90 Días de Fe: Fe es permanecer en la verdad…en medio de muchas mentiras II parte


En segundo  lugar fe es permanecer en la verdad en medio de la mentira porque LA VERDAD SE CONOCE.

La verdad no es algo escondido. Es algo que puede ser buscado, la verdad puede ser conocida. Les puedo decir que me gusta leer filosofía, sociología, etc. Me ayuda a ensanchar mi mente, pero el problema de los filósofos es que hablan de cosas que no se pueden comprobar y escriben libros para probarlo. Alguien dijo que un filósofo es un hombre ciego buscando en un cuarto oscuro un gato negro que existe. Hay un tipo de filosofía cristiana que es interesante entender. Es aquella que detrás de descubrir el pensamiento de Dios. Pero hay una filosofía vana que niega todo y que es vacía y que nos lleva a las conclusiones de que nada puede ser conocido. Pero al contrario Jesús dice que si se pude conocer la verdad. La palabra “conoceréis” no necesariamente significa entendimiento intelectual. La palabra conocer aquí se refiere “conocimiento íntimo” entre una persona y Dios. La palara conocer aquí es la que se usa para describir la relación íntima entre los esposos.  Adán conoció a su mujer dice Génesis, y es el mismo concepto. “Conocer” no es un simple asentimiento de información. Eso era lo que estos seguidores le decían en este contexto. Nosotros conocemos, nosotros creemos, etc. Y Jesús les dice: “Un momento si ustedes permanecen en mis palabras” será la prueba de que ustedes son verdaderos creyentes. No necesariamente porque haya personas que acepten intelectualmente la verdad han nacido de nuevo. Porque si entiendo correctamente la palabra “conocer” esto involucra compromiso total.  Incluye la mente, el corazón y la voluntad. Es un control total. Lo que hacemos nos controla. Cuando un hombre le gusta emborracharse lo controla el alcohol. Cuando un hombre tiene cosas y lujos excesivos, el dinero lo controla. Muchos se dedican a una mentira, y esa mentira los controla.  Ahora aquí Jesús les dice quiero que se comprometan con la verdad de tal manera que la verdad los controle y así vivan una vida verdadera.  Ahora recuerde usted que mencionamos anteriormente que hay tres dimensiones de esa verdad. Primero está la Palabra de Dios es verdad, luego el Hijo de Dios es verdad, y en tercer lugar El Espíritu de Dios es verdad. ¿Sabe usted porque Dios nos dio la verdad en estas tres ediciones? Porque estas tres ediciones de la verdad responden a  diferentes partes interior del hombre.  Dios me ha dado la verdad en su palabra, porque tengo un libro que necesito estudiar.  Dios me ha dado  a su Hijo como la verdad para que haya una persona a que amar. Dios me ha dado su Espíritu como verdad para que someta mi voluntad, y tenga el poder de hacer la Verdad. Así que mi mente, mi corazón y mi voluntad estén totalmente comprometidos con la verdad de Dios. Tenemos multitud de gente en las iglesias que conocen con su cabeza la verdad, pero no tienen un corazón de amor por Jesucristo, siempre tienen la biblia y los conceptos en la boca porque les encanta argumentar. Pero su conocimiento de la verdad siempre la tiene en la cabeza y toda esa presión de su cabeza intelectual tiene que salir por algún lado y por eso sale por su boca para argumentar. Todo aquel que solo tiene la biblia en la cabeza es