Cuatro opciones ante el plan de Dios : 1 Samuel 11


 

 Punto de Partida

 Acaba de terminar el alboroto de una elección, Israel queriendo imitar la moda de las naciones ha decidido adquirir un rey, sin embargo al estilo de nuestros pueblos Latinoamericanos una vez pasada la elección, la gente no le gusta quien es su rey. Y eso ha generado una especie de vacío de autoridad, por un lado un líder tímido que no quiere asumir su rol y un pueblo que cuestiona a este líder porque no tiene una cuna de aristocracia. Es en medio de esto que Dios va obligar tanto al líder como al pueblo a que tomen una decisión ante el reto que tienen enfrente. Y creo que ese es el reto que tenemos hoy ante este estudio. Es decir que todos seamos expuestos a tener una opción de obediencia a Dios

Punto Principal

En esta narración podemos ver un gran vacío ante la necesidad de Israel. Aunque Saúl es rey, no actúa como rey. Así que Dios lo que va  a tratar de hacer es que de una vez por todas asuma su compromiso. En el pasaje podemos ver cuatro posiciones o cuatro opciones que las personas pueden tener ante el deseo de Dios. Debemos examinarnos en qué posición estamos. Si estamos en la posición errada, debemos tomar la decisión de cambiar hacia lo correcto.

   La primera opción: “Los que están dispuestos a entregar su ojo derecho”: Negociantes del plan de Dios  (vrs. 1-3)

Los Amonitas fueron siempre adversarios de Israel por diferentes razones. Eran medio parientes sin embargo nunca trataron bien al pueblo del pacto. Nahas cuyo significado en hebreo es “serpiente” se levantó contra Israel, el pasaje no describe las razones. Es importante entender que al hacer la misión de Dios siempre habrá oposición. Hudson Taylor dijo: Todos los gigantes de Dios han sido hombres débiles que hicieron grandes cosas, para Dios porque reconocieron  que El estaba con ellos”. Si observamos el pasaje el pueblo le presenta una alternativa a su enemigo “haz alianza” y “te serviremos”. Para mí este pueblo está rogando al enemigo, está concertando, aceptando la hegemonía del enemigo sobre ellos. Quieren evitar todo tipo de confrontación. Es interesante que a veces nuestra vida sea así. Hacemos alianzas y terminamos sirviendo al enemigo Debemos notar que  Nahas hace una petición que pareciera un tanto extraña, vea  lo que dice “que cada uno se saque el ojo derecho”. ¿Porque esta petición absurda? Esto implicaba inmovilizar para la batalla a una persona. Por lo general el equipo estaba compuesto por una espada o lanza y el escudo. Se asumía que la mayoría eran diestros y que el escudo cubriría parte de la cara y taparía el ojo izquierdo lo que hacía del ojo derecho, el instrumento para ver de dónde venía el ataque y defenderse  con la derecha. Y si cambia de mano el escudo implicaba que el diestro debía usar la mano zurda para batallar, lo que disminuiría su habilidad. Sin embargo es  paradójico que los de Jabes de Galaad han perdido su identidad que está dispuesto a aceptarlo.

 La segunda opción: “Los que están dispuestos a llorar”: Los negligentes con el plan de Dios (vrs. 4-5)

El diccionario dice de negligencia o del negligente: “Descuido o descuidado, con falta de aplicación.” Al observar esta definición es obvio que tanto los de Jabes como todo el resto de Israel su reacción fue de lamento, gritar y llorar. Eso les llevó a la parálisis de la acción y la decisión.  La alternativa que ponen los de Jabes es que van a averiguar si hay alguien que les puedan ayudar. Es triste cuando uno no puede confiar que sus propios hermanos le tenderán la mano. “A ver si hay alguien que nos ayude” La idea del texto original es que, saben con certeza que no habrá. Es tan real que lo que hacen los demás es “llorar “con ellos. El pueblo llora pero no hace nada.  Sin embargo Dios hoy está llamando a personas a tomar decisiones por el Señor. La indiferencia por Dios y su Palabra puede arruinar nuestra vida.  Hay tres maneras en que se puede manifestar la negligencia espiritual .Primero, la acción activa.  Mateo 7:26, dice: “Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena”. Descuidar los mandamientos de Dios es desobedecerle. Segundo la acción pasiva.   Marcos 7:9, “Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición“. La acción inactiva: Descuidar hacer el bien es tan pecaminoso como hacer el mal. Santiago 4:17, “Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. En ese sentido somos negligentes cuando hacemos lo malo, (activo) somos negligentes cuando cubrimos lo malo (pasivo) y tercero cuando no hago lo bueno (inactivo). Para ponerlo en un ejemplo completo. Tomemos el caso que está de moda hoy. Los jugadores de la selección  de El Salvador que vendieron los partidos. Allí se ven los tres tipos de elementos que los hacen negligentes.  Primero, negligentes activos. Es decir hubo jugadores que  hicieron lo malo, (vendieron partidos) Segundo negligentes pasivos. Es decir hubo jugadores que cubrieron los partidos (no aceptaron pero se callaron)  y hubo jugadores inactivos. (no tomaron dinero, no participaron de sesiones, pero tampoco promovieron la honradez simplemente se hicieron los locos). Así hay muchas personas con el plan de Dios.

 La tercera opción :”Los que están dispuestos a  matar sus bueyes”: Es decir los  combatientes del plan de Dios

Saúl  en los primeros informes que recibe. Nota gran sensibilidad. Saúl dice el texto “Le contaron las palabras de los hombres de Jabes”. Supo de primera fuente la necesidad. Así que una vez que se identifica con la visión él va a desarrollar elementos que lo harán un combatiente en el reino de Dios. Estos elementos deben ser tomados en cuenta si usted y yo queremos convertirnos en combatientes en el plan de Dios. Debemos notar que aquí hay un hombre que ya tiene la primera parte sensibilidad, pero no va a correr a las locas con esa emoción.  Sin embargo la visión no puede empezar sin evaluar el costo de lo que se pierde. Note que Saúl parte “sus bueyes”. Sin embargo esta visión debe tener aspectos trascendentales que se desprenden de este pasaje.  Lo primero que veo aquí es MOTIVACIÓN  (6-8)  Hay dos dimensiones en la motivación aquí. Lo primero que debemos hacer es no confundir  con entusiasmo. Saúl tiene una experiencia interna que hace tomar la decisión. En este caso vemos que “El Espíritu de Dios vino sobre el” La bendita obra del Espíritu Santo, esa tercera persona tan mal comprendida y tan mal presentada. Pero si no es El Espíritu quien nos motiva, nadie lo podrá hacer.  Y segundo hay una motivación externa. “Saúl parte los bueyes y los manda por correo” Aunque un poco extraña, lo externo estaba en concordancia con lo interno, sólo era cuestión de tiempo que se pusieran de acuerdo. Es un trabajo en equipo “En pos de Saúl y Samuel” Saúl es lo suficientemente inteligente para saber que necesita de otros para trabajar.  El estar motivado nos lleva a tener una paz y unidad en las cosas que hacemos. Y tendremos el apoyo y sostén. El pasaje dice “cayó el temor de Jehová” es Dios convenciendo a la gente del apoyo.  Lo segundo que veo son OBJETIVOS (9-10)  Después de haber motivado Saúl tiene a 330000  hombres en un pueblo cercano a Jabes de Galaad. Notemos que Saúl tiene varios objetivos aquí. Dice  “Mañana” Les da el día. Se propone un objetivo que está a su alcance. Después les dice “al calentar el sol” es decir cuando ya son las siete u ocho de la mañana. Les da la hora exacta. Y finalmente les dice “seréis librados”. Es increíble ya que si nosotros hacemos una evaluación la distancia que han recorrido desde Gabaa hasta Jabes son casi 100 kms. Esto significa que se esforzaron por hacerlo y lo lograron. Lo tercero que veo son ESTRATEGIAS (11)  Si notamos  muy claramente, Saúl está motivado, tiene bien claro hacia dónde va. Ahora para ser más efectivo decide buscar estrategias que hagan alcanzar más efectivamente sus objetivos. Notemos lo que dice el pasaje “Al día siguiente” Vemos que logró caminar la distancia que todavía le quedaba. Note aquí que dice “dispuso” esta palabra tiene que ver que las estrategias de la misión deben establecerse sobra la base de lo que disponemos y no de lo que nos imponen. Saúl tiene tres estrategias. La primera dice “en tres compañías” Esto era un poco novedoso pues las peleas hasta la época medieval eran ejércitos de frente contra otros. Hace una división de sus fuerzas con una intención de aprovechar al máximo los recursos que el tiene disponible. La segunda estrategia que vemos aquí tiene que ver con la frase “entraron en medio del campamento” Saúl conocía exactamente al ejército al que se enfrentaba y por esta razón decide atacar así. El conocer el campo donde vamos es tan necesario para que nuestras estrategias sean relevantes e impacten. La tercera estrategia que veo está  en “a la vigilia de la mañana” Es decir supo aprovechar el momento oportuno para actuar. Tres pasos son sus estrategias, ocupar los recursos al máximo, conocer muy bien el terreno al que entra y finalmente descubrir el momento oportuno para hacerlo. Estas tres cosas son quizás las más grandes luchas al decidirse empezar el plan de Dios. Podemos tener los recursos, podemos saber hacia dónde vamos, pero es necesario saber cuándo partir. Aquí debemos replantear los llamamientos y envíos de misioneros. El hecho de que tengamos los recursos y sepamos hacia dónde vamos no implica que sea el momento para salir. Hay que salir cuando sabemos que Dios estará adelante y seguro. Si hay dudas de nuestras salidas, debemos esperar hasta que haya una confirmación segura de Dios.  Si vamos al final de estos versículos encontramos que dice “e hirieron hasta que calentó el día” para mí evidencia un trabajo, una labor de trabajo extenuante. Saúl término la obra dice el texto “de tal manera que no quedó dos de ellos juntos”. Bendito sea Dios que respaldó la misión que Saúl había emprendido en el nombre del Señor de los ejércitos.

 La cuarta opción: “Los que matan en día de fiesta”: Los desgastantes del Plan de Dios

Si notamos estos últimos versículos encontramos varias ideas. Una que sobresale es que a pesar de una gran victoria, y alegría hay gente que  tiene deseo de matar a sus hermanos cuando es un día de victoria. Hay personas que indudablemente reconocen el plan de Dios, saben dónde está ocurriendo y participan. Pero su corazón no hay perdón, hay amargura y con sus actitudes desgastan toda victoria de Dios. Una cosa importante para no desgastarse en el plan de Dios es: No deifique el pasado .El vrs. 12 comienza diciendo “Quiénes son los que decían, Ha de reinar Saúl sobre nosotros? Ellos traen después de una victoria  lo que había pasado con los hombres que menospreciaron el llamamiento de Saúl. No pueden dejar de ver hacia atrás, no se fijan que tienen un futuro por delante. Porque muchas veces nos aferramos al pasado. Por experiencias positivas, gratas, porque nos funcionaron, nos dieron resultado. O por experiencias negativas que nos dañaron, y que traen cicatrices y ataduras. Rencores, raíces de amargura. “El pasado, dijo alguien, es una cuenta cancelada, el presente es el uno efectivo con el que contamos y el futuro es un pagaré” Si no perdonamos, no podremos vivir el presente. Si no me perdono no puedo vivir el presente. Los hombres tienen una gran victoria y no quieren cerrar su pasado. La tradición es una herencia rica de nuestro pasado, pero no debemos confundir la tradición con el tradicionalismo. Alguien las definió así: Tradición es la fe viva de los que han muerto y tradicionalismo es la fe muerta de los que están vivos”. Saúl dijo “No morirá hoy ninguno” Es decir soltemos y perdonemos y seamos libres, ¿porque sigue cargando algo por lo que Dios ya pagó el precio? Perdone a esa persona. Perdone a ese esposo que le falló. Perdone a ese amigo o amiga que le falló. A ese padre que lo abandonó! Sea libre y viva el presente glorioso que Dios le ha dado! Otra cosa que evita que desgaste el plan de Dios es: Celebre el presente. Note que Saúl dice “Jehová ha dado salvación “Liberación. Hoy es tiempo de regocijarnos, de buscar la expectativa con Dios. Dios nos ha dado la victoria, somos más que vencedores!  Luego dice   Samuel: “Vamos a Gilgal para que renovemos el reino” Fue el lugar donde celebraron la primera pascua al entrar a la tierra prometida. Fue allí donde fue investido Saúl. Si vamos a recordar el pasado, busquemos lo que enriquece nuestra fe y la hace más dinámica y no lo que la estanca y ata. Una última que vita que desgaste su vida en el plan de Dios es: Comprométase con el  futuro. Si observamos Samuel repiten dos cosas con insistencia  “Jehová” y “reino”. Una cosa que debemos saber es en el futuro venga lo que venga, traiga lo que traiga debemos hacer de Dios y de su obra nuestra mayor atención. Pero otro punto sobre el futuro tiene que ver con lo que dice el vrs. 15  “Y fue todo el pueblo” Es decir un espíritu de unidad. Todos estamos en esto, todos nos embarcamos y avanzamos. Debemos velar los unos por los otros protegernos, alentarnos y motivarnos a hacer lo que Dios quiere para nuestras iglesia y vidas personales. Ese compromiso con el futuro debe alegrarnos en  el Señor. Note que el pasaje 15 al final dice  “y se alegraron mucho” ¿Por qué ser un pueblo triste si podemos alegrarnos con gran alegría? Rescatemos el gozo de servirle a Dios y hagámoslo con ánimo pronto. ¡Será una tremenda bendición!

Punto Práctico

Quisiera cerrar haciendo varias preguntas que pueden servirnos de refuerzo a este estudio

  • ¿Cuál de las cuatro posiciones lo representa a usted?
  • ¿Qué clase de motivación cree que necesita para comenzar hacer lo que Dios quiere con su vida?
  • ¿En qué cosas usted está negociando con “Nahas” (Serpiente) del plan de Dios?
  • ¿Le ha paralizado algún hábito, relación, situación, de tal manera que es como el pueblo cuya única alternativa era llorar?
  • ¿Qué  emociones, o raíces emocionales tiene usted que aunque Dios le ha ya dado la victoria todavía no la puede disfrutar debido a esas raíces o emociones?
Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s