“Cuando los perros no ladran…también vamos cabalgando”


perro-ladrando

“… pero ni siquiera un perro le ladrará…”

Desde hace muchos años, hay una frase que se le atribuye al Quijote de la Mancha. Es una frase que se usa muy a menudo para motivar a la gente que no se desanime por las críticas de las personas cuando emprendan algo. La frase en cuestión es: “Los perros ladran Sancho. Y es señal  de que vamos cabalgando”. Sin embargo esta frase no aparece en el Quijote. La hizo popular un actor estadounidense llamado Orson Wells, y él dijo que provenía del libro de Cervantes. Sin embargo la frase es motivadora. ¿Pero qué pasaría si en realidad los perros no ladran? ¿Es decir que los perros no ladren es señal de que se va cabalgando también? Creo que esto sería una señal un poco contradictoria  ¿No creen?

Sin embargo la biblia hace un relato muy interesante asociado con el ladrido de los perros. En Éxodo 11:7 hay lo que me parece una  dinamizadora  expresión de parte de Dios. En Egipto una señal de que Dios hacía una diferencia entre Egipto e Israel era que cuando un Israelita caminaba o pasaba por las casas de los egipcios, sus perros no les ladrarían. Ahora se plantea una pregunta ¿Por qué los perros le ladran a las personas? Básicamente porque se sienten amenazados. Es obvio que estamos hablando de perros que les ladran a personas que no conocen. A los que conocen es natural que ladren por distintas razones. Pero, el texto habla de un ladrido que proviene de la hostilidad hacia el sujeto observado por un perro. Volviendo al asunto, un perro ladra cuando se siente amenazado por su territorio, cuando una persona le genera sospecha, o presiente sentimientos hostiles, en fin,  hay una cantidad muy variada de situaciones. Sin embargo aquí podemos notar que Dios controlaría el instinto natural del perro de desconfiar  y por consiguiente ladrar a alguien. Me puedo imaginar la escena. Los israelitas pasando por la casa de un egipcio con sus pertenencias, su vaca, carretas y con todo el ruido que haría el despliegue de millones de personas, y los perros simplemente serían observadores del evento. Ni una reacción, ninguna persecución de una carreta, ninguna arremetida contra un niño, ningún ladrido contra una vaca. ¿Podría ser más milagroso que el silencio de un perro? Qué podemos aprender de este sencillo pero significativo relato. Primero, Dios controlador de  acciones elementales. Es importante notar que el instinto de protección por medio del ladrido sometido a la voluntad de Dios se puede lograr. Eso significa que aún los perros con sus instintos bajo mandato de Yahveh pueden superar sus emociones ¿será posible que el hombre no puede superar una conducta instintiva? El hombre como animal instintivo ha llegado  a darle rienda suelta a sus pasiones, argumentando que es incapaz de controlar esas pasiones, pero he aquí la muestra de que el control de esas pasiones es señal de diferencia ante la autoridad de Yahweh. En realidad este verso nos desarma ante tantas pasiones e instintos que le damos rienda suelta. En ese sentido, si podemos superar la pornografía, podemos superar las adicciones a las drogas, alcohol, podemos someter nuestros deseos de adulterio y fornicación al designio de Dios. Es únicamente por el poder grandioso y controlador de Dios que aún hasta los animales pueden superar sus más básicos instintos.

Segundo, Dios creador de situaciones peculiares. Dios usa cosas naturales para demostrar su autoridad sobrenatural. ¿Por qué usar un perro para mostrar que el diferencia a  sus hijos de los que no son sus hijos? Nadie podría entender que dentro de la plaga de la muerte de los primogénitos y de la inminente salida de los judíos de Egipto, un grupo de perros sería el indicador del favor de Dios.  A veces nos perdemos esos grandes detalles de parte de Dios. Así es, Dios se muestra en las plagas y en las grandes manifestaciones de su poder pero jamás subestimemos en las cosas pequeñas, que pasan desapercibidas pero que detrás de ella la mano poderosa de Dios las está respaldando. Es cierto que quisiéramos que un hijo o hija salga de las drogas, que se cure. Que una hija regrese de su alejamiento de nosotros, o que un matrimonio no llegue al divorcio. Esperamos el milagro. Pero nunca olvide ni ignore que también el enfermero que asiste a su hijo adicto puede ser un gran instrumento en las manos de Dios. Ese médico que le prescribe la medicina correcta, ese consejero anónimo que exhorta al  amante  para que eche  para atrás en la relación que ha dañado su matrimonio. Cosas tan pequeñas y tan normales, que pasan tan desapercibidas como que un perro no ladre. Tenga confianza en que Dios usará cosas que usted ni siquiera sospecha este año para mostrarle que usted está siendo respaldado por Él.

Tercero, Dios es un comunicador de  lecciones inolvidables.

¿La está pasando mal? Se ha sentido como que miles de capataces en su vida le dictan que hacer y lo someten a un yugo de esclavitud? Ha vivido estos últimos años bajo los deseos de otras personas y lo han tratado como a un esclavo o esclava? No ha habido sentido de realización ya que la vida le ha enviado Faraones que lo han puesto a construir en su vida “pirámides y obras” que a usted no  le interesan ni son de su agrado?  Usted está en la misma situación Israel, sin embargo Dios le muestra a través de una insospechada revelación que está bajo su cuidado y control. El está a punto de mostrar lo mucho que se interesa por usted y se lo hará saber a sus capataces. Observe cuáles eran las lecciones inolvidables que Dios quería comunicar tanto a Egipto como Israel. Primero era un sentido de instrucción. Dios le dice a Israel, hago esto para “que sepan”. No olvide que Dios le está capacitando, armando con un conocimiento superior y de sabiduría. Dios no pasará por alto el instruirlo en este momento de dificultad. Ellos debían saber que Dios estaba con ellos, que era superior que Faraón y que a diferencia de éste, Dios si los amaba.  Segundo, un sentido de distinción. Observa que Dios dice: “Yo hago distinción”. Los judíos habían aprendido a que eran diferentes en Egipto. Y de mala manera. Es decir ellos sabían que entre los egipcios y los judíos había una distinción. Ellos estaban abajo y los egipcios abajo. Ellos eran esclavos y los egipcios patronos. Sin embargo aquí Dios le da vuelta a la escala social a la que estaban acostumbrados. Ahora ellos son los privilegiados y han pasado de sometidos a sometedores. ¿La razón? Dios está con ellos y  ha escuchado su clamor. ¿Será posible que las cosas cambien para usted? ¿Será posible que Dios ahora cambiara los papeles? Podrá ser que Dios lo eleve ahora sobre sus adversarios, sus jueces, la gente que le hizo daño, los que se enseñorearon de usted y lo sometieron a una vida de menosprecio y de falta de dignidad. Dios te puede estar llevando a un momento de elevación y de dignidad, no te preocupes que ahora eres parte del pueblo de Dios. Asegúrese simplemente que tiene una relación correcta con el Dios de Israel y no con los dioses de Faraón.  Finalmente, un sentido de destinación. Ahora ya no sería un grupo de esclavos sino el pueblo de Israel. El nombre de Israel denota la definición de la identidad de los judíos. Este nombre fue puesto a Jacob una vez que tuvo su lucha en el vado de Jaboc. Ya no sería llamado “ladrón” o “tramposo” (ya que eso significa el nombre Jacob) sino que Príncipe de Dios (en esencia ese es el sentido de Israel). Volverían a ser ese pueblo de Abraham bajo promesa y pacto con un destino nuevo. Ya no sería Egipto sino Canaán. Ese tiempo había llegado.

Nunca olvide su destino y hacia donde lo lleva Dios. Todos aquellos que tienen una relación personal con Dios (no una religión) deben entender que Dios tiene un destino grandioso no sólo al final de peregrinaje sino durante este peregrinaje.

Debería empezar hoy con una oración, en la que entregue su vida a Jesucristo y se convierta en su hijo.

Dígale: Señor te entrego mi vida, sé que necesito de ti, quiero experimentarte con a través de una relación genuina y no una religión. Acepta mi vida y hazme tu hijo (hija). En el nombre de Jesús.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: