El destructor del amor: La envidia


El destructor más común de la amistad no es el enojo, no es la indiferencia y no es la rudeza. Es la envidia. Y hoy miraremos el versículo de la Biblia que dice, “El amor no es envidioso. (1 corintios 13:4)” Es imposible envidiar a alguien y amarle al mismo tiempo. ¿Y qué es la envidia? La envidia es resentir la bondad de Dios hacia otros e ignorar la bondad de Dios hacia mí. Esto es la envidia.  La Biblia nos dice claramente que la envidia está detrás de la mayoría de los pecados. En Santiago 3:16 dice, “Donde hay envidias…encontrarán toda clase de maldad.” Este versículo es tan intrigante que al  buscarlo en la Biblia encontré los  problemas que la envidia puede causar y  hice una lista de la A a la Z. No les voy a dar toda la lista pero déjenme leerles algunos:

Anorexia: personas que se matan de hambre porque envidian a la gente flaca.

Adulterio: personas que envidian a alguien por la persona que está con ellos, y entonces se la roban.

Amargura: se resiente con la gente por cosas que desea que hubiera logrado.

Conflicto, Crítica Chismes: nos exaltamos a nosotros mismos y ponemos por el suelo a otros por la envidia.

Exageración: gente que exagera sus logros por envidia.

Hipocresía: le besamos la mano a los que envidiamos y después hablamos de ellos detrás de sus espaldas.

La Biblia dice que la envidia puede causar el homicidio. El primer homicidio fue el de Caín contra Abel por pura envidia. El primer homicidio.

Inseguridad, Manipulación: nos causa elaborar planes secretos y desear que se haga lo que queremos.

Obsesión: la envidia puede causar que se obsesione con una cosa o un evento.

Quejas: La Biblia dice que la envidia lo puede hacer hambriento por poder, rudo, sarcástico, odioso, tacaño, terco, inclemente, ingrato, cruel y vano. Esta no es una imagen muy bonita. La Biblia dice que la envidia le puede convertir en un adicto a la preocupación y al trabajo. Eclesiastés 4:4 dice, “Me he dado cuenta por qué es que la gente trabaja tan duro para tener éxito. Es porque envidian las cosas que tienen sus vecinos.” La Biblia nos dice en Proverbios 14:30 que la envidia es como un cáncer en los huesos. Se lo comerá vivo. Empieza adentro y lo hace miserable. ¿Vale la pena? No. Nada destruye la amistad más rápido que la envidia. Puede destruir familias con pleitos entre hermanos. Puede destruir negocios. Puede destruir vecindarios. Puede causar aún que naciones hagan guerra unas contra otras. Solo por envidia. Este es un pecado muy destructivo. Si es tan destructiva, ¿cómo la saco de mi vida de la raíz? Porque vivimos en una sociedad que está llena de envidia. El capitalismo está basado en la idea que dice “Quiero lo que tienes; quiero más y lo tengo que tener.” ¿Entonces como la sacamos de nuestras vidas? Hay veces que uno aprende qué hacer observando qué no hacer. En la parábola de los obreros de la viña en Mateo 20, Jesús nos cuenta la historia de unas personas que lo hicieron todo mal. Se hacen muy envidiosos. Un granjero contrata cinco grupos de obreros. Contrata al primer grupo al amanecer. Ese día sale cuatro veces y contrata a cuatro grupos más. Al primer grupo le dice que les pagará un dólar por día, el cual era el sueldo básico en ese tiempo. A los otros hombres solo les dice que les pagará lo que sea justo y ni siquiera acuerdan el salario. Estos están confiando solamente en que sea justo y en que sea generoso. Cuando el día acaba, decide pagarles en reversa. Él pensó,” Le voy a pagar a todos la misma cantidad”. No le pagó a los que habían trabajado todo el día menos de lo que había acordado. Recibieron exactamente lo acordado,  un dólar al día. Lo que los enojó fue que los otros obreros que no trabajaron todo el día recibieron lo que no se merecían. Entonces se llenaron de envidia. De esta historia aprendemos los cinco antídotos de la envidia.

About these ads

3 pensamientos en “El destructor del amor: La envidia

  1. Dios lo bendiga y le siga dando esa sabiduria para seguir escribiendo esto. La verda este mensaje lo recibio mi hija de 19 anos y ella me lo envio a mi. En el libro de Proverbios 4, nos habla d ense;ar la sabiduria a los jovenes y a toda la gente y sobre esto estabamos conversando con mi hija. Dios nos confirma atraves de Usted q aun sigue habalndo al mundo a pesar tanta maldad. Tenga animo, esta respaldado Ud. por Dios.

    • Muchas gracias por sus palabras, a veces uno se pregunta que tanto impacto hace esto que escribo y uno tiende a desanimarse, pero sus comentarios me animan a seguir escribiendo. Bendiciones. Romeo Guevara Autor del blog

  2. Éste definitivamente es un artìculo aleccionador, no solo para los que tienen o practican la envidia, sino para los que sufrimos de la envidia de los demàs. Desde que tengo memoria ha sucedido asì, hoy lo ùnico que sè es que Dios nos ha cubierto de gracia y favor y lo ùnico que nos mantiene a flote es Su amor, aunque es durìsimo vivirlo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s