Espiritualidad Apasionada: Salmo 26 II parte


II.                    En segundo lugar una espiritualidad apasionada parte de una POSICIÓN  (26:4-7)

No debemos  solamente tener una petición de  vivir una espiritualidad dinámica. No basta con el anhelo, sino que también debe haber una práctica. En este pasaje, uno puede observar a David, realizar tres prácticas importantes en concordancia con su petición.

 A.     La representación

Observe a David como él había rehuido a la representación espiritual. En resumen el habla de los hipócritas. Evalúe usted las dimensiones de la hipocresía en este versículo. Primero David no era hipócrita en el contexto de la comunidad. “No me senté con hombres hipócritas”. La expresión hebrea “hipócrita” aquí se refiere a una persona, fingida, vana, que no tiene profundidad. En el contexto del templo, David establece que no tuvo una comunión con gente que estaba haciendo una demostración pero vacía. Esta frase nos habla de tres realidades en el contexto comunitario. Los hipócritas existen en la comunidad. Los hipócritas son numerosos en la comunidad (hombres) y los hipócritas se pueden reconocer. (No me senté). David de alguna manera había evitado estar en comunión con los hombres hipócritas.  Segundo, David no era hipócrita en el contexto actividad. Si se corre el riesgo de representar en el contexto litúrgico, se corre el riesgo de representar en el contexto de ministerio. Observe que dice: “Ni entré con los que andan disimuladamente”.  La expresión se expresa con las personas que participan de las actividades religiosas del templo. David dice que él no ministró a su pueblo con una actitud de hipocresía. El no era el tipo de persona que sabía disimular lo que pasaba en su vida y en la vida de otros. Para David un área de la representación e hipocresía es al hacer el ministerio con actitudes de odio encubiertas y disimuladamente. ¿Qué es disimular? La RAE dice: “disimular  es: Ocultar o disfrazar una cosa para que no se vea o no se note. Disculpar o permitir una acción fingiendo no conocerla o quitándole importancia. Finalmente significa ocultar un sentimiento o una intención”[1] Eso significa que una persona oculta sus verdaderos sentimientos e intenciones. ¿Y cómo los oculta? Pues haciendo todo lo contrario al sentimiento que tiene. Tercero, David no era hipócrita en el contexto de la compatibilidad. Observe que dice: “reunión de los malignos”. ¿Qué tipo de reunión es esta? En el verso anterior se refiere al contexto religioso y del templo. Pero en este caso se refiere a las asociaciones, y reuniones que los enemigos de David tenían a espaldas de otros. Observe como este acto se describe exactamente como el espíritu de Absalón. Alguien ha dicho que el espíritu de traición siempre llama a más espíritus de traición. Por eso David se cuidaba de exponerse con personas de ese tipo. Dice que “aborreció la reunión de los malignos”. Es obvio que por el paralelismo del salmo  “malignos” aquí está relacionado con hipócritas del vrs. 4. Una vez más nos muestra varias realidades esta porción del salmo. Primero la realidad de la existencia. Segundo la realidad de su esencia. Note que dice reunión de los malignos. El maligno llama al maligno y se siente bien en la reunión de los malignos. Como decía alguien “Sólo un corrupto tolera a otro corrupto”. David no era compatible con estas reuniones. Tercero la realidad de su consistencia. Observe que dice: “y con los impíos nunca me senté”.  La expresión “impíos” aquí es para referirse a un criminal. Son aquellas personas que han pasado de la simple expresión de desagrado a una acción ya de destrucción. Y David dice que eso no ha sido su práctica.

Spurgeon escribió una vez: “Los verdaderos ciudadanos no tienen tratos con los traidores. David no se había sentado con hombres hipócritas. No eran sus amigos en las fiestas, ni sus consejeros en los consejos, ni sus amigos en la conversación. Tenemos necesidad de ver, hablar y tratar con los hombres del mundo, pero no hemos de tener nuestro esparcimiento y solaz en una sociedad frívola. No sólo el hombre de palabra soez, sino también el vano e hipócrita deben ser evitados. Todos los que son superficiales, charlatanes y frívolos, son indignos de la amistad de un cristiano.”[2]

B.      La renovación

Observe que David, está menos interesado en la representación y más en lo genuino de su quehacer espiritual. ¿Cómo se manifiesta esta renovación en la práctica de David? Debe haber una renovación en cuanto a la devoción. Todas las veces que los sacerdotes desempeñaban su servicio alrededor del altar o  acudían al tabernáculo de reunión para llevar a cabo sus obligaciones, lo primero que  tenían que hacer era lavarse las manos y los pies con el agua de la fuente (Éxodo 30:17- 21). Si no lo hacían, podían morir. Así de grande era la santidad del Señor. Otra  instrucción que se les daba era que tenían que entrar sobrios en el tabernáculo de  reunión. Tampoco podían ofrecer un fuego profano delante del Señor (Levítico 10).  Además del salmo 26,  encontramos esta expresión en el salmo 73, versículo 13, donde todo ello tiene un  significado puramente simbólico: «He lavado mis manos en inocencia».  Claro que el salmo 26 nos recuerda, antes que nada, a la fuente y al altar de la ofrenda  quemada situados en el patio exterior de la casa de Dios. En realidad, a nosotros, como  creyentes del Nuevo Testamento, se nos aplica este significado simbólico de los tipos,  ya que hemos sido lavados por la sangre del Cordero pero sin embargo necesitamos  purificarnos las manos y los pies (nuestro camino) con el lavamiento del agua por la  palabra de Dios (Ef. 5:26). Solo de este modo podremos acercarnos a Dios con  integridad y llevar a cabo nuestro servicio ante el altar, es decir, ofrecer a Dios nuestros  sacrificios de alabanza y acción de gracias a través de Cristo, y acto seguido podremos  entrar en el santuario celestial como los sacerdotes que sirven allí en presencia de  nuestro Dios y Padre (Hebreos 10:19-22; 13:15). [3]

Hacer una renovación en la adoración. Primero es una adoración diáfana. Es decir transparente. David dice que una vez el haya lavado y ordenado su vida, entonces podrá tener acceso directamente al altar de Dios y podrá pasearse con intimidad y adoración a Dios. Esa adoración también es dinámica. “Andaré” implica caminar fuerte, e incluso se puede traducir como correr y danzar. Es una figura de alguien que está en movimiento. En tercer lugar es una adoración dichosa. David dice: “Para exclamar con voz acción de gracias”. La palabra “exclamar con voz” es una expresión que demuestra grito y fuerza. La expresión “exclamar” es shama y nos ilustra un grito solemne. Me encanta aprender que cuando adoramos a Dios con un corazón limpio y dinámico nuestra forma de hacerlo es alegre, jovial y dichosa. Note que lo que mueve esta forma de adorar es la acción de gracias. No hay mejor manera de adorar a Dios con fuerza y con júbilo que cuando parte de un corazón agradecido. Finalmente es una adoración didáctica. “Y para contar tus maravillas” Por un lado la expresión contar es enumerar, dar detalles en orden de prioridades. Por otro lado la palabra “pala” para maravillas, se puede traducirse “demasiado pesado” que sobrepasa las capacidades, que es sorpresivo y que deja estupefacto a alguien. También se puede traducir a alguien que se distingue por una acción del resto de los demás. [4] Nuestra adoración debe llevarnos a contar lo que Dios ha hecho y no lo que nosotros hemos hecho.

 III.                  En tercer lugar una espiritualidad apasionada proyecta una PROPOSICIÓN (26:8-12)

Hasta aquí hemos hablado que una espiritualidad apasionada es producida por una petición, pero también practica una posición, pero finalmente proyecta una proposición. La proposición tiene que ver con un modelo, una influencia de espiritualidad en el mundo que nos rodea. ¿Qué cosas retarán a la gente de esta generación con respecto a una espiritualidad? En el pasaje hay por lo menos cuatro cosas que deben partir de una proposición de espiritualidad dinámica que retaran al mundo que nos rodea.

A.     Una propuesta motivacional

¿Qué debe motivar a una persona estar en la casa de Dios? Existe un lugar el cual amamos todos los días que a él venimos, una casa donde el amor  nuestro se derrama sin límites hacia el Señor, es su casa su templo la Iglesia, el bendito lugar que por misericordia hoy poseemos para manifestárselo. No importa que tan grande, hermoso, cómodo, sencillo o extravagante sea, simplemente es el lugar donde amamos estar bajo la presencia divina de Dios.  Todos los días que asistimos a su casa será una cita de amores entre la novia y el novio entre la amada y su amado entre la Iglesia y Cristo. Un lugar de amores para los hijos de Dios es indiscutiblemente su casa. En su casa se pueden experimentar muchas más cosas, pero la primordial en ella es el amor de Dios para sus hijos. Sin amor es imposible ser feliz, imposible ser perdonado, imposible seguir adelante, imposible reír, imposible poder vivir. Las diecisiete características del amor descritas en Corintios se hacen manifiestas en la casa del Señor  y todas estas son las que disfrutamos día a día cuando nos reunimos ahí, sencillamente en dos palabras “nos inundamos de su grande y eterno amor”. Pero este pasaje contiene algo mas, en su casa también se manifiesta su gloria, David amaba  la presencia de Dios, el poseía un corazón conforme al de su Señor, lleno de amor, por lo tanto sabia que en ella se encontraría con aquel que lo amo con amor eterno y que  también el amaba más que a todas la cosas. Pero su gloria no se hacía demorar con  aquellos que amaban estar con él.[5]

B.      Una propuesta vivencial

En esta parte del salmo David establece que existencia es diferente a la existencia de los que no son hijos de Dios. David le dice a Dios que haya una diferencia. Nuestra existencia debe ser diferente a la de los pecadores. También David dice que debe haber distancia.  “Ni mi vida con hombres sanguinarios”. David deberá guardar la distancia de los hombres malos.

C.      Una propuesta testimonial

Observe que David quiere dar un testimonio práctico pero profundo. Su testimonio tiene que ver como caminar. Su caminar no es fragmentado (integridad). Su caminar no es    frustrado (redímeme), el ha sido capacitado por Dios al redimirlo. Y su caminar  no es fracasado (bendeciré en las congregaciones). El está completamente convencido que podrá fortalecer la fe de sus hermanos por medio de su propuesta de vida.

 Si queremos tener una espiritualidad apasionada, debemos tener una petición para desarrollar ese anhelo de pasión. También necesitamos una práctica. Debemos vivir de acuerdo a es petición que hemos hecho a Dios. Y finalmente debemos retar a los que nos rodean con una propuesta de espiritualidad apasionada.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s