La generación Benjamín II parte


II.    La segunda gran pregunta  ¿Cómo usa Dios la generación de Benjamín? Esto nos dirige hacia las CONVICCIONES.
 
A.     Renovadores
 La generación-Benjamín libera de la prisión a sus hermanos. Recuerde que José se quedó con Simeón. Simeón que requiere de la llegada de Benjamín para ser liberados. Simeón tuvo que quedarse con José en la cárcel; si no aparece Benjamín, queda preso allí. Así hay muchas Iglesias a nuestro alrededor, presas por sistemas erráticos, que si Benjamín no emerge, se quedan presas. En el 43:26 al 30, se lee: “Y vino José a casa, y ellos le trajeron el presente que tenían en su mano dentro de la casa, y se inclinaron ante él hasta la tierra. Entonces les preguntó José cómo estaban, y dijo: ¿Vuestro padre, el anciano que dijisteis, lo pasa bien? ¿Vive todavía? Y ellos respondieron: Bien va a tu siervo nuestro padre; aún vive. Y se inclinaron, e hicieron reverencia. Y alzando José sus ojos vio a Benjamín su hermano, hijo de su madre, y dijo: ¿Es éste vuestro hermano menor, de quien me hablaste? Y dijo: Dios tenga misericordia de ti, hijo mío. Entonces José se apresuró, porque se conmovieron sus entrañas a causa de su hermano, y buscó dónde llorar; y entró en su cámara, y lloró allí”.
B.      Reconciliadores
Observe, mis amados, que aquí hay un sentido de lealtad profunda. Hay gente que es de una misma madera. Benjamín y José son del mismo vientre. Hay hermanos que no son del mismo vientre y aunque son hermanos, no están en pacto común. Dios está formando gente del mismo vientre. Hay una diferencia: “Todos somos hermanos, pero no todos trabajamos juntos. Todos somos hermanos, pero los pactos no son entre hermanos, son entre gente de alianza. Cuidado: no es amistad, es alianza. Los amigos se juntan a comer un asado y a jugar un rato al fútbol o al gol. La alianza puede pasarse un año sin contacto e igual se quieren, dependen de lo espiritual, no de lo social. “Y lavó su rostro y salió, y se contuvo, y dijo: Poned pan” (43:31).  Así que hemos pensado el hecho de que Benjamín nace para pelear en medio de la traición entre hermanos, contra la delicadeza del trato maternal, para terminar con el espíritu de competencia, para sustentar la bancarrota que existe en la tierra.
C.      Reintegradores
Benjamín  nace en un tiempo de hambre, no había comida, aunque Benjamín nace en una casa de pan (Belén). En medio del hambre, Benjamín siempre tiene que comer. Benjamín es una generación que alimenta a su casa, vive en una condición opositora a las condiciones prevaleciente de su tiempo. No hay pan en ninguna parte, pero yo tengo, nadie tiene una palabra, pero yo sí. Vive en condiciones diferente de la que prevalecen en su tiempo. Es un tiempo de hambre en la Iglesia, donde lo mejor que está pasando es que alguna gente se emborrache y caiga al suelo y tenga una fiesta personal y salgan bendecidos, pero no hay una palabra que los lleve al próximo nivel con Dios. En medio de esa sequedad y esa hambre, Benjamín nace en la casa de pan. Génesis 43:1-5, “El hambre era grande en la tierra; y aconteció que cuando acabaron de comer el trigo que trajeron de Egipto, les dijo su padre: Volved, y comprad para nosotros un poco de alimento. Respondió Judá, diciendo: Aquel varón nos protestó con ánimo resuelto, diciendo: No veréis mi rostro si no traen a vuestro hermano con vosotros. Si enviares a nuestro hermano con nosotros, descenderemos y te compraremos alimento. Pero si no le enviares, no descenderemos; porque aquel varón nos dijo: No verán mi rostro si no traen a su hermano con ustedes”. Note que aquí que esto es imperativo: Israel no será alimentado si Benjamín no se une a José, si no se forman alianzas de la misma aleación espiritual, las Iglesias existentes se mueren de hambre. Si verdaderos hermanos no se unen, el resto de la Iglesia no se alimenta. La alianza no se teje, se descubre. Benjamín es el conducto para que haya comida en Israel.
 
 III.  La tercera gran pregunta ¿Cuál será el impacto de la generación Benjamín? Esto nos conduce a las CONSECUENCIAS
 
A.     Capacidad
Capacidad de cambio. Por decirlo así Benjamín es el que “rompe el espíritu matriarcal”, es decir la visión muy delicada de la vida. Creo que en un sentido la Iglesia ha sido demasiado femenina hasta hoy. Es delicada, emotiva, mujer-mujer, hasta el día de Benjamín, todos los nombres fueron elegidos por las madres, pero cuando Benjamín nació, el padre dijo: ¡Se acabó el asunto aquí!. Ella le puso Benoni. ¡Ay! Hijo de la tristeza… ¡ay!… porque estamos en aflicción… ¡ay!, pero, Jacob dijo basta: ¡que Benoni, ni san Benoni! Hijo de mi mano derecha. Fue la primera vez que el hombre nombró el orden de Dios. Dios siempre habla por el Espíritu Santo, pero lo que el Espíritu Santo está trayendo, ahora en la tierra, es la voz del padre. ¿Cuántos saben que cuando un niño quiere que lo protejan va donde está su mamá, primero? Por lo general, busca la unción más suave. Hay una orden en la tierra que está terminando con ese espíritu delicado, no es cuestión de machismo. La Iglesia va a terminar como un varón perfecto (ver Efesios 4:13), no solamente como una novia. Benjamín no solamente saca a sus hermanos de la cárcel.
B.      Competividad
 Competentes  en  un  mundo complejo. Me encanta observar  que el texto dice “Y lavó su rostro y salió, y se contuvo, y dijo: Poned pan. Y pusieron para él aparte, y separadamente para ellos, y aparte para los egipcios que con él comían; porque los egipcios no pueden comer pan con los hebreos, lo cual es abominación a los egipcios. Y se sentaron delante de él, el mayor conforme a su primogenitura, y el menor conforme a su menor edad; y estaban aquellos hombres atónitos mirándose el uno al otro. Y José tomó viandas (comida) de delante de sí para ellos; mas la porción de Benjamín era cinco veces mayor que cualquiera de las de ellos. Y bebieron, y se alegraron con él”. (El menor tenía una porción cinco veces mayor). Al final casi de esta historia familiar, José se revela a sus hermanos, y les declara en el (45:7-8) que fue Dios quien lo envió delante de ellos, para preservarle la vida y la posteridad sobre la tierra y en los versos (21 y 22) él da orden para que les transporten en carros y le suministren víveres para el camino y a cada uno de los otros hermanos se les dio mudas de vestidos, y a Benjamín dio 300 piezas de plata, y 5 mudas de vestidos. Observe pues que Benjamín tiene una posición favorecida por el padre, tiene que ver con una conexión divina entre dos hermanos. Esta generación será multi competente. Ya no es la tradicional de sólo un oficio. El orden de Benjamín no ignora las capacidades que Dios les ha dado, su porción es quíntuple. Creo, mis amados, que estamos llegando en la Iglesia a un orden, que no está pendiente de posiciones, Jerarquías o títulos. Es un orden que vive en la tierra, pero que tiene estado de eternidad. No se queda agarrado a un “mover” o a una “revelación”, sino que es relativo a cada mover; pero sólo es leal al mover de Dios. Yo no creo que sea un tiempo de restauración de ministerios, creo que es el tiempo del reconocimiento de los verdaderos ministerios. Los falsos salieron primero, como todo en la Biblia: primero lo natural, después lo espiritual. Porque la Iglesia cree que ya ha sido ministrada por ministerios proféticos, y muchas veces no tiene ni la menor idea de qué se trata, ser profético es entender la hostilidad que hay en el futuro que viene hacia su vida y tener la habilidad de verla y prevenirla antes que llegue; eso es ser profético, realmente es muy poco con lo que tiene que ver con profecías individuales y personales. Al igual que ser Apostólico no tiene nada que ver con tener ocho o diez Iglesias, ser apostólico tiene que ver con tener un mensaje de reforma y la habilidad de descodificar la Biblia y traer a la iglesia la Palabra de hoy. No hay tal cosa como un apóstol que no tenga un mensaje apostólico.
C.      Combatividad
Serán capaces de desafiar a su cultura y generación. Debemos observar que  tenemos que al final del libro de Génesis, al igual que de la vida de Jacob, él llama a todos sus hijos y les profetiza a cada uno de ellos, (49:1) “Y llamó Jacob a sus hijos, y dijo: Juntaos, y os declararé lo que os ha de acontecer en los días venideros”. Note que Jacob “esconde”, dentro de la vida de sus hijos, principios que son para nosotros hoy. Hay dentro de la vida de ellos cosas que nosotros podemos extraer hoy para nuestras vidas. Jacob está profetizándoles a sus hijos, pero lo que les está dando es… para días venideros… “Benjamín es lobo arrebatador; a la mañana comerá la presa, y a la tarde repartirá los despojos. (Verso 27) Hay aquí tres cosas para mencionar. La capacidad de Benjamín se refleja en tres características: 1. Benjamín no tiene misericordia cuando trata con el enemigo.   Es Directo. No me refiero a carácter, todos tenemos un nivel de gentileza en nuestro carácter, pero tratando con el enemigo, Benjamín no tiene misericordia, tenemos que recordar que el enemigo, dice Pablo, se disfraza como un ángel de luz, con el propósito de afectar a la Iglesia, que somos todos nosotros, el enemigo siempre es el paralelo falso en la Iglesia. Benjamín no tiene misericordia contra lo falso y erráticos ordenes que existen dentro de la Iglesia, no es que tenga el carácter de un lobo, actúa como lobo cuando se enfrenta al enemigo. 2. Dice que en la mañana comerá la presa.  Es Dinámico. Esto quiere decir que no da lugar a la pereza, no pierde el tiempo, temprano hace lo que tiene que hacer. Aniquila al enemigo bien temprano, en seguida.    3. Pero fíjese que lo hace para “repartirlo” esa misma tarde. Es Distribuidor. El verdadero instrumento de Dios, el verdadero orden, generación y día de Benjamín, ataca lo falso sólo para distribuir la verdad, no para apropiársela. Ser bíblico es  tener la habilidad de congregar para dar.
D.     Credibilidad
Serán creíbles por el respaldo de Dios. Deuteronomio 33:12, dice a Benjamín: el amado de Jehová habitará confiado  cerca de él; lo cubrirá siempre y entre sus hombros morará..  Así su credibilidad está basada en tres cosas que Dios le da. Su identidad. “Es amado por Dios”. Su intimidad. “Habitará  confiado cerca de él”.  Su integridad. Aquí vemos una palabra profética de parte de Moisés a Benjamín, dice que va a estar posicionado entre los hombros, y en la Biblia, hombro siempre significa “gobierno”, con la voluntad de Dios. Es decir Benjamín siempre anda en el centro de la voluntad de Dios.
 

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s