La voz de Dios en tiempos estériles III parte


B. Segundo utilizó DIRECTRICES

¿Qué es una directriz? Conjunto de instrucciones o normas generales para la ejecución de algo (http://lema.rae.es/drae/?val=directriz).  En el tiempo que Dios estaba  formando a Jesús  aprendió varias directrices. La primera directriz fue la humildad. Dos cosas se manifiestan en la humildad de Jesús en este momento. Primero el ser ministrado por una persona inferior (vamos a decirlo así) como lo era Juan el Bautista. Y segundo ser identificado con una nueva metodología o rito. El bautismo. Aunque la forma de bautizar podría tener sus orígenes en la forma en que los judíos lavaban a los gentiles. Este bautismo es un  bautismo de conversión. No es auto administrado: aparece con claridad que es Juan quien bautiza. No es reiterable, sino definitivo. Todos deben tomar partido, a favor o en contra. Pero también es provisional: “viene otro detrás de mí que no bautiza con agua, sino con Espíritu Santo y fuego”. La escena se completa con una teofanía que recuerda las del Antiguo Testamento. Para los discípulos de Jesús y las primeras comunidades, el bautismo de Juan tuvo una enorme importancia, toda vez que el mismo Jesús se hizo bautizar en el Jordán (Mc 1, 9-11) Un autor señala que el bautismo de Juan tiene tres sentidos principales para el bautismo cristiano: histórico, kenótico y mesiánico. Veamos con más detalle cada uno de ellos. Sentido histórico del bautismo de Juan Entre el cristianismo incipiente y el grupo del Bautista había rivalidad. Por eso, los autores de los evangelios tuvieron interés por mostrar que Juan es inferior a Jesús y que el bautismo de Juan no era el cristiano, sino sólo un bautismo de conversión. Como ejemplo tenemos Hechos 19, donde los de Éfeso sólo recibieron el Espíritu Santo cuando los bautizó Pablo, pues sólo habían recibido el bautismo de Juan.  Sentido kenótico-pascual del bautismo de JuanTiene un sentido teológico importante: Jesús se suma a la fila de los pecadores; se hace solidario con la humanidad. Resuena la procesión del Arca de Josué: Jesús es el nuevo Arca que baja a las aguas del Jordán. El bautismo de Jesús va más allá de un simple ejemplo de humildad, sino que hay un teologúmenon, anticipo de su muerte. Esto lo vemos claramente en el Evangelio de Juan (Juan 1, 29), el cual usa intencionadamente la figura del “Cordero de Dios” para indicar la Pascua y el sacrificio de Jesús. Sentido mesiánico-neumático del bautismo de Juan Con su bautismo Jesús es ungido (como lo eran los reyes, sacerdotes y profetas) de manera teofánica como Mesías para una misión. A partir de aquí, en Lucas, el Espíritu Santo mueve la vida de Jesús (Lucas repetirá este esquema con la Iglesia en Pentecostés). No es que el Espíritu no actuara antes en Jesús, pero los evangelistas usan esta escena para escenificar, “teatralizar”, la unción de Jesús. (http://suite101.net/article/como-era-el-bautismo-de-juan-bautista-y-su-relacion-con-jesus-a26150). Por otro lado los judíos también practicaban el bautismo ritual para purificación, como sabemos por citas varias del Apóstol Pablo y por los documentos sobrevivientes que muestran el uso que el bautismo era común entre los Levitas y las comunidades religiosas no levíticas de diferentes épocas, como por ejemplo entre los Esenios del primer siglo.   En agua siempre ha sido símbolo de limpieza… de un nuevo comienzo… etc. etc. De hecho… el agua literalmente nos limpia (tanto externamente como hacemos al bañarnos como internamente al beberla).
El Bautismo de Juan el Bautista era para perdón de los pecados… Sin embargo, Cristo dio un nuevo significado al bautismo… Cristo no se bautizó para perdón de pecados por ser un Hombre perfecto.. su bautismo simbolizó su dedicación a Dios…  Un voto para vivir haciendo la voluntad de su Padre. Jesús instituyó el bautismo en agua: Mateo 28:19 y 20: Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del espíritu santo, 20 enseñándoles a observar todas las cosas que yo les he mandado. Y, ¡miren!, estoy con ustedes todos los días hasta la conclusión del sistema de cosas”.  Hoy día el bautismo cristiano representa lo mismo… una dedicación completa, sin reservas e incondicional mediante Jesucristo para hacer la voluntad de Jehová Dios. No es una tarea fácil, pero Dios nos da de su espíritu santo para que así lo podamos lograr. (http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090916193657AAylvJU). La segunda directriz fue de habilidad.  Debemos notar dos expresiones  importantes tanto en Mateo como en Marcos. Es un verbo que une dos elementos. La expresión es “vio”. Esta expresión es “percibir”, poner atención. La primera habilidad de Jesús es la capacidad de ver más allá de lo natural e interpretar sus circunstancias desde una perspectiva sobrenatural. Esto es una dimensión  de videncia. Cuando hablo de esta videncia es a la que se refiere Walter Brueggeman  y  a la que nombra como imaginación profética.  (Walter Brueggeman, Imaginación Profética, Presencia Teológica. Ed. Terrae) Dos cosas vio Jesús y se convirtió en un vidente.  Lo primero vio los cielos abiertos. ¿Qué significa esta frase? Lucas y Mateo usan el verbo anoigo  para  escribir abrir, en cambio Marco usa sxizo. La primera simplemente se traduce como abrir y está en aoristo lo que implica que fue un hecho único. Habla de la acción culminada, en cambio la palabra sxizo es la raíz en castellano para esquizo.  (Como en esquizofrénico). Que significa fragmentar, romper, dividir fuertemente. Jesús “vio abrirse los cielos” (griego = schizomenous, de schizein, v. 10). Mateo y Lucas usan una palabra más suave, anoigo, que significa abierto, en lugar de schizein. Así que la mejor manera de rendir este pasaje es decir que los cielos se rompieron, fueron rasgados completamente. Marcos también usa esta palabra, schizein, para describir el rasgar del velo del templo de arriba hasta abajo en el momento de la muerte de Jesús; un evento seguido por el testimonio del centurión romano, que dijo sobre Jesús “verdaderamente este hombre era el Hijo de Dios” (15:38-39; ver también Hebreos 10:19-22). Por lo tanto, “ambas lecturas – la primera en su bautismo y la última en su crucifixión – son sucesos sobrenaturales que revelan a Jesús como el Hijo de Dios (http://www.lectionary.org/EXEG-Spanish/NT/SNT02-Marcos/Marcos%2001.04-11.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: