Iglesias a puertas cerradas


Lo vi sentado en la primera fila. Aunque hacía  tiempo que no visitaba esa iglesia, pude darme cuenta que se trataba de un hermano nuevo. También advertí que respondía a todo el folclore pentecostal, mientras yo hablaba, el acotaba con efusivos “amenes” y “gloria Dios aleluyas”. Al final de la reunión  me acerqué a conocerlo, me dijo que estaba de paso por razones laborales y, como buen creyente, buscó una iglesia evangélica. ¿Vas a una iglesia pentecostal? –le pregunté. Él dubitativo me dijo… -mmm. No sé si es pentecostal, se llama “CATEDRAL DE UNCIÓN Y PODER”. -Sí, debe ser pentecostal, afirmé.
Es común en la cristiandad ponerles nombres a las iglesias locales. Aún compiten por los nombres más originales….y   echan mano a expresiones cada vez más extrañas. Conozco en Guatemala una que se llama “LA IGLESIA DE LA PUERTA ABIERTA”. Es fácil suponer que los que así la denominaron anhelen que la iglesia sea receptiva, o de puertas abiertas al servicio (1 Corintios 16:8-9, 2 Corintios 2:12). Y estamos de acuerdo en el anhelo. Debe ser así. Hay denominaciones que no tienen la costumbre de designar a las iglesias locales con nombres, sino que las identificamos por la calle o el barrio del local de reunión. Pero si se me permite, sugiero un nombre: “LA IGLESIA DE LA PUERTA CERRADA”. El nombre no evoca a Laodicea, la que tenía cerrada la puerta al Señor mismo, sino que está inspirada en el pasaje de Juan 20:19-21. Allí leemos: “Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, y estando las puertas cerradas, en el lugar donde los discípulos se reunían por miedo a los judíos, Jesús entró, se puso en medio de ellos y les dijo: “¡Paz a vosotros!”
Habiendo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se regocijaron cuando vieron al Señor. Entonces Jesús les dijo otra vez: “¡Paz a vosotros! Como me ha enviado el Padre, así también yo os envío a vosotros.”
Podríamos tomar esta  imagen como una instantánea de la primera iglesia reunida luego de que Jesús resucitara, (es un pensamiento devocional, por supuesto que la Iglesia nació en Pentecostés). Se cumplía así el Salmo 22:22: “Anunciaré tu nombre a mis hermanos; en medio de la congregación te alabaré.” ¡Somos sus hermanos!. Esto es sublime, nos maravilla. ¿Cómo pudo entrar, si las puertas estaban cerradas?, nuestra mente finita no lo puede comprender…..pero a mí me gusta pensar que entró, precisamente…porque la puerta estaba cerrada.

Entró para traer Sus bendiciones para nosotros, sus hermanos: Su presencia, Su paz, Su envío y Su autoridad… ¡Siempre es así! De esta manera Jesucristo cumplía con la promesa hecha en Juan 16:16, 19 y 22. Allí él habla de un gozo, una alegría que supera cualquier amargura…para eso El padeció tan grande dolor.  Dios por medio de la resurrección siempre ha querido una iglesia abierta a la gente, receptiva, atractiva,  pero cerrada a la religiosidad, con miedo a la influencia del mundo, con la intimidad del Cristo resucitado, en medio nuestro, recibiendo nuestro homenaje, encomendándonos la misión con Su autoridad. ¿Cómo Dios puede transformar una iglesia o un creyente que tiene cerradas sus puertas al poder de la resurrección de Dios?

I.                    En primer lugar Jesús debemos analizar  los síntomas de una iglesia a puertas cerradas.

 

¿Cómo puedo saber si una comunidad ha perdido a Jesús? ¿Será posible tal cosa? Ustedes pueden notar en la narración que hace Juan en su evangelio, pero por sobre todo en el capítulo 20 de su evangelio, podemos ver  que aterrados por la ejecución de Jesús, los discípulos se refugian en una casa conocida.

A.     Primero, era un grupo que habían perdido la PRESENCIA de Jesús

De nuevo están reunidos, pero ya no está Jesús con ellos.  Reunirse si en el propósito principal de la reunión es una de las primeras características que presenta esta “comunidad eclesial”. Es decir en la comunidad hay un vacío que nadie puede llenar. Les falta Jesús. Note que dice “cuando llegó la noche”. Ya habían transcurrido varias horas de los primeros acontecimientos de la Resurrección.  Aunque ya han recibido el mensaje de las mujeres y de Pedro y Juan. Todavía no creen en que Jesús sigue presente vivo en medio de ellos.

B.      Segundo, era un grupo que había perdido su PODER

Note que  es una reunión sin un  propósito principal, pero es una comunidad sin autoridad de la Palabra de Dios. Es decir ellos no pueden escuchar sus palabras llenas de fuego. No pueden verlo bendiciendo con ternura a los desgraciados. ¿A quién seguirán ahora?

C.      Tercero, era un grupo que habían perdido su PAZ

 Por otro lado  la tristeza comunitaria es una tercera evidencia para ver que una comunidad eclesial ha perdido a Jesús. Está anocheciendo en Jerusalén y también en su corazón. Nadie los puede consolar de su tristeza. Poco a poco, el miedo se va apoderando de todos, pero no le tienen a Jesús para que fortalezca su ánimo. Dice que lo que reinaba como autoridad en sus vidas eran los judíos y el resultado de haber cambiado la autoridad de Jesús era miedo. Por eso las primeras palabras de Jesús fueron: “paz a vosotros”.

D.     Cuarto, era un grupo que había perdido su PERTINENCIA

 Así que una cuarta evidencia es como lo único que les da cierta seguridad es «cerrar las puertas». Entonces es una comunidad ensimismada y con las puertas cerradas. Ya nadie piensa en salir por los caminos a anunciar el reino de Dios y curar la vida. Sin Jesús, ¿cómo van a contagiar su Buena Noticia?. Sin Jesús se quedan sin evangelio. Entonces cuatro características muestra es “iglesia” que nos muestran que han perdido a Jesús. Primero pierden el sentido de visión, se reúnen pero sin propósito. Segundo pierden su sentido de misión, ya no tienen las Palabras Autoritativas de Dios. Tercero pierden su sentido festivo. Están temerosos y tristes. Su reunión perdió su espíritu festivo, Y cuarto es una comunidad que ha cerrado sus puertas y ha sido víctima del ensimismamiento, perdió su espíritu encarnacional.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s