Cuando se seca el arroyo II parte


En segundo lugar, permanecen Obedientes a su Dios. 1 Reyes 17:8-10 – Vino después a él la palabra del SEÑOR, diciendo: “Levántate, ve a Sarepta, que pertenece a Sidón, y quédate allí; porque yo he mandado a una viuda de allí que te sustente.” El se levantó y fue a Sarepta. (Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy). Obedientes en medio de las pruebas. Amados, no se sorprendan del fuego de prueba que en medio de ustedes ha venido para probarlos, como si alguna cosa extraña les estuviera aconteciendo. Antes bien, en la medida en que comparten los padecimientos de Cristo, regocíjense, para que también en la revelación de Su gloria se regocijen con gran alegría. 1 Pedro 4:12-13  (Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy) Las pruebas son usadas por Dios para ir perfeccionándonos y llegar a ser semejantes a El. En ocasiones pensamos que los momentos difíciles, la situaciones difíciles que enfrentamos son para desanimarnos, para derrotarnos, para aplastarnos, para pisarnos. La verdad es que cada situación difícil que enfrentamos en nuestras vidas es una oportunidad para llevarnos a crecer en nuestra relación con Dios y así poder conocer mejor a nuestro Dios y saber que él es un Dios Fiel. Piensa en esto; las cosas para Elías no eran fácil, había estado algún tiempo allí al lado del arroyo, me imagino que no lo había pasado bien y después de esto viene la sequía y todo eso, el arroyo se seco, los cuervos quizás ya no volaban tan rápido y eran como los servicio de entrega de pizza, es decir, demoraban mucho. Todo eso, pero así mismo cuando Dios le dijo a Elías haz esto, Elías lo hizo. Los hombres y mujeres de Dios cuando el arroyo se seca, cuando vienen las pruebas, están dispuestos a seguir adelante y se mantienen obedientes en medio de las pruebas.  Obedientes en medio del proceso. Job 2:9-10 Job 42:5 Entonces su mujer le dijo: “¿Aún conservas tu integridad? Maldice a Dios y muérete.” Pero él le dijo: “Hablas como habla cualquier mujer necia. ¿Aceptaremos el bien de Dios pero no aceptaremos el mal?” En todo esto Job no pecó con sus labios.  Job 2:9-10 (Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy) Job entendió la importancia del Proceso, Dios quiere transformarnos, Dios quiere hacernos de acuerdo a su imagen y semejanza, Dios quiere perfeccionarnos; Dios quiere que tú te mantengas confiado en El, Dios quiere que tú te mantengas obediente a Él en medio de las situaciones difíciles, a pesar de que quizás no puedes verle, no puedes sentirle, aunque quizás le sientas tan lejos; él quiere que tu tal como Job, puedas decir ¿Aceptaremos el bien de Dios pero no aceptaremos el mal?” Cuando leemos la historia de Job encontramos un montón de cosas que no nos gustaría que nos sucedieran a nosotros, momentos difíciles, en verdad el arroyo de Job se secó, se quedo sin nada, pero él nunca negó y desobedeció a Dios. He conocido con el pasar de los años a muchas personas que se han llegado a Dios, han gozado de las bendiciones de Dios, pero cuando vienen los momentos difíciles, cuando los arroyo se secan en seguida tu le vez desobedeciendo a Dios, en seguida tu le ves lejos de Dios y viviendo apartados de lo que Dios pide y quiere de ellos. Hermano; el proceso, los momentos difíciles te llevaran a conocer más de Dios, a entender que Dios es real, a entender que el está a tu lado y que nunca te dejara; te llevara a ver a TU CREADOR, A TU HACEDOR. ME ENCANTAN LAS PALABRAS DE JOB AL FINALIZAR EL PROCESO. He sabido de Ti sólo de oídas, Pero ahora mis ojos Te ven.  Job 42:5 (Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy) Refinados como la plata: Hace ya tiempo, algunas damas se reunieron en cierta ciudad para estudiar la Biblia. Mientras leían el capítulo 3 de Malaquías encontraron una expresión notable en el versículo 3 El se sentará como fundidor y purificador de plata, y purificará a los hijos de Leví y los acrisolará como a oro y como a plata, y serán los que presenten ofrendas en justicia al SEÑOR. Una de las señoras propuso visitar un platero e informar a las demás lo que este dijera sobre el tema. La señora sin decir el objeto de su diligencia pidió a un platero le informara sobre el proceso de refinar la plata. Después de que el platero hubiera descrito completamente el proceso, la interesada le pregunto; “una curiosidad mas; ¿usted se sienta mientras el proceso de la refinación?”Oh si señora” contesto el platero; debo de sentarme con mi ojo fijado constantemente en el horno, porque si el tiempo necesario para la refinación se excede el grado más leve, la plata será dañada. Antes de irse la Señora hizo otra pregunta: ¿Cuándo sabe que el proceso está completo? Es muy sencillo contesto el platero. Cuando puedo ver mi propia imagen en la plata, se acaba el proceso de refinación.

Dios llamo a Elías como su profeta, pero quería aún más, el quería hacerle en verdad un hombre de Dios; eso lo llevo a ponerle en el arroyo, pero este se secó, este quedo vacío; pero así mismo Elías estaba seguro en Dios, seguro en que Dios le protegería en todo tiempo, seguro en que Dios proveería para sus necesidades; aun mas en medio de tantas dificultades Elías se mantuvo obediente en el proceso de prueba, en los momentos difíciles, el aun seguía confiando en el plan y las maravillas de Dios. ¿Qué estás haciendo cuando se secan los arroyos? Sabes; siempre que se secan los arroyos, Dios pone una Sarepta, donde Él va a continuar bendiciéndote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: