Rahab en Rehab: Espiritualidad en el prostíbulo


Resultado de imagen para imagen de rahab

Sigo inquieto con la historia de Rahab. ¿Cómo se puede hallar espiritualidad en un prostíbulo? ¿Cómo una ramera puede ser la portavoz de las buenas nuevas de Dios? Una de las cosas que me están inquietando, es que me da la impresión de que los espías fueron allí con un propósito ulterior. Me parece sospechoso que la palabra “morar” o “dormir” tienen la connotación de una acción de dormir con índole sexual. ¿Será posible que fueran echar una cana al aire estos espías? ¿Quizás al calor de las prácticas de un burdel, podrían haberse emborrachado y abierto la boca y  haberse descubierto? O ¿estarían con una prostituta y allí se les aflojarían la lengua? Si  esto es así, significaría que Dios en su soberana gracia, sacó adelante la situación para bien en un contexto de completa inutilidad espiritual. Aunque para muchos sería un lugar ideal donde esconderse, ya que nadie sospecharía que unos hombres entraran a una casa de citas, me queda la espinita que quizás, los espías estaban contemplando otro tipo de experiencias. No sé, a lo mejor soy muy mal pensado. Pero una cosa si es evidente  los enviados por Josué como espías eran un rotundo fracaso.  Pero lo importante de esto es que Rahab estaba en Rehab. Es decir Dios estaba trabajando en ella para rehabilitarla. ¿Cómo opera la gracia de Dios en una persona como Rahab?

Hay por lo menos tres elementos de la manera en que Dios dignifica a esta mujer.

Primero, me asombra su situación. Hay dos perspectivas en la situación  de esta mujer. Una es la situación social. Es decir la que la  sociedad le ha otorgado y ella misma ha elegido. Una mujer que comercia con su cuerpo. Una persona usada y abusada por los hombres y la cultura machista. Es la mujer del comercio, la que se le ve como un objeto de satisfacción humana. Como lo decía el gran Gabriel García Márquez: “El sexo es el consuelo que uno tiene cuando no le alcanza el amor[1]” Y esta mujer era la que contribuía a ese consuelo en ese pueblo. Pero por otro lado está la situación espiritual. Esta es la que Dios ve y otorga. Ella ha sido una mujer beneficiada con la gracia de Dios. No es interesante lo que dijo Rahab? (2: 9-11) ¿Y uno se pregunta cómo logró discernir todo lo que dijo? Piense bien, no había Biblias en Jericó, ni profetas en Jericó. Jericó era una ciudad bajo maldición, pero aquí hay un alma que tiene fe en el Dios vivo. Eso nos demuestra que nunca podemos limitar la gracia de Dios. ¿No es esto un estímulo tremendo para nosotros? Se puede percibir que no hay situaciones humanas, por muy  poco prometedoras que se vean,  en donde  la gracia de Dios no pueda operar.

Segundo me reta su decisión. Se ve enfrascada en arriesgarse con su pueblo y servir de ayuda a los hebreos o servir a su pueblo y arriesgar a los hebreos. Así que su decisión está basado en el hecho de la supervivencia pero eligiendo los valores altos del reino de Dios. Creo que la mejor decisión que una mujer puede realizar para recibir la dignidad de Dios es creer en que  el tiene un poder, un plan y una promesa. Ya que si uno mira la respuesta de esta mujer, es precisamente lo que dice en voz alta a los espías. Toda mujer debe entender y confiar en que Dios usará su poder para redimirla, desarrollará un plan para restaurarla y finalmente dará una promesa para rescatarla.

Tercero, me anima su salvación.  Y es que la mujer marginada se convirtió en la mujer del mensaje. ¡Quién lo diría! Rahab encontrando a Dios. O, mejor dicho, Dios encontrando a Rahab. Él descubrió un corazón tierno en esta ciudad endurecida, y extendió su mano para salvarla. Pudo haber salvado a la ciudad completa, pero nadie lo pidió. Y, además, Rahab tenía una ventaja sobre los demás: no tenía nada que perder. Estaba en el peldaño más bajo. Ya había perdido su reputación, su posición social, su oportunidad de progreso. Estaba en el fondo del pozo. Así que ahora Dios la redime. Que increíble la salvación alcanza a Rahab y a su familia. Me pregunto ¿si por muchos años sus padres y familia se habrían avergonzado de tener una hija ramera? Y que tal ahora…del burdel sale la salvación. Es  la espiritualidad de los descastados, de los marginados y es espiritualidad del prostíbulo. ¡Qué paradoja y qué ironía! La gracia de Dios nos deja con la boca abierta.

La enseñanza de este pasaje demuestra que Dios conoce la situación de las mujeres. Ya sea favorable o desfavorable. Y Dios puede visitar esa situación ya sea en el palacio como en el burdel. No hay límites para que Dios alcance una situación. Tal vez es ahí donde también te encuentras tú. Puede que vendas tu cuerpo o tal vez no sea así, pero has vendido tu lealtad, tu afecto, tu atención y tus talentos. Te has vendido. Todos lo hemos hecho. Nos hemos preguntado, todos nos hemos preguntado: ¿Días de Gloria? Tal vez para él o para ella. No para mí. Yo estoy muy… manchada, sucia, contagiada. He pecado demasiado, he fracasado demasiado, me he tropezado con demasiada frecuencia. Estoy en el basurero de la sociedad. Para mí no hay Días de Gloria. ¿La respuesta de Dios para tus dudas, resumida en una palabra? ¡Rahab!

Dios también honra tu decisión.  El está en espera que reconozcas su poder para ayudarte, quiere que creas su plan. El tiene un mejor plan para las mujeres y por encima quiere que te apropies de su promesa. Una promesa de Dios es imbatible, así que si vives por la Palabra de Dios habrás hecho la mejor decisión de tu vida. Y finalmente Dios también tiene para ti salvación. Es decir nueva vida y restauración total. Recuerda se puede decir mucho de Rahab sin mencionar su profesión. Era cananea. Ofreció hospedaje a los espías de Josué. Llegó a creer en el Dios de Abraham antes de conocer a los hijos de Abraham. Sobrevivió la destrucción de su ciudad. Fue injertada en la cultura hebrea. Se casó con un contemporáneo de Josué, tuvo un hijo llamado Booz, tuvo un bisnieto llamado Isaí, un tataranieto llamado David, y un descendiente llamado Jesús. Sí, el nombre de Rahab aparece en el árbol genealógico del Hijo de Dios. Y no menciones el burdel, por favor. Pero la Biblia no hace nada de esto. Justo lo contrario. Apunta a ella con un anuncio de neón. Y hasta añade su nombre al Salón de la Fama del libro de Hebreos. La lista incluye a: Abel, Noé, Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés… y luego, de pronto, «Rahab la ramera» (11.31).

Así que hoy que celebramos el día de la mujer, que mejor mensaje para las mujeres que el de un Dios que restaura y eleva la dignidad de una mujer despreciada y abusada como la de Rahab.

[1] http://literalgia.blogspot.com/2012/04/92-frases-citables-de-memoria-de-mis.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: