¿Algo bueno puede salir de Nazaret? II parte


II.                    En segundo lugar Jesús rechazado en Nazaret

Otra página que nos ayuda a acercarnos a Nazaret y a entender su mensaje, es cuando Jesús es rechazado por los nazarenos. Lo que sorprende es que los cuatro evangelios, incluido Juan, nos hablan de este rechazo de Jesús por parte de Nazaret. Para ser exacto hay que decir que no sólo ha sido rechazado, sino excomulgado de la comunidad de  Nazaret, expulsado oficialmente de la sinagoga, como era la costumbre y el estilo de la época. ¡Jesús excomulgado de la comunidad de Nazaret!  Es una página que evidentemente nos desconcierta. Los evangelios nos lo recuerdan según tres líneas de interpretación, cada una un poco diferente: ¿Por qué Jesús fue excomulgado? ¿Por qué Nazaret se cierra en banda frente a Jesús? ¿Por qué no reconoce a Jesús?

A.     Lo rechaza por su método       

En primer lugar, porque es de tal manera uno de nosotros, uno de nuestro pueblo en medio de nosotros, que no puede ser extraordinario, que no aceptan que sea extraordinario cuando vuelve a Nazaret. Es lo que nos deja entender la reflexión de Mateo (13:53-58) y de Marcos en el texto paralelo 6,1-7: “es uno de nosotros”. Lucas coloca el episodio de Nazaret al principio de su evangelio. Jesús empieza por “ser” de Nazaret antes de allí ser rechazado.

B.      Lo rechaza por su mensaje

¿Por qué, según Lucas, Nazaret rechaza a Jesús?  Nazaret rechaza a Jesús porque habla de misericordia y de universalismo. “Había en los tiempos de Elías varias viudas […] En los tiempos de Eliseo muchos leprosos […]” Juan, por su parte (7: 1-10) constata que los que rechazan a Jesús son los de su familia, sus primos. Se percibe que el motivo de rechazo en Juan es que Jesús es un hombre, sencillamente un hombre como los demás. Es de origen modesto, no puede pretender entrar en la historia, no se puede creer en él si sale de Nazaret. Es más o menos lo que ocurrió al joven David frente a sus hermanos. En todo el evangelio de Juan se encuentra este tema: “¿Algo bueno puede salir de Nazaret?” Pone esta palabra en la boca de Natanael, (Juan 1:46), y también cuando Jesús habla del pan de vida (Juan 6: 41-42). ¿Nos puede hablar de estas  grandes cosas, dado que sabemos quién es y que conocemos a sus padres? Después, en Jerusalén, surge la gran cuestión de su identidad. Siendo de Galilea, ¿cómo es que nos puede hablar? “Veras que de Galilea no surge ningún profeta” (Juan 7: 40-52). Se puede decir para resumir este tema que Nazaret rechaza a Jesús porque es un hombre. Era en tal grado un hombre normal, un hombre como los demás, formaba de tal modo parte de lo cotidiano, que comprometía su credibilidad, su mensaje, con ese mensaje más profundo de su identidad humana. Era tan hombre que eso es lo que hace que los nazarenos lo rechacen. No se acepta que el hijo de María y de José, como lo creían, nos ofrezca un Dios tan presente en lo cotidiano. Se busca una presencia de Dios en lo extraordinario, no en lo ordinario, en el diario vivir. Se tenía una teología de lo extraordinario, no de lo humano, de lo normal. Por eso mismo Nazaret rechaza a Jesús.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s