“…Téologo y Reteólogo…”


dumb_a

Una de mis películas preferidas de los últimos tiempos es la estelarizada por Jeff Daniels y Jim Carey llamada “Tonto y Retonto” (Dumb and Dumber). Y es que es la historia de la pareja más idiota que existe. Se meten en cada problema y sus razonamientos son tan absurdos y estúpidos. Pareciera ser que están destinados a hacer las preguntas más idiotas de la tierra. A veces me he dado cuenta que en asuntos de inquietudes espirituales y aún teológicas a cada momentos nos encontramos con personas que hacen cada pregunta a Dios y al hacer reflejan su estado espiritual y su inquietudes espirituales. Y ya no digamos los teólogos profesionales. Y es que a diario me encuentro “Teólogo y Reteólogo” en mi caminar espiritual.

Creo que Jesús también tuvo varios encuentros con “Teólogo y Reteólogo”. Uno de esos encuentros  precisamente se aparece en el evangelio de Marcos capítulo 12: 14-18.

En Marcos 12 vemos llegar a los saduceos y hacer una pregunta a Jesús. La mayoría de los saduceos eran sacerdotes y eran ricos. Se consideraban a sí mismos los “aristócratas religiosos” del judaísmo y tendían a mirar hacia abajo a todos los demás. Y vienen a Jesús con una pregunta tan irrelevante de la vida y la realidad espiritual…de lo que podemos concluir que mientras más próspero, cómodo y “exitosa” sea tu vida “religiosa” más irrelevantes y alejadas de la realidad son tus preocupaciones espirituales y ya no digamos teológicas…¿Y quién? anda preguntando cosas de la vida y las necesidades cuando tiene billetes…de eso hay varios que conozco en las iglesias por las que he andado…sus inquietudes espirituales son tan irrelevantes… de hecho ¿no será por eso que muchos “pastores” son tan irrelevantes en el púlpito porque ellos ya tienen resueltas sus necesidades…y “la gente común y corriente” no? ¿Porque una persona pierde la perspectiva de la realidad espiritual y de la vida cristiana? ¿Por qué hay tanta gente tan superficial en nuestras comunidades eclesiásticas con inquietudes tan superfluas? Por dos razones según el pasaje que leemos. Una es no conocen las Escrituras y no disciernen el plan de Dios. Dos grandes errores espirituales. Este pasaje es el único episodio en Marcos en el cual aparecen los saduceos. La aparición de éstos es completamente característica de ellos. Los saduceos no constituían una facción judía muy grande. Eran aristocráticos y ricos. Incluían a la mayoría de los sacerdotes. El cargo de sumo sacerdote siempre lo ocupaba un saduceo. Podríamos referirnos a los saduceos como los modernistas del antiguo judaísmo. Los llamaríamos racionalistas[1]. Marcos describe a los saduceos como los que dicen que no hay resurrección. En Hechos 23:8 se da testimonio de que «los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; pero [que] los fariseos afirman estas cosas». Así, los saduceos vinieron a plantearle a Cristo una pregunta necia y tan superficial  acerca de una mujer que sobrevivió como esposa de siete hermanos. Todos se habían casado con ella de conformidad con la ley judía del matrimonio levirato, la cual estipulaba que si un hombre moría sin tener hijos, su hermano debía casarse con la viuda. La pregunta irrelevante e irreverente que los saduceos le plantearon a Cristo fue esta: «En la resurrección que dices que tendrá lugar algún día, ¿de cuál de ellos será ella mujer?». Uno puede percibir la burla y el desprecio que motivó a una pregunta (perdonen la palabra) tan estúpida.

¿Cómo se da cuenta uno que las inquietudes espirituales de una persona son irrelevantes? Cuando su fe es simplemente teórica, retórica y periférica. Observe porque es teórica.  Los saduceos ya tienen una tesis. Ellos en realidad no están deseosos de aprender sino de comprobar su teoría. No tienen una disposición abierta hacia un mayor conocimiento de parte de Jesús. Ellos no creen en la resurrección y lo que quieren hacer es quedar mal a Jesús. Simplemente creen que su teoría es la correcta. ¿Cuántas teorías hay en nuestro peregrinaje evangélico hoy? Esas teorías lo que hacen en comprobar que nuestra percepción espiritual es superior a lo descrito en la Palabra de Dios. ¿Cuánta teología simplemente se cree superior a la sencillez y profundidad de la Palabra de Dios? ¿Cuánto supuesto teólogo ha superado con sus grandes propuestas teóricas teológicas a la revelación de Dios? Yo diría que muchos…y seguirán habiendo más… A propósito de esta idea, esta semana asistí a una iglesia en donde el pastor predicaba acerca de caminar en lo sobrenatural.  Y como todo fogoso pentecostal contó varias ilustraciones con respecto a cómo Dios respalda a los que se mueven en lo sobrenatural. En una de sus ilustraciones contó como él y su esposa debían hacer un trámite en migración pero que estaba tan llena de gente que se iban a tardar todo el día. El pastor contó que su esposa le dijo  ¿que iban hacer? A lo que él contestó que Dios les proveería una salida y haría un milagro. Al seguir relatando su testimonio expresó que se acordó de una señora que él conocía de joven y que trabajaba en migración, así que decidió preguntar por ella. Y efectivamente  la encontró en la oficina que el visitaba. Relata que le hablo y que ella al final le ayudó y le dio un papel que declaraba que podía hacer los trámites el día siguiente. Al día siguiente, según el relato del pastor, ellos llegaron a la oficina nuevamente y sólo se tardaron 30 minutos en su trámite. Así que la enseñanza es: Dios es milagroso y ayuda a los que caminan en lo sobrenatural. Bello, ¿no? Sólo por una cosa que alguien me conteste ¿qué de los que fueron responsables en hacer cola, tuvieron paciencia para esperar horas y horas y que no tenían una “palanca” que les facilitara el trámite? Es Dios tan justo para ayudarle a alguien que no participa de la necesidad de todos y él va a promover el favoritismo a costa de una injusticia? Que me perdone este hermano pero eso no es andar en lo sobrenatural eso es andar en la carne y fomentar la corrupción. Es lo mismo que los Saduceos ellos tergiversan la Escritura y piensan que Dios está a favor de ellos.

También su realidad es retórica.   El discurso es bien articulado. Observen las propuestas de la teoría. Hay detalles, hay lógica, hay uso de la Escritura (¿mal uso?). Trajeron una pregunta hipotética a Jesús, basada en la ley del matrimonio dada en Deuteronomio 25: 7-10. Era el caso de una mujer que  tenía una serie de siete maridos. Durante su vida matrimonial ella se casó y recasó con todos los hermanos, (¡!) y todos  murieron (¿Sería la viuda negra?).  “Si hay una cosa como una resurrección futura,” argumentaban, “¡entonces ella debe pasar la eternidad con siete maridos! “Parecía un argumento perfecto, como la mayoría de los argumentos que se basan en situaciones hipotéticas y fantasiosas. Así que la pregunta irrelevante e irreverente que los saduceos le plantearon a Cristo fue esta: «En la resurrección que dices que tendrá lugar algún día, ¿de cuál de ellos será ella mujer?». Uno puede percibir la burla y el desprecio que motivó la pregunta.

También su realidad es periférica.  Una cosa que me intriga es que los Saduceos aparecen con un tema periférico. Jesús ha estado envuelto en sendas discusiones teológicas, políticas e ideológicas y ahora los Saduceos tocan un tema de una viuda y siete maridos. ¿Qué tan importante era ese tema a la luz de las grandes luchas y necesidades espirituales que estaban en el ambiente en ese momento?  En realidad su gran agenda oculta no tiene nada que ver con las necesidades de las personas o las realidades espirituales de nuestro contexto, sino simplemente con el debate teórico, retórico y periférico. De hecho aunque podría ser interesante para ellos y para su estatus, simplemente era irrelevante. Pero hay una cosa que me preocupa más con respecto a la agenda oculta de los saduceos. Esto tiene que ver con su ética y piedad espiritual. Es obvio que detrás de una inquietud espiritual tan irrelevante y tan superficial hay una ética corrupta, que cuestiona la integridad de la Palabra y la esencia del cristianismo en Jesús. ¡Ah! Cuantos teólogos en facultades teológicas de seminarios y universidades que conozco pueden levantar grandes conferencias y disertaciones teológicas y congresos de reflexión teológica, pero que sus vidas y testimonios cristianos no  cumplen los anhelos de Cristo. Son diestros para la teoría,  para la retórica y para tocar temas tan periféricos , pero cuando se les ve en el diario caminar, son borrachos, mujeriegos, divorciados varias veces, mal hablados, participan de la corrupción, son tramposos en sus negocios, se lucran de las ideas, ávidos de protagonismo  y reconocimiento, adictos al poder, pueden cuestionar la inerrancia de la Palabra, puede dictaminar que las Escrituras tienen fallas, ponen a Dios en el banquillo y se atreven a cuestionarlo y hacer creer que son lo último y más moderno en conocimiento teológico y menosprecian al sencillo que todavía cree en una Palabra intacta y en  un Cristo real y sencillo, etc. ¿Y saben que es lo más triste? Que creen que por su condición de teólogos y analistas críticos de la teología, Dios se hace de la vista gorda y no les toma en cuenta su pecado. ¡Son los saduceos modernos ¡

Ahora una espiritualidad teórica, retórica y periférica simplemente se preocupa por preguntas espirituales o búsquedas superficiales. ¿Cómo es la cosmovisión cristiana ante este tipo de espiritualidad tan superficial?

Jesús comenzó y terminó Su respuesta con la clara afirmación del error de ellos: «Erráis. Mucho erráis». Reconozco que me parece alentadora la franqueza con que habló. Jesús no felicitó a estos hombres como nosotros lo podríamos haber hecho, por hacer una valiosa pregunta de gran trascendencia religiosa. Estaban en un error, estaban completamente equivocados, y Cristo se los dijo. Luego agregó otra razón para el error de ellos. Erraban porque ignoraban dos grandes verdades. No conocían las Escrituras, y no conocían el poder de Dios. Así que Jesús les dice tres filtros  por la cual su inquietud espiritual es superficial.

El primer filtro es Escritural. La ignorancia de las Escrituras era la causa inmediata del error de ellos en cuanto a la resurrección, pero la causa fundamental y original del error de ellos era que ignoraban el poder de Dios. La mayoría de los errores de la iglesia de hoy día, especialmente los que causan polémica innecesaria, casi siempre se deben a una ignorancia o a una falta de respeto por las Escrituras. Es sumamente significativo que en Su confrontación con los fariseos, así como con los saduceos, Cristo considerara las Escrituras como el árbitro final del debate y el máximo tribunal de apelaciones. Cuando venían a Él con una pregunta, frecuentemente les respondía con otra pregunta que los refería a las Escrituras. Así, cuando el joven rico preguntó acerca de la vida eterna, Jesús respondió: « ¿Qué está escrito en la ley?». Cuando los fariseos indagaron sobre Sus puntos de vista acerca del divorcio, Su respuesta fue: « ¿Qué os mandó Moisés?». Lo mismo sucedió aquí con los saduceos. Dijo en el versículo 26: « ¿No habéis leído en el libro de Moisés […]?». Los saduceos insistían en que en los primeros cinco libros de Moisés (la única parte del Antiguo Testamento que ellos aceptaban) no había prueba de la inmortalidad ni de la resurrección. Es de estos mismos libros de Moisés que Jesús sacó Su prueba. En Éxodo 3.6 Dios se llamó a Sí mismo el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, tres patriarcas que habían vivido y muerto muchos años atrás. Pero Dios habló en tiempo presente, el tiempo de la frase «Yo soy». El argumento de Jesús era que si Dios es Dios de estos patriarcas incluso, ello significa que todavía deben de estar vivos, pues un Dios viviente debe serlo de gente que vive, no de gente muerta. Si los patriarcas están vivos la resurrección queda probada. Los saduceos eran ignorantes, antes que todo, de las Escrituras.

El segundo filtro era espiritual.  Este filtro se basa en el hecho de pensar como Jesús piensa y no como el ser humano piensa.. Parecían haber creído que su pregunta acerca del matrimonio levirato sería suficiente por sí sola para desacreditar la idea de la resurrección. Según ellos opinaban, los problemas que la otra vida creaba hacían que tal vida fuera inconcebible. Esperaban que el relato acerca de la mujer que tuvo siete maridos les diera la oportunidad de reírse de la doctrina. Uno se los imagina tratando de disimular sus risas. El problema era que todo el argumento de ellos descansaba sobre un supuesto erróneo: Si hay otra vida después de la presente, sería la misma clase de vida que existe hoy día sobre la tierra. Parece que nunca se les ocurrió a los saduceos que Dios crearía otro orden de seres, una nueva y diferente vida, en la cual los problemas de la tierra serían resueltos.

El tercer filtro era sobrenatural. Había una  causa más fundamental del error de ellos y era que ignoraban el poder de Dios. Jesús dijo: «Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos». En otras palabras, en la otra vida habrá nuevos seres que vivirán una nueva vida bajo nuevas condiciones. Los seres humanos serán como los ángeles. Los mortales serán inmortales. Es como Pablo lo expresa, habrán sido resucitados incorruptibles (1era Corintios 15). Cuando la resurrección suceda y una persona vuelva a vivir, las antiguas leyes de la vida física ya dejarán de estar vigentes. Los encuentros físicos como el casarse y el darse en casamiento ya no tendrán relevancia. En sí la respuesta de Jesús enfatiza que la vida venidera no puede ser imaginada en términos de esta vida del todo. Todo esto, esta nueva vida bajo nuevas condiciones, en una nueva era, será posible gracias al poder de Dios, un poder extraordinariamente sobrenatural, un poder que los saduceos ignoraban.

Los saduceos tienen muchos sucesores, igual de astutos, pero igual de necios. El saduceo moderno es el creyente, teólogo, pastor o líder  cuya visión de la realidad se limita a lo que puede percibir con sus cinco sentidos. Desecha todo lo que no pueda ser sentido, visto, tocado, manipulado ni saboreado. La locura de los hombres que desechan las Escrituras consiste en que ellos se encierran en un estrecho ámbito de la vida cuyos límites están definidos por lo que pueden ver, percibir, pesar, medir y verificar por medio de sus propios sentidos. El hombre mismo se convierte, entonces, en la frontera de la vida. Sea cual sea el campo de trabajo de uno —negocios, ciencia, religión, política, vida familiar— todo error de la vida puede atribuirse a uno de esos dos errores. O no conoce lo que un Dios viviente puede hacer, o no conoce lo que un Dios viviente sabe. Esta es la debilidad mortal de lo que llamamos mente racional, cristianismo lógico. El cristianismo auténtico es cristianismo sobrenatural. No es una ética dócil e inofensiva que consista en unos pocos principios morales adornados con una pizca de religión. Es la religión de la resurrección, una vida vivida por el poder de Dios, el poder que levantó a Cristo de entre los muertos, y que un día nos levantará a nosotros. Pablo dijo en Romanos 8.11: «Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros». En Efesios 3.20, dijo otra vez: «Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros… »

Creo que las inquietudes espirituales y nuestras preguntas espirituales deben buscar el Poder de Dios. ¿No es eso lo que su vida y la mía necesitan? Necesitamos poder para vencer la tentación, poder para hacerles frente a las dificultades de la vida, poder para mantenernos a flote cuando el mundo se viene abajo, poder para llegar a ser la clase de persona que Dios se propuso que fuéramos al crearnos. Tal poder es prometido a los que confían en Dios, aceptan lo que Él dice, obedecen el evangelio de Su Hijo, y se esfuerzan por vivir como Él manda. Es una idea asombrosa, pero es verdadera…dejemos las preguntas estériles para “Teólogos y Reteólogos”

[1] http://www.biblecourses.com/Spanish/sp_lessons/SP_200301_11.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: