Soñando con familias saludables en Ruth y Génesis V parte


Hace dos días estuve leyendo sobre un libro que se llama teología de perros y gatos. Esta teología dice que hay creyentes que viven bajo la teología de los perros y creyentes que viven bajo la teología de los gatos. Los que tienen gatos y perros saben que existe una gran diferencia entre ambos animales. El gato cuando llega el amo a la casa,  permanece sentado o echado en su lugar sin moverse, el sólo se levanta cuando tiene hambre. En cambio el perro cuando el amo llega, el sale corriendo y salta y forma una fiesta alrededor de su amo. El gato cuando el amo no le da comida se va para donde el vecino, el perro aunque no le den comida él se queda en casa porque  ama al amo. De hecho cuando la biblia habla de adoración usa una palabra en griego, proskuneo, y esta palabra es la misma palabra que se usa para describir al perro cuando  lame la mano de su amo. Los perros hacen eso, cuando el amo llega se echan a la par de él y comienzan a lamerle la mano. Esa es la forma en que le dicen a su amo que lo quieren. Te amo aunque no me des comida, con tu presencia me es suficiente. El autor en ese libro dice: “Los perros aprenden a obedecer a sus amos, los gatos quieren que sus amos les obedezcan. Como dice  la broma los perros tienen amos, pero los gatos tienen empleados. Hoy estamos llegando a una cosecha de conversiones centrados en los hombres, estamos más interesados en Dios sirviendo al hombre que en los hombres sirviendo a Dios. Martín Lutero el gran reformador dijo: La esencia del gran pecado es que le hombre se busca asimismo en todo, aún en Dios. ¿Por qué la prioridad en la vida de los gatos no es Dios, sino ellos mismos. Los gatos están en el cristianismo más por lo que pueden recibir que por irradiar una la gloria de Dios”.(Teología de Perros y Gatos, Bob Sjogren & Gerald Robison, pág. 15) Y creo que es una gran verdad, Dios quiere levantarnos como una iglesia que multiplica, con una mentalidad  llena de una teología de perros porque él es nuestro amo y a él nos debemos y él es El Señor de señores.

Al pensar en esta semana que estaremos reunidos en nuestra iglesia para hablar sobre la problemática de la familia, me pensar que las familias son la expresión de la totalidad de la iglesia y que ellas también podrán ser víctimas de la mentalidad de la teología de los gatos o de la teología de los perros. ¿Cómo desarrollamos familias saludables? Pues pienso que la Biblia puede orientarnos con respecto a eso. Así que quiero enfocarme en  cinco imperativos para desarrollar una familia saludable. Como todos sabemos un imperativo es una orden. Es un verbo que determina obediencia. Cuando uno encuentra un imperativo en la Biblia uno sabe que eso no es una opción, no es si usted lo quiere hacer o no. Es un mandato dado por Dios. Si queremos ser familias saludables debemos obedecer estos cinco imperativos. Abramos nuestras biblias en Génesis 1 verso 28. Dice la Palabra de Dios así:

“28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”

Son cinco imperativos que cada iglesia debe tomar en cuenta para crecer, cinco imperativos que cada familia debe tener en cuenta para ser  una familia saludable, y son cinco imperativos que cada creyente debe tener en su vida para ser un cristiano fructífero. La palabra hebrea usada es berek. Este verbo tiene dos implicaciones. La primera es dar un privilegio o regalo de algo que viene directamente de la mano de Dios. La segunda implicación es la exigencia de santidad. La bendición es un llamado al compromiso y la dedicación a Dios. Extensión del Poder de bendición para extenderlas a quienes le rodean. Luego de bendecirlos, Dios les extendió cinco imperativos. Son verbos que no se discuten, sino que se ejecutan.  Estos cinco verbos tienen un poder en si mismos que nos capacitan para formar y enviar. Es decir fructificar, multiplicar, llenar, gobernar, y finalmente dominar. Empecemos con el primer imperativo.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s