Mi platica con una chica en Costa Rica


Recién estuve ministrando entre los hermanos de Costa Rica y ellos están muy preocupados por todo este rollo del homosexualismo. En un día de cena con una familia cristiana una chica me contó como en las escuelas de Costa Rica ya se está permitiendo esto de la opción homosexual de una forma visible en los pasillos de su escuela.
Y esto me hizo caer en cuenta de la tendencia oculta terrible y malvada que asecha nuestra sociedad. Le explico a que me refiero, muchos homosexuales ya no están luchando por el matrimonio entre el mismo sexo en los tribunales o en las elecciones, ya que ellos saben que esto no será un problema en diez años. Es decir la estrategia es que en vez de pelear para que las leyes cambien, los activistas han cambiado las tácticas y ahora se están enfocando en la batalla en las aulas de clase de los colegios públicos . Para ellos el plan es que si pueden enseñar tolerancia y aceptación en las aulas de clase, será fácil que las leyes cambien aproximadamente en una década, una vez que esos estudiantes tengan la edad de votar.
Esto me recordó la cita que es atribuida a Adolfo Hitler: “Déjenme controlar los libros de texto y controlaré el estado”. Durante un discurso que pronunció en noviembre 6 de 1939, Hitler declaró: “Cuando un oponente declara, ‘Yo no me uniré a ti’, yo calmadamente digo, ‘Tu hijo ya nos pertenece… ¿Quién eres tú? Tú pasarás. Sin embargo, tus descendientes ahora están en el nuevo campamento. En un corto tiempo ellos no conocerán nada más que esta nueva comunidad’”. Palabras escalofriantes—en vista del cambio reciente en las tácticas de los militantes homosexuales que están enseñando a nuestros hijos a aceptar todo y a todos, y que el único pecado es el pecado de la intolerancia.
Considere también que en los pocos años pasados, se ha formado la Red Educacional Gay, Lesbiana y Heterosexual (GLSEN, siglas en inglés) en un esfuerzo por normalizar la homosexualidad en las aulas públicas. Ahora se enseña en las escuelas de párvulos las “diferencias humanas” mientras que los activistas establecen clubes de homosexualidad juvenil en recintos universitarios para que los jóvenes puedan ser introducidos a estilos alternativos de vida. Con cada día que pasa a nuestros hijos se les entrena metódicamente a rechazar las creencias morales de sus padres y Dios. Iglesia debemos ponernos alertas, en cuanto a la educación de nuestros hijos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: