La predicación de Jeremías: Un mensaje que molesta


Un pastor muy conocido por su programa de radio les pidió a las personas que están en su lista de correspondencia que escribieran y dijeran algo sobre su iglesia. En otras palabras, si su iglesia es una iglesia buena, háblenos de ella – o, si su iglesia está pasando por un tiempo difícil, díganos por qué. Solicitó que no nombraran la iglesia o el pastor y que la información fuera dada sin chisme, rencor o raíz de amargura. Simplemente deseaba tomar el pulso espiritual de las iglesias en América. Miles de cartas llegaron de todos los Estados Unidos y Canadá y Latinoamérica y por varios días leyeron las cartas. El dice lo siguiente: “El escuchar el clamor del corazón de tantos cristianos ha sido de ayuda y a la vez deprimente – ¡instructivo y a la vez sorprendente! Gracias a Dios por todos los reportes brillantes de iglesias y pastores. Una respuesta típica (reflejada en una de cada seis o siete cartas) dice: “Todo está bien en nuestra iglesia. Nuestro pastor es un verdadero hombre de Dios que no teme predicar la Palabra. Es amoroso y valeroso. Nuestros ingresos han aumentado y estamos creciendo. La alabanza es edificante. ¡Casi no podemos esperar por el próximo servicio!” Pero la abrumadora mayoría de las cartas recibidas eran de personas que están heridas espiritualmente. Escribieron cartas desgarradoras acerca de la mortandad de su iglesia. Casi sin fallar, comenzaban: “Amamos a nuestro pastor, pero…” Continuaban diciendo: “Nuestra iglesia es aburrida. ¡Muchas personas duermen durante la predicación! El pastor tiene temor de ofender a alguien y casi nunca predica algo negativo… “Estamos muriendo espiritualmente y no podemos encontrar una iglesia mejor. ¡Añoramos ver un derramamiento del Espíritu Santo – escuchar a una palabra de convicción, una palabra conmovedora del cielo! El pastor sigue predicando: “Amor, amor, amor” pero nos estamos “amando” hasta el enfriamiento espiritual!” Pero también pastores escribieron: “¡Necesitamos aliento!” La carga de trabajo es abrumadora. ¡Nuestra gente dice que desea escuchar la verdad, que desean reprobación y exposición del pecado, pero cuando el Espíritu se mueve en mí y los reprocho, entonces se van de la congregación!” Un pastor dijo: “Me han despedido de tres iglesias en los últimos dos años. ¡Las personas me decían que querían que yo predicara sin temor pero cuando lo hacía (y lo hacía en amor) rehusaban escuchar! Al leer esto me pregunto si hay alguien que todavía desea escuchar la verdad en este mundo y en nuestro continente? Será posible que haya Palabra de Jehová en nuestros púlpitos hoy? O ¿estamos enseñando otra cosa? Al pensar en esto, una vez más quiero ver el modelo de Jeremías. Y déjeme decirle que ¡Jeremías fue mordaz en sus reprimendas contra ciertos pastores! Ahora bien, creo que Dios tiene un ejército de pastores piadosos hoy, pero el profeta Jeremías emitió esta reprimenda a los asalariados: “¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño! Dice Jehová.” (Jeremías. 23:1) “Porque tanto el profeta como el sacerdote son impíos; aun en mi casa halle su maldad, dice Jehová.” (Verso 11). Jeremías llamo a estos hombres “profetas de Sodoma” – y enumeró las clases de maldades que vio en ellos: 1. La primera en la lista es adulterio – pastores con ojos llenos de lujuria. Ellos son sensuales, carnales con ojos errantes. 2. Caminan en la mentira – la verdad no está en ellos, solo contaban historias que el rey o la gente quería escuchar. . 3. Fortalecen a los malhechores en sus caminos de maldad. ¡No exponen el pecado de sus miembros prominentes, porque arriesgan sus ingresos en diezmos! Y se arriesgan a perder su provisión ene el ministerio 4. Hablan de visiones que no son de Dios – más bien, hablan de visiones carnales diseñadas para levantar sus propios egos y reputaciones. 5. Promueven sueños personales diciendo:”Dios ha dicho” cuando Dios no ha dicho. 6. Usan ligerezas (bromas) en el púlpito – no humor sano, cuando sea apropiado, sino chistes frívolos y vulgares. 7. Toman mensajes prestados de otros – no tienen una palabra de Dios de ellos mismos. 8. Y, lo peor de todo, tienen un mensaje que le sirve sólo a ellos. Jeremías dijo de ellos: “No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan: os alimentan con vanas esperanzas; hablan visión de su propio corazón, no de la boca de Jehová. Dicen atrevidamente a los que me irritan: Jehová dijo: Paz tendréis y a cualquiera que anda tras la obstinación de su corazón dicen: No vendrá mal sobre vosotros.” (Jeremías 23:16-17) Estimado lector , puedes escuchar este mensaje hoy en los púlpitos por toda América. “¡No tengan miedo – América será bendecida otra vez! Vamos a ser prosperados, todo va a estar bien. ¡Estamos muy bien! América siempre va a ser especial para Dios…” Pero la triste verdad es que muchos de los que predican este mensaje suave han perdido la autoridad de Dios. Dios ya no les habla – ¡porque están viviendo en pecado! ¡Muchos pastores, evangelistas y maestros no tienen derecho a pararse en un púlpito porque están inmundos! Sus ojos y mentes están encendidos con la desnudez y toda clase de fornicación. Pero Jeremías también habló de otro tipo de pastor: ¡“Sus siervos, los profetas! ”Estos eran hombres de oración llenos de la verdad y el Espíritu Santo. Eran verdaderos pastores; santos, sin mancha, fervientes siervos que fueron “enviados… levantándose temprano.” (Jeremías 23:4) La Biblia dice que estos hombres de Dios “han estado en el secreto de Jehová” (verso 18). La palabra “estado” quiere decir, en otras palabras, ¡tuvieron un intercambio o comunión con el Padre celestial! Una y otra vez en la Biblia, encontrarás esta característica en cada hombre de Dios. Elías estuvo delante de Acab y le dijo: “He venido a ti, rey, porque he estado en la presencia de Jehová Dios de Israel.” (1 Reyes 17:1) “¿Quién estuvo atento a su palabra y la oyó?” (Jeremías 23:18) ¡Los profetas oyeron consejo de Dios y lo entendieron y lo predicaron! Dios dice que este tipo de siervos “causan que mi pueblo oiga mis palabras… (Haciéndolos volver) de su mal camino y de lo malo de sus obras.” (23:22) ¡Ellos no temen exponer el pecado en la casa de Dios, no importa quien sea convicto!

About these ads

10 comentarios en “La predicación de Jeremías: Un mensaje que molesta

  1. No hay que sorprenderse que gentes se vayan cuando se dice la verdad. Cuando Jesús enfrentó a sus discípulos con la verdad, la mayoría tambien lo dejaron. Y a los doce el mismo Jesús les dijo: ¿y ustedes quieren irse tambien? No hay que tener miedo, si unos se van, dejan lugar para los que Dios traerá al verdadero arrepentimiento. Las iglesias de hoy están como están por la abundancia de predicaciones “lait”.

    • Bendiciones,

      Que triste es saber que en las mayorias de las congregaciones, quieren escuchar Prosperidad y benciciones. Que triste es saber que son muy pocos, los que se atreven hablar con la verdad. Y la verdad no se por que muchos pastores no se atreven a denunciar el pecado y prefieren callarse y voltiar la cara. Que triste !!!

  2. Es increible como la iglesia a nivel mundial se a secularizado de tal forma que no ella quien influensia al mundo sino que el mundo influye en la iglesia y en su que hacer diario. Los pastores temen a denunciar el pecado por miedo a perder el sostenimiento de sus familias, olvidando que es Dios quien los llamo y por lo tanto es el quien los sostendra. Por otro lado estan aquellos pastores que solo cargan a la iglesia con exigencias y reglas para servir que los hacen sentirse frustrados por no dar la talla que el pastor y no Dios exigen. La congregación a olvidado que estamos para sostener a los pastores y ellos para enseñarnos, Aun cuando esa enseñanza implique no sentirnos comodos y comodas porque seguramente Dios esta limpiando nuestras vidas con su Palabra. Dios nos ayude a ser responsables y actuar conforme a la voluntad de Dios y no conforme a la nuestra.

  3. Ya escribía hace tiempo atrás Enrique Rojas (escritor secular) en una especie de cuasi-percepión espiritual- “El Hombre Light” sobre la clase de homo sapiens que se estaría generando la sociedad actual y, ante lo cual, ya el apóstol Pablo le recuerda a Timoteo acerca de la clase de individuos que estarian poblando la Tierra desde entonces hasta esta era posmoderna (leer 2Tim 3:1-5) y de cómo todo el montaje o andamiaje (aparatosidad socio-cultural) como medio ambiente, condicionaría las ideas, costumbres y conducta de las personas -aun a las de las iglesias cristianas!!!- pues, hoy día, esa frase usada en el contexto del marketing –”la demanda del mercado determina y condiciona la clase y calidad del producto” — se está volviendo sine qua non hoy en las iglesias “de cristal” (todo delicado y suave, todo amor, bendicion, paz, éxito y prosperidad) porque Dios te tiene “un llamado al éxito” y “no hay que predicar mensajes como las de Jeremías, porque esos molestan “y la gente puede marcharse dejando los templos vacíos”….duele y hasta huelga decirlo, pero, a la verdad, este marketing ya se instaló en los púlpitos….
    ¡¡¡qué lástima la partida de hombres de la talla de David Wilkerson!!!

    • Lo importante en cada congregación es de que la palabra sea entregada sin cambiar su contenido. Al pecado hay que llamarlo por su nombre pero recordemos que para exortar en una iglesia no se hace solamente a base de palabras fuertes por que hay predicadores que dicen y hacen de la iglesia su hacienda y quieren hacer de cada oveja una copia identica del pastor. Recuerden pastores que a nosotros se nos entrega una ofrenda para que nos dediquemos a las cosas del señor pero los hermanos deben dedicarce a DIOS y a sus actividades.
      El señor Jesús la mayor parte del tiempo exorto con amor y la enseñanza sabia del maestro tuvo acogida por su amor, cuando recibe mejor el consejo tu hijo? cuando lo insultas, lo agredes o cuando lo enseñas con amor?
      Jeremías habló así no por que el lo quiso sino porque la gente, el rey y la clase religiosa no quiso escuchar

  4. MI NOMBRE ES ALEIDA DIAZ TELEFO 02617624386 ,SOY DE VENEZUELA
    DEJEME DECIRLE QUE ESTOY DE ACUERDO CON ESTE MENSAJE , HAY HERMANOS QUE LO QUE LEGUSTAN ES DARSE LA GLORIA ELLOS MISMO PERO ESTAN ERRADO POR QUE LA GLORIA Y LA HONRRA ES DE PAPA
    LO QUE LEGUSTAN QUE LEDIGAN EL SR, TE VA A LLEVAR A LAS NACIONES
    PERO NI SIQUIERA LE PREDICAN AL VECINO , EN AQUEL DIA EL SR. LE VA A PEDIR CUENTA POR CADA ALMA QUE PASARON POR SU LADO Y NI SI QUIERE
    LE DABAN UNA SONRISA ,Y LE DECIAN DIOS TE BENDIGA, ENTOCES PARA QUE EL SR, NOS LLAMO DE LAS TINIEBLA A LA LUZ PARA LLEVAR LA BUENAS NUEVA DE SALVACION QUE ES SU PRECIOSA Y HERMOSA PALABRA, QUE ES VIVA Y EFICAZ Y MAS CORTANTE QUE ESPADA DE DOBLE FILOS, Y PENETRA HASTA PARTIR EL ALMA Y EL ESPIRITU, LAS CONYONTURAS Y LOS TUETANOS DICIERNE LOS PENSAMIENTOS Y LAS INTENCIONES DEL CORAZON.

  5. amen, hermosos comentarios devemos seguir predicando la palabra de DIOS como es y no arreglarla ni acomodarla para que los hermanos no se alejen de la iglesia .la palabra habla por si sola atravez del espiritu santo DIOS les bendiga

  6. me da mucho gusto de que hermanos com ustedes tengan esa fe que el señor les a dado gracias a nuestro señor jesucristo asi debe ser la predica de hoy en dia exortar el el pecado………….hoy en dia no se habla de eso en las iglesias por que se han callado los pastores,……………………..me llamo miguel ortega fernandez

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s