Espiritualidad Cotidiana: Salmo 23 III parte


III.                    En tercer lugar para desarrollar una espiritualidad cotidiana necesitamos un MENSAJE  de actualidad. (23: 5-6)

¿Cómo testificamos en medio de la vida cotidiana y de la adversidad? Los siguientes versículos nos plantean dicho mensaje de autenticidad.

A.     La provisión de Dios es actual

La expresión en “aderezas” en hebreo habla de poner las cosas en orden arreglar, pero con cierto sentido estético. En español esta frase se usa para Echar especias u otras sustancias a una comida para que tenga más sabor o el sabor deseado. Por otro lado se puede usar para embellecer algo a alguien.[1] Observe que el hacer esto implica paciencia y espera. El hablar de la mesa implica que Dios actúa proveyendo pero con una manera abundante y hermosa.

B.      La protección de Dios es actual

David dijo: “Aderezas mesas delante de mí, en presencia de mis angustiadores”, eso significa que Dios no castiga a tus enemigos, sino que te va a bendecir DELANTE de ellos. El preparará una gran mesa para ti, en presencia de todos los que te criticaban. No esperes que Dios elimine a tus enemigos, prepárate para que Dios te honre delante de ellos!  La palabra para angustiadores es  tsarár cuya raíz primaria es: Estorbar, restringir, o -adversario, afligir, angustia, apurar, atar, atribular, encerrar, envolver, estrecho.  Esta es la palabra original que define angustiadores, describiendo también algunos de  sus significados. Es alguien que estorba, alguien que persigue o alguien que aflige, angustia, atribula. Por último alguien que se le considera rival.[2] Los angustiadores son los causantes de todas las situaciones que vivimos a diario con las  anteriores características. La angustia estorba, ellos persiguen nuestra vida buscando  que no podamos tener paz, nos afligen y atribulan constantemente, y luego también son  rivales o situaciones que pelean en contra de todos aquellos beneficios o bendiciones que  Dios nos quiere dar para que no las poseamos. Ilustrando un poco en nuestra mente, imaginémonos estar viendo a nuestros enemigos  llamados angustiadores todos los días desde que nos levantamos hasta que nos  acostamos, y es que así sucede, las aflicciones angustias se presentan al mismo inicio de  nuestro día, el primer pensamiento lo querrá dañar. Es como ver aquellas personas que  en ocasiones nos han lastimando todos los días y tener un trato directo con ellos, muchas  veces es insoportable poder convivir por más que desee. Normalmente el enemigo nunca quiere ser  avergonzado, siempre siempre como cobarde huye.  Aun en la vida diaria hay ocasiones en que quisiéramos que aquellos que nos hicieron  daño estuvieran ahora para que vean lo bien que estamos, como deseamos encontrarnos  a nuestros enemigos para que nos vean lo bien que la estamos pasando. Dios no se centra bajo ese contexto, pero si hace lo siguiente con nuestros angustiadores,  los lleva a la mesa cuando compartimos la Cena de Señor y los sienta alrededor de ella  para que delante de sus ojos y tus ojos puedan ver como el nos bendice. Imagínate a  todos tus angustiadores del mes, a todos tus opresores de la semana, a todos los pecados  que te acusan siendo avergonzados delante de tus ojos cuando tu disfrutas de la mesa del Señor comiendo perdón, misericordia, bebiendo gozo, gracia y saciándote de todo  bien.  Así es exactamente lo que sucede cada vez que venimos a la mesa que el Señor nos ha  preparado todos nuestros angustiadores, enemigos adversarios, ni uno de ellos que nos  ha hecho daño faltaran tendrán que estar presentes y verán con sus ojos como sus hijos  son alimentados de todo tipo de bendición. Gózate por que la mesa ¡Ya está Servida!

C.      La preservación es actual

El salmo continua diciendo: “Unges mi cabeza con aceite” Para que es esto? Esto es para por lo menos tres cosas: Para restaurar. Verá en el curso de los viajes  del día la oveja usualmente adquiría heridas, ya sea por una espina o una mordida. Y El pastor usaba su botella de aceite para curarle y sanar las heridas. El aceite lubricaba, sanaba y confortaba. Gracias a Dios por el aceite del Espíritu Santo, que en variados ministerios trae restauración, al triste y restauración al quebrantado. El aceite enseña: En 1 Juan 2:20 gozo, en Isaías 61:3 poder y en Hechos 10:38  sanidad.[3]Para refrescar. Déjeme darle un hermoso pasaje: “Pero tu aumentarás mis fuerzas como el Búfalo; seré ungido con aceite fresco”. Salmo 90:10 y Salmo 45:7 dice: “Has amado la justicia y aborrecido la maldad, por tanto te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo  de alegría más que a tus compañeros”. Estos pasajes hablan del aceite de alegría. Dios nos unge. ¿Que me dice eso a mi vida? Que hay un aroma de frescura y y un dulce aroma. Regocijo en mi caminar  y en mi trabajo. ¿No es esto lo que el mundo necesita? Lo que necesita son  rostros sonrientes, que brillen del gozo del Señor. Trabajadores cordiales. Cuando somos ungidos con el aceite del gozo del Señor entonces atraeremos a la gente y no la repelaremos. ¿Es esta su experiencia? ¿Ha permitido que el nos de esa renovación? Una cosa el creyente al igual que su pastor se podrán ir haciendo mayores pero nunca viejos. ¡Es un aire de refresco siempre![4]

D.     La premiación  de Dios es actual

Dice el texto: “Mi copa está rebosando”. Alguna vez ha pensado en Dios como el Dios de manos abiertas y corazón abierto? Nuestro Dios da tan espléndidamente, liberalmente. Y El no se echa para atrás ni retiene nada. Esta figura ilustra grandes cosas para la generosidad de Dios. El recipiente de las bendiciones. El pasaje dice “mi copa” Recuerda lo que Cristo dijo: “Yo he venido para que tengan vida y para que tengan abundancia” (Juan 10:10). Cuando el Señor Jesús transformó el agua en vino, sabe usted cuando del mejor vino hizo ese día? 120 galones. El no necesitaba esta cantidad, pero hizo que abundara. Cuando transformó los panes y les dio de comer a los hambrientos, sobró una gran cantidad y eso es rebosar su copa. (Lucas 9:17). Cuando el habla de vida, dice que es abundante, cuando habla de paz es que sobre pasa el entendimiento, cuando habla de gracia es una gracia supereminente,  cuando habla de gozo Pedro dice que es un gozo inefable (1 Pedro 1:8). Dios no está hablando de lujos, pero tenemos grandes riquezas en gloria. ¿Alguna vez ha pensado en Dios de esa manera? Como Dios y que desea bendecirnos, el no nos da gota a gota sino que está enviando hasta que se rebalsa.[5] El repartidor de las bendiciones. Si Dios no es nada tacaño en lo que nos da, no deberíamos ser nosotros así? La Escritura dice: De gracia recibiste, dad de gracia (Mateo 10:8). Sabe usted lo que hacen algunos tipos? Cuando Dios da  en esa forma y su copa está rebosando, no dejan que los demás puedan tomar de esa copa sino que tratan de conseguirse una copa más grande para que les siga tupiendo las bendiciones de Dios. “Haré graneros más grandes (Lucas 12:13). No quiero dejar correr la bendición, no quiero bendecir a otro, lo quiero todo para mí. ¡NO! ¡NO!. De gracia recibisteis, dad de gracia! Deje que pueda ser de bendición a otros. La Biblia dice que nada hemos traído a este mundo y nada podremos llevarnos, así que teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con eso. ¿Está usted contento con su Pastor, el cual adereza mesa delante de sus enemigos? ¡Espero que sí!

E.      La promoción de Dios es actual

El texto nos habla de que Dios nos promueve en este mundo y fuera de este mundo. Tenemos guardaespaldas. El bien y la misericordia  dice que estarán siempre conmigo. Estos dos elementos estarán siempre presentes en mi vida terrena. Qué bueno que esta espiritualidad cotidiana, dice que son todos los días.  Esta es la promoción actual. Pero también hay una promoción eternal.  Esa promoción es segura, “moraré”. Por otro lado esa promoción es satisfactoria “de Jehová”. Lo que hace satisfactorio la eternidad no es el lugar donde estaremos sino en la presencia y compañía de quien estaremos. Esa promoción es sempiterna. Dice por largos días. Todos los que tratamos de vivir fielmente en la cotidianía de la vida, tendremos una promoción actual pero también eternal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: