Serie de la Familia: “Hijos de Lágrimas” V parte


III.                    En tercer lugar veamos LA MISIÓN DE LOS PLANES PARA NUESTROS HIJOS (Mateo 20:24-28)

A.     Hay cosas que no podemos lograr (Dependencia)

Note que Jesús dice que los logros que aspiramos algunos son pura decisión del Padre no de la astucia de una persona. A continuación explica que no les puede conceder lo que le habían pedido diciendo: “El sentarse a mi derecha o a mi izquierda no es mío concederlo, sino que es para quienes está preparado y el Padre es el que lo decide. Aquí dice algo muy revelador. No dice, como podríamos esperar, “es para los que están preparados para ello que es como lo diríamos nosotros, sino que dice: “es para quienes está preparado. Si meditamos detenidamente en estas palabras nos daremos cuenta de que está dando por sentado que el Padre escoge a los hombres para este honor. Prepara al hombre, el lugar y las circunstancias, mediante las copas y los bautismos, por los que hace que pase. Y entonces prepara el honor para el hombre. ¿Se ha fijado usted en eso? Dios comienza siempre por las personas y no por los acontecimientos porque su objetivo es moldear las vidas y ahí es donde empieza, haciendo que encajen los acontecimientos con ese fin. Así que, dos de ellos se sentarán a su derecha y a la izquierda de Jesús, pero Dios va a moldear a esos dos y les va a preparar para ello y entonces preparará también para ellos esa gloria tan sublime.

B.      Hay cosas que podemos evitar (Discernimiento)

Al observar los otros discípulos nos damos cuenta que los demás tienen indignación en contra de los dos. Probablemente se molestaron porque se les anticiparon a sus  ideas. Las personas por muy discípulas que sean, en asuntos de beneficio y poder se portan egoístamente. Nadie está pensando en el servicio y mucho menos en ministrar a Jesús.  Me entristece saber, que muchos buscan superarse porque de esa manera serán mejores que los otros. Cuando trabajé en una ONG “cristiana” aquí en mi país El Salvador su Misión era: Seguir a Jesucristo como Modelo”. Y uno de sus valores centrales era “valoramos a la gente”. Pero en realidad internamente era todo lo contrario. No se seguía a Jesucristo, y era una carrera de ratas, llena de intrigas y de quien superaba al otro, y lo peor era quien les serruchaba el piso a otros. Y la mayoría del personal insistían en llamarse seguidores de Jesús. Y en cuanto a valorar a las personas,  era una de las cosas más contradictorias dentro de la organización. En realidad se valoraba más un vehículo que una persona. En una ocasión un compañero fue picado por varios alacranes y tenía una gran fiebre y le había ocasionado una tremenda alergia. Cuando hablamos con uno de los jefes de la ONG para ver si lo podíamos sacar en un vehículo del pueblo donde estábamos a la capital. El Jefe que es uno de los líderes de una iglesia grande de este país, nos dijo que no,  porque no podíamos poner en riesgo el vehículo tan noche. Así que tuvimos que hablar a una persona de otra ONG para que nos hiciera el favor de llevar al compañero al hospital. Menos mal que en esa ONG se “valoraba a las personas”. Pero no es nada nuevo, los demás discípulos también tenían esa actitud. Muchas de las ideologías humanistas  tienden  a alabar y darse por inteligentes, cuando son agresivas, arrebatan y pasan por encima de otros.  Eso según este pasaje es cuestionado altamente por Dios. Hay mucha competencia, y se le enseña a las personas a sobresalir y a superarse dejando a un lado los intereses de los demás y la ministración a Jesús.

C.      Hay cosas que debemos imitar  (Dedicación)

Ahora podemos notar que Jesús pasará a darles una lección del reino de Dios tanto a Juan, Jacobo, Salomé y los 10. El pasaje dice “los gobernantes se enseñorean”. Esto implica que el mundo y su sistema siempre buscan ejercer dominio y poder. Usan suposición para servirse y regirse a través de ella. Consideremos cómo el Señor contrastaba el modelo jerárquico de liderazgo del mundo Gentil con el liderazgo en el reino. Después de que Jacobo y Juan le pidieron que les concediera los asientos de poder y gloria más altos al lado de Su trono, Jesús contestó diciendo,

Sabéis que los gobernantes de las naciones SE ENSEÑOREAN de ellas, y los que son grandes EJERCEN sobre ellas POTESTAD, MAS ENTRE VOSOTROS NO SERÁ ASÍ, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y parea dar su vida en rescate por muchos. (Mateo 20:25-28) …Los reyes de las naciones SE ENSEÑOREAN de ellas, y los que sobre ellas TIENEN AUTORIDAD son llamados bienhechores; MAS NO ASÍ VOSOTROS, sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve. Porque, ¿cuál es mayor, el que sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Más yo estoy entre vosotros como el que sirve. (Lucas 22:25-27)

De modo significativo, la palabra Griega traducida “ejercen potestad” en el texto de Mateo es katexousiadzo que es una combinación de dos palabras Griegas: katá, que significa sobre, y exousiadzo, que significa ejercer autoridad. (En el texto de Lucas, el significado es el mismo, aunque se emplean palabras ligeramente diferentes). Lo que Jesús condena en estos pasajes no es a los líderes opresores como tales, sino a la forma jerárquica de liderazgo que dominaba al mundo Gentil. Esto merece repetirse: ¡Jesús no estaba condenando solamente a los líderes tiranos; estaba condenando la forma jerárquica misma de liderazgo! ¿Cuál es la forma jerárquica de liderazgo? Es el estilo de liderazgo fundado en la pobre idea de que el poder y la autoridad fluyen de arriba hacia abajo en una estructura social de cadena de mando. El estilo de liderazgo jerárquico está basado en un concepto mundano del poder. Esto explica por qué es común a todas las burocracias tradicionales, desde las formas corruptas señor feudal-vasallo y amo/esclavo hasta las esferas altamente estilizadas y reguladas de las sociedades militares y corporativas del primer mundo. El estilo de liderazgo jerárquico, si bien a menudo no es cruel, es perjudicial para el pueblo de Dios. Reduce las relaciones humanas a asociaciones estilo comando, algo que es ajeno a la práctica y al pensamiento del NT. Lamentablemente, este estilo de liderazgo, que se emplea en todas partes en la cultura pagana, ha sido adoptado en incontables asambleas Cristianas hoy en día. Si examinamos cuidadosamente la enseñanza de nuestro Señor acerca del estilo de liderazgo Gentil bosquejado en Mateo 20:25-28 y Lucas 22:25-27, se harán evidentes estos marcados contrastes:

  • En el mundo Gentil, los líderes operan sobre la base de una estructura social política, al estilo cadena de mando (= un sistema jerárquico). En el reino de Dios, el liderazgo es una función de docilidad parecida a la de un niño, y un servicio sacrificado.
  • En el mundo Gentil, la autoridad está basada en la posición y en el rango. En el reino, la autoridad está cimentada en un carácter piadoso. Jesús empleaba las frases, “será vuestro servidor” y “sea… como el más joven”. Ser, por lo tanto, precede al hacer, y el hacer surge de ser. En otras palabras, la función sigue al carácter. Los que sirven, hacen así porque son siervos.
  • En el mundo Gentil, la grandeza se mide por la prominencia, el poder externo y la influencia política. En el reino, la grandeza se mide por la humildad interna y la servidumbre externa. En el mundo Gentil, los líderes se aprovechan de sus posiciones cuando gobiernan a los demás. En el reino, los líderes rechazan todo tipo de reverencia especial y se ven a sí mismos como “el más joven”. En suma, la implementación de estructuras jerárquicas que caracteriza el espíritu de los Gentiles, está en pugna con el Cristianismo del NT. Nuestro Señor no se anda con rodeos cuando declara Su implícito desprecio hacia la noción Gentil de liderazgo, porque claramente dijo: “mas entre vosotros no será así”. Considerándolo todo, no hay lugar en la enseñanza de Jesús para el modelo de liderazgo jerárquico que caracteriza a la cultura pagana.

Pero también hay otra alusión a nuestra dedicación. Jesús también contrastó el liderazgo en el reino con el modelo de liderazgo que caracterizó al mundo religioso de los judíos. En el texto que sigue, el Señor ofrece una expresión particularmente vívida de la perspectiva de Dios con respecto a la autoridad, en contraste con el concepto religioso: Pero no permitan que a ustedes se les llame ‘Rabí’, porque tienen un solo Maestro Y TODOS USTEDES SON HERMANOS. Y NO LLAMEN ‘PADRE’ A NADIE EN LA TIERRA, porque ustedes tienen un solo Padre, y él está en el cielo. NI PERMITAN QUE LOS LLAMEN ‘MAESTRO’, porque tienen un solo Maestro, el Cristo. El más importante entre ustedes será siervo de los demás. Porque el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. (Mateo 23:8-12)

Recogiendo el contenido de la enseñanza de Cristo en este pasaje, tenemos lo siguiente:

  • En el clima religioso de los Judíos existía un sistema de clases formado por los religiosos, especialistas estilo gurú y los no especialistas. En el reino, todos son hermanos de la misma familia.
  • En el mundo Judío, a los líderes religiosos se les otorgan títulos honoríficos (p. ej. Maestro, Padre, Reverendo, Pastor, Sacerdote, Ministro, etcétera). En el reino no hay distinciones de protocolo que oscurecen el incomparable sitio de honor que corresponde a Jesús y que empañan la revelación del NT la cual contempla a todos los cristianos como ministros y sacerdotes.
  • En el mundo Judío, se exalta a los líderes a posiciones de prominencia en un despliegue de poder. En el reino, los líderes encuentran su trabajo en la toalla sencilla del servicio y el modesto lebrillo de la humildad.
  • En el mundo Judío, el liderazgo se fundamenta en el status, el prestigio y la posición titular. En el reino, el liderazgo se arraiga en la vida interior y el carácter. (La manía tan común de otorgar “doctorados” honoris causa a un incontable número de clérigos es sólo un ejemplo de cómo la iglesia moderna refleja aquellos valores de liderazgo que van en contra del reino de Dios).
  • En resumen, hay un gran abismo entre el liderazgo de acuerdo con Jesús y lo que vemos a guisa de “liderazgo Cristiano” en la mayoría de las iglesias modernas. El Señor asestó el golpe de muerte tanto al modelo de liderazgo Gentil/político que está basado en una idea de autoridad jerárquica estilo comando, así como al modelo de liderazgo Judío/religioso que se funda en una idea de autoridad posicional y titular. Ambos sistemas impiden el progreso del reino de Dios, suprimen la funcionalidad del sacerdocio de los creyentes, rompen la imagen de la iglesia como una familia, y ponen severas limitaciones al Gobierno de Cristo en Su asamblea. Por estas razones “no será así” entre los que llevan el nombre del Salvador. Y esta fue la gran lección que Jesús aprovechó a enseñar a sus carnales discípulos. Cuanto necesitamos aprender esto. Una palabra de advertencia aún. Muchas personas no han leído bien los verbos que se usan para servir son futuros. Y no presentes. ¿Qué implicaciones tiene esto? Que si fuera presente, implica la actitud de servir, pero el futuro indica meta. Déjeme explicarlo de esta manera. Hay gente que ha usado este texto para usar la estrategia de servir para escalar posiciones  lograr puesto en eminencia. Esa es la razón porque la gente se molesta, después de haber servido por mucho tiempo en la iglesia cuando no lo promueven a una posición de liderazgo que el cree que se merece. En cambio el texto en futuro lo que insinúa es que la persona que se quiere hacer grande no pasa de sirviente. Es decir lo máximo que deberá a aspirar es el título de sirviente. Si el llega a ser promovido como alguien que siempre piensa como sirviente, podrá ejercer el poder  y la autoridad su jactancia, prepotencia y orgullo.
  • Po otro lado  el texto usa el texto servidor y siervo. “siervo.”  Hay dos palabras griegas para siervo, doulos diáconos (de donde viene nuestra palabra para “diácono”).  Ambas implican servicio humilde, pero doulos es la más humilde de las dos.  Se puede traducir como “esclavo,” una traducción apropiada aquí.  Demuestra que él no establece su propio horario, sino que está actuando bajo órdenes. Vine dice que diakonos contempla al siervo en relación con su obra y doulos con relación a su dueño”( http://books.google.com.sv/books?id=vuWkMtJRw3YC&pg=PT983&lpg=PT983&dq=cual+es+la+diferencia+entre+diacono+y+doulos&source=bl&ots=A6uNJwtt1i&sig=HSIeyACYo2SFpA7WmNU9duEvdJ4&hl=es-419&sa=X&ei=wr3mT-rFBIOG8QSb24iNAQ&ved=0CFUQ6AEwCA#v=onepage&q=cual%20es%20la%20diferencia%20entre%20diacono%20y%20doulos&f=false)

Bueno he aquí la misión de nuestros hijos que en lugar de pensar en la grandeza podamos hacerlos hombres y mujeres de Dios. Recordemos entonces que como Mónica nuestros hijos podrán ser hijos de las  lágrimas, pero nuestras lágrimas deberán llevar a nuestros hijos a un encuentro con Jesús, tal como Agustín el hijo de Mónica llegó a ser.

 

 

 

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s