El Señor lo necesita II parte


images

En segundo lugar debemos dar con un sentido de reverencia (19:30-31a)

Según algunos reverencia significa expresar respeto y honra para la persona que estimas mucho, a base del verdadero amor y aprecio. Observemos que el texto nos dice que la manera en que pedimos no es una manera de manipulación o de disfraz, teniendo motivos ocultos.  Debemos tener reverencia al contexto de limitación. Es decir hay que tener claro el lugar donde buscamos los recursos  o Dios nos manda a buscar. Jesús dice que es “la aldea de enfrente”. Por el uso de la expresión “aldea” contrasta con el término ciudad. Si es una aldea los recursos económicos serán diferentes. Pero igual se puede buscar los recursos de Dios en un contexto de limitación. Invertir en la economía del reino en contextos de pobreza y limitación  es muy peligrosa porque podemos quitarle el bocado de pan a la persona que lo necesita o su familia, en aras de proyectos que son para beneficio del “ungido”. Debemos tener reverencia en un ambiente  de manipulación. Esto no se refiere al lugar donde buscamos los recursos, sino la forma en que obtenemos los recursos. Jesús les da las instrucciones precisas. Pedir para la economía del reino es una petición que nace de la motivación de Dio y no de la manipulación en nombre de Dios. ¿Cómo motiva Dios para que uno esté dispuesto a dar? Primero Dios motiva por medio de su Palabra. El hecho de que Jesús buscara un pollino no tiene nada que ver con la modernidad del instrumento, de la actualidad del instrumento o la comodidad del instrumento incluso la notoriedad del instrumento. Era así porque la profecía de Zacarías establece en 9:9. Si estamos convencidos de que obedecemos su Palabra en todo Dios proveerá para nosotros. Segundo Dios motiva por medio de su Plan. Nota usted dice que “ningún hombre lo ha montado”. Dios había preservado este burrito para ser usado para la obra de Dios.  Tercero Dios motiva por su poder. Muchas personas quieren servir a Dios. Pero pocas quieren darle a Dios lo que él está pidiendo. ¿Cómo hacemos para dar los recursos que le pertenecen a Dios?  Desatar mis recursos. Es decir es obvio que hay recursos que me atan y los tengo allí en exhibición, o son muy atractivos para mí, pero simplemente no los dejo ir. Segundo traer mis recursos. No sólo basta con la intención hay tomar una acción de invertir en la economía del reino de Dios. Tercero suplir. El texto dice “El Señor lo  necesita”. Recuerde que es el Dios todopoderoso que le está dando la oportunidad de participar en su plan glorioso de redención. Cuarto confiar. Marcos y Mateo añaden “y que luego lo devolverá”. Observa que Dios no se queda con lo que le damos. De hecho lo usa, lo multiplica y rápido lo retorna porque la economía del reino así es.

En tercer lugar debemos dar con un sentido de transparencia. (19:31b-34)

Al continuar con la narración es importante observar que el movimiento que hemos llevado implica primero relevancia. Esto nos lleva a preguntarnos dónde lo invertimos en la economía del reino de Dios. Lo segundo tiene que ver con la reverencia. Y nos desafía a cómo lo pedimos en la economía del reino de Dios. Pero al final vemos el concepto de la transparencia. Y esto nos enfrenta como lo invertimos en la economía del reino de Dios. Observe que hay cuatro cosas en la transparencia al usar los recursos de Dios.

Primero la transparencia fomenta  mayordomía.  Es decir no fomenta el señorío de los recursos sino la administración de ellos. El texto dice “los que habían sido enviados”. Los recursos no son para nosotros, para enseñorearnos de la iglesia y convertirnos en los dueños de las cuentas, de los bienes, de los recursos. Segundo la transparencia fomenta la obediencia. Y hallaron con se les dijo. Es decir los recursos fueron hallados en obediencia. Simplemente lo hicieron por fe y lograron obtener los recursos que necesitaba el Señor. No hay autosuficiencia. Tercero la transparencia fomenta la rendición de cuentas. Observe que Jesús les anticipa la respuesta si alguien pedía o cuestionaba lo que deseaban obtener. Jesús no oculta la información, no mete en problemas a los discípulos simplemente les dice si hay quien cuestione, entonces rindan cuenta en mi nombre.  Cuarto la transparencia fortalece la conciencia. Observe la expresión “y se lo trajeron a Jesús”.  Es decir lo pidieron para una cosa y para lo que lo pidieron lo usaron. Es importante notar que el recurso era para exhibir a Jesús, hacerlo glorioso y grande. No era ni siquiera para ir a dar un paseo a un lugar bonito o para verse moderno y bendecido.

Al observar entonces en este pasaje creo que el Espíritu Santo nos quiere enseñar varias cosas importantes con respecto a dar y a recibir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: