Mis pensamientos al descubierto en 1 de Samuel


Les tengo noticias a todos los adoradores. Los verdaderos adoradores pues. Al ver a David y su ministerio de adoración en presencia de Saúl me doy cuenta que los verdaderos adoradores deben despertar y ver la realidad espiritual de su ministerio de adoración. El adorador ungido tiene que aprender a evitar conflictos. No debe maximizar el problema, sino que lo minimiza. La clave de todo ministerio de adoración éxito es resolver problemas y no fomentar problemas. Para David quejarse de que Saúl le arrojaba lanzas a su ministerio de adoración era alimentar un problema, pero esquivando las lanzas resolvía el problema. Los adoradores ungidos son hombres y mujeres que el Espíritu Santo los hace ágiles. No son lentos en reaccionar. Piensan ligero y actúan ligero. David nunca bajó la guardia ante Saúl. Tocaba el arpa “con su mano” y mantenía los ojos abiertos. Con el enemigo uno nunca se puede descuidar. Es peligroso y busca siempre un descuido para atacar, aun cuando estamos adorando y ministrando delante de Dios.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Un comentario sobre “Mis pensamientos al descubierto en 1 de Samuel”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s