Serie de la familia: Amigos con beneficios II parte


I.                    En primer lugar el perfil de  un esposo temeroso de Dios (Proverbios 31:1-9)

En este primer punto deseo enfocarme en algunos aspectos primordiales que el capítulo de Proverbios toca, con respecto a la masculinidad o la hombría que se necesita para poder ser un amigo y esposo de su pareja.

 

A.     La identidad del esposo

Por lo general me he dado cuenta que el hombre es el que más tarda en caer  en cuenta que está casado. N América Latina el machismo hace bromas sobre la soltería del hombre casado. Como por ejemplo oiga estos refranes que saque de una revista.

  • Que te cases o no te cases, siempre te pesará
  • La mujer llora antes de la boda el hombre después
  • El año más difícil de tu matrimonio es el que estás viviendo
  • Cuando un hombre le lleva flores a su mujer si ninguna razón, es porque hay una razón
  • Pégale seguido a tu mujer. Tú no sabrás porque pero ella sí

Es interesante que Proverbios 31 ve de otra forma el rol de un hombre en el matrimonio. El capítulo comienza con una introspección, es una reflexión hacia la decisión  de tener la responsabilidad. Comienza hablando y estudiando los consejos de una madre. Es importante ver que en los primeros dos versículos  hay cierto diálogo con lo que le enseñó su madre. Y notemos la fuente del consejo. “La profecía” tiene que ver con la Palabra de Dios. Sin embargo este hombre tiene que considerar  con relación a su responsabilidad en el matrimonio por lo menos en tres cosas.

1.      La fuente de la identidad

Dos cosas son  la fuente. El ejemplo  y la Palabra de Dios. Lo primero que debemos observar es que el rey Lemuel fue instruido por su madre. Había dos cosas que le daban equilibrio a este hombre cuando pensaba en reproducir el modelo del matrimonio. Uno era el modelo de su mamá, su confianza con ella, y segundo la Palabra de Dios. Esta mujer parte del hecho que su autoridad no era su propia experiencia, sino la palabra de Dios. Cuantos conflictos se podrían evitar si lo que rigiera fuera la Biblia. En nuestro medio tenemos demasiados consejos humanistas  hasta veces carnales de parte de los padres en la relación de los matrimonios de sus hijos. Por ejemplo la forma en que aconsejamos que resuelvan los conflictos  los hijos. La forma en que inculcamos a nuestros hijos el buscar pareja. Etc.

2.      La forma de la identidad

Notemos que en este pasaje hay tres preguntas, inquietantes, que reflejan como la madre de Lemuel le transmitió su responsabilidad como hombre. La primera pregunta dice: ¿Qué hijo mío? Esta expresión habla de la responsabilidad en el vínculo de padre a hijo, note que dice que es “su hijo”  no de otro. Dios le pedirá cuentas a usted por su hijo. Y también no sólo es hijo de su mujer, también de los dos. La otra pregunta habla de identificación con su rol, es un “hijo de su vientre”, es nacido de su carne, tiene una relación indisoluble. Y finalmente la última parte del vrs. Refleja  el vínculo espiritual. La mejor traducción  de esta última parte  del vrs. Es “hijo de mis votos”, por aluna razón esta madre había tenido a Lemuel por un voto espiritual a Dios. Si usted piensa que su papel espiritual  como esposo  es tener una mujer para satisfacer su sexualidad, alguien que lo atienda y le sirva comida caliente, pero que no lo fastidie con nada, usted está equivocado con esa mentalidad, por lo menos no es bíblico. Entonces la forma del modelo tiene tres dimensiones. Un modelo relacional (hijo mío) un modelo emocional (hijo de mi vientre) y un modelo espiritual (hijo de mis deseos). Esto da un equilibrio a cualquier hombre.

B.      La integridad del esposo

Es peculiar que luego Lemuel entra a discutir  sobre cuál debe ser la integridad que caracterice a un hombre cristiano, podemos ver aquí las áreas en donde un hombre puede luchar y tener la tendencia a  fallar.

1.      La primera tiene que ver con el sexo opuesto. Es una lucha con su masculinidad

La expresión aquí tiene que ver con los mujeriegos. Notemos  que la expresión  “no des”, tiene que ver con una decisión de andar con muchas mujeres. Es la iniciativa del hombre, nadie puede forzarte, es el hombre quine toma la decisión. Note el plural “mujeres”. Aquí habla de un hombre  que puede estar expuesto a una serie de mujeres. Ahora lo que me intriga es ver que el consejo es dado en una cultura saturada por la poligamia. Sobre todo en un rey. Esto implica  que el ideal de Dios para el hombre siempre ha sido una sola mujer y un solo hombre para una mujer. A muchos hombres se les olvida que están casados, y se dan el lujo de andar siendo melosos y amables con otras mujeres. Déjeme decirle que la evidencia de la Biblia, muestra que un hombre que no se satisface con una sola mujer, vivirá una vida miserable.

2.      La segunda tienen que ver con su vocación. Es una lucha con su capacidad

Aquí hay una alusión muy interesante sobre cómo le aconseja a este hombre no dejarse influir por su ambiente de trabajo. He escuchado que es muy difícil vivir en diferentes ambientes. Si el ambiente me afecta y hago lo que el ambiente me dice, el problema no es externo sino interno. Hay personas  que una vez que están en su ambiente, dicen las mismas cosas y suciedades que allí se usan. El proverbista dice que “un hombre de Dios” es integro no permitirá que los cambios de su ambiente  lo destruyan, las personas siguen sus caminos o ¿usted está siguiendo los caminos de ellos? “Lo que destruye a los reyes”. El proverbista dice que aunque es rey, y hay formas que los reyes seculares hacen y los destruyen a ellos, el hecho de que el tenga la profesión e rey, no le motiva a comportarse como los reyes seculares lo hacen. El puede ser rey y a la vez ser rey diferente, porque sus caminos son diferentes.

3.      La tercera tiene que ver con sus prácticas. Es una lucha con la sociedad

Como seres humanos somos muy dados a tener vida social y a veces como disfrazar errores en esa vida social. Me parece interesante que el tema siguiente de discusión gira en torno al vino. Veamos lo que dice este versículo acerca de la vida social de un hombre de Dios.

  • Los ambientes sociales

No es de personas dignas beber vino. Note que habla en el vrs. Que no es de “reyes” (dos veces). Es importante notar la repetición. Eso implica que no es de la nobleza. Epa! Esto es extraño porque nuestra cultura percibe que es de alcurnia y en ciertos círculos tomar unos cuantos traguitos de licor. No quisiera entrar en detalle, pero hay mucha tela que cortar con el asunto  de la madurez.

  • Los temas sociales

Me llama la atención que hay un juego de palabras  primero       habla del vino. La palabra tiene que ver con la fermentación de la uva, s decir una bebida fuerte, implica bastante grado de alcohol. Pero luego  se cambia a la palabra sidra, e indudablemente habla de la bebida de la manzana, es una bebía bastante suave. Es paradójico porque una cultura de supuesta apertura al alcohol, habla que un hombre virtuoso no debe tener este hábito. O sea que la madurez no se demuestra porque usted ha llegado a un nivel  done puede controlar una bebida, sino porque es abstemio.  Una de las cosas que más destruye los hogares latinoamericanos  es el estar  sumergidos en una cultura alcohólica y lo peor del caso es que cada vez más los cristianos aceptamos esto como algo real y de madurez. Note que uno de los problemas  del uso de esto es que la persona  puede pecar, pervertir el derecho y se olvidan de la ley de Dios. No hay algo así como  que no hay pecado en el beber. No se puede ver tan simple. Otro detalle es que el vino era con fines medicinales, sin embargo en nuestro contexto a diferencia del bíblico hay muchas otras opciones de medicamentos y no como en la biblia que era una única opción. Los hombres cristianos están siendo sometidos a temas sociales cada vez más desafiantes, el mundo tiene retos interesantes cada vez más para los hombres cristianos.  Cuando leo acerca de las hazañas de los santos del Antiguo Testamento, mi corazón arde. Estos santos estaban tan cargados por la causa del nombre de Dios, que hicieron poderosas obras que desconciertan la mente de la mayoría de hombres cristianos hoy en día. Aquellos santos de antaño eran como rocas en su negativa en ir delante sin una palabra de Dios. Y ellos lloraron y gimieron a veces por días por la condición descarriada de su casa. Ellos se negaban a comer, beber o lavar sus cuerpos. Ellos arrancaban mechones de pelos de su cuero cabelludo y sus barbas. El profeta Jeremías inclusive se recostó de costado en las calles de Jerusalén por 365 días, continuamente advirtiendo del juicio venidero de Dios. Me pregunto ¿De dónde estos santos obtuvieron la autoridad espiritual y la fuerza para hacer todo lo que ellos hicieron? Ellos eran hombres de una clase diferente, siervos de un tipo totalmente diferente de aquellos que nosotros vemos en la iglesia hoy. Simplemente no me puedo identificar con ellos y su andar. Yo sé que no soy totalmente de su clase. Y no conozco a un solo hombre cristiano que lo sea. Algo acerca de esto me inquieta. La Biblia dice que las proezas de los hombres del Antiguo Testamento fueron registradas como lecciones para nosotros: “Estas cosas les acontecieron como ejemplo y están escritas para amonestarnos a nosotros a quienes han alcanzado los fines del siglo” (1Corintios 10:11). Sus historias son como ejemplos, para mostrarnos como mover el corazón de Dios, o como llevar a un pueblo corrupto al arrepentimiento. Así que, ¿Fueron estos santos una raza especial? ¿Eran superhombres, con un destino predeterminado, dotados con poderes sobrenaturales desconocidos para nuestra generación? De ninguna manera. La Biblia declara enfáticamente que nuestros piadosos ancestros eran personas como tú y yo; sujetas a las mismas pasiones de la carne (vea Santiago 5:17). El hecho es que, sus ejemplos nos revelan un patrón a seguir. Estos hombres poseían algo en sus caracteres que causaba que Dios pusiera su mano sobre ellos. Por eso Dios los escogió para cumplir sus propósitos. Y él nos insta a buscar la misma calidad de carácter hoy. Estoy inquieto por otra diferencia entre estos hombres del pasado y la mayoría de los hombres  cristianos de hoy. Vivimos en la época más perversa de la historia. Nuestra presente generación es muchas veces peor que aquélla de Nínive o Sodoma. Nosotros tenemos la cerviz mas endurecida que el antiguo Israel, más violentos que en los días de Noé. Si hubo un tiempo cuando el mundo necesita santos de una fe intensa, es ahora. Y creo que Dios está buscando la misma clase de siervos devotos hoy. Él está buscando hombres y mujeres quienes se esforzarán por conocer su corazón, hacer proezas poderosas en su nombre, y traer sociedades enteras de vuelta a él. Piénsalo: ¿Por qué Dios levantaría hombres de profundo quebrantamiento y búsquedas santas en tiempos pasados, y sin embargo descuidar de hacer lo mismo hoy? ¿Por qué él arbitrariamente dejaría a la generación más necesitada en la historia, sin voces santas? Sabemos que Dios no ha cambiado. El es el mismo, ayer, hoy, y por todos los siglos (vea Hebreos 13:8). Y servimos al mismo Señor como aquellas generaciones pasadas. Así que, ¿donde están los hombres de Dios  intensos hoy quienes llevaran su carga y hablaran por su causa? Finalmente, lo que más me inquieta es que nosotros poseemos algo que aquellos hombres santos no poseyeron. En estos últimos días, el Señor ha derramado sobre nosotros el don del Espíritu Santo. Por lo tanto, nuestra generación tiene acceso a más poder ayudador y dones celestiales que nunca. En resumen, nos ha dado todo lo que necesitamos para levantarnos como hombres de otra clase. Y Dios está llamando a tales siervos a salir y ser apartados.

  • Los valores sociales

El pasaje recalca  un valor sobresaliente  como es el de la “justicia”. Notemos que él está por otros, por los necesitados, es desprendido, busca ayudar a los pobres, no es materialista, no sólo vive para sí. Es un hombre de sensibilidad social y tiene una responsabilidad con los más necesitados.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s