La adoración profunda II parte


I.                    En segundo lugar podemos ver EL SOMETIMIENTO EN LA ADORACIÓN PROFUNDA (22:5b)

El pasaje continúa diciendo: “Dijo Abraham a sus siervos esperad aquí con el asno”. En el sometimiento a la adoración profunda debemos lidiar con la autoridad de esa adoración y pelear contra los distractores de esa adoración. Abraham está bien enfocado a quién adora, con que lo adora y a donde lo adora. El concentrarse en otras cosas lo desubicaría de lo importante y trascendente y de lo intrascendente. ¿A qué o a quién nos sometemos cuando queremos profundizar más en nuestra adoración?. Veamos cuáles serían las presiones que detendrían a Abraham para no adorar de esta forma.

    • A.     La presión de la ascendencia

 

Pensemos por un momento en Sara. ¿Qué cree que hubiera pasado si Abraham le dice a Sara lo que va  a hacer? ¿Cree usted que Sara hubiera estado de acuerdo? ¡Por supuesto que no! Sin embargo Abraham estaba bien enfocado en la instrucción de Dios, por lo tanto su deseo de agradar a Dios era superior al deseo de Sara. Piense en Isaac, ¿cree usted que si Abraham le decía a Isaac lo que Dios le había dicho, el muchacho con mucho gusto hubiera ido? ¡Lo dudo grandemente ¡ Sin embargo a pesar de esto, Abraham sigue en su proceso de profundizar con Dios. En mi caminar por la iglesia del Señor, me he encontrado muchas veces este hábito. Muchos creyentes de tercera y cuarta generación que no hacen lo que Dios quiere, simplemente porque quieren más a sus padres y sus tradiciones, sobre todo el ámbito espiritual. Están tan deseosos de agradar a sus familiares que desagradan a Dios. Confunden obediencia y amor a la familia con desobediencia a Dios.

B.      La presión de su creencia

Es impresionante observar que lo que Dios está sugiriendo es que haga un sacrificio humano. ¡Un momento! ¿En donde he visto esta práctica? ¡En el mundo pagano! ¡En la idolatría cananea? ¿Entonces? ¿Dios le sugiere a Abraham que adore como adoran los paganos? Pareciera ser que Abraham le hubiera dicho que su creencia hebrea rechazaba semejante práctica. Es obvio que tal adoración mundana contradecía la adoración a Yahweh. Sin embargo no encontramos en ningún momento que Abraham discuta con esta práctica. Si venía de Dios, era suficiente. ¿Implica esto que debemos usar prácticas mundanas para adorar? El punto va más allá de eso. El punto aquí es que las metodologías son inoperantes ante una nueva dirección de Dios. Es decir debemos estar listos a no aferrarnos a una metodología confundiendo que esa es la única opción de adoración que tenemos. El texto lo que nos enseña que no debemos someter nuestra adoración profunda a un solo estilo, ya que Dios es infinitamente creativo y tiene instrucciones que nos meterán en problemas serios. Pero es allí donde el está probando si son mis gustos  o mi obediencia a Dios lo prioritario.

  • C.      La presión de su experiencia

 

Muchos entienden que una profundidad en la adoración con Dios, será una experiencia bonita, fogosa y placentera. En el caso de Abraham su experiencia no es ni agradable, placentera ni nada por el estilo. El pudo haber dicho adorar así no me gusta. Por lo tanto si no me gusta, entonces no lo hago. La adoración profunda nos lleva al reto de renuncia y de adorar como Dios quiere y no como me gusta.

  • D.     La presión de su audiencia

 

Me parece interesante que al llegar el momento de la adoración, Abraham lleva dos tipos de personas con él. El primero es su hijo Isaac. Pero los segundos son sus siervos. Cuando llega el momento de profundizar con Dios, ¿Qué hace? Se separa de ellos. ¿Por qué hizo eso? Pienso que Abraham entendió que ellos no entenderían su deseo de adorar a Dios. Así que lo mejor es desprenderse de la audiencia que podría entorpecer la verdadera adoración. Supónganse que Abraham lleva a los siervos al momento del encuentro de Dios. Ellos lo ven y se dan cuenta que está a punto de matar a su hijo ¿se hubieran metido para detener el sacrificio? ¡Por supuesto que sí! Entonces ¿cómo lo evita Abraham? Simplemente se aparta, no los toma en cuenta. No será más un adorador para una audiencia que no entiende su experiencia con Dios.

 Así que para Abraham ni la presión de su ascendencia, ni de su creencia, ni de su experiencia, ni de su audiencia lo alejará de adorar a Dios más profundamente. ¿Qué le hará adorar a Dios más profundamente? ¡Su obediencia!

  • II.                  En tercer lugar está el SOSTENIMIENTO DE LA ADORACIÓN PROFUNDA (22:c)

 

Abraham dice: “Y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos y volveremos a vosotros”

¿Cómo se sostiene uno con una experiencia de adoración profunda? ¿Cómo pudo hacer Abraham para adorar de esa forma?

Bueno el texto nos da varios indicadores.

  • A.     Se sostuvo por medio del amor a Dios

 

Es obvio que al decir “Yo y  el muchacho” implica un vínculo de amor y unidad. Aunque Abraham no le ha dicho, el asume que en realidad su hijo le acompañará. Es un padre y una generación mayor que le está enseñando a la siguiente generación lo importante y hermoso de adorar a Dios profundamente.  Para Abraham era importante vivir enfrente de su hijo lo que se es capaz de hacer por amor a Dios. Si no somos capaces de transmitir a esta nueva generación ese  amor por Dios estamos perdidos. No es amor por mi iglesia, por mi doctrina, por mis ritos, por mis símbolos. Es por amor a un Dios grande el cuál es el centro de toda nuestra adoración.

 

  • B.      Se sostuvo por medio del mover de Dios

 

Hay otra cosa en este pedido que debemos notar.   Dios le manda a Abraham a hacer este sacrificio en la “tierra de Moriah“.  Abraham estaba viviendo en este momento al sur de Judá (vivía con Abimelec, quien era el rey de Gerar – Génesis 20:2).   No sabemos exactamente donde quedaba la tierra de Moriah, pero 2 Crónicas 3:1 indica que Jerusalén fue construida sobre el monte de Moriah.  Eso quiere decir  que Abraham tenía que hacer un viaje largo, hasta aquel sitio en Jerusalén.    Sería un viaje de TRES días (v.4).  ¿Qué sentimientos y pensamientos habrán embargado su alma durante ese lapso de tiempo?  Tuvo suficiente tiempo para  pensar y volver atrás, pero siguió su camino. El sabía que se dirigía al lugar donde Dios se movería y encontraría la bendición. Esos tres días de viaje son los que generan la convicción de si  estamos o no en una adoración de profundidad.

  • C.      Se sostuvo por medio de la fe en Dios

 

Cuando Dios  llamó a Abraham  de Ur de los Caldeos, Abraham no obedeció inmediatamente.   En vez de salir enseguida para la tierra de Canaán, Abraham permaneció varios años en Harán (Génesis 12:1,4).    Pero en su andar con Dios, Abraham aprendió que era mejor obedecer a Dios INMEDIATAMENTE.   Esto vemos, por ejemplo, en Génesis 17:23.  A pesar de lo difícil del mandato, Abraham obedece inmediatamente (v.3).  No titubea para obedecer a Dios; SOLAMENTE LO HACE.    Esto nos enseña que si postergamos nuestra obediencia, nunca obedeceremos.  Ya hemos visto que Abraham tuvo que hacer un viaje largo.   Tuvo tres días (v.4) para desanimarse, y tal vez decidir no obedecer a Dios.   Pero Abraham perseveró en su obediencia, a pesar que le costaba mucho.   Perseveró durante los tres días de viaje; perseveró cuando ataba a Isaac (v.9); perseveró hasta elevar el cuchillo para degollar a su hijo (v.10).  Si la obediencia es circunstancial o por emoción,  durará poco tiempo. Pero si es por convicción perseverará, a lo largo de los años. Dios prometió a Abraham una descendencia muy numerosa, a través de Isaac; si él moría entonces no se podría llevar a cabo lo prometido. Pero Abraham no pierde su fe en Dios (ver Hebreos 11:17-19).  Él tenía la confianza que Dios no iba a permitir que la muerte de Isaac sea el fin de la historia.   Notemos las palabras de Abraham en Génesis 22:5. Estoy seguro que el corazón de Abraham se quebrantó varias veces durante esos tres días de viaje.   Un momento muy conmovedor fue cuando Isaac preguntó por el cordero en v.7-8.    Habrá sido difícil también cuando Abraham tuvo que atar a Isaac (v.9) para ponerlo sobre la leña.   No sabemos si Isaac dijo algo; pero sus ojos habrán cuestionado lo que su padre estaba haciendo, y esto le habrá partido el corazón de Abraham.  Es fácil obedecer cuando es algo que queremos hacer; pero la mejor obediencia es aquella que demanda un costo. Lo que Abraham estaba diciendo realmente es que iría a sacrificar junto con Isaac.  La adoración es un sacrificio a Dios donde se le ofrenda lo más valioso.  Ahí es que está el sacrificio, en que se está dando lo más que uno ama, lo más que uno guarda, pero la recompensa de Dios sobre la ofrenda de adoración que se da es incomparable con lo que ofrendamos. Se ha dicho que en la adoración no se sufre, sino que se da sin dolor alguno. Esta afirmación no es cierta. En la adoración hay dolor, hay sufrimiento, la adrenalina sube, el corazón palpita en forma más acelerada, pero la clave para la adoración es que es un acto de fe.  La experiencia de la adoración hace que traigamos a Dios a los que no lo conocen. A muchas personas le han enseñado que la adoración enajena a los creyentes de la realidad diaria que se vive, pero la adoración hace todo lo contrario, esta trae a Dios cerca del ser humano. El acto mayor de adoración fue el sacrificio de Cristo en la cruz y este se hizo con el propósito de acercar al hombre con Dios, no para alejarlo. Dios busca adoradores que le ofrenden de lo mejor.

Así que hemos visto esa adoración profunda de parte de Abraham. Es un ejemplo de lo que es acercarse y adorar a Dios con todo su corazón y con todas sus fuerzas. Tengo la esperanza que Dios un día no muy lejano levantará una generación de adoradores como Abraham. ¡ojalá que algún día yo sea uno de ellos!

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s