Tres desafíos


Jonathan Edwards  expresa en sus 70 resoluciones que escribió antes de cumplir sus 20 años algo interesante. Estas resoluciones guiaron sus pasos hacia el cumplimiento de su misión personal de glorificar a Dios a través de su ministerio de predicación. Aun así, Edwards era realista. Sabía que los obstáculos eran inevitables y muchas de sus resoluciones las escribió para hacer frente a esos desafíos. Una de sus resoluciones dice: “Resuelvo que siempre que yo haga cualquier acción conspicua y maligna seguiré su rastro, hasta que llegue a la causa que la originó

y entonces, me esforzaré cuidadosamente en no volver a hacerla y a pelear y a orar con toda mi fuerza en contra de la causa”. Esto es aceptar la responsabilidad. Al pensar en esto, no se puede evitar pensar en Josué y en la gran responsabilidad que le llegó después de la muerte de Moisés. Y es que Josué enfrentó al menos tres desafíos al tratar de cumplir con la misión que Dios le había dado como sucesor de Moisés. Sin embargo, Dios ayudó a Josué a vencer estos desafíos con Su promesa, poder y presencia. Primero, Josué enfrentó el desafío de la edad. Segundo, Josué enfrentó el desafío de la soledad al  perder a su mentor. Tercero, Josué enfrentó el desafío de la adversidad imprevista.

Pero salió adelante porque simplemente Dios le recuerda a Josué algunas cosas importantes: En primer lugar, Josué tiene la confianza del llamado para enfrentar su problema de edad. Si Dios te llevó a un lugar entonces descansa el te sostendrá, te apoyará y te regresará con victoria. En segundo lugar Josué tiene la sabiduría de Dios, es decir un legado que le ayudará a capear la soledad, y finalmente tiene la promesa de la presencia de Dios lo que es un aliado, esto le ayudaría con la adversidad. Para ponerlo en palabras más claras: Si usted está pasando por un momento ne su vida que las circunstancias lo superan y lo han intimidado recuerde que usted tiene un llamado por lo tanto no importa la limitación de su edad. Segundo tiene un legado en la Palabra de Dios que no lo dejará frustrarse en la soledad y finalmente tiene un aliado que lo ayudará cuando se ponga fuerte la adversidad. La responsabilidad, la elección, la fortaleza y el valor; todo esto proviene de la gracia de Dios, originadas por la confianza en Su llamado, en su legado y en su Aliado. Así que adelante…tiene todas las de ganar…

 

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s