Las nubes grises también forman parte del paisaje… IV parte


VI.                    Sexta lucha: Confundir  existencia activa con  existencia efectiva

En Mateo 20:1-6. Encontramos  la conocida parábola de los obreros de la viña. “Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña. Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. Saliendo cerca de la hora tercera, vio a otros que estaban en la plaza desocupados; y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo. Y ellos fueron. Salió otra vez cerca de las horas sexta y novena, e hizo lo mismo. Y saliendo cerca de la hora undécima…”. Noten que la hora undécima es la penúltima hora del día. Porque en el registro de los hebreos existían doce horas en el día desde el amanecer hasta el ocaso. Entonces, aquí quedaba una hora para que se terminara el día laboral, y a esa hora, “…halló a otros que estaban desocupados; y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día desocupados?”. Noten ustedes que la palabra ‘desocupados’ aparece tres veces. ¿Qué significa esto, espiritualmente hablando? Hermanos, la viña representa la obra de Dios, representa el trabajo de Dios. Si nosotros estamos fuera de la viña, estamos desocupados. No importa cuántas cosas hagamos en nuestra vida, cuántos planes desarrollemos, cuántas empresas creemos, cuánta riqueza acumulemos, ¿cuál es el concepto de Dios para toda nuestra vida fuera de la viña? Es un tiempo desocupado; es decir, no hay labor, no hay obra alguna, no hay nada. No cuenta, no existe. La viña es el ámbito de nuestro trabajo. Es en la viña donde nosotros podemos invertir el tiempo, y ser hallados útiles, ocupados, dando fruto. Eso no significa, que estar en la viña sirviendo allí como los que entraron en la viña aquí en la parábola signifique dejar nuestros trabajos, dejar todas las ocupaciones terrenales y dedicarnos a servir al Señor a tiempo completo. No significa eso. Significa, simplemente, estar haciendo precisamente lo que Dios quiere que hagamos, estar en el centro de su voluntad, estar en el lugar preciso. ¿Estás tú, amado hermano, en el lugar preciso? ¿O estás fuera de la viña? Tal vez haya mucha obra que tú estás haciendo para Dios, pero todavía estás fuera de la viña. Porque es su viña, no nuestra viña; son sus labores, no son nuestras labores. Creo que todos los siervos de Dios, en algún momento de nuestra vida, cuando estamos muy afanados sirviendo al Señor, y cuando estamos muy desgastados sirviendo al Señor, llega un momento en que nos agobiamos. Y entonces nos preguntamos: “¿Estoy realmente haciendo la obra de Dios?”. Y esa pregunta puede traer un gran remezón, y puede traer un verdadero descalabro en nuestra vida. Todo lo que hagamos fuera de la viña será tiempo perdido, serán labores inútiles, serán obras sin valor para Dios. Este día de doce horas de estos obreros, desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde, representa para nosotros toda nuestra vida. Tal vez estemos en la hora undécima, a las cinco de la tarde. Falta una hora para que se cierre la puerta. ¿Estamos fuera, desocupados? ¿Haciendo muchas cosas para nosotros, pero nada para Dios?

VII.                  Séptima lucha: Confundir existencia  de lucir con existencia de servir.

Cuando miramos en Nehemías capítulo 3, encontramos una cosa muy interesante. Es el registro pormenorizado y acucioso de la obra de la reedificación de los muros de Jerusalén en los días de Nehemías. Este capítulo entero, con sus 32 versículos, da cuenta de cuál fue la obra específica que cada uno de los restauradores realizó en el muro. Podemos decir también que este registro que está aquí es el registro que hay en los cielos acerca de nuestra labor, acerca de nuestra obra espiritual. ¿Qué es lo que hacen los obreros en la viña? Hacen muchas labores, sin duda; y el registro de esas labores, por decirlo así, está aquí en Nehemías capítulo 3. Si ustedes tienen tiempo, en su casa, lean este capítulo, y van a encontrar muchas cosas interesantes. En el versículo 5, por ejemplo, dice: “E inmediato a ellos restauraron los tecoítas; pero sus grandes no se prestaron para ayudar a la obra de su Señor”. Aquí hay unos que trabajaron -los tecoítas-, pero los grandes de los tecoítas, los dirigentes, no se prestaron para ayudar a la obra de su Señor. Es decir, que queda registrado, hermanos, no sólo quiénes son los que trabajan, sino también quienes son los que no trabajan. Los tecoítas fueron ejemplares. Ellos hicieron su parte. Y vean ustedes el versículo 27: “Después de ellos restauraron los tecoítas otro tramo, enfrente de la gran torre que sobresale, hasta el muro de Ofel”. O sea, los tecoítas hicieron su parte, aunque sus grandes no los acompañaron, y además de eso hicieron otra parte, otro tramo. Ejemplares los tecoítas. Versículo 12: “Junto a ellos restauró Salum hijo de Halohes, gobernador de la mitad de la región de Jerusalén, él con sus hijas”. Este hombre no tenía hijos hombres. Él podría haberse cruzado de brazos y haber dicho: “Yo no puedo; tú no me diste hombres, Señor, no te puedo servir”. Pero aquí encontramos que las hijas suplieron la falta de hombres, y restauraron la parte del muro que les correspondía. Versículo 20: “Después de él Baruc hijo de Sabai con todo fervor restauró otro tramo desde la esquina hasta la puerta de la casa de Eliasib sumo sacerdote”. Noten la frase ‘con todo fervor’. No sólo cuenta lo que hacemos, sino cómo lo hacemos, con qué devoción lo hacemos; si ponemos o no el corazón en ello. ¿Lo hacemos por deber, o por un deseo genuino de servir? Eso también queda registrad

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s