Eutanasia Teológica II parte


La segunda deficiencia tiene que ver con su falta de afectividad en su creencia

En otras palabras tenían falta de amor. En los versículos del 9:43 al 56 encontramos tres círculos concéntricos.  Y vemos manifestadas  cuatro áreas específicas de falta de amor. Veamos cuáles eran: No amaban el plan de Jesús.Note que ellos dicen que no entendían las palabras. La palabra que usa Lucas para “no entendían” es la palabra agnoeo. Significa que aunque tenían la evidencia estaban imposibilitados para entender. Y que tenían miedo de preguntarle. ¿Por qué ese temor de no evacuar sus dudas? Jesús estaba dispuesto a poder explicar. El problema es que el tema era el sufrimiento. Y eso no les gustaba, así que por un lado no entendían pero por otro lado no querían saber más ya que eso les llevaría a un compromiso más serio con Jesús. Así que aquí encontramos dos cosas que impiden amar el plan de Dios. Primero ignorancia y segundo temor.  El conocer mejor el plan de Dios y comprender que hay elementos que no entendemos y aún que nos preocupan o no nos gustan, es tener una falta de amor a Dios y su plan. Muchas personas por esa razón no quieren conocer más del plan de Jesús, porque saben que al entenderlo tendrá implicaciones más fuertes para su compromiso. La razón principal para la falta de amor al plan de Dios es la comodidad. ¿Cuál es el antídoto que Jesús les da? Note que dice Jesús: “Haced que os penetren bien en los oídos estas palabras”. El término “penetrar” es un término en aoristo que implica de una vez y para siempre y de una manera completa. Y es dejar bien fijado en nuestra vida. La profundidad de la Palabra nos ayuda a entender el plan de Dios y a llegar amarlo. No se amaban entre ellos. Esta era otra área que tenían problemas. Como podemos ver tienen una tremenda discusión sobre quién es el que va  a mandar. La palabra “discusión” aquí es interesante. Porque va acompañada por la frase “entraron”. Esta expresión se puede traducir a veces para cuando alguien era poseído por el Diablo.[1]  Esto implica que toda discusión sobre quien tiene poder y es más grande que otro es en esencia  satánica. Pueden ver, las grandes luchas para hacer ver quién era el más grande. Eso significaba un duelo de poder. Querían sobresalir sobre los otros aplastando a los demás. ¿Qué clase de creyentes son estos? Todos nacemos egoístas, y Dios tiene que enseñarnos a amar. Los grandes mandamientos están relacionados con el amor. ¿Quién predica el mejor sermón? ¿Quién tiene la mejor Escuela Dominical? ¿Quién tiene el mejor ministerio? Dios no está impresionado con “nuestras grandezas”. ¡A Dios no le impresionan nuestras estadísticas, a nosotros sí pero a Él no! Me puedo imaginar a los discípulos argumentando y vociferando: ¿quién es el más grande? Y oigo decir a Pedro: “Un momento, yo acabo de regresar de la montaña, ya conocí a Elías personalmente, me acabo de encontrar con Moisés”. Jacobo pudo  haber contestado: “Alto, yo estuve allí también ¿recuerdas? Y Juan pudo decir: “Sí, yo también estuve allí y tú Pedro metiste la pata porque abriste la boca como siempre”. Los tres pudieron haber dicho, somos los más grandes porque estamos más cerca del Señor. Judas pudo haber dicho: “Se les olvida que yo manejo el efectivo y el que paga manda”. Y eso es lo que pasa hoy, la más grande lucha tiene que ver con quién es más grande y por eso hay ausencia de amor entre nosotros. ¿Cuál es la solución a esto? ¡Jesús está hablando de la cruz! Acaba de decir que va a morir en la cruz. Si no recordamos la cruz no podemos  ser grandes. Pablo lo dijo, para él, el mundo no era nada sino solo la cruz. Jesús dijo ¿quieren saber quién es el más grande? El siervo es el más grande, este niño es más grande porque condición de humildad. ¡Como necesitamos esto en nuestras iglesias! ¿Cuántas personas constantemente se pelean? Hacen menos a otros para parecer mejor  que ellos. No amaban a los que pensaban diferente. Noten la argumentación de los versículos 49 al 50. La NTV lo pone así: “49 Juan le dijo a Jesús: Maestro, vimos a alguien usar tu nombre para expulsar demonios, pero le dijimos que no lo hiciera porque no pertenece a nuestro grupo. Que increíble argumentación. El texto revela que quizás este antes andaba con ellos pero se había salido de allí y ya no camino con ellos. Así que para ellos estaba fuera de los planes de Jesús. Estos tres círculos concéntricos van en aumento. El primer círculo concéntrico no se amaban entre ellos, el segundo no amaban los que estaban fuera de su grupo y tercero no amaban a sus enemigos.  