Modelos de mayordomía: Hacer poco con mucho


En la disertación de la  semana pasada vimos el contexto, que miles de personas vienen a oír predicar a Jesús. Básicamente reúne una mega iglesia de repente. Y dice que la gente se encaramaba y se pisoteaban para oírle predicar y enseñar. Y parece que un hombre alcanza a pasar al frente y tiene acceso a Jesús quien acababa de predicar acerca del infierno, diciendo cosas que infunden miedo como, “No teman a los que pueden matar el cuerpo. Teman más bien al que puede matar el cuerpo y arrojarlo en el infierno”. Eso da miedo. Pero se establece el peligro de desear poco y perderse lo mucho. Ahora veremos  otro ejemplo.

 

II.                  El segundo  modelo es hacer poco con mucho. (Lucas 12:16-21)

Cuando vemos la historia que sigue al pleito de la herencia,  Jesucristo resalta varias cosas de este hombre rico.  Primero es rico. Dice el pasaje “había producido mucho”.  Su cosecha había sido tan grande que ya no le cabían en los graneros actuales, así que decidió construir lugares más amplios. Otra cosa que debemos notar es que era ensimismado. Su preocupación  sólo está enfocada en sus deseos y uno lo nota  porque solo lo vemos pensando en lo que tiene, lo que siente y lo que desea. Por otro lado  pensó que su seguridad la tenía en su gran prosperidad. Finalmente Dios lo declara como un “insensato” ya que el no está preparado para cuando le vengan a pedir cuentas.

Me he dado cuenta que uno de los fenómenos de nuestro tiempo “moderno,” es la proliferación de los consejeros o agentes de financiamiento. Supongo que eso es un reflejo del estado general de nuestra sociedad. Pero como creyentes en Cristo, el hecho de tener planes financieros es una parte importante de nuestra mayordomía sobre todo lo que Él permite que tengamos. “¿Te has dado cuenta que la mayoría de las parábolas dadas por el Señor Jesús hablan directamente sobre la mayordomía?” En otras palabras, Dios en estas parábolas habla del hecho de estar encargado de nuestros bienes principalmente para el beneficio y propagación del verdadero evangelio. En esta mañana debemos enfocarnos en otro modelo de mayordomía. El domingo pasado hablamos de que el primer modelo de mayordomía era DESEAR MUCHO Y PERDER TODO. Hoy en esta oportunidad  deseo enfocarme en el segundo modelo de mayordomía. HACER POCO CON MUCHO. Y  como tema base he escogido la parábola del rico insensato. Ella se encuentra en: Lucas 12:16-20. Dios nos permite saber que las tierras de cierto hombre rico habían producido muchos frutos: “Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿qué haré, porque no tengo donde juntar mis frutos?”Lucas 12:17 Entonces, él mismo contestó esta pregunta y dijo: “…Esto haré: derribaré mis alfolíes, y los edificaré mayores, y allí juntaré todos mis frutos y mis bienes; Y diré á mi alma: Alma, muchos bienes tienes almacenados para muchos años; repósate, come, bebe, huélgate.” Lucas 12:18-19 Pero… “…díjole Dios: Necio, esta noche vuelven á pedir tu alma; y lo que has prevenido, ¿de quién será?” Lucas 12:20

Al pensar en esta parábola  me vino la pregunta ¿Es posible ser rico e insensato al mismo tiempo? Típicamente pensamos que los ricos son gentes muy inteligentes y muy trabajadoras. Pero la “inteligencia” y el trabajo arduo, no son los substitutos para la sabiduría que proviene solamente de la Palabra de Dios. La única sabiduría que capacita al ser humano a dar uso de los recursos bajo su control, para obtener el fruto que proviene de la verdadera riqueza; es la Palabra de Dios. Jesús denominó a este hombre rico como un necio, esto es debido a que él había cometido errores fatales por lo menos en tres campos.

A.      EL CAMPO DE SER PROPIETARIO

Note usted el énfasis en los pronombres personales de esta historia enfatizan la errónea idea de este agricultor sobre el tema de ser propietario.

El dijo: “…Esto haré… Yo derribaré mis alfolíes… Yo los edificaré mayores… Yo juntaré todos mis frutos y bienes… Yo diré a mi alma muchos bienes tienes…”

¿Cuáles son los indicios de que una persona ha perdido de vista  el concepto de “propietario”?

1.      La independencia: “Pensaba dentro de sí”

Pueden ustedes notar que el texto demuestra que el está haciendo un diálogo consigo mismo  y el mismo se convence. No hay nadie más en su reflexión. No consulta no piensa en otras personas como alguien que pueda pedir ayuda.

2.      La improcedencia: “Que haré”

Noten que el hombre asume que su posición actual es duradera. Que él tiene control sobre las circunstancias, sobre el fruto, sobre la cosecha.

3.      La imprudencia: “Derribaré y edificaré”

Dios en Génesis 1 y 2 toca claramente el tema de la propiedad. Allí claramente nos enseña que Él hizo todo, y debido a Su virtud creadora Él es dueño de todo. Él creó a Adán y a Eva, Él los puso en el huerto en el Edén y Él les encargó que administraran todo lo que le pertenece a Él. De aquí que Dios declara: “DE Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan.” Salmo 24:1 Todas estas cosas le pertenecen a Dios porque Él las creó.

Este agricultor rico poseía un plan lleno de fallas e inexactitudes pues él asumió que él era el dueño de todo lo que poseía. Esta suposición ha sido y es muy común en el mundo. Lamentablemente la vida de muchos cristianos profesantes está fuera de ajuste porque ellos no tienen el conocimiento claro de quien es el dueño de lo que poseen. Te sorprenderás de cómo las diferentes piezas de tu vida empiezan a tomar forma y a unirse en armonía una vez que tengas esta verdad claramente establecida en tu corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: