Reflexiones en Génesis: Una mirada fresca a la Genealogía II parte


En segundo lugar cuando caminamos con Dios…RENOVAMOS (21-22)

Al llegar a estos versículos  quiero llamar la atención a varios detalles que a veces se pasa por alto. El vrs. 22 dice: “Vivió Enoc  65 años, y engendró Matusalén”. Esta frase nos lleva a concluir algunas cosas.  La renovación implica cambiar. El pasaje dice que Enoc no siempre caminó con Dios. Los primeros 65 años  de su vida fue otra historia. Evidentemente, el reflejó por 65 años  la misma actitud fría y mediocre espiritualmente, hablando,  de los demás que le rodeaban. ¿Pero qué fue lo que le hizo  empezar a caminar con Dios? La respuesta no es dada en la misma narración. Fue el nacimiento de su hijo Matusalén que marcó el cambio para caminar con Dios. Seguramente es más profundo  que el simple hecho de que se convirtiera en padre. La renovación implica confiar. Hay algo interesante  que revela su estado o condición emocional y espiritual para ponerle ese nombre a su hijo. Matusalén significa “su muerte lo traerá” o de una manera más sencilla “cuando muera vendrá”. ¿Qué vendría? ¡El diluvio! Se nos dice de Enoc en otro pasaje del NT que el recibió directamente   del Señor una revelación, Enoc fue profeta. Judas 14 lo dice. Pero la renovación no solo implica cambiar, confiar, sino compartir. El vio la dirección del movimiento divino, y vio el final de su cultura, lo cotidiano  y maravilloso de sus propios días. El hecho de que vendría el fin  y castigo de su propia generación. Cuando el vio que su niño había nacido en obediencia, evidentemente la palabra de Dios, llamó a su niño “cuando muera vendrá”. Dios también le dio a Matusalén más años de vida para que fuese más testimonio en el mundo antes del diluvio. Fue esa visión del carácter de Dios  y de lo que vendría por delante lo que le hizo ver la necesidad de volverse a Dios y caminar con El. Para Matusalén el ver la vida y las consecuencias de caminar si él, le motivó no sólo a buscarlo personalmente sino a darle a su hijo un significado  espiritual de su encuentro con Dios. Matusalén será importantísima señal  en el mundo antes del diluvio.

En tercer lugar cuando caminamos con Dios…TRASCENDEMOS  (5:23-32)  

 Enoc  vivirá 300 años  y fueron muy importantes para hacer impacto en su familia, el tipo de influencia que Dios quería que tuviera. No pensó que al morir  él, su familia  y sobre todo Matusalén se separarían de Dios. Es un hombre que aprovechó bien su   vida. Sólo vivió 365 años. Murió bien joven en comparación de los otros en la genealogía. Su meta  quizás más ideal fue irse con El Señor. Era más importante  estar con él que aferrarse a este mundo. Lo importante no es como uno inicia, sino los cambios que hacemos en nuestra vida  para experimentar mejor la presencia de nuestro Dios en nuestras vidas.  El caminar con Dios fue premiado  con ser traspuesto. Y si vemos se repite dos veces la alusión a este acto. ¿Qué es trascender? Trascender es tener una relación tan profunda con Dios que cuando ya no estamos, nuestro legado y descendencia pueden disfrutar de lo que sembramos. ¿Cuáles serían las señales de una vida trascendente? Dos señales son: Primero caminar con Dios y segundo anticipar de Dios.

Así que primero usaremos  la expresión “caminar con Dios”. ¿Qué es caminar con Dios? Primero, caminar con Dios es ir en su misma dirección. (DIRECCIÓN) Enoc siguió caminando con Dios durante trescientos años. Para nosotros, esto significa muchísimo tiempo. ¿No hubo algún día, durante ese tan largo período de años, en que Enoc se descarrió y dejó de caminar con Dios? Pienso que no. Cuando nos hacemos viejos y hemos andado durante muchos años con el Señor, puede que tengamos la inclinación a apartarnos de Él y a seguir nuestra propia voluntad. Esto lo vemos, por ejemplo, en la vida de Salomón, quien sirvió a dioses ajenos al llegar a su vejez (1 Reyes 11:4-8). Enoc fue guardado de esos desvíos. No se apartó de Dios, con quien caminaba.[1] Él se movió de la forma en que se movió Dios. Dios siempre se ha movido en la historia humana. ¿En qué dirección  Dios se está moviendo en este tiempo? Quizás no podemos indicarlo positivamente, pero ciertamente en forma negativa. Él se mueve  en contra del pecado. Un hombre que camina con Dios  tendrá hostilidad hacia el pecado que hay en su vida y rehúsa maquillarlo o permitir  que lo dirija  o lo regule. Esto es lo primero  que un hombre que camina con Dios hace. Segundo, caminar con Dios  es mantenerse en sus pasos. (DEPENDENCIA) El texto dice, “caminó” con Dios  y no corrió con Dios, eso significa paso a paso. El caminar es una serie de pasos. ¿No sé si usted ha analizado el caminar? En cada paso que usted da estamos expuestos a la caída. Usted da un paso  para ser capturado  por el otro paso. El hombre y la mujer  que caminan con Dios, siempre viven al borde  de la caída. Es una vida de aventura. Eso significa que si Dios no está allí para sostenerlo y fortalecerlo, estará en peligro. Una persona que camina con Dios nunca está satisfecha con el status quo, nunca contento con permanecer quieto y callado, no haciendo nada, esperando y gozando de él mismo. ¡No! En realidad es un moverse al mismo espacio y tiempo que Dios se mueve. Significa tomar pasos cuando Dios insiste a pesar de mi comodidad. En tercer lugar caminar con Dios es tener armonía de relación. (DEVOCIÓN) Enoc no tuvo ninguna controversia  con Dios. Estaban de acuerdo. Amós menciona: ¿“Andarán dos juntos, sino estuvieren de acuerdo? Ellos deben estar de acuerdo con las cosas como las mira Dios. Enoc hizo eso por 300 años, caminó con Dios y esta es la misma actividad  a la que hemos sido llamados. Hemos sido llamados a caminar “como hijos de luz” (Efesios 5:89. En cuarto lugar, caminar con Dios es reconocer su voz en medio de tantas. (DISCERNIMIENTO). Él podía escuchar  tantas voces, pero podía discernir en medio de tantas voces la voz genuina y verdadera de Dios. Uno sabe  cuándo es la voz de alguien  a medida que ha desarrollado  una relación íntima con ella. La segunda cosa no es solo caminar con  Dios  sino el mover  de Dios. ¿Qué es anticiparse al mover de Dios? Aquí podemos resaltar algunos datos interesantes. Es necesario retomar el pensamiento  que surge alrededor del nombre del hijo de Enoc, es decir Matusalén. Muchos eruditos  dicen que Matusalén  significa: “su muerte traerá”.[2]Piensen por un momento el hecho de ser  llamado así por 969 años. ¿Por qué razón se llamaría así? Y ¿por qué el más longevo de la genealogía? Si hacemos un recordatorio, muchos de nosotros pensamos que cuando Dios le dijo a Noé que construyera el arca, sólo él existía, pero como ya hemos visto había varios  de la genealogía viviendo simultáneamente. Otra cosa es que la gente siempre asume  que Dios le dio a la generación de Noé 120 años para arrepentirse, pero en realidad  fueron los últimos años de testimonio, ya que Matusalén era la prueba  evidente de  que la destrucción de este mundo vendría. Así que el mover de Dios comienza con la Palabra profética.  Por otro lado  Matusalén era de 187 años cuando engendró a Lamec. Luego el texto dice  que Lamec tenía 182 años cuando engendró a Noé. Lo que significaría que Matusalén tendría  en ese momento que su nieto nace 369 años. Luego Lamec el padre de Noé tendría 682 años cuando Noé engendró a sus hijos, los que serían bisnietos de Matusalén. Y él tendría cuando nacieron sus bisnietos  869 años. Y Lamec el padre  de Noé tendría 5 años de muerto cuando el diluvio llegó (7:6). Y Matusalén estaría cumpliendo ese año 969. Es decir Matusalén murió ese año, el momento en que el diluvió llegó.  Y como dice 6:11 que fue en el mes segundo, implica que Matusalén murió en el mes primero  de ese año. Lo que implica esto es que Matusalén vio toda la construcción del arca y la gente debió haber entendido  que cuando Matusalén muriera vendría el fin. Sin embargo no fue así. No creyeron ese mensaje. De todas formas  el dio testimonio  por ¡969 años! ¡353,685.00 días de testimonio! Bendita sea la Palabra de Dios  que se cumple a cabalidad. Sin embargo lo más trágico es que Jesús dijo: “Así como en los días de Noé que la gente se casaba y se daba en casamiento, sería la venida del Hijo del Hombre”. Pero el mundo no lo cree. Sin embargo todos nosotros hoy somos matusalenes vivientes para que la gente no tenga excusa  cuando el Señor venga. En segundo lugar el mover de Dios se cumple con los procesos históricos. Ahora vemos la razón de esta genealogía. En primer lugar  se nos da como una luz en la marquesina del teatro de Dios la posibilidad y la importancia de caminar con Dios. Eso es a lo que el hombre está llamado, a caminar con Dios. La gloria más grande que puede venirle a un hombre es aprender a caminar con Dios y ser amigo de Dios. Enoc era un amigo de Dios. Pero por otro lado esta genealogía nos es dada para advertirnos que un día el mal finalmente será detenido y destruido. Este es todo el mensaje de Judas. El Dr. Ray C. Stedman un excelente predicador hacer una alusión muy curiosa con respecto a los nombres de la genealogía. El escribe:

