Pinceladas de la Santa Cena II parte


Estamos celebrando la Cena del Señor. Hay una cierta manera debemos acercarnos a la mesa del Señor. Cuando llegamos a la mesa del Señor, hemos de mirar!

  • La primera mirada HACIA ATRÁS – Vss. 23-25

 Hubo algunas irregularidades en la forma en que los Corintios estaban celebrando la Cena del Señor. El comportamiento de al menos algunos tomaba distancia de la importancia espiritual de la mesa del Señor. Así, Pablo se ve obligado a revisar su enseñanza en esta área. ¿Cuál es el centro de nuestra mirada atrás? La mirada hacia atrás implica ver ¿quién? ¿El qué? ¿El con qué? ¿Para qué?

  • Primero ¿quién?

“Recibí del Señor”. Entonces el origen de esta práctica se basa en lo que recibimos del Señor. La expresión implica que la centralidad de la Cena es un encuentro espiritual y de comunión con Jesucristo. Así a quién debemos mirar a Cristo. Lo primero que tenemos que hacer es mirar hacia atrás a lo que Cristo ha hecho por nosotros. Así que perseguimos una Persona: Cristo.

  • Segundo, ¿el qué?

El dice “lo que os he enseñado”. Vs. 23 – Pablo había recibido su instrucción del Señor Pablo nos lleva de vuelta a la misma noche en que Jesús fue traicionado. La traición más trágica de toda la historia, el Hijo de Dios traicionado por un discípulo, tuvo lugar esa noche. Así que obedecemos su Palabra. Esto nos afecta grandemente nuestra liturgia actual sobre todo acerca de la Santa Cena ya que hay mucho de lo que hacemos que no tiene ninguna instrucción bíblica.

  • Tercero, ¿el con qué?

“Tomó pan…tomó también la copa”… Simplemente dos cosas importantes, pan, copa, y hermanos. No hay programas especiales, cantos de recordatorio, himnos solemnes, caras tristes y silencio sepulcral reverente.  El Señor Jesús tomó pan. Hubiera sido sin levadura de pan, porque era la Pascua.  Vs. 24 – Jesús estaba hablando simbólicamente cuando levantó el pan y dijo: “Esto es mi cuerpo.” El pan que nos debe impulsar a recordar que el cuerpo de Jesús fue roto para que podamos tener el perdón de los pecados y la vida eterna. Isaías 52:14, Isaías 53: 3-6   Miramos hacia atrás y recordamos el cuerpo que fue quebrantado por nosotros y: Recordamos los golpes en la cara y los azotes de la espalda.

Recordamos la corona de espinas en la cabeza, los clavos en las manos y los pies, y la lanza en el costado. Recordamos los insultos lanzados contra él mientras estaba colgado en la cruz. Miramos hacia atrás y recordamos por suerte todo lo que Él sufrió por nosotros.  Vs. 25 – Jesús también tomó la copa de la misma manera. La sangre es el nuevo acuerdo o convenio, o pacto en su sangre. La sangre siempre ha sido el requisito de Dios para un sacrificio por el pecado. Lo nuevo era que este sacrificio pagado en su totalidad por todos los pecados y no había más necesidad de  sacrificios de sangre. 1 Pedro 1: 18-19.  Una vez más esta participación de la copa era  “en memoria” de él.  El precio se paga por nuestro pecado. Al recordar con detalle nos ayuda a mirar hacia atrás y ser agradecido por lo que Dios a través de Su Hijo ha hecho por nosotros. Así que ¿el quién? nos acerca a una Persona, ¿el qué? Nos centraliza en su Palabra; ¿el con qué? No motiva a una Práctica.

  • Cuarto, ¿Por qué?

“En memoria de mí”. Esta expresión en griego es interesante es la palabra “anamnesis” que se puede traducir de varias formas y todas son bien interesante. El primer uso de la palabra es “recuerdo”. El segundo uso es para reminiscencia, y su uso es señalado como ejercicio consciente para recuperar un hecho olvidado,  o también como un recuerdo espontáneo. Y un tercer uso es para describir a una recapitulación de algo o  en repasar algo.[1] . Así que ¿el quién? nos acerca a una Persona, ¿el qué? Nos centraliza en su Palabra; ¿el con qué? No motiva a una Práctica. La pregunta ¿por qué? nos fomenta un Principio.

 

La segunda mirada  HACIA ADELANTE – Vs. 26

Esta mirada hacia adelante nos hace plantearnos también varias preguntas importantes.

  • Primero, ¿Cuánto?

“Todas las veces”. Esto se refiere al hecho específico que era una práctica común reunirse a comer juntos. Esta experiencia era el caldo de cultivo para tener un recordatorio de lo que Jesús había hecho en el pasado pero que la vida continuaba. No hay quien convoca, no hay quien dirige o pone una fecha tope de calendario. Era cuando los hermanos se reunían a comer, a disfrutar de la comunión cuando espontáneamente podían recordar a su Señor. En realidad la traducción de “todas las veces” se debe traducir “a menudo que se sientan a comer”. El ¿cuánto? Nos habla de vivencia

  • Segundo, ¿Cuántos?

“comen…beben…anuncian…

Es muy importante entender que si el ¿cuánto nos habla de vivencia. El ¿cuántos? Nos habla de convivencia. Los textos están plural es una vivencia en comunidad. Me llama la atención que esta convivencia por los elementos usados, nos muestran un equilibrio interesante. Más allá de la verdadera interpretación que Jesús les da, también es curioso notar que los elementos de la convivencia se ve primero en nutrirse (pan) divertirse (vino) y convertirse (anunciar). Creo eso es interesante porque no es un ritual sólo con un elemento espiritual sino también con elementos materiales y cordiales.  Por eso era evidente que la declaración de Jesús estaba enmarcado dentro de una verdadera cena de convivencia.

  • Tercero, ¿Hasta cuándo?

“Hasta que él venga”.  Me gusta mucho que el que Dios no haya puesto una fecha demuestra que lo que buscaba en sus hijos era una persistencia o una experiencia continua sin poner límites y fechas para hacerlo. “Hasta que el venga” nos enfoca en las personas y no en las fechas. El ¿hasta cuándo? nos reta a una influencia. Nos enfoca en una influencia existencial. Esa experiencia espiritual es continua. Se anuncia la muerte de Jesús sin una fecha tope. Vs. 26 – Tenga en cuenta la palabra “anunciar ” significa proclamar o predicar. Cuando usted toma el pan y la copa que está predicando! Usted está predicando su propia fe en la suficiencia del cuerpo quebrantado de Cristo y la sangre derramada de Cristo para pagar por tus pecados. Usted está haciendo una declaración de fe! Pero también nos enfoca en una influencia temporal. “Hasta”. Aunque no sabemos cuándo, pero no es para siempre, sino que habrá un tope en dónde ya no viviremos del recuerdo sino de la presencia misma de nuestro Señor Jesucristo.  Nos enfoca en una influencia eternal. “El venga”. Jesús vendrá nuevamente y las cosas temporales pasarán para darle lugar a las eternales, demostrando así que por años anunciamos que los que siguen a Jesús tienen esperanza y el futuro asegurado.  Es por eso que decimos que si no está seguro de que tiene el perdón de los pecados y la vida eterna basada en la fe en Cristo solamente, no debería tomar de la mesa del Señor. Deje que el pan y la copa pasen. Efesios 2: 8-9. Cada vez que usted tome del pan y de la copa que están predicando su muerte. ¿Hasta cuándo vamos a hacer esta predicación? Hemos de hacerlo hasta que Él venga! De hecho Jesús hizo una declaración interesante en Mateo 26:29 – Pero yo os digo, que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. Aquí está la mirada hacia adelante! Al tomar el pan y la copa ahora, esperamos poder compartir el pan y la copa en el futuro cuando Jesús venga y establezca Su Reino. Eso es una cosa maravillosa que espero con impaciencia. De hecho hemos de mirar con impaciencia adelante a su regreso para nosotros como  iglesia Tito 2:13. Así que no solo miramos hacia atrás a la cruz cuando participamos en la mesa del Señor, pero esperamos a Jesús que venga  de nuevo.

[1] http://dge.cchs.csic.es/xdge/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: