Las uvas han de estar verdes…


la zorra y las uvasRecuerdo la fábula de Esopo llamada la zorra y las uvas. Cuenta la fábula que una zorra estaba tan hambrienta y se encontró con una vid llenas de uvas. La zorra se moría de hambre y deseos de comerlas. Así que saltó y saltó para ver si las alcanzaba y después de muchos intentos, desistió de comérselas. Dice la fábula que al alejarse dijo: “Ni quería comerlas, además deben estar verdes”. La fábula enseña que cuando uno no logra lo que quiere se frustra y luego justifica su enojo con cualquier excusa.

Estaba leyendo que Nehemías había pasado 4 meses orando por su patria y por sus hermanos y su ciudad. Creo que el hombre estaba tan cerca de Dios, que esperaba una respuesta de parte de él. Sin embargo me llama la atención que su rostro no reflejaba paz ni serenidad o alegría sino tristeza.  “¿Porque está triste (literalmente, malo) tu rostro? ¿Porque tenía esa cara? ¿Sería que estaba molesto con Dios?¿Molesto con su situación? Muchos dicen que esperó 4 meses pero en realidad lo que más creó es que Dios le hizo esperar 4 meses. Porque si interpreto bien lo que dice al final del vrs.11 del capítulo 1 parece ser que Nehemías tenía en mente pedirle pronto la petición al rey.  ¿Estaría frustrado porque no había visto la oportunidad para hablar con él? Sea lo que sea es obvio que ya se le notaba en su rostro la frustración. ¿Qué hacemos cuando la frustración alcanza ya nuestro rostro? Quiero que analicemos en el caso de Nehemías primero ¿cómo llega uno a frustrarse? ¿A dónde lo puede llevar la frustración? ¿Cómo lidiamos con la frustración?

¿Cómo llego a la frustración ? Pienso que eran tres elementos. Primero, la inactividad de Dios. Lo dejó esperando 4 meses. Segundo, La insatisfacción de sus deseos. Su deseo era estar en su patria con los suyos, sin embargo debía permanecer atado a su trabajo. Tercero, inutilidad de sus planes. Debió haber sido frustrante para Nehemías el planificar, ponerse metas, averiguar y saber todo lo que sabía que se tenía que hacer y no poder hacer nada porque no tenía el aval del personaje principal, que era el rey. Es más tener un ardiente deseo de trabajar por una visión espiritual y verse atado a una realidad material como era ser copero del rey.

¿A dónde nos puede llevar la frustración?   Hay tres cosas que ocurren cuando caemos es un estado de frustración. Primero, pone en riesgo nuestra credibilidad. Artajerjes de laguna manera notó el cambio. En realidad la palabra que se usa para “triste” (RV60) se puede traducir como maligno, displicente, negligente. De alguna forma su manera de trabajar se  vio afectada por su frustración. Eso lo ponía en peligro ante los reyes, que eran muy celosos con respecto a quién les servía. La situación en que se encontró Nehemías era totalmente inesperada. Él había orado a Dios solicitando favores y bendiciones; y en lugar de ellos, se encontraba que ahora el rey dudaba de su lealtad. Segundo, pone en riesgo su estabilidad. Me parece interesante que cuando Nehemías responde y repite la palabra “triste” (vrs.3) en la expresión “y como no estará triste” no es la misma palabra del vrs 1 y 2. La palabra aquí es “yara” y la raíz etimológica de la palabra yara es “fluir” y se relaciona con las palabras el sentido de la lluvia o un arroyo como un flujo de agua. En el pensamiento Hebreo el miedo puede ser lo que se siente cuando estamos en peligro o lo que se siente cuando se está en la presencia de una vista impresionante o una persona de gran autoridad. Estos sentimientos fluyen de la persona tales como las acciones como temblando cuando en miedo o inclinándose en temor en alguien de autoridad.[1] En ese sentido el estado emocional de Nehemías al responder es de inestabilidad, nerviosismo, temblor, fluidez emocional aguda. Ahora recuerde que está frente al rey. Cualquier desplante emocional puede acarrear serias consecuencias. Tercero pone en riesgo su  responsabilidad. Nehemías era un hábil copero y empleado del rey y tenía doble responsabilidad. Ser buen empleado pero luego ser buen creyente. También era un  hábil planificador de las cosas de Dios. Por estar en esta situación todo el proyecto de Dios podría ser cancelado y echado al trasto. Por estar emocionalmente frustrado podría haber dicho cosas que hubieran perjudicado el proyecto que Dios tenía para él.

¿Cómo lidiamos la frustración? Primero, sea consecuente. Es decir no asuma algo contrario a lo que está viviendo. Uno no encuentra una negación de parte de Nehemías de cómo se siente. Simplemente acepta que algo malo le está pasando. Segundo, sea transparente. Cuando Nehemías responde a la pregunta del rey el es abierto, franco pero con tacto. ¿Cómo no estará triste mi rostro…la ciudad…sepulcro de mis padres…”. Respondiendo mediante una pregunta, evitó situarse a la defensiva. Si hubiera tratado de justificarse tan sólo hubiera agravado las cosas. Entonces mientras más tratara de explicar la causa de su tristeza y quebranto, menos credibilidad tendría su relato. Contestando al rey de la forma en que lo hizo, evitó un innecesario  enfrentamiento y conservó la unidad de su relación con el monarca. Una segunda ilustración de su transparencia la encontramos en la explicación de su quebranto. Él está consciente de la reverencia ancestral  que predomina en Cercano oriente con respecto a los muertos. De ahí que se refiera a la desecración de los sepulcros a sus antepasados. Sabía sobradamente que esto despertaría la simpatía del rey. Tercero,  sea inteligente.

Debe notarse que en ningún momento Nehemías menciona el nombre de la ciudad de sus padres. Esta omisión no es un engaño de ningún tipo. Con ello de manera inteligente está evitando juiciosamente un tema que podría ser peligroso. Jerusalén había sido a través de los tiempos una ciudad difícil de dominar (Esdras 4:6-16). Artajerjes conocía el origen étnico de su copero y éste fue lo suficientemente sabio para no perjudicar sus oportunidades de éxito, despertando recuerdos desfavorables en la mente del rey. Cuarto, sea dependiente. La forma en que maneja la situación imprevista, subraya la importancia del tacto pero sobre todo de la dependencia en Dios. Es obvio que la expresión “entonces oré al Dios de los cielos” nos demuestra cuán dependiente era Nehemías de Dios en casos de extrema urgencia. Eso le hizo tener sabiduría y buen tacto.  Ahora bien, tener buen tacto no significa asentir a todas las cosas que otra persona diga, ni tampoco que haya que mentir para no herir susceptibilidades ajenas. El tacto está basado en la verdad  y la personalidad, así como en la comprensión de la naturaleza humana. Exige  saber cómo llegar hasta las personas con la dependencia en Dios y dar a conocer lo que deseamos.

Así que las frustraciones son experiencias ingratas. Depende de nosotros dejarlas como tal o tratar de tomarlas como una prueba a nuestro estado de equilibrio interno y a nuestras capacidades de trabajar la paciencia, jerarquías en la vida, creatividad y, por qué no, sentido del humor.  La frustración se produce cuando aparece una barrera o interferencia invencible en la consecución de una meta o motivación. Podemos decir que la frustración es un sentimiento que viene generado por un malestar. Que se manifiesta como un estado de vacío o de anhelo insaciado. Dicho malestar está provocado porque “quiero algo”… Es una necesidad insatisfecha. Cuando una persona tiene una o varias necesidades insatisfechas  se vive en un estado en un estado de frustración permanente. Porque hay muchísimas necesidades que no hemos satisfecho. Nehemías se sintió frustrado pero pudo salir airoso de su frustración debido a que espero en Dios y en su poder para sacarlo adelante. Dios nos libre de ser como la zorra del cuento de Esopo y terminemos nuestra vida frustrados y diciendo: “ni quería las uvas además están verdes”.

[1] http://oremetyeshua.blogspot.com/2011/09/significado-de-las-palabras-en-hebreo.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: