luego el texto nos dice: “decidlo en la luz”. Aquí  el texto griego hace una variación en el uso de los términos. Por ejemplo la palabra “decidlo” es diferente a la palabra “os digo”. La expresión es un  aoristo imperativo, al usar el aoristo imperativo de lego; eipon,  indica el término un asunto de mandar y ordenar. Las implicaciones de esta exégesis son que lo que Dios te está diciendo constantemente en lo oscuro, se traduce en un discurso acabado que nace de esas instrucciones que te da, y que por otro lado el discurso es autoritativo debido a que la experiencia de la oscuridad nos da autoridad para proclamar. Este discurso lo debemos decir “en la luz”. Lo que esto implica es que las tinieblas son pasajeras. Pero por otro lado hay una dimensión interna que se desarrolla una lucha pero hay una dimensión clara y pública en donde debemos decir no lo que nos pasa en las tinieblas, no lo que sentimos en las tinieblas (aunque no es malo expresar como nos sentimos). La preposición “en” es un locativo de esfera. Esto implica que cuando estemos en la esfera de la claridad podremos decir lo que Dios nos dijo. Lo que sugiere  que el testificar de lo que nos pasa no está centralizado en sí en la experiencia sino en lo que Dios nos dijo en esa experiencia. Es decir si soy un asesino y voy a usar mi testimonio lo edificante de contarnos como mataba y qué tipo de asesino era. Sino lo que Dios hizo y mostró para su propia gloria cuando la persona era asesina. Muchos de nuestros testimonios son “tristemonios” porque están centrados en la magnificación del hecho o del individuo y no en Dios.

Luego el pasaje continúa con “lo que oís al oído”. Una de las cosas curiosas que Jesús dice con este pasaje es que la instrucción está basada en lo que oís y no en lo que ves. Es decir es un crecimiento de la fe.   Si Dios te pone en la oscuridad, ¡pon atención! ¡Y si te encuentras en la sombra, entonces, cierra tu boca y permanece en silencio! ¿Te encuentras ahora en tinieblas  por tu situación o tu vida con Dios? ¡Entonces, permanece callado! Porque si abres tu boca en la sombra escogerás el tono equivocado, porque la oscuridad es el tiempo para permanecer callado. No hables con otras personas al respecto, porque darás una impresión desagradable y extraña si hablas livianamente sobre tu vivencia más íntima con el Señor. ¡Tampoco leas libros para encontrar la razón de porqué te encuentras en tinieblas, solamente pon atención y escucha! ¡Si hablas con otras personas sobre esto, no podrás escuchar lo que Dios te quiere decir! Por lo tanto, si te encuentras en la oscuridad, entonces, escucha y Dios te dará un mensaje muy valioso para otras personas para cuando, nuevamente, te encuentres en la luz.

La expresión “lo que estén oyendo” es un presente indicativo de akúo. Esto implica oír, entender y discernir   algunas veces. Esta figura es como que alguien le susurra algo a uno. Es parecida a la experiencia de los abogados cuando su cliente es confrontado con algo y el abogado susurra al acusado como responder. Dios es nuestro consejero en esos momentos. Debemos entender que a cada período de oscuridad le sigue una mezcla de alegría y humillación (si sólo es alegría, entonces, existirá la duda de si, realmente, hemos escuchado a Dios)  alegría por haber escuchado a Dios pero, principalmente, humillación: “¡Cuánto tiempo he necesitado para entender esto; cuán tonto fui al no comprenderlo a pesar de que Dios, durante todos estos días y semanas, me hablaba una y otra vez!” Ahora llega el regalo de la humillación, que trae consigo aquella mansedumbre del corazón que siempre escuchará a Dios inmediatamente.

En el valle oscuro, retén la Luz ¿Estás siendo conducido, precisamente en este momento, por un valle oscuro? Entonces escucha lo que El te quiere decir a través de Isaías 51:16: “Y en tu boca he puesto mis palabras, y con la sombra de mi mano te cubrí, extendiendo los cielos y echando los cimientos de la tierra, y diciendo a Sión: Pueblo mío eres tú.”

O sea, El pone Sus Palabras en tu boca, mientras te cubre bajo la sombra de Su mano. ¡El que sea capaz de entenderlo, entiéndalo! El capacita tu oído interior para escuchar Su voz como nunca antes. Entonces, escuchando Su voz, ves al Señor. El profeta Miqueas exclama: “Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá. Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz” (Miqueas 7:7-8). Aquí lo vemos: ¡Tenemos que esperarle y aferrarnos a Él en la oscuridad, porque El es nuestra luz! Pruébate: ¿Es realmente Jesús tu luz? ¿Le sigues a Él en la luz, aunque te encuentres en la oscuridad? Sólo aquél que hace esto es capaz de entrar, con gran osadía, en la oscuridad donde Dios está. Pablo la denomina, en 1 Timoteo 6:16, la luz inaccesible. Este es el significado profético de las palabras de Isaías 50:10: “¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios. ‘‘La voz de su siervo” ésta es la voz de Jesucristo, la cual dijo en medio de las tinieblas: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan. 8:12). Jesucristo mismo dice aquí, expresamente, que El es la luz que brilla en la oscuridad. Esta maravillosa proclamación, a su vez, es el cumplimiento de Isaías 9:2: “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. ‘‘ También aquí, otra vez: ¡La “gran luz” no es ningún otro, sino Jesús!  Entonces ¿por qué te sorprendes de la gran oscuridad que existe dentro tuyo y a tu alrededor?

Por último podemos notar que el texto dice: “proclamadlo desde las azoteas” Jesús llama a los discípulos para que proclamen abierta y públicamente lo que él les ha enseñado en privado.   La palabra “proclamar” aquí es “keruso” y es la expresión para un heraldo del rey. Es un aoristo imperativo que denota urgencia y orden. Es decir una vez que hemos escuchado su mensaje nos convertimos en sus representantes con un mensaje de urgencia y de gran importancia. El término “azoteas”, implica que en el tiempo de Jesús los terrados servían  de plataformas para hacer anuncios públicos desde un lugar alto y  una persona podía  ser vista y oída por todos.  Jesús pide que gritemos sus enseñanzas desde un sitio elevado – las enseñanzas completas de Jesús – y nada más que sus enseñanzas.  También implica que gente así, Dios la llevará a lugares públicos y de importancia para que puedan escuchar su mensaje trascendental para hoy.

No debemos andar en puntillas, temiendo ser perseguidos. Los grandes predicadores de hoy  son tentados a enfocar sus discursos alrededor de textos concretos o de sus necesidades y propias experiencias y no de experiencias con El Señor. La codicia, la fama y muchas veces el temor “hace que muchos predicadores contemporáneos  escojan sus textos en vez de dejar que los textos les escojan a ellos; es decir, el temor es lo que les hace hablar de forma temática en vez de hablar de una manera exponente o práctica y relevante.  Esto resulta en temas como la paz mental y el poder en la vida (en iglesias espirituales) o, en temas como la humanización y la liberación (en iglesias sociales)”. Pero Jesús dice,  que a muchos de los que ama los pasará por la experiencia de las tinieblas para que se conviertan ya no en predicadores populares o modernos sino su representante y heraldos de un mensaje fresco, íntimo que nace del sufrimiento y de la fe en Cristo.  Jesús dijo “No  temáis.”  ¡Predicad la verdad audazmente – y con amor!  Por eso es que Dios nos debe pasar por la noche. Por eso es que lo que nos dice en lo oscuro gritémoslo desde el techo.  Es decir,  es hora que se levanten predicadores desde el techo.

Debo esperar en la nube: EXPECTACIÒN  La gente a diario podría estar viendo hacia la nube. El tiempo no era dado, ni las instrucciones, sólo estar esperando. Solo expectación. “no se movían hasta que ella se alzaba” Esta expectación es un asunto que nos confronta  con la paciencia. ¿Se pueden ustedes imaginar en el peregrinaje del pueblo de Israel las veces en que la nube se detuvo en lugares que no les gustaban? Pueden ustedes percibir que Dios les decía detenerse o moverse en un tiempo que a ellos no les parecía muy oportuno? ¿Y que de esperar horas, días y meses para moverse de un lugar que probablemente no les era de su agrado o ya estaban aburridos o era estéril, como lo era el desierto? ¿Cómo sería pasar días y meses sin que la nube se moviera? Muchos no esperamos el tiempo de Dios ni sus proyectos porque simplemente estamos tan apurados. Sin embargo Dios es un Dios importante que se hace esperar siempre. El quiere que aprendamos paciencia en este peregrinar de fe.

Debo  descansar en la nube: TRANSICIÓN.  La mentalidad de transición nos enfrenta con el sentido de urgencia.  Dos puntos principales demuestran la mentalidad de transición.

Primero el sentido de procedencia. ¿Qué es tener sentido de procedencia? Queremos seguridad, arraigo y tranquilidad una vez que hemos logrado o llegado a algo. No queremos vivir en una circunstancia de temporal.   Los del pueblo de Israel no podían echar raíces, porque no sabían  cuando se movería. Esto significa que no iban a tener arraigo. El sentido de la pertenencia es para los seres humanos un importante sentido de orientación. El pertenecer a algo es lo que les da a la mayoría de los hombres la cuota de identidad necesaria para poder continuar en la vida. Las personas suelen verse identificadas con cosas como lo son el deporte, la música, la política, la tecnología, la literatura, la ciencia, etc. Pero la mayoría de los cristianos prefieren (han sido conducidos a) relegar la identidad de índole social para identificarse con el cristianismo mismo.  Una cosa curiosa es que actualmente los cristianos han cambiado su sentido de pertenencia a Cristo por un sentido de pertenencia al cristianismo. Por ende ese cristianismo está extraviado por ser partidista de unos pocos habiendo olvidado a Quien pertenece, y perdiendo el verdadero sentido de pertenencia. Con ello el cristianismo en general ha perdido su rumbo cambiando la Causa que le había sido dada por Dios por una causa propia que es más vil, y religiosa y menos moral y espiritual. El cristianismo no es un fin en sí mismo, sino, según la Biblia, el plan de presentar a todo hombre perfecto en Cristo Jesús (perfecto en griego: “teleios”; o sea completamente desarrollado, maduro moralmente.) Es necesario que los cristianos se replanteen el verdadero sentido de pertenencia.

En segundo lugar el sentido de pertinencia. Nos conviene recordar lo efímero de nuestra vida, dice Salomón. ¿Cuál es el aporte de esto? Tendremos una mentalidad de peregrinos. El peregrino es alguien que está de paso en un lugar y su manera de ver la vida es diametralmente opuesta a aquellos que están afincados. Esa óptica es transversal y atraviesa toda su existencia afectando hasta lo más mínimo. Por ejemplo, ya que somos peregrinos ¿no deberíamos…¿Aferrarnos menos a las cosas? A los faraones los enterraban con sus cosas para el transito al otro mundo. Se ha encontrado su momia y todos sus enceres tal y cual se pusieron en su tumba… No se pudieron llevar nada. Esto debería enseñarnos la futilidad de desvivirnos por el tener. ¿Prestarle más atención a las relaciones? Si lo material no es duradero, la huella más significativa que dejaré serán mis relaciones. Debería amar más y odiar menos. Pedir más perdón y decir más por favor. Valorar a las personas, disfrutar de ellas, reírme de sus ocurrencias, llorar junto a ellas y quedarme en silencio cuando haga falta.  ¿Tener los papeles al día? Debido a que viajo bastante siempre me preocupo por tener mi pasaporte al día. En cualquier momento puede presentarse un viaje y debo tener todo listo. En cualquier momento me puede llegar el llamado para hacer el último viaje y debería tener todo en orden… no porque me vaya a quedar, sino porque no tendré otra oportunidad en muchas cosas.  ¿Ocuparme más de lo espiritual? Para mucha gente esto es un tema pendiente. Creen que será mejor pensar esto después. La Biblia dice: “Prepárate para venir al encuentro de tu Dios” (Am 4:12) he hecho tres viajes a Costa Rica en los últimos años. Y estoy a punto de realizar un cuarto viaje. No conocía el país, no conocía las costumbres, pero conocía al pastor Oscar Arias, el me había invitado, además es mi amigo. Así que cuando viaje estaba tranquilo sabía que él me iba a esperar, que todos mis asuntos estaban cuidados y que yo solo me tenía que preocupar de tomar los vuelos correspondientes. Pensando esto, me di cuenta que hay gente que conoce a muchos que viajaron al otro lado, pero no conocen Al que está del otro lado. Un consejo: Mejor que te espere un amigo, que un desconocido cuando pases la línea…

La muerte es una parte de la vida. Lo que yo decido es si es la parte final o la parte media de mi existencia. Si no tengo una relación con Dios se convierte en la introducción de un viaje de muerte eterna, una muerte que nunca acaba…. Si conozco a Dios, si he pedido perdón por mis pecados, si he creído en Jesús y tengo una relación experimental con El, es simplemente un puente que hay que cruzar, un viaje que hay que hacer de aquí a allá… un tránsito en medio de la vida… en la otra orilla te esperará tu amigo, te habrá preparado un lugar, habrá cuidado todos los detalles y estará contigo para siempre jamás. La mentalidad de peregrino nos ayuda a mirar mis relaciones, tener mis asuntos en orden, aferrarme menos a las cosas, disfrutar más de la gente. Pronto… no sé cuándo… estaremos juntos con Dios y hay algunas cosas que Él quiere que haga antes de mi partida… Le prestaré atención a esto, para que cuando nos encontremos nos fundamos en un abrazo y yo le diga: Siervo inútil soy, porque lo que tenía que hacer eso hice. Espero que ese día el me dé la bienvenida diciéndome: Bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu señor. Si eso espero.

Debo confiar en la nube: CONSAGRACIÓN .Dice  que los hijos de Israel “se movían en todas sus marchas”. Todas significan “todas”. La consagración refuerza la pertenencia. No había ninguna cosa de su mundo que no se moviera al son de la presencia de Dios.  La presencia de Dios me dice cuando El está listo para moverse. Es saber que Dios  está haciendo algo y eso nos comienza a dar paz acerca de la dirección hacia donde debemos movernos.

Debo saber moverme por la nube hoy no por el smog. Debo enfocarme en la nube y no en el nubarrón. Encuentre  que es lo que la presencia de Dios le está diciendo en su corazón y sólo muévase en esos suelos. Creo que en estos días Dios se está moviendo de una manera diferente en la iglesia.  Hoy hemos llegado a un momento en que el sistema económico capitalista llegó a su bancarrota después de toda una cultura consumista y depredadora del mismo hombre. Parece ser que los expertos economistas no nos están diciendo lo crítico de la bancarrota mundial. Esto nos llega en un momento muy necesario, creo que hemos de empezar una vida de contentamiento y de búsqueda de bienestar, y no de prosperidad. Todos los gurús cristianos de éxito, con sus cantos de sirena, se están derrumbando y nuevamente el estilo del carpintero de Galilea se está imponiendo. Nunca debimos haber olvidado ese modelo, sin embargo ahora el mundo se está cayendo en pedazos, y los creyentes debemos retomar ese modelo de Jesús, que nos llamo a una vida abundante pero en su presencia.

Este primer principio entonces nos ubica en el asunto de la movilización. Esta movilización tiene visión, expectación, transición y consagración.

Nuestro mover en la vida no depende ni de la cantidad que hacemos, ni la calidad que son nuestras palabras, ni la extensión sino de la trascendencia. Si lo que decimos, hacemos o dejamos en este mundo no está asegurado por la eternidad simplemente desaparecerá sin ningún rastro.

Escuche bien esto, mientras las palabras tan sólo en la pantalla son visibles pero son vulnerables y están expuestas al irritable cursor. Lo único que hace seguro ese escrito que he hecho en mi computadora es que esté guardado en el disco duro. Simplemente eso hace relevante mi vida. El único y verdadero disco duro en la vida es Jesucristo toda vida que se moviliza aparte de esa seguridad el cursor de las circunstancias lo borrará sin misericordia y  no quedará nada. Por favor no se mueva por el nublado por muy fuerte e incómodo que sea, muévase por la nube.

[1] Taleb, Nassim Nicolás. El Cisne Negro. Editorial Ediciones Paidós. Spain 2007. Pág. 3

[2] Ibíd. Pág. 5

[3] Ibíd. Pág. 8

[4] https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/11858/9780821397527.pdf

[5] http://es.thefreedictionary.com/nubarrones

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s