Tres requisitos para levantar una iglesia que impacta


Durante la segunda guerra mundial había una unidad de comandos cuyo lema era: Lo difícil lo haremos inmediatamente, lo imposible tomará un poquito más de tiempo. Esto refleja un modelo de trabajo. Creo que el apóstol Pablo tendría este lema cuando hacía su trabajo. Pablo diría: Lo difícil lo haremos inmediatamente y lo imposible tomará un poquito más de tiempo. Porque Pablo nunca fue a un lugar fácil. En el ministerio de Dios nunca hay lugares fáciles. Pablo llegó  a la ciudad de Éfeso, en donde había una mezcla de inmoralidad, idolatría y adoración en el templo de Diana de los Efesios. Y para hacerlo más interesante se quedó tres años en esa ciudad. Éfeso no es una ciudad a la que se regresa muy a menudo. Pablo investiga la ciudad, que está llena de inmoralidad, de paganismo y materialismo. Pero Pablo quiere establecer allí una iglesia. No es el “mejor lugar” para abrir la obra, pero Pablo de una forma interesante no sólo abre una iglesia sino que hasta un seminario. He allí una obra de Dios en medio de la inmoralidad. He aquí una ciudad rendida a la superstición, a la lujuria y lujo. Siete años después cuando escribe una carta a esta iglesia, es un documento muy profundo que cualquier otra. Pero cuando Pablo llegó allí no había mucha madera para construir una obra de Dios. Ahora al ver la narración Lucas se enfoca en tres grupos bastante singulares, primero habla de 12 discípulos de Juan el Bautista que no habían experimentado el Espíritu Santo. Luego se enfoca en un grupo de 7 exorcistas que tuvieron problemas con un endemoniado y finalmente se enfoca con un grupo de creyentes que todavía tenían pecados ocultos y rompen con ellos.  Ahora este recurso humano no es el mejor material para construir una iglesia. Sin embargo Pablo logra que ellos puedan levantar una profunda y vigorosa iglesia. ¿Cómo fue posible eso? Bueno se debía a que la mayor preocupación de Pablo era construir una iglesia, no levantar una muchedumbre, no levantar una denominación, no entretener. Y en orden de construir una iglesia necesitas tener el mejor material. Al final de los tres años todo el distrito de Asia, oyeron la palabra (vrs. 10). Es interesante que diga en “toda Asia”. Sin teléfono, sin computadora, sin todos los medios informáticos de esta generación y Pablo logra que todo el sector de Asia oiga la Palabra de Dios.  Una vez más se plantea la pregunta ¿Cómo se logra eso? Para que esto suceda se necesita las personas correctas. Pablo nunca edificó él sólo, lo hizo a través de las personas correctas. Y nosotros tenemos las mismas circunstancias que Pablo y podemos hacerlo. Lo hizo por medio de personas que tenían las características espirituales correctas. ¿Cuáles deben ser las características espirituales de la gente que debemos usar para alcanzar al mundo y compartir el evangelio de Jesucristo? ¿Cómo nos convertimos en instrumentos de bendición para nuestra comunidad? Creo que este pasaje nos demuestra tres grandes características que usted y yo o los miembros de su iglesia deberían tener.

Número uno, debemos SER PERSONAS QUE NOS MOVEMOS EN LA DIMENSIÓN DEL ESPIRITU SANTO. (19:1-8)

Cuando Pablo llegó a Éfeso encontró ciertos discípulos. Note que Dios lo guió a encontrar a personas que de alguna manera ya habían tenido alguna experiencia espiritual. Es curioso que hubieran tenido una excelente enseñanza, un excelente líder y un gran impacto en su tiempo, pero a pesar de ser discípulos algo faltaba. Pablo de alguna manera nota que en su vida espiritual les falta algo. Así que en el vrs. 2 Pablo comienza a hacer su diagnóstico para que pueda usar este grupo de creyentes. Ordinariamente en el libro de los Hechos, las palabras discípulos son para creyentes. Pablo les dice: “¿recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Con esta pregunta infinidades de tendencias e interpretaciones se han generado. Interminables discusiones, parten de esta pregunta. Conceptos denominacionales se han desarrollado al mal entender esta pregunta. No ha dicho, que recibieron una segunda bendición. El texto “cuando creísteis” es un verbo que habla de una acción completa, lo mismo recibisteis”. Así que debemos entender que la evidencia de una persona que ha nacido de nuevo es la presencia del Espíritu Santo en su vida. Romanos dice que el que no tiene el Espíritu no es de Dios. Nosotros nos damos cuenta que cuando una persona realmente tiene a Jesucristo inmediatamente sentimos la dimensión del Espíritu Santo en su vida. Pablo detecta que algo les falta. Pablo no les dice “¿hicieron milagros cuando creyeron?” ¿Hablaron en lenguas cuando creyeron? No simplemente les dice si “tienen al Espíritu Santo cuando creyeron”. Es obvio que no tenían un nuevo nacimiento en sus vidas. Y ellos dijeron: “ni siquiera sabemos que existe tal Espíritu”. Sin embargo Juan sí había hablado del Espíritu Santo (Mateo 3:11). Así que de alguna forma habían incluso perdido el mensaje original de Juan. Vivían en lado equivocado de Pentecostés. Ahora Pablo asume que se habían bautizado. Quizás estos eran discípulos de Apolos. Sin embargo podemos ver que hay un rebautizar (v.5). ¿Por qué hace esto? Era necesario hacerlo por lo limitado que era su enseñanza del bautismo de Juan. Inmediatamente después Pablo pasa a imponer manos y ellos tienen una experiencia espiritual. Hablan en lenguas y profetizan. Quiere decir que esto es el resultado de este grupo. Pero hay que hacer una mención aquí. El texto se refiere a los doce. No es a toda la comunidad de Éfeso. Nunca hay una alusión a una recepción posterior a creer. Es limitado. Es obvia también la necesidad de un apóstol para ejercer este tipo de experiencia. Por eso es importante saber diferenciar del movimiento apostólico contemporáneo del bíblico.  Pero este no es el punto de discusión. El punto de énfasis aquí es que para poder ser una persona que impacta mi alrededor debo estar VIVO EN EL ESPÍRITU SANTO.  ¿Cuáles son las manifestaciones de esa dimensión del Espíritu Santo?

  1. Discernimiento   (Pablo supo que algo faltaba)
  2. Capacidad Escritural (Pablo orientó con el plan completo)
  3. Convicción eclesial (Se volvieron a bautizar en el nombre de Jesús)
  4. Habilidad sobrenatural (Manifestación de los dones del Espíritu Santo)
  5. Evangelización (Pablo permanece por dos años en Éfeso y alcanza toda Asia)

Es curioso que esta es la última vez que se menciona el hablar en lenguas en el libro de los Hechos.

Hasta que la gente no esté viva en el Espíritu Santo no se puede construir una iglesia. No se puede construir una iglesia sino han nacido de nuevo. ¿Cuándo usted se levante en la mañana le pide al Espíritu Santo para que lo dirija? ¿Sabe usted que cuando Pablo escribió la carta a los efesios, el habla una y otra vez del Espíritu Santo. Lo menciona 12 veces en esa carta. Y me parece interesante que una de las partes más importantes de esta epístola aparece en Efesios 1:13 allí dice: “Y ahora ustedes, los gentiles,[a] también han oído la verdad, la Buena Noticia de que Dios los salva. Además, cuando creyeron en Cristo, Dios los identificó como suyos[b] al darles el Espíritu Santo, el cual había prometido tiempo atrás. (NTV). Note que a la altura del momento cuando Pablo escribe esta carta ya había cambiado la forma de recibir el Espíritu Santo. Así que la situación con los discípulos de Juan en Hechos 19 fue extemporánea. No podemos levantar una doctrina sobre ese versículo de segunda bendición y de obligatoriedad de lenguas como una manifestación de ser bautizados en el Espíritu Santo.

Número  dos, DEBEMOS SER HOMBRES DE FE EN EL NOMBRE DE JESUS (19:13-17)

En el libro de los Hechos encontramos, una y otra vez el término “en el nombre de Jesús” como la autoridad para vencer, para sanar, para pedir, para salvar. Debemos entender que esta palabra y todo lo que hacemos lo hacemos en el poder de Jesús.  La iglesia de los Hechos tenía preocupación en hacer las cosas en el nombre de Jesús. Pero muchas personas hoy usan el nombre de Jesús como estos hijos de Esceva como una fórmula mágica o una experiencia de segunda mano. Pero la Palabra de Dios nos dice que a menos tengamos fe en el nombre de Jesús no lograremos hacer mayor impacto en nuestro mundo. Cuando vemos varias experiencias de los discípulos en Hechos 3 y 4 allí hay una defensa y preocupación de ejercer la autoridad en el nombre de Jesús. (Hechos 3:6; Hechos 4:7; 4:10; 4:17-18; 4:30). Y una vez más no haremos impacto en nuestra vida sino tenemos fe en el nombre de Jesús. Para muchas personas poner el nombre de Jesús es como añadir una etiqueta sin sentido. Pero muchos están más preocupados más por el nombre de una iglesia, o de una persona o de una denominación. Pero lo que nos importa es el nombre de Jesús. Esto nos lleva a una dimensión espiritual de fe. Un hombre de Dios dijo una vez: Si usted puede explicar lo que está pasando en su ministerio, es muy probable que no lo esté haciendo Dios” Lo importante es que la gente conozca el nombre de Jesús. Dios bendice a una iglesia en su forma de orar porque toma el nombre de Jesús como su autoridad y entra en la presencia del trono de Dios y pide lo que tiene que pedir.

Número tres, DEBEMOS SER HOMBRES QUE BATALLAMOS CONTRA LO OCULTO. (19:14-20)

Aquí se presentan dos dimensiones espirituales de maldad. Primero en el mundo no cristiano. Podemos ver la manifestación visible de la maldad, con el ejemplo de los hijos de Esceva. Esta es una realidad espiritual batallamos contra espíritus malos. Hay una lucha a muerte. El enemigo nos conoce y sabe quién es Jesús. (15). Pero hay una dimensión un poco más sutil que no es  visible y que se da entre los creyentes. Note que dice que los que había creído traían libros de magia. Este problema es más difícil de diagnosticar, pero debemos entender que Dios no nos puede usar para tener un impacto en nuestro alrededor sino renunciamos a lo oculto. Los verbos están en imperfecto que habla de continuidad. La palabra “hechos” se puede traducir prácticas. Estaban diciendo que estaban renunciando a sus pecados ocultos. Hay dos tipos de renuncias aquí. La primera es una afirmación y claridad de lo que hacían en tinieblas y segundo una ruptura a lo que los unía en las tinieblas. Por eso el segundo grupo trae libros de magia y los quema. Ahora pueden ustedes notar lo mucho que gastamos en el pecado. 50,000 piezas de plata. ¿Cuánto equivale ahora ese dinero? Una buena cantidad serían como unos 10,000 dólares. Cuando el Espíritu Santo actúa y sopla, entonces la obra no sólo es externa sino interna. Cuanto estamos acostumbrados a la rutina. Cuando el Espíritu Santo actúa, entonces hay un cambio radical en nuestras vidas. El avivamiento no es de técnicas, o sermones ni hombres en los púlpitos sino cuando la casa de Dios se limpia y va a sus estantes y quema todo lo que deshonra a Dios. ¿Todo tenemos hoy en nuestra era que tenía Pablo tenía. Pero porque no zarandeamos al mundo igual que Pablo? Lo que pasamos es que rechazamos la obra del Espíritu Santo  e ignoramos el nombre de Jesús. No hay nombre tan grande como el de Jesús. Y también cultivamos el pecado, lo consentimos, lo compartirnos y entonces Dios no hace nada.

¿Queremos un avivamiento en nuestra ciudad y nuestra iglesia? Creo que la mejor forma de hacerlo es lo que aquel hombre de Dios le dijo a un feligrés que le dijo: “Quiero un avivamiento para mi iglesia, que puedo hacer”. El hombre de Dios de una manera muy amorosa le dijo: “vaya a su casa y dibuje un círculo alrededor suyo y comience a clamar a Dios que envíe un avivamiento a todo lo que está dentro de ese círculo.

Para poder impactar entonces debemos ser vivos en la presencia del Espíritu Santo, ser fuertes en el nombre de Jesús y finalmente ser limpios ante los ojos de Dios y de los hombres. Si hacemos esto Dios sacudirá nuestras iglesias y transformará todo lo que nos rodea. ¡Bendiciones!

About these ads

4 pensamientos en “Tres requisitos para levantar una iglesia que impacta

  1. Que buenisimo. Mira Romeo qu Dios te siga dando sabidurìa.
    Està excelente para compartirlo en las iglesias.

    Adelante mi hermano

  2. La verdad que es edificante y es una gran ayuda para crecer espiritualmente nos incita seguir buscando de DIOS y su voluntad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s