Sanando las áreas estériles de mi vida


 

Tener una necesidad o estar condicionado por una enfermedad es algo que no muchos pueden manejar bien. Sobre todo cuando es algo de nacimiento. Y es que en nuestro mundo, la gente pasa a la historia por cosas malas, o por cosas buenas que hacen. Por su crueldad, por sus crímenes, o por grandes hazañas, o por su inteligencia, o por su poder. El hombre de este texto, pasó a la historia, no por ser un hombre importante, ni por su inteligencia, sino por su enfermedad. Es conocido como “el hombre de la mano seca”. Según Lucas 6:6, dice que la mano que estaba “seca”, era la “derecha”, y este señalamiento es importante, pues en él está resumida su vida. La mano derecha está seca, como seca está su economía, al no poder trabajar bien para ganar el pan diario. Su felicidad, su dicha era tan seca como su propia mano, ya que, a diferencia de un hombre sano, él no podía relacionarse sentimentalmente con una mujer es probable que pensara a, ¿cómo tomaré su mano? ¿Cómo podrá una mujer soportar el toque de una mano marchita, contraída y arrugada? Es así que siempre se mantenía al margen, llevando una vida solitaria y oculta, al menos, en la medida que pudiese ocultar su mano. Sin embargo, ese día en que Jesús estaba ahí, no quedó anónimo, sino que fue el centro de atención, no solamente de las miradas morbosas, sino del mismo creador del universo.

Al pensar en este pasaje me he preguntado ¿Cuándo quiere Dios sanar una parte seca de mi vida? ¿Cómo lo hace y porqué lo hace? He pensado para mí mismo, ¿Qué partes de mi propia vida están secas? Es más están tan secas que hasta ya me acostumbre a vivir con ellas. Y aunque sea una parte pequeña y no la totalidad, es obvio que me paralizan porque son áreas estratégicamente productivas, que al no funcionar bien afectarán todo mi desempeño. ¿Cómo se cura a un hombre con un área seca de su existencia?

Primero deberíamos enfocarnos en la condición del hombre. Quisiera observar  los tres verbos importantes de los dos primeros versículos. Los verbos en mención son había…tenía…observaban…

¿Qué relevancia tendrían estos tres verbos, que puedan describir la condición de este hombre?

La primera condición es realismo.

¿Por qué no había tenido sanidad en su mano a pesar de que era un creyente devoto de la sinagoga? Porque nuestras congregaciones sobre todo de corte conservadora pareciera que están tan derrotadas que simplemente se acostumbran a los embates del Diablo. El primer verbo es “había” este verbo es un imperfecto que denota hábito, constancia y continuidad. Es decir e verbo demuestra que el hombre de la mano seca no era una visita sino un residente de la sinagoga. En ese sentido si él era un asiduo participante de la actividad de la sinagoga, la mayoría de personas estarían acostumbradas a observarlo. ¿Qué nos hace aceptar la realidad de un problema en la vida de una persona?¿Porque los fariseos no habían intentado hacer algo con este hombre?¿Porque nuestras iglesias se acostumbran a tolerar este tipo de limitaciones en la vida de sus feligreses.  Lo primero sería por racionalismo. Es decir ellos tenían una explicación racional para la necesidad. Muchos sabían que no tendría cura, debido a que era una enfermedad irreversible. Lo segundo podría ser por tradicionalismo. Es decir ya se había acostumbrado a su enfermedad  y simplemente había dejado de creer en una solución. Lo tercero sería una situación el espiritualismo. No sabemos la causa exacta, se puede concluir que fue resultado de una parálisis local… tampoco sabemos cuánto tiempo llevaba así… para la mentalidad judía, esto debía corresponderse con algún juicio por su pecado. Seguramente se sentía apocado… impotente… en otros momentos tal vez se sentía inferior. Y muy probablemente este hombre se sentiría también abandonado por Dios.  Hay una gran diferencia entre lo espiritual y el espiritualismo. Una cosa es tener una postura espiritual abierta al mover de Dios y otra una postura espiritual cerrada al mover de Dios.

¿Cuáles son las condiciones de las personas que asisten a nuestras congregaciones? ¿Estamos  ya acostumbrados a ver gente con áreas “secas” en su vida? Así que tres cosas condicionan una mentalidad derrotista. Primero una actitud racionalista, una actitud conformista y finalmente una actitud legalista. Sin embargo debemos entender que aunque sea un realismo  visible, la realidad es otra. Si por realismo entendemos lo temporal y visible es obvio que caeremos en la conclusión de que nada se puede hacer. Pero para el cristiano la realidad es otra, es el mundo no visible y el operar de Dios.

La segunda condición es el conformismo

Este hombre buscaba a Dios a pesar de su crisis… fue a la sinagoga… a adorar a Dios y a aprender su Palabra… y en el tiempo de Dios, tiene un encuentro con Jesús… a veces aparecen las crisis que nos recuerdan que debemos buscar a Dio. El siguiente verbo es “tenía. ¿Qué era lo que tenía? Pues el texto describe que es una mano seca. Un apócrifo judío añade que era albañil… y que  no podía ahora ganar el sustento de su casa.[1]     Es interesante notar que el verbo “exo” en griego es un participio presente activo. La Reina Valera lo traduce como imperfecto, pero la idea es que Marcos al usar esta forma verbal es que como si estuviera haciendo un señalamiento sobre la evidente presencia del hombre. La frase se podría traducir como “allí tienen un hombre de la mano seca” o incluso se podría parafrasear como “allí estaba el “tullido”. Eso implica que este hombre ya era muy conocido en esa sinagoga por su defecto físico. A pesar de eso, tanto los asistentes de la sinagoga como el hombre con la discapacidad se habían conformado con su estado. ¿Por qué sabiendo que hay aridez en nuestras vidas simplemente no hacemos algo para cambiar? ¿Porque nos adaptamos a las debilidades y las aceptamos como normales? El libro de Mario Vargas Llosa “Los Cachorros”  describe como una persona puede pasar de avergonzarse, enojarse y adaptarse a un defecto[2]. Me imagino que ese día en la sinagoga  todo ocurría conforme a lo programado, nadie hubiera esperado que este hombre cambiara su vida después de tantos años. Aunque había expectativa por lo que Jesús haría, simplemente la mentalidad era estar conforme al status religioso establecido. ¿Cuáles son los tipos de sequedad que el conformismo desarrolla y  que se ven  en este pasaje? Porque para ser sinceros, la mano seca es la menor de las sequedades en este pasaje.

La tercera condición es el legalismo

La tercera frase es “observaban”. Había allí escribas y fariseos… que no solo atacarían a Jesús, sino también a éste hombre… por recibir sanidad en el día de reposo… “y le acechaban” = enemigos de la gloria de Dios… La expresión se puede traducir como “acechar”. Es decir estar pendientes a la par de alguien observando cada uno  de sus  movimientos. ¿Por qué hay gente que llega a la iglesia sólo para observar a los que están mal? (Según ellos). ¿Quiénes son los precursores del legalismo? ¿Qué tipo de sequedad produce el legalismo? Primero, la sequedad ritual. Queda claro que ellos amaban más el día que a Dios, que a la persona y a la necesidad de la persona. Cuando el evento es más importante que la necesidad de la persona, entonces tenemos una sequedad ritual. Segundo, la sequedad emocional. Ellos no sienten ninguna simpatía, o empatía por la necesidad del hombre. Ni siquiera se alegran porque pueda solucionar su problema. Simplemente están más empecinados en establecer las reglas del sábado. Cuando el sentimiento es mayor por las reglas que por la gente entonces tenemos sequedad emocional. Tercero hay  una sequedad doctrinal No leemos que este hombre se dirigiera a Cristo para que lo sanara pero los enemigos observaron que Jesús se fijó en Él y sabía que tenía la costumbre de ser encontrado por los que no lo buscaban, por eso la maldad de ellos se anticipó a la bondad de Jesús. Le preguntaron (Según el relato de Mateo) ¿Es lícito sanar en día de reposo? Jesús le contestó: Si tienes una oveja y cae en un hoyo ¿no la levantas? ¿No vale más la vida de un hombre que una oveja? Para los fariseos solo un moribundo debía ser atendido en un día de reposo. Es obvio que pierden el tiempo en una discusión teológica, ante la necesidad de la persona. ¡Cuántas disertaciones estériles hacemos como cristianos y como iglesia y simplemente nos diluimos ante las grandes realidades y necesidades del mundo. Cuando el credo es superior  al creyente entonces tenemos sequedad doctrinal. Pero hay una sequedad aún más peligrosa que aparece en el vrs. 6: Observe lo que dice “tomaron consejo contra él para destruirle”. Es la sequedad espiritual. En el texto dice que tomaron “inmediatamente“una asamblea para eliminarlo totalmente, destruirlo, acabarlo. Es interesante que Marcos utilice la palabra  “Symbolluim” para la asamblea que tuvieron. Esta palabra significa “asamblea de consejeros o personas en la consulta (los gobernadores y procuradores de las provincias tenían un consejo de asesores o consejeros con los que tomaron consejo antes de dictar sentencia)[3] Eso significa que se puede dar una asamblea legal en lugar de una asamblea (eklessia) espiritual. Siempre me he preguntado de donde salen las “famosas asambleas” denominacionales de nuestras iglesias. ¡Cuántas asambleas he asistido que lo menos que tienen es un corte espiritual! Solamente se hacen para exaltar los egos y las propias agendas. Incluso son “asambleas donde se asesina el espíritu de Jesús”. Cuando el espíritu de nuestros intereses en nuestro congregar es mayor al espíritu de Cristo entonces tenemos sequedad espiritual.

Pero gracias a Dios que esto no limita a Jesús en su pleno ejercicio de su autoridad y ministerio.

En segundo lugar veamos la Curación del hombre.  Para esto usemos los mismos verbos del texto en mención. El verbo dijo…levántate…ponte……extiende…

¿Cómo cura Jesús a este hombre? El Señor Jesús lo sabe todo, vrs. 8a. Lo primero que tenemos que recurrir es a la autoridad de la Palabra. “Dijo” La expresión es un presente indicativo de “lego”, es decir un discurso completo y básico. Es importante observar que en castellano tenemos esa expresión para describir a una persona no profesional. Wikipedia lo pone de esta manera: “Un lego o un no-profesional (en inglés lay person o layman) es una persona que no es un experto en un determinado campo de conocimiento (en general, que no tiene formación en ningún área muy especializada o calificada). Originalmente, el término era sinónimo de laico, o sea un no-clérigo, aunque con el paso del tiempo el concepto fue evolucionando.[4] El concepto que describe algo en términos legos ha tenido amplia difusión en el mundo anglófono. Poner algo en términos legos, es describir o explicar un tema complejo y técnico, usando palabras y expresiones que el individuo promedio (una persona sin formación profesional en la materia) pueda entender con cierta facilidad, logrando al menos algún grado de comprensión sobre el asunto en cuestión. En ese sentido Jesús recupera la sencillez y efectividad de la Palabra. Debemos volver a creer en Cristo sencillo que hace cosas extraordinarias. Segundo la humildad de la Persona. “levántate y ponte”. Quizás surjan murmuraciones…. Éste hombre es desafiado a creer y a vencer el miedo (a los fariseos). Esta Palabra del Señor implica una acción del hombre. Es hacerse visible y reconocer su necesidad. Pero también es un reto a salir de mi estado de pasividad y dar pasos de fe. Tercero la debilidad  del problema extiende tu mano”, imagínate esa presentación…Quizá sólo te gusta mostrar tus fortalezas y resultados, la mano de éste hombre no era bonita… la guardaba junto a su cuerpo… Jesús pidió ver la mano seca. Como que Dios pudiera decir  muéstrame tus debilidades y pecados… esas cosas que quieres esconder, que te hacen sentir mal (miedos, temperamento sin control, la ligereza en la boca que te mete en problemas, la inmoralidad sexual, el doble ánimo…), pero cuando los traes a Dios, y reconoces tu condición, el Señor Jesús trae restauración… y nos levanta en bendición… él es nuestro sanador integral…

El Señor Jesucristo es hacedor de milagros, él tiene compasión de nuestras necesidades, nosotros debemos superar algunos obstáculos que aparecen cuando procuramos su presencia, su toque transformador, y acercarnos a él con corazón sincero y humilde… y él hará más allá de lo que podemos imaginar… derriba el escudo de las apariencias y acércate al Señor con corazón sincero, no saldrás con las manos vacías.

[1] http://www.estudiosysermones.com/2012/11/un-milagro-en-la-sinagoga.htm

[2] En el libro el personaje descrito por un niño de apellido Cuéllar es castrado por un perro, y después de ese evento se le acomoda el apodo de “pichula Cuéllar” que es una frase oriunda de Perú para describir de una forma vulgar el órgano genital del hombre. En el pequeño libro “Cuéllar” pasa de vergüenza, enojo a aceptación de su apodo.

[3] https://www.blueletterbible.org/lang/lexicon/lexicon.cfm?Strongs=G4824&t=RVR60

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Lego_(no_profesional)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: