Solo para los que han perdido sus sueños: La generación de Caleb II parte


C.     Un corazón visionario tiene una promesa de Dios

La revelación de Dios tiene que ser dada por Dios mismo porque no fue Caleb el que llamó a Dios, no fue Moisés, el que llamó a Dios ni Abraham el que llamó a Dios, fue Dios el que llamó a Caleb, a Abraham y Moisés, fue Dios el que te llamó a ti para mostrarte su gloria, para dejarte saber que él tiene propósitos extraordinarios contigo, Cristo lo dijo de esta manera: “Ustedes no me escogieron a mí, yo los escogí a vosotros” A mí me complace saber que si yo estoy sirviéndole a Cristo hoy es porque Dios tenía un plan desde antes de la fundación del mundo y en ese plan hay una palabra que está declarada sobre mi vida y eso que Dios ha dicho se cumplirá. Cuando Dios empieza a hablarte de propósito, de destino, de promoción, de sanidad, de ministerio, tú tienes que hacerle caso; si gente a tu alrededor empieza a dudar sobre lo que Dios ha dicho sobre tu vida al fin y al cabo no fue a ellos a quienes se lo dijeron, fue a ti que Dios se lo dijo y si él te lo dijo a ti tienes que apagar cualquier cosa que está tratando de robarte la bendición de Dios porque lo que Dios ha dicho se cumplirá. Es durante esta experiencia que no sólo Dios te da la promesa sino que te da la revelación de que él es el Señor del proceso por el cual estás atravesando y esto es libertador porque lo que esto implica es que si Dios dijo algo, no solamente lo declara sino que me procesa a través de un proceso y la gente que entiende esto no se limita a tiempo y espacio, porque lo que ellos ven con sus ojos naturales no es lo que determina lo que va a suceder, lo que ellos ven en el presente no es lo que determina lo que sucederá mañana, porque ellos cargan una palabra revelada de parte del Señor, lo que quiero decirte es que es irrelevante lo que estás viviendo hoy, lo que tienes que conectar a la palabra que Dios ha declarado sobre tu vida de una manera espectacular porque lo que Dios te ha dicho no se te va a negar, lo que Dios hay en la palabra se va a cumplir sobre tu vida, todo lo de Dios es tuyo, la gente que vive en esta dimensión no ve los problemas presentes como un castigo, lo ven como parte del entrenamiento y proceso por el cual tienen que pasar hasta llegar al cumplimiento de la promesa que Dios le ha hecho sobre su vida, ellos están dispuestos a pasar. Caleb no se dejó influenciar entre ellos, él estaba viendo lo mismo que ellos, pero no dejó que aquello lo influenciara porque Caleb tenía su mirada puesta en lo que Dios había prometido en aquel momento, la visión de Caleb llegó a ser más grande que su ambiente, por eso es que hasta que tu visión no sea más grande que tu ambiente nunca verás cambios en tu vida, hay gente que tiene que tener una visión más grande de lo que están viviendo en el momento presente, Caleb estaba conectado a lo eterno, a lo infinito, él no estaba operando en lo que el hombre decía sino en lo que Dios había dicho, por eso nosotros no operamos por lo que está pasando afuera sino por lo que está pasando dentro de nosotros, Pablo lo decía de esta manera: “Porque esta leve tribulación momentánea, produce en nosotros un cada vez y más excelente eterno peso en gloria, porque nosotros no vemos las cosas que se ven sino las que no se ven, porque las que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”.  Creo que debemos confesar que “No estamos viviendo en el mejor momento en este día pero vamos  en camino a lo que Dios ha prometido. Debo declarar con un corazón visionario que  mi familia, en este año se convierte, en este año salgo de esta escases, en este año salgo de esta dificultad, Dios me ha venido procesando, voy camino a la promesa que Dios ha hecho sobre mi vida, algo poderoso me va a suceder”. La prueba que estás pasando es para que Dios se revele de una manera que tu no lo conocías anteriormente, Caleb lo sabía, él sabía que Dios sólo se manifiesta en lo que promete. Esta es la única forma de poder entender a Dios en los eventos de nuestra historia, cuando él cumple lo que ha prometido, usted no puede entender a Dios en las declaraciones de otras personas, usted tiene que tener una propia experiencia, basado en su propio escenario de vida, en los eventos de su propia historia y es cuando Dios se mete dentro de esa historia que usted puede decir “Dios es fiel porque Dios cumple lo que promete”. Yo había escuchado que Dios bendecía pero nunca lo había vivido personalmente, hoy puedo decir que Dios es un Dios que bendice a sus escogidos, había escuchado que Dios levanta al caído, pero hoy puedo testificar que Dios me ha levantado.  Si Dios se revela en lo que promete quiere decir que tenemos un futuro glorioso, si él ha prometido que mañana será mejor que hoy quiere decir que aunque mi hoy no sea necesariamente el mejor mañana yo tengo una promesa que mañana Dios estará allí para encontrarme y para cambiar el escenario de mi vida, mañana será mejor que hoy, ya Dios ha hecho una promesa, ya Dios dijo: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, pensamientos de bien y no de mal para daros el fin que esperáis (Jeremías 29:11)” Ya tenemos la palabra que “todo lo podemos en Cristo que nos fortalece” ya para nosotros hay una palabra “Que al que venciere él le dará la corona de la vida”, esto implica que no podré morir antes de que la promesa se cumpla y no podré vivir sin que la promesa se cumpla porque Dios me ha dado la promesa, es el Dios que me sostiene en el proceso, y aunque ahora me dejen solo, aunque ahora me hayan abandonado y aunque nadie esté a favor mío, Dios estará allí fortaleciéndome hasta el cumplimiento de la promesa que él ha hecho sobre mi vida. Lo que Dios te ha dicho se cumplirá.

Ahora quiero que recuerde que Dios le da una visión más grande que el escenario de vida de su  presente, por eso la mente se confunde, porque cuando usted oye a Dios hablar siempre descubrirá que Dios nunca habla en lo obvio, porque Dios no es obvio, Dios no es descifrable, no podemos decirle cómo hacer las cosas, Dios puede decirle a la gente que va a sacarlos de la esclavitud y los mete al desierto por cuarenta años y donde les va a faltar agua, techo, comida porque para Dios es más importante que nosotros lo conozcamos a él que nuestra comodidad inmediata, porque a veces Dios tiene que crear incomodidad temporal para que haya una revelación permanente. Hay veces que Dios tiene que remover la base, por eso Deuteronomio 8 dice: “Y los metió en el desierto y allí los probó” y hay muchas situaciones en nuestra vida que no son para matarte, son para Dios revelarse y cuando Dios se revela en ese escenario en medio de tu peor momento te da una visión que es más grande que lo que estás viviendo en el momento presente, pero esa es la idea, porque Dios se revela en lo que promete y si tu puedes mantenerte creyendo a Dios cuando las cosas no va bien, si  puedes mantener viniendo al templo y adorando mientras las cosas no son de lo mejor, si tu puedes mantener una alabanza mientras las cosas están complicadas, Dios dice “me le voy a revelar como lo hice con Habacuc” que aunque la higuera no florezca, que aunque las vides no haya fruto, aunque no haya vaca en los corrales, ni las ovejas den su mantenimiento, con todo y eso yo alabaré a Jehová, con todo y eso yo bendeciré al Señor porque yo sé que él hará mis pies como de cierva y en mis alturas él me hará caminar” No te rindas porque Dios se va  a revelar y a cumplir todo lo que te había prometido.  Esa gente como Caleb  sabe que esperar no es perder tiempo, esperar es conocer a Dios, esa gente sabe que los que esperan en Jehová no serán avergonzados. Esa gente como Caleb sabe que aunque pasen 45 años, Dios te va sostener en cada etapa y cada proceso de tu vida, estoy seguro que cuando venían los enemigos contra el pueblo allí estaba Caleb diciendo: “Esto no puede ser el final porque Dios le había dado una palabra a Moisés y esa palabra no se había cumplido”. Debes saber que si Dios te libró en el pasado, también te librará ahora; si Dios estuvo contigo ayer, Dios estará contigo hoy, si él está contigo hoy estará contigo mañana, Caleb decía: “Algo he experimentado en Dios, y es que hoy tengo 85 años y tengo la misma fuerza que cuando tenía 40, porque los que esperan en Jehová renovarán sus fuerzas, se le darán alas como de águila, se elevarán a nuevas alturas”. Tu tiempo no se ha terminado, a penas estás empezando y Dios cumplirá todo lo que había prometido. Dios es fiel, gracias a Dios por tus enemigos, ellos no sabían ellos eran los que Dios iba a usar para promoverte, gracias a Dios por tus gigantes porque estos te llevan a otro nivel, gracias a Dios por tus desiertos, porque allí verás la provisión de Dios como nunca antes, gracias a Dios por los imposibles, porque si fuera posible, no necesitarías a Dios, pero por cuanto es imposible esa visión que Dios te ha dado en lo natural y en el escenario presente de tu vida tu puedes saber que si es demasiado grande se requiere a Dios en ello, él no te va a negar lo que una vez te dio, no te va a quitar lo que una vez te impartió.  Muchos de ustedes no se han muerto por lo que Dios les ha prometido, Caleb dijo: “Jehová me ha hecho vivir hasta ahora”. Muchos de ustedes de acuerdo al hombre se supone que hace rato deberían haber muerto, pero hay una palabra de Dios sobre tu vida, es más, muchos de ustedes cargan una palabra que ni siquiera sabían que Dios había declarado sobre ustedes, les pasa como a David que aún en el vientre de su madre dice “Mi embrión vieron tu rostro y entendí lo que estaba escrito en tu libro acerca de mí”. Hay cosas que se han dicho de nosotros que aún no han llegado a nuestros oídos pero que nuestro espíritu sabe que están allí, por eso muchos de ustedes han rehusado morirse cuando debieron haber muerto, por eso muchos de ustedes rehusaron quedarse en el piso cuando aquella crisis golpeó, no eras ni creyente, pero había algo allá adentro que te decía que todavía no se había terminado. Dios te ha mantenido hasta esta hora y podrás decir como Caleb “Jehová me ha hecho vivir hasta este tiempo”. La única razón por la que muchos de los que estamos aquí aún estamos vivos es por lo que Dios había declarado sobre nuestra vida. Pablo, un asesino, que encarcelaba a los creyentes, dijo en un momento, en Gálatas, “porque Dios me escogió desde el vientre de mi madre” porque aún tu vida en el pasado y el pecado no es lo que te define, aquello fue un paréntesis en tu existencia, y cuando tú te conectas a Dios que la razón por la cual todavía estás de pie es porque hay un propósito de Dios contigo que se tiene que cumplir, Dios cumplirá lo que te había prometido, Dios lo va a hacer. Caleb decía, yo esperé por 45 años porque Dios me hizo vivir. No sé cuántos años llevas orando y creyéndole a Dios, que aún ha sufrido en el proceso de su espera, lo que Dios hoy te dice es: “Lo que te dije lo voy a cumplir, es tuyo, es tuyo, se va a cumplir, se va a manifestar, se va a hacer realidad en tu vida”. No dejes de soñar, no dejes de creer, no dejes de ser tú en el proceso, no te conviertas en una copia de nadie, si Dios te dijo que era para ti, será para ti, si Dios te dijo que te lo daría, Dios te lo dará, Dios cumplirá lo que ha prometido. Caleb no se rindió, cada experiencia del desierto la venció exitosamente, en cada etapa que pudo dudar se mantuvo firme creyendo, en cada etapa que tuvo la oportunidad de retroceder se mantuvo caminando al frente, en cada etapa en la que pudo unirse a los críticos, a los que murmuraban siempre dijo en su corazón “Yo escuché que a Moisés se le dio una palabra” y cuando hubo un cambio vino donde Josué le dijo “Yo escuché lo que a Moisés se le dijo y yo quiero ese monte, dame donde están los anaceos, no me la des fácil, porque cuando tenía 40 años estaba fuerte, pero aún cuando tengo 85 también estoy fuerte porque cuando tú estás anclado en una palabra de Dios, la palabra revive hasta tus propios huesos, dame el monte complicado, no me des nada fácil, porque lo fácil no tengo posibilidad de tener a Dios, si me lo vas a dar, dame lo difícil porque he descubierto que por 45 años, Dios lo que promete. Por eso es que el PIDE a los 85 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: