El amor de Dios en momentos difíciles 2 parte


En segundo lugar EL AMOR DE DIOS MOTIVO A JESUCRISTO PARA ENFRENTAR LOS MOMENTOS DUROS DE SU VIDA (Lucas 9:28-36) La narración comienza con el hecho de que Jesucristo acaba de hacer un anuncio acerca de su muerte en Jerusalén (Mateo 16:13-20). Ante esta decisión Jesús necesita orar y buscar la dirección de su Padre. Lucas es más explícito en cuanto a la narración porque habla de detalles que no hablan Mateo y Marcos. (Mateo 17:1-5 y Marcos 9:2-13). En esta escena podemos notar algunos cosas que Jesús buscó, para sostenerse en este momento, pero que al final lo que lo sostuvo fue una vez más el amor del Padre. A. Se motivó por medio de la oración Todas las veces que vemos a Jesucristo en momentos críticos lo encontramos orando. Oró en el bautismo y el cielo se abrió y descendió El Espíritu Santo. Oro aquí en el monte y hubo una nueva manifestación milagrosa. Una vez más vemos la tremenda importancia de la oración como motivación para nuestras vidas. Pero todavía no aprendemos lo milagroso y extraordinario que ocurre cuando oramos. Pero no una oración religiosa sino una extraordinaria, de tal manera que podamos ver al mismo Dios interviniendo en la respuesta de nuestras peticiones. Quisiera en este momento mencionar que nos cuesta mucho orar porque no podemos ver los resultados muchas veces inmediatamente. Pero Dios es un Dios que se toma su tiempo para hablarnos y respondernos. Tomé por ejemplo Éxodo 24, es un pasaje en donde Dios le dice a Moisés que suba con su liderazgo. En el verso 16 dice que la gloria de Jehová reposó por seis días y luego, Dios habló a Moisés y lo hizo subir al monte. No le parece increíble que en este punto trascendental de Moisés de los líderes y del pueblo, ¿Dios debía apurarse en cuanto a decirles lo que necesitaban saber? Sin embargo Dios “pierde tiempo” quedándose callado por seis días. ¡Sólo usted podía ver la gloria de Dios! ¡Pero que espectáculo! ¡Esto se llama contemplar la pasividad de Dios! O lo que yo he llamado el “silencio expectante de Dios” Es decir muchas veces su presencia es majestuosa y silenciosa, pero nos da el sentimiento que está vivo y se está moviendo y que el quiere contemplación, y respeto y admiración antes de poder escuchar su palabra. También nos enseña que Dios habla cuando el quiere, y en el momento indicado. Dios no habla de más. Puede usted recordar que Moisés subió al monte cuarenta días y cuarenta noches, y hablaron de muchas cosas, ¡sin embargo Dios lo mandó de regreso a Moisés con dos tablas de diez mandamientos! ¿No le parece muy poquito? ¿Sin embargo dígame quien puede obedecer a cabalidad esos mandamientos hasta hoy? Nosotros queremos muchas veces que Dios nos hable, que nos diga mucho, ¿pero para que queremos más si con lo poco que nos ha hablado no le obedecemos? Jesús todas las veces que tuvo momentos de crisis, siempre recurrió a la oración. Y ¿qué de nosotros?. B. Se motivó por medio de la visión de Dios. Se nota que hubo un milagro en la apariencia de Jesucristo. Dice que sus vestidos se cambiaron y su rostro fue otro. Me llama la atención que Lucas diga que su rostro fue otro y los demás digan que “su rostro resplandeció”. La expresión en el texto original es “eteros” que significa de diferente forma, otra forma. Es la misma expresión que se utiliza en Marcos 16:12, cuando dice que “apareció en otra forma” a dos del camino. Lo que implica que el estar en este momento la oración y la visión de Dios le dio la capacidad para cambiar su apariencia natural en una forma sobrenatural. Sólo el amor del Padre podía hacer esto. Es lo que hace volver la alegría a un hombre y puede transformar su rostro amargado y vestido sucio en algo maravilloso hermoso. Sólo percibir la visión de Dios es lo que nos transforma. Debemos ver a Dios en majestad para que nuestro rostro refleje su gloria. Sólo habiendo estado con Dios podemos reflejar radiantes en nuestras vidas. C. Se motivó por medio de la fe Si ustedes pueden ver, es interesante que tanto Moisés y Elías aparezcan. Y que Lucas incluya que ellos “hablaban de su partida, que iba a cumplir Jesús en Jerusalén” (9:31) . Quien no quisiera tener a Moisés y Elías como sus asesores espirituales. No pasemos por alto también que Jesucristo estaba acompañado por sus amigos íntimos. Sin embargo ellos eran limitados en comprender la dimensión del espectáculo, y estaban muy atemorizados. Sin embargo una cosa me preocupa de este evento muy extraordinario y milagroso. El fenómeno fue hermoso, pero no fue duradero. El disfrutar de momentos carismáticos altos, no nos permiten querer vivir siempre con ellos. Dios nos los da, nos habla de forma milagrosa pero déjeme mostrarle a usted una frase que me afectó verla, dice en el verso 36: “Y cuando cesó la voz, Jesús fue hallado solo”. ¿Nota usted eso? Quiero decirle que creo en un Dios que actúa milagrosamente hoy, que puede hacer lo que quiere, que no está sujeto a esquemas. He tenido momento increíbles de experiencias milagrosas y obra sobrenatural. He podido creerle a Dios que todos sus dones hoy son actuales y relevantes. Que necesito experimentar lo sobrenatural de la vida cristiana, aparte de los naturales. Pero déjeme decirle que he aprendido que esos momentos vienen, pero que mi fe cristiana no depende de que a cada instante Dios me este dando milagros y visiones sobrenaturales. He experimentado que detrás de cada experiencia de “montaña” siempre hay un valle, y que muchas veces estaré sólo, y precisamente por la visión que Dios me ha dado. Allí es donde debo caminar por fe y no por vista, es allí en donde encuentro lo que he llamado “la oscuridad de la visión que Dios da”. Es un pensamiento que descubrí en Éxodo 20 verso 21, oiga lo que dice: “Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios”. ¿No le parece contradictorio? Pero así es, el hecho de que podamos tener una visión también nos da soledad y oscuridad porque en esa visión debemos caminar por fe y no por vista. Recuerda usted que cada vez que el sacerdote entró a ministrar en el lugar santísimo, la gloria de Dios cubría tanto que no se podía ver. Esto implicaba que el sacerdote debía ministrar sin vista. Creo que esto no enseña que mientras estamos más cerca del Señor, más debemos ministrar por fe y no por vista. Una vez que Jesús recibe esta visión, nuevamente se encuentra solo, pero fortalecido y dispuesto a enfrentar su muerte. D. Se motivó por medio del amor del Padre Los tres evangelistas narran, que una vez más se oyó una voz que decía: “Este es mi hijo amado en quien tengo complacencia” Una vez más el verbo es aoristo que refleja una acción consumada de una vez y para siempre. Dios jamás había dejado de amar a su hijo. Pero la visión añade otra cosa: “a él oíd”. Esto implica relevancia de su vida y de ministerio. El Padre está diciendo que deben escuchar a este hijo, porque el tiene toda la autoridad de su Padre. Piensen por un momento que la ida a Jerusalén es inminente, ahora Cristo va descender con el pensamiento de que su Padre le ha hablado y le ha vuelto a decir hijo te amo. Sigue adelante. No cabe duda que eso motivó a Jesús para ir a Jerusalén. En tercer lugar EL AMOR DE DIOS OTORGO A CRISTO CAPACIDAD PARA GLORIFICAR A SU PADRE CON SU VIDA. (Juan 12:27-31) Un nuevo pasaje aparece en este momento. En Juan, escuchamos una vez más la voz del Padre y eso afirma a Cristo en su momento difícil. A. Otorgó capacidad para estar disponible a toda persona El relato ahora pasa por un momento de los judíos a los griegos. Estos griegos eran gentiles que habían abandonado su culto politeísta y habían sido ganados para el culto del único Dios verdadero. A ellos no se les permitía ir más allá del Patio de los gentiles. Estos griegos desean entrevistarse con Jesús. No sorprende que vacilen acercarse directamente a Jesús. No les resulta claro si aceptará conversar con ellos. Por ello piden a Felipe que actúe como intermediario. ¿Por qué escogieron a Felipe? ¿Y porque éste a su vez, consultó con Andrés? ¿Acaso estos dos hombres hablaban mejor griego que los demás? ¿Es más que una simple coincidencia que entre los doce estos sean los únicos discípulos que aparecen desde el principio con nombre griegos? Bueno nadie sabe es probable que sea lo anterior. Los griegos se dirigen muy cortésmente a Felipe, dicen “Señor” y quisiéramos ver a Jesús” indudablemente no se refiere al aspecto físico, sino a un encuentro personal con el. Se le lleva el mensaje a Cristo y el responde con una afirmación un poco extraña. No hay evidencia en el pasaje que los haya recibido, pero creo que debió haberlo hecho. B. Otorgó capacidad para enfrentar los momentos de turbación Jesús respondió a Andrés y a Felipe. Estos a su vez podían llevar la respuesta a los griegos. Deben estar dispuestos como el a entregar su vida. Jesús dice en el verso 27 “ahora esta turbada mi alma; ¿Y qué diré? ¿Padre sálvame de esta hora?. La palabra “turbada” se puede traducir como agitada, desesperada, y llena de confusión. Ante esta tremenda confusión y lucha de intereses, Jesús eleva una oración y dice “Padre, glorifica tu nombre” Luego se oye una voz: Lo he glorificado y lo glorificaré otra vez”. El Padre le concede a Jesucristo un nuevo toque de su amor. ¿A propósito puede usted notar que la gente no quiso comprender la dimensión de la manifestación espiritual? (Vea vrs. 29) En cuarto lugar EL AMOR DE DIOS LE DIO RECURSOS PARA TERMINAR BIEN SU MINISTERIO EN LA TIERRA (Lucas 22:39-46) Un último momento de parte de Dios para reforzar el amor de Dios en la vida de Jesucristo. Si notamos Jesús ya está a un paso de la muerte. En ese momento dialoga con el Padre sobre la alternativa de un plan B, porque el plan A no le gusta mucho. En medio de su agonía Dios le envía un ángel para fortalecerle. En Marcos dice que el usa la expresión “Abba padre” que quiere decir papito. Pero en esta ocasión no envía Dios una voz del cielo pero si a un ángel. El texto dice que “se le apareció un ángel” para fortalecerle. La palabra “fortalecerle” es un participio presente adjetival, denota la continuidad, calidad de la acción. Implica que el ángel estuvo constantemente levantándole el ánimo, y que no fue cualquier tipo de ánimo. En esta ocasión creo que el Padre no se hizo presenten debido a que su dolor era tan grande. Sin embargo envió a un ángel a hacerlo. Jamás abandonó a su hijo en estas horas de agonía. Cuando estaba en la cruz sólo una vez escuchamos de las tres veces que se dirigió a Dios decir: Dios mío, Dios mío porque me has desamparado”. En las otras dos ocasiones se dirigió a el como Padre. Cristo jamás dejó de creer en Dios como su Padre, y jamás dudó del amor de Dios en su vida. En realidad eso fue lo que lo sostuvo hasta el final de su vida.
El amor de Dios cambia increíblemente. Mayra tiene una historia que contarnos. Es una historia que los siquiatras podrían llamar, una vida rechazada. Ella y su esposo se habían divorciado recientemente. A pesar de ser un hombre próspero, rehusó a darle una cuota de sostenimiento. Sus padres habían muerto cuando ella era una adolescente, así que no tenía nadie a quién volverse para buscar ayuda. Sola y con mucha tristeza se mudó a un pueblo en el sur de Texas allá por los años 1940. Finalmente obtuvo un trabajo cuidando a un anciano. Sentada en aquella casa, viendo aquel hombre, pensaba que su vida no podía irse más profunda. Pero el Diablo tenía preparado un nuevo momento, que la traería hasta el punto de quitarse la vida. Uno de los hijos de este anciano, una noche tomó por la fuerza a Mayra y la violó. Ninguna otra cosa que le había pasado en su vida, vino a ser tan humillante como aquella tarde de su violación. Ella se dijo: “Dios me ha de odiar mucho” ¿Por qué dejó que me pasara esto? ¿Qué he hecho para que Dios esté tan furioso conmigo? Cuando ella trataba de hablar con Dios, no escuchaba nada de parte de el. Al final ella concluyó que Dios le había abandonado. Algunas veces cuando las cosas no pueden ponerse más difícil, en realidad, si se ponen más difíciles. La incidencia de embarazos por violación es tan bajo que tres de cada 100 violaciones quedan embarazadas. El cuerpo de Mayra decidió ser de las tres que quedan embarazadas. Parecía que Dios le añadía un nuevo tormento a su miseria, el traer en su vientre el fruto de un hombre miserable que había abusado de ella. Ella decidió matar a su bebé. Pero ningún doctor quería cooperar en aquella época. Era los 40 y no era muy común el movimiento de aborto.
Allí estaba ella con pensamientos batallando en su mente, y yéndose del control. Llegó a su casa, después de la última consulta con el doctor, se sentó en la entrada de la casa en donde había sido violada. Un nuevo pensamiento vino a su mente: suicidio. Buscó una soga y se fue al traspatio. Antes de dejarse caer, dijo llorando: “Señor, estoy llevando este niño en mi vientre, y no se que hacer” Ella no está segura de lo que sucedió después de esa oración, si la voz que escuchó fue audible o no. Sin embargo fue una voz como cualquier otra voz que había oído. Dios dijo: Ten este bebé. Traerá gozo al mundo” Estas dos palabras cortas despejaron todo pensamiento de suicidio y aborto. En octubre de 1943 Mayra trajo al mundo a este bebé. Su nombre James Robinson, un gran evangelista y siervo de Dios. Dios siempre busca la mejor manera de decirnos lo mucho que nos ama. El apóstol Pablo dice en Romanos 5:5 : “Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por El Espíritu Santo que nos fue dado” y en Romanos 8:15 “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud, para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos !Abba Padre¡ No tenga duda que Dios le ama, cualquier cosa que esté pasando el le hablará, lo cuidará y lo ayudará. Porque Dios es tan bueno con todos sus hijos.

About these ads

3 comentarios en “El amor de Dios en momentos difíciles 2 parte

  1. En estos momentos me encuentro, confundida en una engrusigada, por problemas laborales. Pero con todo lo que lei en este pasaje comprendo que mi problema no es nada, Que todo lo puedo en cristo que me fortalece, y esperare en Dios que el tiene un proposito para mi. Dios me ama enormemente

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s