Evidencias de un verdadero creyente: La fe perseverante III parte


III.                    En tercer lugar una FE PERSEVERANTE se prueba en EL CONOCIMIENTO (1:5-8)

Todos los seremos humanos de una forma u otra tenemos inteligencia y conocimiento. Los países de acuerdo a su ubicación geográfica son más cultos que otros. Pero una cosa es la inteligencia y otra cosa la sabiduría. Siempre me encanta leer frases e ideas que demuestran sabiduría más que inteligencia. También hay personas que son muy creativas y se expresan en forma muy sabia. Uno de mis actores cómicos favoritos es el Sr. Groucho Marx. Cuando uno lee sus frases no deja de admirarse la forma en que resume gotas de sabiduría. El dijo en una ocasión: “Jamás olvido una cara, pero con usted haré una excepción”. En una ceremonia de premios dijo. “Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien”. En otra oportunidad dijo: “Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”. Esta es una de mis frases favoritas: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados”.  Pero así como existen hombres que usan frase muy sabias existen otros que se destacan por todo lo contrario. Creo que uno de mis preferidos es Mr. George Bush Jr. Fue el clásico de la torpeza. “La gran mayoría de nuestras importaciones vienen de fuera del país.””Si no tenemos éxito, corremos el riesgo de fracasar.” “Una palabra resume probablemente la responsabilidad de cualquier gobernante. Y esa palabra es “estar preparado.” “Un número bajo de votantes es una indicación de que menos personas están yendo a votar.”[1] También otra dimensión de la sabiduría no sólo es entre cómicos y políticos, sino también entre los maestros y los alumnos cuando responden exámenes. En el artículo “¿Por qué los docentes sufren ataques de pánico al corregir” encontramos las respuestas más idiotas que los alumnos dieron en un determinado examen de un colegio privado en Argentina. Aquí transcribo algunas de las respuestas.

 Mencione a Los cuatro Evangelistas
‘Los cuatro evangelistas eran 3: San Pedro Y San Pablo’
Leo y releo, y no entiendo cuál es el tercero – y último – de los 4… 

¿Qué es la atmósfera?
‘La atmósfera es el sitio donde se encuentran los procesos atmosféricos como las nubes. En esta parte se producen los rayos sísmicos, que son aquellos que producen los terremotos y el temblamiento de tierra’.
Sin palabras

¿Cuáles son los movimientos del corazón?

1) ‘De rotación alrededor de sí mismo y de traslación alrededor del cuerpo’.
Debe estar estrangulándole la aorta, lo que le impide pensar! 
2) ‘El corazón siempre está en movimiento, solo está parado en los cadáveres’.
Bueno… éste no estaría del todo mal. Al lado de los otros… 

Dé la definición de Círculo

‘Es una línea pegada por los dos extremos formando un redondel’.
Yo no podría definirlo mejor…

¿Que significa el anarquismo?

‘Es una ideología racional y astringente’.
¿Será buena para la limpieza del cutis?

¿Qué son los Acueductos?

‘Eran para transportar el agua de un extremo a otro en vez de ir cargando con los cubos’.
Esta es la más racional de todas las respuestas 

¿Quiénes eran de la nobleza?

‘No podían ser de ella si no tenían sangre y no eran de familia de ese grupo’.
Sin palabras!! 

En literatura: Medir el segundo verso escrito en la pizarra
‘Unos 75 centímetros ‘ 
Sin palabras!!! 

Mencione las partes del esqueleto de la pantorrilla
‘Está formado por el hueso más largo del cuerpo, que es el fémur que va desde el omoplato hasta la rotula’.  
Si te patea, te mata

El cerebro
‘Las ideas, después de hablar se van al cerebro’. 
¡Ojalá!


Aves prensoras

‘Son las aves que viven en las ‘ prensas ‘, sitios donde hay mucho agua. Tienen bonitos coloridos, como el cuervo’.

¿Cómo se hace la depuración del agua?
‘Se hace por los rayos ultraviolentos’. 
¿Vieron que la violencia está en todas partes?


¿Cómo respiran los anfibios?

‘La rana tiene una hendidura cloacal, por la cual lanza el típico sonido ‘ cloac, cloac ‘ ‘. 
¡Insuperable!, casi mágico… 


Ejemplo de parásito interno

‘Las vísceras’. 
Si, que a través del fémur te llegan al cerebro… 


Productos volcánicos

Las bombas atómicas. 
Sin palabras!! 


¿Qué es reciclar?:

‘Poner el símbolo de las flechitas en los embases de gaseosa’.
Sálvese quien pueda!!!

¿Qué son las algas?
‘Son animales verdes con caracteres de vegetales’.  
Otro para aprobarlo, al lado de los demás…

Mencione algunos antibióticos

‘El alcohol, el algodón y agua oxigenada’.
Si, y las curitas vendrían siendo by-pass removibles…

¿Qué son los glaciares?
‘Pueden ser por erosion y por defunción’.  
De quién…???..

Para su estudio, en cuántas partes de divide la naturaleza?

‘ Na – tu – ra  y  leza ”
Ay, ay…y  ay….!!!

Moisés y los israelitas

‘Los israelitas en el desierto se alimentaban de patriarcas’. 

¿En qué consiste la soberbia?

‘Es un apetito desordenado de comer y beber, que se corrige practicando la lujuria’.
Si, y la ceguera se corrige sacándote las córneas… 


Geografía- ¿Qué río pasa por Viena?

‘El Vesubio Azul’. 
Sin palabras 


Fases de la luna

Luna llena, luna nueva y menos cuarto’. 
Este atrasa…

¿Qué es la Fe?
Es lo que nos da Dios para poder entender a los pastores’. 
Y para seguir dando clases!!!! 


Define al hombre primitivo

‘Se vestía de pieles y se refugiaba en las tabernas’.
Otro que no podés parar de reírte.. 

Mencione uno de los métodos de control de la natalidad

‘Los antipreventivos’.
Como los que usó tu padre… 

¿Qué es la Trigonometría?
‘Aparato que se usa para medir los trigonometros’.
Hostia![2]

Una de las cosas más interesantes de la vida es que podemos encontrar muchas personas inteligentes y poco sabias; y muchas personas sabias con poca inteligencia.

Alguien ha dicho que a menos que dentro de nosotros esté lo que es sobre nosotros pronto cederemos ante lo que está alrededor de nosotros.[3] La mayoría de nosotros  nos hemos encontrado en algún momento gritando: “! Auxilio ¡” pero ese es generalmente nuestro último recurso. Lo normal es que intentemos todas las artimañas ideadas por el ser humano, para no admitir que necesitamos ayuda. Pero lo que necesitamos es la sabiduría de Dios para poder salir bien de nuestras pruebas con Dios. En esta parte de la Epístola de Santiago encontramos precisamente el reto de la fe perseverante es probada por las convicciones como resultado de una sabiduría espiritual genuina. C.H. Spurgeon define la sabiduría como “el uso correcto del conocimiento”. Otro autor dice que la sabiduría es hacer lo correcto  en una forma si precedentes”[4] Así que veremos cuatro verdades  de un conocimiento genuino y espiritual en este pasaje.

 A.     La primera verdad es que el CONOCIMIENTO PUEDE SER LIMITADO. Esto nos asocia con la humildad. (vrs. 5)

En primer lugar es  limitado por la fragilidad humana. Esta acción comienza con una cláusula  condicional. Esta cláusula condicional admite  la existencia  de la necesidad de la sabiduría.  Reconocer su falta de sabiduría  es el punto de partida del creyente que desea depender de Dios. Significa entonces que siempre hay necesidad de aprender. Por otro lado el verbo leipetai significa literalmente “estar desposeído, destituido y deficiente. En castellano tenemos una expresión que proviene de esa raíz, y es la frase “lipidia”. Pero según Carballosa la raíz de esta palabra se usaba en el vocabulario comercial para referirse a la ausencia de fondos. [5] La forma verbal es un presente es un presente indicativo, voz pasiva. El presente sugiere una situación continua y el modo indicativo expresa la realidad del asunto. Una paráfrasis de la frase  sería: “Si alguno de vosotros se encuentra en una situación continua de deficiencia de sabiduría”. Pero específicamente, el creyente necesita  sabiduría para entender, el porqué de las pruebas y como ser capaz de soportarlas. En segundo por la debilidad humana. El escritor está diciéndole al lector: “Yo sé que no lo admitirás, pero necesitas  sabiduría. Santiago toca un problema delicado, ya que ninguna persona le gusta oír que le digan que es  estúpida, que comete errores y que necesita ayuda. Por naturaleza el hombre es independiente. Desea  resolver sus propios problemas y tomar sus propias decisiones. La paciencia está más al alcance de la mano  de un buen hombre que la sabiduría: la primera ha de ser ejercitada, la segunda ha de ser solicitada.  El hombre debe superar su orgullo para admitir que necesita sabiduría. Pero la sabiduría no es algo que  ya posee. La sabiduría pertenece a Dios, ya que es su virtud divina. Cualquiera que admite la necesidad  de sabiduría debe ir a Dios y pedírsela. Santiago apela al lector y oyente individual. Escribe: “Si alguno  de vosotros carece de sabiduría”. Este modo de abordar el asunto demuestra tacto.[6] En tercer lugar por la mentalidad humana Nótese que Santiago habla de una falta de sabiduría, (sofía) y no de conocimiento  (gnosis). El cristiano necesita una sabiduría  diferente, una percepción espiritual que lo libre de caer en las fatuidades del hombre inconverso. La sabiduría  es la percepción que permite a un cristiano comprender, practicar y promover la vida religiosa que está en la armonía con  la ley de Dios. . El creyente debe pedirle sabiduría a Dios. Santiago da a entender que Dios es la fuente de la sabiduría. Esta le pertenece a él. ¿Qué es la sabiduría?  El NT manifiesta que el cristiano recibe sabiduría, y que el conocimiento proviene de Dios. El conocimiento que carece de sabiduría es de poco valor. Para llegar  a ser maduro y completo el creyente debe ir  a Dios en busca de la sabiduría. La espiritualidad humana. El camino que se ha de tomar  cuando uno se siente  desposeído  de sabiduría es  “pedirla” a Dios. El verbo “pedir” está en presente  imperativo, voz activa.  La idea que encierra esta forma verbal  es que continúe pidiendo o que persista en pedir. La acción de pedir involucra que es un acto de gracia, relacionado con algo que se da  y no algo que se hace.[7] Notemos que la petición es hecha a Dios, pero la frase completa va acompañada  de un participio. La traducción sería: “Pida a Dios quien continuamente da”. Pero observe que Dios  da a todos. Además dice que Dios da con “liberalidad”. La palabra “haplos” es un adverbio que califica o describe la manera en que Dios da. El da con liberalidad, generosa y abundantemente. También la palabra denota dar desinteresadamente. En cuanto a Dios, ciertamente ambos conceptos son verdaderos.  Para poder tener un conocimiento adecuado debemos depender de la espiritualidad que Dios ha dotado a todo ser humano. Pero por otro lado  también dice que le será dada sin “reproche” Dicha palabra en el original  es la palabra “oneidizo” que puede significar censurar, reprender, reconvertir.  Esta palabra va precedida  de la partícula  negativa “me” (sin). De modo que Dios, además de dar abundantemente, lo hace sin censura ni reprensión. Dios no nos da lo que pedimos para luego reprocharnos  por la petición. El vrs. termina con una promesa: “Y le será dada”. La idea del pasaje es que Dios cumplirá su promesa de dar al que pode de El (Mt 7:7) El texto indica absoluta  certeza. La idea del pasaje es que Dios cumplirá su Promesa de dar al que pide de Él.

 Transición…

Se cuenta que en un poblado del interior del Brasil un grupo de personas se divertía con el idiota del pueblo. Un pobre infeliz, de poca inteligencia, que vivía de pequeñas sobras y limosnas. Diariamente los muchachos llamaban al idiota al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una grande de 400 Reales, y otra más pequeña de 2.000 Reales. El idiota siempre escogía la mayor y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos. Cierto día, uno de los miembros del grupo le llamó y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda mayor valía menos. – Lo sé, respondió el idiota. No soy tan imbécil. La grande vale cinco veces menos, pero el día que elija la otra el jueguito se acaba y no voy a ganar más mi moneda. Moraleja: “El mayor placer de un hombre inteligente es aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta ser inteligente.”[8]

Esto nos da pauta para pensar en el segundo punto acerca de que la fe perseverante se prueba en el conocimiento.

B.      En segundo lugar EL CONOCIMIENT PUEDE SER ILUMINADO (vrs. 6). Esto nos asocia con la espiritualidad.

Una vez más Santiago repite palabras claves. Nótese el verbo pedir en los versículos 5 y 6, y el verbo dudar en las sucesivas frases del versículo 6. Además, en el versículo 6 el escritor destaca un contraste, al cual embellece con una ilustración. Hay tres cosas que iluminan un conocimiento limitado. Primero la oración. Un requisito bíblico para que la oración  sea eficaz es tener una fe genuina. “Pida” dice Santiago este verbo en imperativo sugiere que esa es la demanda divina. La petición debe ser hecha con fe, por ser la fe una condición esencial  en la oración.[9]En este caso particular, la fe no es meramente una afirmación doctrinal a la que uno puede adherirse, sino más bien esa actitud total de un compromiso  pleno y seguro de una dependencia en Dios tal como se ha revelado en Cristo Jesús. Segundo la convicción El Dr. Jeremiah dice  que la palabra fe se encuentra  tres veces en el AT (Números 35:30; Isaías 57:11; Habacuc 2:4, pero sólo en la Epístola  de Santiago está presente quince veces. Si nos acercamos a Dios sin fe, es porque hemos decidido  vivir la vida a nuestra manera, tomar nuestras propias decisiones, separarnos de él. Luego entonces, la causa  de que no nos responda  está en nosotros, no en él.[10] Así que la expresión “no dudando nada” es una manera de enfatizar el significado “con fe es “no dudando nada”. Tercero la dirección. Santiago creció en Nazaret, situado unos treinta kilómetros tanto del Lago de Galilea como del Mar Mediterráneo. La vista de las olas en movimiento no le era desconocida de allí que aplica esta imagen al hombre que duda. “El que duda es como la ola del mar, impulsada y agitada por el viento”. El mar siempre está lleno de olas. Y cuando el viento sopla, las olas casi se mueven rítmicamente en una secuencia de carreras. Cuando el viento cambia de dirección, las olas alteran su curso de acuerdo con el mismo. Además, los movimientos hacia arriba y hacia abajo de las olas crean crestas y valles. En suma, la imagen del mar que Santiago pinta es una de inestabilidad e inquietud. Así describe Santiago al hombre que duda. Ese hombre es como las olas del mar, inconstante e inestable. Carece de  la sabiduría que necesita desesperadamente para darle dirección a su vida. Pero dado que este hombre  duda, Dios se niega a darle sabiduría. Dios espera que su pueblo venga a él en fe entonces lo recompensa por buscarle. Pero si el hombre duda no recibirá nada de Dios.[11] Carballosa añade que la expresión “el que duda” es un participio masculino acompañado del artículo definido. Es decir se refiere a una persona en particular y una duda específica. El tiempo presente del verbo “dudar” sugiere que la persona  está en un estado  continuo de duda o vacilación.[12] Indiscutiblemente, lo que el escritor  desea enfatizar, es la inconstancia  en el carácter del que duda. Por otro lado el oleaje del mar  no se controla a sí mismo, sino que tanto su dirección como su fuerza dependen del viento que lo bate. La frase final del versículo  se expresa con solo tres palabras en el original: Los dos participios  están en presente  y señalan el carácter continuo de la acción. También ambos están en la voz pasiva, señalando el control del viento sobre las olas. Es decir el que duda es controlado por su duda. Nunca es viceversa.

Transición…

Había una vez un santaneco  que trabajaba en un edificio como portero, y un tecleño adinerado que alquilaba el pent-house del edificio. Un día el tecleño baja por el ascensor y le da un ataque hemorrágico. Cuando llega a planta baja el portero santaneco se da cuenta y lo saca del ascensor, llama una ambulancia y se va con él al hospital. Al llegar al hospital dice el médico de guardia: — “Necesitamos urgente dos litros de sangre 0+” — y el portero santaneco accede a donársela, ya que justamente poseía ese mismo tipo de sangre. Al día siguiente el tecleño  le dice al santaneco:– En agradecimiento por haberme salvado la vida te regalaré un auto Ferrari, por lo que el santaneco quedó feliz y contento. Al año se repite la historia. Le da el ataque, llama el portero una ambulancia y se va con él al hospital. El doctor dice nuevamente que necesitaban urgente sangre pero esta vez son  tres litros de sangre 0+ y el portero otra vez accede a donar de la suya. Al día siguiente el tecleño  le dice:– En agradecimiento por salvarme la vida te regalaré esta moto Harley Davison. El santaneco queda pensando por qué le había regalado ese auto tan caro al año pasado y este año solo una Harley Davison, que tiene mucho menos valor… pero después llegó a la conclusión de que, mal que mal, una Harley Davison es una Harley Davison. Al año sucede lo mismo. Le da el ataque hemorrágico al tecleño, y como las veces anteriores, el portero llama la ambulancia se va con él al hospital, el doctor dice que ahora necesitaban cinco litros de sangre 0+, el santaneco accede a donársela. Al día siguiente el tecleño le dice al santaneco que en agradecimiento por haberle salvado la vida le regalará una tarjeta subes para que ande en bus. El santaneco  entonces se decide a preguntar, para no quedarse con la intriga: — ¿Cómo es que me regalaste un Ferrari el primer año que te salvé la vida, el segundo año una Harley Davison y el tercer año solo una tarjeta SUBES? No lo entiendo. Y el tecleño  responde:– ¡Es que antes no tenía tanta sangre santaneca!

Esta historia demuestra que se puede imposibilitar a un tecleño generoso transfundiendo sangre santaneca. Esto me hace pensar que también mi conocimiento puede ser imposibilitado sin darme cuenta. Así que en tercer lugar

C.      El conocimiento PUEDE SER IMPOSIBILITADO (1:7-8)

El vrs. 7 constituye una segunda razón del porque debe pedir con fe. En esta porción podemos encontrar tres actitudes que pueden impedir un verdadero conocimiento. En primer lugar están los pensamientos. En el texto  la palabra “pues” introduce la razón.  este presente medio imperativo del verbo contracto oimai (supongo, pienso) es negado por la  partícula Me. La prohibición en tiempo presente instruye al lector y al oyente a que dejen de pensar que recibirán algo.[13]Santiago en realidad está diciendo: “Cese tal hombre de imaginarse que… Por otro lado la frase “quien tal haga” es más enfática de lo que aparece en la versión castellana. Literalmente significa “el hombre ese”. Es casi como si Santiago estuviese señalando con el dedo. Es importante entender que los pensamientos de un creyente deben ser bíblicos. En el correr del tiempo me he encontrado que los creyentes tienen diferentes fuentes de pensamiento aparte de la Biblia. Un autor afirma con mucha exactitud lo siguiente: “El hecho de ser creyentes no implica que automáticamente tengamos una cosmovisión cristiana de la vida (Romanos 12:2, Efe 4:22-24). Para que nuestro cristianismo sea eficiente y efectivo en un mundo caído, y para alinearnos a lo que Dios está haciendo en él, necesitamos ajustar nuestra cosmovisión (como vemos el mundo) a la perspectiva de Dios (desarrollar una cosmovisión auténticamente cristiana, solo La Biblia sin contaminación del pensamiento del mundo). Para ello, en principio, necesitamos romper con el paradigma de que existen un mundo secular y un mundo eclesiástico o espiritual sin conexión alguna, y retomar la perspectiva bíblica de la unidad de lo espiritual y lo natural (Hebreos 11:3), y el señorío y soberanía de Dios sobre todo lo que es y existe (Juan 3:16, Romanos 8:19-21, Efe 1:9-10, Col 1:15-20, Romanos 11:36). No debemos limitar la acción de Dios y de nuestro cristianismo a lo individual, privado, personal y familiar. Necesitamos extender la acción de Dios y la nuestra como cristianos hacia los campos de negocio, trabajo, social, político, educacional, científico, cultural, gobierno, desarrollo, económico, financiero, etc. El gobierno de Dios se extiende tanto a lo espiritual como a lo material y lo natural (Salmo 24:1). La labor redentora de Cristo es necesaria dondequiera que haya penetrado el pecado (Lucas 19:10, Mat 28:18-20). En consecuencia, necesitamos redefinir nuestra comprensión de la salvación para que sea más inclusiva e integral sin que pierda su significado en cuanto a la restauración de nuestra relación con Dios.[14] Por otro lado Rick Wade dice que en nuestros esfuerzos por captar a nuestra sociedad para Cristo, tenemos que entender que las personas suelen no ver el mundo correctamente debido a problemas en su forma de pensar. Sus creencias o actitudes -o aun lo que piensan acerca del pensar- crean piedras de tropiezo. Pero, antes de sentirnos demasiado autosuficientes, tenemos que reconocer que nosotros mismos no somos inmunes a esto; los cristianos tampoco piensan correctamente siempre. Antes de poder encarar a nuestra sociedad eficazmente en este nivel, tenemos que confrontarnos a nosotros mismos. Nos preguntamos por qué, con tantas personas que profesan la fe hoy, no logramos tener un mayor impacto en nuestra sociedad. Suele decirse que  no estamos haciendo lo suficiente. Pero más que eso  creo que la  razón principal  es que no estamos pensando lo suficiente.[15] En el mismo artículo dice que los evangélicos (El se refiere a los de USA; aunque creo que es aplicable a América Latina) tienen  cuatro características como  legado que recibimos del siglo XIX: populismo, activismo, biblicismo e intuicionismo. Populismo, para él, es que los cristianos evangélicos consideran que la fortaleza de la iglesia (en el nivel humano, por supuesto) reside en las personas en los bancos más que los que están en los púlpitos. Activismo se refiere a la falta de paciencia para la contemplación extendida, y el deseo de estar ocupado en la obra del Señor. El biblicismo se refiere a la creencia de que  la información de la Biblia es sinónimo de transformación. El intuicionismo se refiere a la tendencia de seguir respuestas instintivas en vez de estudiar los temas con alguna rigurosidad.[16] Así que como evangélicos debemos aprender a tener una espiritualidad de pensamiento. El Dr. Stott dice algo muy puntual con respecto a la mente del cristiano. El dice: “En resumen, debemos recordar nuestro llamado como cristianos al «doble-escuchar». Es decir, la mente cristiana estará atenta a la revelación de Dios para tener una perspectiva realista y teocéntrica de la vida, y estará atenta al mundo para poder actuar concretamente en la historia, haciendo el bien y combatiendo el mal. Una mente cristiana no se ocupa solamente de Dios sin reconocer e involucrarse en la realidad humana, no es escapista. Una mente cristiana tampoco se fija solamente en el mundo de los seres humanos, ni trata de interpretarlos y cambiarlos a partir de una perspectiva y recursos netamente humanos. No es ni optimista sin fundamento, ni pesimista sin esperanza. La mente cristiana tiene que escuchar a Dios y al mundo que la rodea. Esta tarea de formar una mente cristiana que escucha a Dios y al mundo no es tarea de cristianos solitarios. Es más bien una tarea que requiere de una comunidad cristiana en conjunto. La Iglesia ha de ser, en la práctica, una «comunidad hermenéutica». Parte de la tarea de la Iglesia es escuchar la Palabra de Dios juntos para descubrir la mente de Dios, y la realidad actual para entender lo que está sucediendo. Es en este «doble-escuchar» a la Palabra y al mundo, y en compañía e interacción con otros miembros de la Iglesia de Dios, que se va desarrollando una mente cristiana. Que Dios nos conceda gracia para esforzarnos en pensar como cristianos.[17] Así que Santiago establece que pensar bíblicamente es recibir de Dios su respaldo. Observe que dice: “No recibirá cosa alguna de lo que hubiera pedido. El verbo recibirá  es el futuro activo, modo indicativo de “lambano” e indica realidad  de que la persona que pide sin fe no recibirá aquello  que ha pedido.  La expresión  “del Señor” indica la fuente de  procedencia. Así que el conocimiento puede ser imposibilitado por pensar no como creyente. Pero hay un segundo elemento que imposibilita el conocimiento. En segundo lugar están los sentimientos. El vrs. 8 resume la descripción  hecha por Santiago  tocante al que duda.”El hombre de doble ánimo”. Hay un dato curioso en esta expresión. La palabra para hombre aquí  es “aner” específicamente se usa para indicar  a alguien del sexo masculino (en contraste con antropos que generalmente significa un ser humano). Es obvio que también las mujeres pueden ser de doble ánimo. Pero el énfasis está en la responsabilidad del hombre de ser ejemplo. Un hombre que es de doble ánimo tendrá muchos problemas en tener una correcta relación con Dios. Carballosa insiste que la expresión en griego es “dispsujé”  y se traduce doble ánimo. Es una palabra que se debe traducir como “doble alma” o literalmente significa “dos almas”. Dicha expresión solo aparece  dos veces en el Nuevo Testamento (Santiago 1:8 y 4:8).[18]La vigorosa  expresión “un hombre de dos almas” denota la actitud interior del que duda. Actúa como si dos almas o personalidades distintas existiesen en su cuerpo y estuviesen en conflicto perpetuo una contra la otra. Una de ella mira hacia Dios mientras la otra lo hace hacia el mundo; una cree en Dios, pero la otra duda. Tal persona es una guerra civil ambulante en la que confiar y desconfiar en Dios están en guerra continua uno contra otro. En 1ª de Reyes 18:21, Elías le habló muy fuerte al pueblo, porque por un lado estaban  adorando al Dios Todopoderoso, pero por otro lado, se estaban yendo con los dioses del mundo, y  les dijo: ¿Hasta cuándo claudicareis?, ¿Hasta cuándo van a vacilar vosotros entre dos ánimos?,  entre dos pensamientos, si Jehová es Dios, seguidle, y si para ti el mundo es dios, pues ve para allá.  Pero como dice la Escritura, Dios habla de los fríos o calientes, no hay términos medios. ¿Qué  dice?, que al tibio lo vomita, hasta cuándo vamos a claudicar, recibimos la Palabra de Dios,  estamos escuchando promesas de Dios, las estamos creyendo, pero luego, nuestras acciones o  circunstancias nos hacen vacilar, entonces estamos claudicando, lo queremos hacer a nuestra  manera y no a la forma como Dios lo ha establecido, las promesas ya están ahí, mientras que los  hechos en la lógica tienden a cambiar, la Palabra de Dios es inmutable, jamás cambia, es la verdad,  por eso cuando nosotros queremos entrar en esa dimensión no lo podemos hacer sin la fe, porque  con la fe nosotros estamos tomando la sanidad, la prosperidad, tienes que tener un solo ánimo  para poder operar de esa manera, un solo ánimo, una sola manera de pensar, y tiene que ser de  acuerdo a la Palabra de Dios, no a tus razonamientos, la razón va a ir en contra de la fe, nunca he  visto que la razón haya logrado sanar a una persona, ni hacer un milagro, jamás, mientras que la  fe, al que cree todo, todo le es posible[19].

Ahora, en la cita que leímos en 1ª de Reyes, la palabra claudicar, viene de un verbo que  quiere decir brincar, y es que la gente esta brincando de lo celestial a lo terrenal, se quieren mover  en lo terrenal, luego quiere alcanzar de manera terrenal lo celestial. En Hebreos capítulo 13, versículo 8, dice la Escritura: “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos de los siglos”. Dios es una persona de un solo ánimo, tanto así que es el mismo ayer, hoy, y siempre. En el último libro del Antiguo Testamento que es Malaquías, dice: “Yo soy Dios, y  yo no cambio”. Si Dios tuviera alguna mutabilidad en su ánimo, nosotros no tuviéramos confianza en pedirle. Aquí dice que Jesucristo es el mismo hoy y siempre. [20] En tercer lugar los comportamientos. Dice el pasaje que el hombre de doble ánimo es vacilante en su comportamiento y por eso Santiago lo describe  como “inconstante  en todos sus caminos. La palabra inconstante (akatastatos)  es un adjetivo  doblemente compuesto. Primeramente una partícula negativa  a que significa no  o sin. Seguida de la preposición  kata que significa hacia abajo  y finalmente el verbo histemi que quiere decir colocar. La idea total de esas tres expresiones  al conjugarse en una sola expresión  es carecer de fundamento, ser irresoluto o tambalearse como un borracho.  También se refiere a alguien de carácter voluble. Según el apóstol Santiago  el hombre de “doble ánimo” no solamente es inconstante en lo que respecta a la oración sino en todos sus caminos o sea en todas las otras actividades de la vida.


[3] Ibíd.

[4] Ibíd. Pág. 20

[5] Carballosa, pág. 92

[6] Kistemaker, Simón. 1-2, Santiago. Comentario del Nuevo Testamento. Baker Book  House. 2007. Pág. 37

[7] Carballosa, pág. 93

[9] Carballosa, pág. 94

[10] Jeremiah, pág. 22

[11] Kistemaker, Simón. 1-2, Santiago. Pág. 38

[12] Carballosa, pág. 95

[13] Kistemaker, Simón. 1-2, Santiago. Pág. 40

[15] Wade, David.  Impedimentos de la Mente: El Escándalo del pensamiento Evangélico. Artículo de Ministerios PROBE

[16] Ibíd.

[18] Carballosa, pág. 96

[20] Ibíd.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: