El ayuno de los discípulos II parte


Echa tu pan sobre las aguas  Eclesiastés 11:1
Echa tu pan sobre las aguas Eclesiastés 11:1

En segundo lugar veamos el texto

Cuando me refiero al texto, me refiero al hecho de que los discípulos ya tenían una revelación de cómo enfrentarse a estas situaciones, sin embargo las directrices dadas por la Palabra de Jesús no estaban funcionando. Así que era tiempo de hacer una reflexión, más honesta de cómo leemos las instrucciones de Dios. En esta parte debemos enfocarnos en al expresión “porque”. Esto denota que en los discípulos había mucha confusión, no podían encontrar respuesta. ¿Cuáles son los porqué  que estarían en la mente de los discípulos.

Un “porqué” de contradicción Si Jesús les había dado autoridad sobre los demonios, ¿porque no pudieron sacar este demonio? Si la biblia dice que ha venido para darnos vida abundante, entonces ¿porque no me abunda a mí hoy?  Un “porqué” de frustración. Me imagino que estarían frustrados porque habían tenido victoria en esta misma área en días anteriores. Ellos ya habían enfrentado este reto antes y habían salido victoriosos. ¿Cómo puede ser que en algo que ya he tenido victoria antes ahora no lo pueda doblegar? Esto es frustrante para muchos.  Un “porqué”  de desilusión Se puede imaginar cómo se sentirían ante la multitud y los fariseos que estaban cuestionando su autoridad y ministerio. Cuando no hay resultados lo que viene a nuestra vida es desánimo, si no tratamos bien nuestras derrotas, caeremos en esa trampa del diablo. Lo que generara incredulidad, como Jesucristo lo hace ver, la multitud es incrédula, el padre es incrédulo y los discípulos son incrédulos.

En tercer lugar el pretexto

 Muchas veces “no puedo” así que debo evaluar la razón de mi fracaso. En este pasaje podemos notar varios resultados como consecuencia del problema no resuelto

  • Hubo impotencia Los discípulos reconocen “que no pudieron” .Que mayor impotencia que esa, cuando llegamos a la frase “no puedo”.
  • Hubo mal testimonio. Quedaron mal ante la multitud, el padre, los fariseos y lo peor el niño que se quedó si una esperanza de mejoría.
  • Hubo carnalidad. Me refiero a que no discernieron esto espiritualmente, ni lo enfrentaron espiritualmente. Cuando los discípulos preguntaron, Jesús hace una referencia a una palabra: “este género” esta expresión se traduce en el griego como, familia, clase, tipo, raza. Cuando Jesús dice este género, ¿a qué se refiere? ¿Al demonio o a la condición de los discípulos? Es obvio que Jesús no estaría reclamando a los discípulos por no haber ayunado para sacar este demonio. ¿Cómo iban a saber que se enfrentarían a un demonio así? Implicaría andar siempre en ayuno. Me parece que el género al que Jesús se refiere es al de la incredulidad que manejaba tanto el padre, la gente y los discípulos. Hay que orar y ayunar para que no entre en nosotros este género de demonio, como lo es la incredulidad

Hay varias cosas que son dignas de admirar en los discípulos. Ellos supieron que algo andaba  mal con su vida y con su ministerio, por lo tanto trataron de reaccionar y no quedarse allí.

  • Hubo libertad

 Lo primero que hicieron fue reconocer. ¿Qué significa esto? Bueno una vez que estuvieron en la casa, se acercaron a Jesús y fueron directos ¿“porque tuvimos problemas”? Eso significa que no se iban a quedar callados. Cualquiera pudo quedarse callado después de todo Jesús había salido al rescate y el problema ya estaba solucionado. Lo segundo que hicieron fue reaccionar. Los discípulos reaccionaron al hecho de “no les cabía en la mente que fuera posible fallar” para ellos no era opción eso, no lo podían asimilar y no se iban a conformar, hasta volver encontrar la senda de la victoria. Ningún hijo de Dios se debe conformar con la derrota, somos y hemos sido llamados a ser victoriosos.  Lo tercero que hicieron fue reflexionar.  Es curioso que ellos reflexionen sobre el hecho de que quien les puede dar respuesta es su maestro. Pero la pregunta es personal, íntima y en lo privado. Dios nos manda a lo mismo a buscar a Dios en la intimidad, y encontrar solo la respuesta en El, pero esto es una búsqueda en privado. Sólo allí hallaremos la respuesta. Lo cuarto que hicieron fue renovar. Renovaron su perspectiva de la vida cristiana y de lo que es el ministerio. Jesús les dice que hay grado de oposición. Mateo añade que los discípulos no pudieron echarlo por su “poca fe” (17:20). La frase en griego es “apistia” y se debe traducir “incredulidad”. ¿Por qué habían tenido incredulidad en este caso? Supongo que el tipo de demonio al que se enfrentó los impresionó tanto que se dieron por vencido. Me parece que esto es lo que Jesús trata de ilustrar con la frase “si tuvieres fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: pásate de aquí allá y se pasará; y nada os será imposible”. Jesús en dos oportunidades usó con los discípulos la figura de la semilla de mostaza en relación a la fe. ¿Cómo se logra esta fe que puede derribar lo imposible? Debemos entender que la fe es otorgada por Dios pero la debemos cultivar. El pasaje alude que ese cultivo crece con la “oración”… En el NT existen a lo menos 6 términos para describir oración.. Así que: proseuque se utiliza de la oración en general; deesis destaca el sentimiento de necesidad; se utiliza en ocasiones de una petición de hombre a hombre.  Enteuxis es el término regular para una petición a un superior.  En Marcos 9  la palabra que se usa aquí  es proseuque, que  denota: oración a Dios. Esta palabra se divide en tres raíces “pros” que significa enfrente de o a la par de. La frase eu  que significa “bueno” y “jeo” que significa derramar, verter. En este sentido la definición etimológica de oración es “un buen derramamiento delante de alguien” en este caso el objeto de ese derramamiento es Dios. No se ha orado hasta que no se haya  derramado el alma. Esto debía aprender los discípulos. Debían renovar su concepto de orar.  Y también tener un tiempo de ayuno para reprender ese género de incredulidad que había atacado a la mayoría. ¿Cómo salgo de mi estado de incredulidad? Cuando miro “al monte como algo posible y no imposible” y lo miro a través de la disciplina de la oración, que me motiva a dejar ese monte en el poder de Dios. Dios es más grande que ese monte, si mi fe cree eso, cualquier obstáculo por imposible que sea, debería ser quitado. Sin embargo es allí donde nos trabamos. Ellos tuvieron que renovar el concepto de “obstáculo” tuvieron que renovar el concepto de “fe”  tuvieron que renovar el concepto de “demonio” y tuvieron que renovar el concepto de “oración”. Dios nos está llamando a un nuevo concepto de la oración. Debemos acercarnos a Dios creyendo que el problema se va a resolver, aunque mientras Dios está tratando con él,   parezca agudizarse, como pasó con el muchacho que de endemoniado pareció estar muerto por la sacudida final que el diablo le dio. Dios necesita un pueblo que ore fervientemente.

Si su vida parece la de un perdedor, quizás ha estado tratando lo posible de Jesús, hoy es para que usted trate con lo imposible, entonces Dios hará grandes y extraordinarias cosas conmigo.

 

 

 

 

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s