La tecnología de la barca transparente


He estado pensando que algunas iglesias se resisten a pensar en el uso de la tecnología en la iglesia. Y me refiero a tecnología en el sentido amplio de la palabra y de la función.  Muchas personas en algunas iglesias dicen que para que necesitamos tecnología si hemos vivido más de cien año en la iglesia sin ella y nos ha ido bien. Por otro lado están los que hacen de la tecnología el fin y se desviven por ella y a veces la adoran como Israel al becerro de oro. Quiero proponer esto. La tecnología debe  estar muy presente en la  iglesia hoy, pero siempre de forma transparente. Esto significa que, en la medida de lo posible, busquemos que esté ahí y cumpla su función, pero que no se vea. En los casos en que una solución automatizada por tecnología puede resolver un problema pero la misma podría convertirse en una distracción, entonces debemos preferir el camino largo. El principio que debe dirigir  este aspecto del  ministerio es el siguiente: la iglesia debe aprovechar la tecnología en el cumplimiento de la misión, pero la tecnología nunca debería convertirse en una distracción para la iglesia. No debe ser un fin en sí misma (superficialidad), sino un medio, una herramienta. ¿De dónde proviene el principio? Pienso que ¡Del ministerio de Cristo! Oiga lo que dice el texto: Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. Lucas 5:3 Y dijo a sus discípulos que le tuviesen siempre lista la barca, a causa del gentío, para que no le oprimiesen. Marcos 3:9 El les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. Y se fueron solos en una barca a un lugar desierto. Marcos 6:31-32.  Lea bien esto: “Cuando se ve más la barca que Cristo regularmente es una mala señal. La barca es una herramienta de navegación pequeña utilizada para la pesca y el comercio a pequeña escala. El Maestro la utilizó con tres propósitos muy útiles: Primero para su transportación desde una región a la otra (uso más generalizado) es decir como medio de movilizar o diría facilitar mejor el mensaje. La tecnología de la Internet y las redes sociales nos pueden movilizar a lugares que no podrías hacerlo por nuestros propios medios. Es decir un sentido de movilización. En segundo lugar la usó como plataforma de predicación desde donde estacionado en la orilla predicó a las multitudes eso significa que era un mejor medio para proclamar mejor. Una de las cosas que en lo que a mí respecta es que la tecnología me ha simplificado y ampliado las herramientas para la investigación exegética, hermenéutica y homilética. Es un sentido de proclamación.  Y en tercer lugar como forma de apartarse de la multitud para compartir en la intimidad. Esto significa como mecanismo de reflexión. Muchas de las cosas que aparecen en internet o en la tecnología me pueden ayudar ya sea a alejarme de Dios pero también a profundizar más en la relación con Dios. Es decir hay tantas cosas de tantas personas buenas y cristianas que podemos aprender. Es un mundo infinito de aprendizaje. Pero debemos recordar esto bien claro: La barca nunca fue protagonista, el centro de atención o un fin en sí misma, sino herramienta, instrumento y medio para la obra de Cristo. Cuando Cristo terminaba de predicar difícilmente la gente recordara la barca, para los fines, la barca cumplía su propósito de forma transparente. Siempre y cuando el maestro se transporte, predique y logre momentos de intimidad con sus discípulos las discusiones acerca de la barca eran secundarias. (Cuando se ve más la barca que Cristo, cuando se habla más de la barca que de Cristo o cuando se le da a la barca un protagonismo que no tiene, regularmente es una mala señal: significa que perdimos el enfoque. Probablemente nos fuimos solos a dar una vuelta en la barca y dejamos a Cristo en la orilla.) Comparto lo anterior porque creo que muchas congregaciones, en un futuro muy cercano  comenzaran a implementar en sus congregaciones cada vez más  una serie de herramientas de tecnología para la gestión de actividades, comunicación, finanzas y operaciones. Son herramientas que se han estado  desarrollando desde hace mucho tiempo y que podrían ser de mucha utilidad en el cumplimiento de nuestra misión, pero que no son nuestra misión. Debemos estar trabajando y orando para que la barca no se hunda (estabilidad), para que la barca esté lista en el momento en que se necesite (disponibilidad) y sobre todo, para que el pueblo que está en la orilla vea más a Cristo que a la barca (transparencia). Si el Señor nos permitiera tener eventualmente un ministerio de tecnología para servir la nuestra y otras congregaciones con las herramientas que estamos desarrollando e implementado ahora mismo, los tres anteriores deberían de ser los pilares del mismo. ¿Cuál es la implementación ideal de la tecnología en la iglesia? Sencillo: ¡una barca transparente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: