La capacidad de la Espiritualidad: Salmo 3


El título de este salmo, y el de muchos otros, es como una llave colgada a la misma puerta para abrirlo. Cuando conocemos la ocasión en que se compuso el salmo, tenemos la clave para mejor interpretarlo: David estaba en gran apuro; cuando, en su huida, subió al monte de los Olivos, lloró amargamente, iba con la cabeza cubierta y a pie descalzo; sin embargo, fue entonces cuando compuso este salmo de confianza: lloró y oró, lloró y cantó, lloró y creyó. ¿Está alguno afligido a causa de la desobediencia y rebeldía de sus hijos? David lo estaba, pero eso no le estorbó su gozo en Dios, ni le hizo cantar fuera de tono sus cánticos sagrados. Estaba en gran peligro; el complot era fuerte, formidable el partido de sus enemigos, y a la cabeza de ellos su propio hijo, de forma que su situación parecía extrema; pero fue entonces cuando se asió del poder de Dios. Los sustos y los peligros nos habrían de conducir a Dios, en lugar de alejamos de Él. Era provocado por aquellos de quienes tenía motivos para esperar mejores cosas: por su hijo, con quien había sido indulgente, y por sus súbditos, a quienes había colmado de beneficios.  Padecía por su pecado en el asunto de Urías, pues éste era el mal por el que Dios le había amenazado con la rebelión de su misma casa (2 S. 12:11); pero no por eso perdió su confianza en el poder y en la bondad de Dios, ni desesperó de obtener su socorro. Incluso nuestro pesar por el pecado no ha de estorbar ni nuestro gozo ni nuestra esperanza en Dios.  Parecía una cobardía huir delante de Absalón y abandonar la ciudad santa antes de haber librado una sola batalla; sin embargo, por lo que vemos en este salmo, estaba lleno de santa valentía, surgida de su fe en Dios. En estos tres versículos apela a Dios. ¿A quién sino a Él deberíamos acudir cuando algo nos apena o nos asusta? David acude a Dios. Hemos estado hablando sobre espiritualidad en los salmos. Dos conceptos hemos vertido en estas semanas. El primero fue el cultivo de la Espiritualidad desde la perspectiva del salmo 1, luego vimos el centro de la espiritualidad desde la perspectiva del salmo 2. En esta ocasión veremos LA CAPACIDAD DE LA ESPIRITUALIDAD. ¿Hasta dónde es capaz la persona espiritual? No hay mejor prueba de la capacidad de la espiritualidad que en los problemas familiares. Cuando llegan los problemas de los hijos y del hogar ¿como los enfrentamos? ¿Somos capaces de afrontarlos con la perspectiva correcta o simplemente nos deshacemos con criterios humanos? ¿Cómo lo hizo David?  Muchas veces, como creyentes, nos sentimos rodeados de enemigos, y no sabemos qué hacer.  Este es un buen Salmo para leer en tales momentos.   En solo ocho versos, David describe sus enemigos (v.1), y cómo ellos estaban queriendo socavar su confianza en Dios (v.2).  Ante esta situación, David reafirma su fe en Dios (v.3), clama al Señor (v.4), y experimenta una tremenda paz interior (v.5-6).   Por consiguiente, David vuelve a clamar a Dios (v.7), y afirma que “La salvación es de Jehová” (v.8). El Salmo lleva como título: “Salmo de David, cuando huía de delante de Absalón su hijo”.  Estas palabras indican el contexto en el cual el Salmo fue escrito, y nos dan la clave para cómo interpretarlo (ver 2 Sam 15-18). El Salmo consiste de 5 estrofas – las primeras tres, son de dos versos cada una; y las últimas dos, son de un verso cada una.

Tres conceptos se desprenden de esta idea. LA CAPACIDAD DE LA ESPIRITUALIDAD  provee una PERSPECTIVA REALISTA  de mis crisis. (3:1-2). En segundo lugar LA CAPACIDAD DE LA ESPIRITUALIDAD procura una POSICIÓN SEGURA en mis crisis. (3:3-4). En tercer lugar LA CAPACIDAD DE LA ESPIRITUALIDAD produce PAZ en mis crisis. (5-8)

 

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s