El ayuno de Elías


Elías

Según documentos oficiales se ha establecido que para el 2030 la depresión será la enfermedad más común de la humanidad. Según la OMS, este trastorno mental será el mayor problema de salud para las sociedades, tanto económica como socialmente. Y sin embargo, agrega la OMS, la mayoría de los países en desarrollo actualmente sólo gastan menos de 2% de sus presupuestos nacionales en servicios de salud mental. A esto sumamos, que las Iglesias, en su mayoría, no tienen programas estructurados con base de fe, para enfrentar esta realidad de hoy. Según la OMS, actualmente más de 450 millones de personas están directamente afectadas por algún trastorno o discapacidad mental, y la mayoría de éstas viven en los países latinos. Los estudios de la OMS muestran que cerca de 800.000 personas se suicidan cada año y 86% de éstas viven en países de bajos y medianos ingresos. Y más del 50% de estas personas, dice la organización, tienen entre 15 y 44 años.

Eso puesto en lenguaje bíblico, quiere decir que cerca de un millón de personas, se van a la eternidad, sin salvación. Van a una eternidad sin Dios, por causa de la depresión. ¿Qué está haciendo la iglesia de Cristo mientras tanto? Peleándose por dogmas y doctrinas de hombre. Discutiendo que estilo de “adoración” es mejor. Quien tiene el templo más grande. Pero las pérdidas no son sólo importantes en términos sociales, porque las enfermedades mentales también tienen un enorme impacto en términos de la productividad de un país y de la sociedad entera. “La depresión es una enfermedad tan real como cualquier otro trastorno físico que hace sufrir a la gente”, expresa un especialista. “Y la persona afectada tiene el derecho de obtener asesoría y tratamientos correctos en el mismo entorno de salud que se ofrece a los que padecen otras enfermedades”, agrega el experto.

Para muchos círculos cristianos la depresión y la fe no pueden asociarse. Estiman que un cristiano genuino no tiene por qué deprimirse, sin embargo quienes afirman esto desconoce la evidencia bíblica. En esta ocasión quiero que nos enfrentemos al tema de la depresión y el ayuno. Y para esto me gustaría analizar la vida de Elías en un momento de su carrera como profeta. El pasaje en mención aparece en 1 Reyes 19:1-18. Sabiendo que es una enfermedad veremos tres puntos básicos. Primero veremos las raíces de la crisis de Elías, en segundo lugar veremos los resultados de la crisis de Elías y en tercer lugar veremos el remedio para la crisis de Elías.

En primer lugar  debemos analizar las RAICES de la crisis.  19:1-2.

Una crisis de misiónEs decir es una crisis de existencia. Déjeme explicarle porque la crisis existencial derribó a Elías. Cuando uno observa la narración encontramos a un personaje llamado Acab. Este rey era el enfoque y objetivo de la misión de Elías. Acab se había desmoronado bajo la presión y cuando eso sucedió confió en su esposa para que lo comprendiera y le diera la fortaleza  que necesitaba para sobrevivir. La inseguridad de Acab ya habría sido lo suficientemente peligrosa si Jezabel hubiera sido una buena mujer, pero ella era todo menos eso. Acab era un rey que había presenciado todo el evento de los profetas de Baal y la manifestación del Dios vivo por medio del fuego. Eso hubiera sido suficiente para que él se volviera a Dios, sin embargo parece ser que se endureció más y Elías se desanimó ante ese resultado de poco fruto espiritual. Las personas que piensan que han fracasado en lo que hacen o han sido llamados a ser, tienen la tendencia a entrar en una severa depresión, debido a que no sienten que hayan logrado algo en la vida. Elías comenzó a sentirse de esa manera.  En segundo lugar una crisis de oposición. Es decir una crisis de resistencia. La oposición desafía nuestra resistencia para enfrentar la adversidad.  A Jezabel le viene muy bien la imagen de la esposa dominante. En primer lugar tomó el asunto en sus propias manos. Luego hizo el trabajo de su marido a su manera; y finalmente se valió de la intimidación  y las maquinaciones cuando vio que su aguado  esposo se había derrumbado bajo la presión. Hay personas que son especiales en llevarnos hasta el desgaste, debido a su maldad hacia nosotros. ¿Por qué era tan poderosa Jezabel? ¿Porque le temió tanto Elías? Es muy probable que detrás de la palabra de Jezabel había muchos demonios que debilitaron la resistencia de Elías. Esta es una guerra espiritual más que un pleito entre una mujer y un profeta. El espíritu de Jezabel es un espíritu que busca callar la voz profética. Donde aparece la voz profética aparecerá su contraparte tratando de anular al profeta. Esto se vio repetido en el caso de Juan el Bautista que fue acallado por una mujer Jezabel también. Lo curioso es que detrás de cada crisis en los cristianos también debemos buscar las raíces espirituales para poder enfrentar el problema con seriedad y profundidad.

En tercer lugar una crisis de visión. Es decir una crisis de consistencia.  Fijémonos a quien está amenazando: a Elías, el héroe, el profeta de Dios que había estado en Querit, el hombre de Dios que había estado en Sarepta, el hombre de fe que había destruido a los profetas de Baal y había hecho descender fuego del cielo. Elías se volvió tan miope que no había considerado la fuente de esta amenaza. La amenaza no había procedido de Dios, sino de un ser humano ateo y carnal, que había vivido su impía vida a años luz de las cosas de Dios. Si Elías hubiera estado pensando  de manera realista y clara, se habría dado cuenta de eso. Su buen juicio así como su fe, le habrían proporcionado consistencia espiritual. Cuando perdemos nuestra consistencia espiritual corremos y nos alejamos temerosos de lo que Dios está haciendo  entre nosotros. En cuarto lugar una crisis de devoción. Es decir una crisis de creencia. Observemos que Elías toma decisiones basadas en las circunstancias y no en lo que cree de Dios. Deja a su criado y viaja solo. La creencia de que solo nos va mejor. Las personas desanimadas son personas solitarias. Cuando nos desanimamos lo primero que tendemos a hacer es aislarnos. Pero eso es lo peor que podemos hacer. La creencia de que en el  pasado nos fue  mejor. La gran batalla  en el monte Carmelo había quedado atrás. La gran victoria era ahora solo un recuerdo. Su energía  y sus emociones habían llegado al país, y ahora habían comenzado a deslizarse. Eso lo puso en una esfera de vulnerabilidad. Elías habría estado listo para enfrentar  todo lo que le viniera. Pero, puesto que no lo hizo, se volvió vulnerable y fue cautivo de las consecuencias. La creencia de que estar ocupado es mejor. Por muchos años Elías había vivido una situación arriesgada. Era un hombre buscado y perseguido. Por muchos años estuvo en grandes trabajos, grandes momentos de escasez y de lucha espiritual. Un antiguo proverbio griego dice: “Quebrarás el arco si lo mantienes siempre doblado”. En otras palabras, si usted está viviendo todo el tiempo bajo constante y severo estrés, finalmente se quebrará bajo presión. Necesitamos tiempo para descansar y renovarnos. Yo no sé si Elías estaba hastiado, pero lo que sí puedo decirle es que estaba agotado. Uno puede detectarlos en sus palabras “basta ya”. La creencia que lamentarse es mejor.   Elías cayó en la auto conmiseración, lo cual es una emoción patética, nos miente, exagera las cosas, nos lleva a las lágrimas; cultiva en la mente de las personas una mentalidad de “víctima”. Y en el peor de los casos, puede llevar a la persona al punto de desear la muerte, que es exactamente lo que Elías quería. Elías dice: “Porque no soy mejor que mis padres” ¿Quién le había dicho jamás que debía serlo? ¡Nadie le dijo jamás a Elías  que tenía que ser mejor que sus padres! ¡Fue él quien se lo dijo a sí mismo! La actitud de víctima se da cuando nos fijamos un modelo no realista y después no podemos vivir de acuerdo a él. Dejemos que Dios sea quién fije nuestro modelo. Él es siempre amante, siempre nos sostiene, siempre nos acoge y siempre es fiel para socorrernos

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s