adicto a argumentar, esa es su señal. Pero debemos entender que Jesús es la verdad porque esto nos dirige a una persona cuyo corazón de amar la verdad. Cuando los hombres de Emaús caminaban sin rumbo, una vez que Jesús los encuentra ocurre algo que los transforma. Note lo que dice el pasaje en Lucas 24:25 “Oh insensatos” (24:45-46). Es decir duros de cabeza, y luego los dirige hacia Cristo. Una vez que ellos lo logran ver, su corazón es transformado, pues aunque sabían las Escrituras, una reinterpretación de lo que sabían hacia Jesús les haría volver al camino y a la misión que su amado maestro los había enviado.  Así que con mi mente puedo entender la verdad, con mi corazón puedo amar la verdad porque Jesús es una persona que amar. y con mi voluntad puedo hacer la verdad porque el Espíritu me deberá llevar a hacer todo para la gloria del Hijo de Dios. Esto es la esencia de la vida cristiana. La vida cristiana no es dar un asentimiento intelectual a una serie de documentos, la vida cristiana no es un moverse sólo con experiencias emocionales, sino que es todo en conjunto. Con la mente aprendemos la verdad y con el corazón amamos la verdad y con la voluntad vivimos la verdad. Esto es también discipulado. Jesús dijo: “Si permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.” He establecido que existe LA VERDAD. La Palabra de Verdad, el Hijo de Verdad y el Espíritu de Verdad. En segundo lugar que la VERDAD PUEDE SER CONOCIDA.  Pero muchos no la pueden conocer porque en algunas de las tres áreas mencionadas fallan. He conocido cristianos que pueden bosquejar libros, establecer términos, decir de memoria versículos pero su corazón está tan lleno de criticismo, odio, rencor amargura, desprecio  y no tienen amor.  He conocido cristianos que son ignorantes de la palabra de Dios, pero quieren desarrollar un amor emocional y todo es sentir y amar y aquí y allá. Todo es Dios me dijo aquí y Dios me dijo allá. He conocido personas que tienen la Palabra de Dios en su mente, tienen el amor por la verdad en su corazón pero no quieren o no desean hacer la verdad en su vida. Y a veces debo confesarlo lo he hecho yo mismo. Pero debemos entender que la verdad no es algo que solamente debemos aprender sino algo que debemos vivir. Así que la mente, el corazón y la voluntad juntos colectivamente deberán llevarnos a la verdad. Jesús establece que la desobediencia rompe la capacidad de llegar a la verdad. Una cosa importante es que cuando hacemos lo que Dios dice, entonces llegamos a entender lo que Dios dice. Muchos están esperando entender lo que Dios dice para hacerlo, y eso los paraliza para obedecer. Yo no sé usted pero uno de mis más grandes deseos y retos en la vida es crecer en el conocimiento de la verdad. Debe recordar que toda verdad proviene de Dios y toda mentira procede del Diablo. Piense en esto, toda verdad de Dios nos conduce a la libertad, toda mentira del Diablo nos conduce a la esclavitud.  La verdad siempre nos lleva a la victoria, la mentira siempre nos lleva a la derrota. Así que ya lo que se llama LA VERDAD, y esta VERDAD PUEDE SER CONOCIDA. Con la mente podemos disfrutar del conocimiento, con el corazón podemos amar la verdad pero con la voluntad podemos obedecerla, y al obedecerla Jesús dice “seréis libres”. La VERDAD EXISTE, LA VERDAD SE CONOCE.

 En tercer  lugar fe es permanecer en la verdad en medio de la mentira LA VERDAD LIBERA.

Muchas personas usan la libertad como propaganda y lo que hacen es ponerla en esclavitud. Todo hombre de Dios que te pone en esclavitud no es un ministro espiritual. Por otro lado esa libertad también no debe ser confundida con anarquía. La libertad de producir es ordenada. Noten una planta como crecer. Crece por procesos ordenados y no anárquicos.   No es antinomianismo, es decir es estar en contra de la ley.  Es una libertad espiritual. Debemos recordar que Jesús les estaba enseñando esto a los fariseos que estaban bajo la esclavitud de la tradición. Ellos siempre decían: “no hagas esto, no hagas aquello” y eran religiosos y estaban bajo esclavitud. No alegría, no lea esto, no vea aquello.  Cuando su mente está en la palabra de la verdad, cuando su corazón está en el amor a la verdad y cuando su voluntad está en obedecer la verdad, entonces es usted una verdadera persona y libre totalmente. Eso fue lo que Jesús les dijo  a estos creyentes. “Oh está bien creen en mí” pero si permanecen en la Palabra seréis verdaderamente mis discípulos”.  Y conocerán la verdad. Y que pasó? Comenzaron argumentar con la verdad. La verdad no se argumenta se acepta y obedece. La verdad de Dios permanece y continúa a pesar de nuestras argumentaciones. El diablo siempre  desea que vivamos por mentiras. Esas mentiras nos llevan a una vida de esclavitud, y una de las mayores manifestaciones de la esclavitud es a través de la religiosidad, o de la religión. Es por esa razón que los fariseos se sintieron amenazados por la exposición de esta verdad de parte de Jesús. Muchas personas no desean conocer la verdad porque piensan que al hacerla les hará daño y que se perderán de lo mejor de la vida. Pero en realidad Jesús dijo que al contrario los haría libres totalmente. Y las mentiras del Diablo nos prometen que no nos hará daño y al final nos termina esclavizando. Cuando usted conoce, ama y obedece la verdad no querrá comer la basura que el Diablo le ofrece. Ahora qué clase de libertad ofrece Dios. Primero es una libertad del pecado. Satanás es mentiroso y por otro lado también asesino. Una mentira matará su conciencia, su poder y finalmente su vida. Donde hay mentira hay  muerte  pero por otro lado donde quiera que exista la verdad hay vida. Donde quiera que haya una mentira hay esclavitud, donde quiera que haya la verdad hay libertad. Donde quiera que haya mentira hay oscuridad donde quiera que haya verdad hay luz. Eso es lo que Jesús les dice a los fariseos. Si quieren que Dios sea su padre entonces habrá luz y vida si quieren que Satanás sea su padre entonces habrá oscuridad y muerte. Tienen que hacer su decisión. Jesús fue el hombre más libre que existió. Fue libre  a pesar de las circunstancias, fue libre a pesar de las personas, fue libre del pecado incluso. Y él dice si caminas en la verdad, si amas la verdad y te dedicas a la verdad te haré libre. Alguien que viva la libertad como la vivió Jesús será crucificado por alguien. Jesús dice que él es la verdad ¿cómo respondes  a esa verdad? Jesús dice que el es el único camino ¿Cómo respondes a esa verdad? Jesús dice que debes nacer de nuevo ¿cómo respondes a esa verdad? El problema es que de la manera en que respondas a la verdad así será tu destino eterno. La manera en que respondes a la verdad determina tu carácter. La manera en que respondemos a la verdad determina el estilo de vida que llevaremos. Pero como los fariseos no quisieron recibir la verdad que hicieron? Vea lo que dice el vrs. 48: “samaritano y tienes demonio”. Ha notado que las personas cuando no quieren recibir la verdad atacan al expositor de la verdad? Y al final del capítulo tomaron piedras y quisieron matarlo ¿Por qué? Porque ellos creyeron una mentira y el padre de la mentira es Satanás y Satanás es homicida así que al creer al padre de la mentira se terminan pareciendo a él, es decir terminan siendo asesinos. Ahora debe notar lo inclusiva o excluyente que es la verdad. En este pasaje no hay terrenos intermedios. Es la verdad o la mentira, es Jesús o Satanás. Es libertad o esclavitud. ¿Cuál será la respuesta nuestra? No hay verdadera libertad aparte de Jesús. La religión no puede darle libertad, no es lo suficientemente fuerte, la filosofía no puede darle libertad no es lo suficientemente lista para nosotros, el hombre no puede darle libertad no es lo suficientemente grande para eso, sólo Jesucristo puede darle libertad. Dice Juan 8: “Si el Hijo os libertaré”, serán verdaderamente libres. No una libertad falsa sino una verdadera. Para terminar los encomiendo a la palabra que es verdad, los encomiendo al hijo que es la verdad y al Espíritu que es la verdad, y les animo a que seamos gente libre. Una mente que conozca la palabra de verdad, un corazón que ame la palabra de Dios y una voluntad que haga lo que el Espíritu de Dios le ordene y capacite hacer.

Anuncios

Publicado por

enrique60

Actualmente trabajo en la Escuela Panamericana, soy salvadoreño 55 años y soy pastor de la iglesia Comunidad Bíblica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s