Puede ver como la ausencia de amor es una deficiencia muy seria. La razón fundamental por la ausencia de amor de unos con otros  ¿sabe cuál es? Es la del versículo 46: “Quién es el más grande” En otras palabras ¿quién es el que manda? ¿Quién tiene el  poder? ¿Quién es el que tiene la razón? No es la misma manera, en que nosotros no amamos a otros que creen como nosotros. Cuanta arrogancia denominacional tenemos. Pienso que el día que nos vayamos con El Señor, tendremos que pasar por una cámara de descompresión porque muchos pensamos que sólo nosotros iremos al cielo. He aprendido que Dios bendice a grupos y hermanos con los que estoy en desacuerdo. Con asambleas con las que estoy en desacuerdo, no él no me pide su aprobación. Debo entender que mis convicciones son herramientas para construir y armas para destruir.  Juan está criticando a uno que está sacando demonios en el nombre de Jesús.  ¡El pudo y ellos no! ¿Alguna vez se ha puesto a pensar que nosotros tendemos a criticar en lo que hemos fallado? No amaban a sus enemigos . Al seguir pensando en Lucas 9 sobre la actitudes y deficiencias de los discípulos, me doy cuenta que Juan acaba de bajar de la experiencia espiritual del monte y luego quiere quemar a los samaritanos. No podemos decir lo grande que hemos aprendido de Dios en el monte si luego queremos quemar a los que no nos gustan en el valle. Qué difícil es esto Dios. En realidad hay algunos que me gustaría borrar y desaparecer de mí vista sólo porque no me gusta lo que son. Quizás ese hermano molesto es mi samaritano. Pero me parece curioso, que simplemente Jesús corrige a Juan y le hace ver que nosotros somos de un espíritu superior a lo que el promedio de la gente es o la gente del  mundo hace. Jesús responde y dice: “Vosotros no sabéis de que espíritu sois” El tiempo del verbo “sabéis” es un tiempo perfecto. Que denota un resultado eventual. No es un estilo de vida, ni en el presente ni en el pasado. Lo que el verbo en realidad señala es que en ese momento han perdido de vista que espíritu los rige o debe regir. Cuando Jesús aclara que él es pro la vida y no pro la muerte. Está diciendo que cuando tenemos un espíritu de muerte y revancha es del diablo y que cuando tenemos un espíritu de salvar, sanar y restaurar es el espíritu de Jesús. Lo que me parece curioso es que Jesús no se desenfoca ni pierde el tiempo de su propuesta mayor de ir a Jerusalén. En realidad los samaritanos, eran enemigos de los judíos. Ellos se jactaban de que eran pura sangre mientras que los samaritanos eran mestizos. Por eso los odiaban y los samaritanos también a los judíos. Ya sea por razones étnicas o históricas o teológicas se habían convertido en un dolor de cabeza nacional. En realidad no eran enemigos, era gente que había tomado opciones diferentes a las de los judíos. Eso significa que ellos no querían gente que tuviera opciones diferentes al judaísmo. Ahora bien, Jesús no defiende a los Samaritanos, es decir ellos estaban equivocados y tenían sus errores,(Juan 4) su religión estaba equivocada pero eran dignos de la misericordia de Dios.  Juan y Jacobo tenían una teología correcta pero una pésima actitud. ¿Porque habrá personas muy buenas en teología y con un carácter muy fundamentalista pero pésimos en llevarse bien y tolerar a otras personas que no creen como ellos? Algunos piensan que la única forma de probar su ortodoxia es siendo cruel. Más adelante Juan será testigo de caer fuego sobre ellos pero en diferente forma, ya que Juan fue testigo del avivamiento de los samaritanos cuando el Espíritu Santo se derramó sobre ellos. ¿Será posible que un día sea testigo de eso en estos hermanos tan duros? ¡Señor que increíble fuera que tu hicieras eso con tu poder! Por favor hazlo Señor en la vida de la iglesia.  Así que Dios estará cargado por nuestra deficiencia de poder, nuestra deficiencia de amor, por su plan, por nosotros mismos, por los que no están en el mismo círculo que nosotros y por los que no amamos a nuestros enemigos. Pero hay una tercera deficiencia en este pasaje.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s