“Hay un simbología fabulosa en los nombres que aparecen en los listados en esta genealogía. Los nombres reflejan  varias cosas y depende de las raíces  que tomamos en el hebreo así tienen un significad. Notemos que la lista empieza con Set, el cual significa “señalado”, luego Enós que significa “mortal”, luego Cainán que significa “quebranto”, luego Mahalalel que significa “el Dios bendito”, luego sigue Jared que significa “el descendió”, luego Enoc que significa “enseñando”, luego Matusalén que significa “su muerte traerá”, luego Lamec que significa “fuerza” y finalmente Noé que significa “alivio”. Poniendo esto junto, haciendo una frase de sus nombres diría. “Dios ha “señalado” que el “mortal” tendrá “quebranto”, pero “El Dios bendito” “descendió”, “enseñando” que “su muerte traerá” “fortaleza” y “alivio”. Interesante declaración ¿no creen?”[3]

Bueno hemos visto entonces que Génesis 5 nos dice que cuando caminamos con Dios sobresalimos, renovamos y trascendemos. A esto hemos sido llamados.

Es muy fácil perder de vista la importancia de caminar con Dios, de serle fiel. En un mundo que reconoce a los famosos y no a los piadosos. Pero vale la pena de caminar con él. Una pareja de misioneros regresaban de toda una vida  de trabajo en África. Venían cansados, enfermos, pero gozosos de haber hecho  la obra de Dios. En el barco que venía, también viajaba el presidente  de su país. Cuando llegaron a puerto miles  de personas esperaban al mandatario. Con bandas y vítores le recibieron. Los misioneros  bajaron desapercibidos entre la multitud, nadie les esperaba, nadie les reconocía. El hombre le dijo a su esposa en tono muy triste, casi quejándose: “Qué triste recibimiento, como reciben a este hombre que es un pagano ateo y nosotros que hemos caminado con Dios  todos estos años y le hemos entregado nuestras vidas, nadie viene a recibirnos  ni a felicitarnos  cuando estamos llegando a nuestra patria. La esposa le sonrió  y le dijo señalando hacia arriba: “Todavía no  hemos llegado a nuestra patria “. Mientras no lleguemos a nuestra patria caminemos con Dios porque vale la pena.

[1] http://www.creced.ch/index.php/creced/1999/73-no3/394-enoc-el-hombre-que-camino-con-dios

[2] http://www.raystedman.org/spanish/advensp/0201sp.html

[3] http://www.raystedman.org/old-testament/genesis/adams-book

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: