Reflexiones en Génesis desde otra óptica


Leía el libro de Génesis, y comienza “en el principio Dios creo”. Dios está a punto de hacer algo majestuoso, traerá algo extraordinario a la luz. ¿Pero que se hace antes de crear algo?¿Que se hace antes de crear algo extraordinario? ¿Qué estaba haciendo Dios antes de crear? Hay varias que aparecieron. Primero,antes de génesis la redención estaba siendo planeada.Es decir Dios existía en sublime gloria. El Salmo 90:2 sugiere este punto. Dios es eterno, y su ser no está sujeto a nada, ni nadie. Su existencia es gloriosa. Dios tiene una relación voluntaria con todo lo que ha hecho, pero él no necesita ninguna relación con nadie afuera para existir. Lo segundo, es que la divina Trinidad estaba en una amorosa relación. Lo tercero es que la divina trinidad estaba planeando la redención. Efesios 1:4.También durante de Génesis la redención es ejecutada. Me he dado cuenta que cuando el hombre hace lo peor y alcanza lo más bajo, Dios le da un nuevo comienzo. El ciclo en génesis es generación, degeneración, regeneración. Tercero después del génesis la redención es cumplida. 

Ahora bien Génesis 1 tiene como plataforma un principio muy importante con respecto al proceso creativo de Dios. El principio en sí es: “Cuando Dios habla algo sucede”.

 En génesis  cuando Dios habla crea (1:1-2)

Tres libros de la Biblia comienzan con “En el principio”. Génesis 1:1, Marcos 1:1 y Juan 1:1. Estos tres conceptos son bien importantes para contar la historia de Dios y su proyecto. Esta porción es la DECLARACIÓN  de lo que crea Dios. Luego vendrá la EXPLICACIÓN de esta declaración. Según este texto, había a lo menos cuatro cosas que existían antes de la orden de crear. ¿Qué crea Dios aquí? Existe primero un sentido de prioridad. Dice “en el principio”. Debemos empezar nuevamente por el principio. Es interesante que la expresión “bereshit” se puede traducir como mejor, jefe, elección superior. Lo que implica entonces que Dios decidió empezar por lo más necesario, primario y superior. ¿Por qué los cielos y la tierra es lo primero que crea? Alguien menciona el hecho de que la frase tiene una connotación totalizadora. Dice: “En primer lugar se afirma que Dios ha creado todo lo que existe. El relato lo dice con un estilo y un lenguaje típicamente semitas: por un lado ya la expresión «los cielos y la tierra» es indicadora de totalidad”.[1] Dios nos habla de su balance. No solo somos cielo, también somos tierra. También de destino vivimos en la tierra pero viviremos en el cielo. Pero observe que “cielos” es plural y tierra singular. Significa que hay mayor destino en los cielos que en la tierra. Otro dato curioso es que el dice que la tierra estaba desordenada y vacía, pero no dice eso de los cielos. El verdadero reto entonces es aquí en la tierra, porque es elemento para el desorden. Segundo habla de desorden. La tierra estaba “desordenada”. La expresión hebrea es “tohuw”, esta se puede traducir como desperdicio, sin forma, espacio baldío. Lo que implica es que hay una forma que no ha sido dada por Dios, así que al crear el viene a darle el sentido y propósito que necesita de Dios. Sólo cuando Dios mete mano es que el desorden desaparece. En este contexto el orden es alinearse con respecto al diseño y al propósito de Dios. Tercero había vacío  La expresión es  tohuw y se puede traducir dejar desolado; desolación (de superficie), desierto, cosa que no vale, en vano, soledad, vacío, vano, yermo, asolar, destrucción, falta de forma, arruinar, confusión, despilfarro, nada. Eso significa entonces que cuando tenemos un gran vacío, procede muchas veces del desorden que podamos tener con respecto al orden de Dios. ¿Qué son las cosas desordenadas que hay en mi vida, que están generando vacíos?  La existencia del hombre en esta tierra tiene un propósito y no una casualidad.  Ahora bien, queda en nosotros cumplir ese propósito o desperdiciar nuestra vida como si no existiera Dios. En los primeros versículos de Génesis podemos ver el principio del amor y propósito para el hombre. Una pareja recién casada esperan el primer bebé en la familia. Preparan las cosas necesarias para recibirlo adecuadamente; compran una cuna, le compran su jaboncito y le buscan un nombre. Ahora, ¿qué pasaría si no hicieran nada de esto? Rápidamente contestaríamos que son unos padres negligentes y desinteresados en el bienestar de su hijo. En los primeros versículos de la Biblia lo primero que vemos es Dios poniendo orden a una  tierra que estaba en caos y en tinieblas. Muchos dicen que la causa del desorden fue Satanás al haber sido arrojado por Dios a la tierra. No podemos negarlo puesto que dondequiera que el diablo vaya siempre habrá caos. Sin embargo; lo más importante es reconocer que Dios siempre tuvo al hombre en mente desde antes de la creación del mundo y al ordenar un lugar que antes estaba en tinieblas era parte de su plan para darle a la humanidad un lugar especial  para vivir. Mi amado amigo; Dios tiene un plan para cada uno de nosotros [Jer.1:5] y cuando él  ordenó la tierra estaba pensando en usted y en mí.  ¡Qué maravilloso Dios tenemos porque sabemos que mientras estamos en él hay seguridad de vida! [Jn. 15:7] ¿Cómo trajo Dios orden a una tierra cubierta en tinieblas? Trayendo luz. La Palabra de Dios dice que las tinieblas no pueden prevalecer contra la luz. Entonces la prioridad de Dios fue traer la luz a la tierra para echar fuera las tinieblas que producían el desorden y el caos.  La Biblia dice que en donde Dios no está gobiernan las tinieblas y en donde gobiernan las tinieblas hay un desorden en el corazón del ser humano.  No hay nada que el hombre pueda hacer para tener luz en su vida por sí mismo, por más que luche siempre estará pisando la misma tierra como los israelitas en el desierto de Sinaí. La desobediencia los mantuvo fuera de Canaán por más de cuarenta años y solo a través de Josué que tipifica a Cristo pudieron al fin gozar de las bendiciones que Dios les había prometido. El desorden que el pecado ha producido en la humanidad es inmenso. Una persona que esté en tinieblas nunca podrá ver su necesidad de Dios al menos que la luz le alumbre [Is.50:10]. Jesucristo dijo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida [Jn.8:12]   Así como Dios ordenó la existencia de la luz en medio de un mundo cubierto en tinieblas; así también puede alumbrar la vida del hombre perdido. Hoy en día hombres y mujeres mueren estando en tinieblas porque han rechazado la luz de Cristo y queda en nosotros como creyentes de la verdad alumbrarles con la luz que Cristo ha puesto en nosotros. Cuando era niño experimenté  muchas tormentas en plena oscuridad de la noche. Yo sentía que la muerte estaba cerca de mí mientras escuchaba el techo de la casa sacudirse. Mi único deseo era que amaneciera porque sabía que en la luz del día todo iba a ser mejor. Quizás usted siente que ya no puede vivir más en la presente condición, venga a Cristo.[2] En cuarto lugar había tinieblas. Esta expresión chochek se traduce como oscuridad, densa tiniebla y a veces se traduce como lugar secreto. O sea que si tengo desorden, me lleva al vacío, y si tengo vacío aprendo a tener tinieblas y lugares ocultos en mi vida. Que tremenda advertencia para mí. He tenido tanto tiempo lugares secretos como resultado de mi vacío y mi desorden. En quinto lugar había abismo El texto hebreo implica que habría una condensación de agua. Las tinieblas ocultaban ese abismo. Y eso en términos prácticos espirituales, es el último paso de la persona que ha seguido el proceso de deterioro en su vida. Primero desorden, luego vacío, después tinieblas y cuarto abismo donde podremos exponer a una caída seria.  ¿Cuándo Dios pensó en crearme, me creó con un objetivo específico de la misma forma en la creó esta tierra con un fin en mente? ¿Si mi  vida está hecha un desastre al igual que la tierra lo estuvo un día, tendrá Dios en mente el propósito de componerla para que cumpla sus propósitos eternos? Espero que así sea. Esto es lo que necesito realmente. Ahora, ¿cómo se rompe este ciclo tan dañino? Ya lo dijimos primero con la Palabra de Dios. Ese es el tema de Génesis. Cuando Dios habla algo sucede. Así que la primera cosa es tener  la palabra de Dios como autoridad superior a mi vida.   La palabra de Dios.  En segundo lugar con la autoridad del Espíritu Santo para mi vida. Es  por medio de El que podemos llegar a tener un proceso de reconversión espiritual. El mover del Espíritu es importantísimo. La palabra “se movía” es una palabra hebrea muy interesante. En hebreo es la palabra rachaph, esta palabra es usada para describir la acción de empollar de la madre con los huevos para traer la vida, por medio del calor y el cuidado. El autor Hugh Rosss dice que el verbo hebreo usado aquí, rachaph, de hecho tiene la connotación de “empollar” o “dar vida”. Por lo tanto, esta declaración puede implicar apoyo bíblico para la creación  de las primeras formas vivas en los océanos.[3] Note que la Palabra plantea la información pero el Espíritu Santo a través de un proceso lento la incuba y le da vida.

En tercer lugar la autoridad del mover de Dios para mi vida. El creador de todo lo que nuestros ojos ven, es el mismo creador de este día y sabemos que todo lo que Dios hace es bueno en gran manera. Cuales situaciones se presentaran hoy en nuestro camino, el verso 2 dice que “la tierra estaba desordenada, vacía y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo” pero también dice que estaba en el mismo escenario el Espíritu de Dios en la faz de las aguas”, había dos situaciones diferentes y contrapuestas, desorden, vacío y tinieblas, así como abismo; pero también estaba el espíritu de Dios, movimiento y faz de las aguas. Yo creo que quizá hoy enfrentaremos las mismas circunstancias; quizá hoy veremos  desorden, vacío, abismo, tinieblas, en la calle, en la ciudad, en el trabajo, la oficina, o aun en nuestro hogar, pero también veremos la obra del Espíritu de Dios, movimiento, señal de vida y agua, señal de frescura y reposo; sobre cuál de los dos escenarios fijaremos nuestros ojos? Somos muy propensos a mirar de primer plano las tinieblas, el vacío y el desorden y eso abre ante nosotros la faz del abismo. Pero, porque mirar el abismo? Si nosotros no hemos sido hechos para el abismo, hemos sido hechos para el orden, la luz y la llenura, la plenitud de luz que nos envuelve. Mientras miramos el abismo, no podemos mirar las aguas, nuestra mirada no ha sido hecha para contemplar dos mundos, solo uno, si miras a Dios,  no podrás mirar al enemigo, si miras al enemigo, no podrás mirar a Dios, si miras el abismo no podrás mirar las aguas, pero si miras las aguas, no podrás mirar el abismo… Que miraras hoy? Cuando miramos las aguas entonces veremos al espíritu de Dios y el verso dice que el espíritu de Dios se movía, y el movimiento es señal de vida, donde hay vida hay movimiento, y donde hay movimiento allí opera el Espíritu de Dios; no el espíritu de muerte.  Deberíamos dar gracias por permitirnos  ver  la obra de tu Espíritu y la faz de las aguas, a pesar del desorden, el vacío, las tinieblas y el abismo,  que a veces quieren quitarnos la perspectiva de victoria y paz. Hoy quiero  vivir en la faz de las aguas.

[1] http://encuentra.com/antiguo_testamento/en_el_principio_dios_creo_los_cielos_y_la_tierra__10230/

[2]http://salvados.org/genesis.html

[3] http://www.reocities.com/CapeCanaveral/Hall/5087/integ.html

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s