El proceso de Dios según la última cena: el toma, bendice, parte y comparte I Parte


Encontré en la red una meditación de donde he tomado estas ideas. Me parecieron interesante así que decidí hacer uso de otra metáfora para ilustrar algunos principios. Recuerden ustedes que las metáforas son solo historias que tratan de ilustrar un principio espiritual. No hay que fijarse en todos los detalles como si eso importase. Durante estos dos últimos años he estado batallando con lo que tengo en mi vida. Hasta ahora no he podido entender aunque se estoy  viviendo una etapa importante de crecimiento en mi trayectoria con el Señor.  He llegado a pensar que la belleza de la vida cristiana está en el desarrollo de la misma. La vida es el interesante proceso que trae lo que es el crecimiento en todas las áreas de nuestra existencia.  Al pensar en esto, pude reflexionar sobre un pasaje en donde me gustaría usar como analogía quizás para ilustrar algún principio con relación al crecimiento en la vida cristiana. Al usar los verbos del pasaje que en breve mencionaré puedo usarlo para ilustrar que quizás el proceso de formación en la vida cristiana tiene cuatro etapas. Así que encontramos las cuatro verdades determinantes del proceso de la vida.   El día que el Señor Jesús compartió con sus Discípulos el Pan y el Vino. MATEO 26:26 LUCAS 24:30 Dice la Escritura que: Jesús tomó…..bendijo……partió…y…dio. Así que quiero tomar esos tres verbos para desarrollar la idea.  Ahora bien recuerde esto, el Señor primero nos toma y luego nos bendice. Dios no bendice lo que primero no toma. Dios parte lo que él bendice. Él no parte lo que primero no bendice. Todo lo que él parte lo comparte pero Dios no  no da lo que primero no parte.   Usemos entonces ese orden. El pasaje dice que El Señor primero  esta en la última cena. Acaba de anunciar que alguien lo iba a traicionar y después Judas salio de la reunión. Luego tomando el pan, Jesús afirma que el pan representa su cuerpo. Entonces, el pan es más allá de un pedazo de harina, lo está usando para explicar como el pasó por el mismo proceso que está haciendo con el pan. Así que la primera cosa que Jesús hace con nosotros es que nos  toma. Ahora que significa  TOMAR? En el griego la palabra para tomar es Lambano: Esto quiere decir:  Recibir..Tomar. Tomar con la mano para usar. Tomar una cosa para ser llevada. Tomar sin violencia. Remover. Tomar lo que es de uno- hacerlo de uno y no dejarlo ir. Reclamar. Tomar posesión- apropiarse. Recibir sin rechazar. Escoger. Jesús nos buscó primero y nos tomó. No fuimos nosotros, fue él. Jesús nos ama tanto que nos reclama.  Por eso en Lucas 15:3-7 nos muestra la parábola del pastor que dejo 99 para buscar la oveja 100. Jesús nos ama tanto que nos valora. En Lucas 15:8-10 nos lo demuestra con la parábola de la mujer que perdió una moneda y barrió toda la casa para encontrarla. Jesús nos ama tanto que nos perdona. Lo expresó en Lucas 15:11-32 con la parábola del Hijo pródigo. Jesús nos ama tanto que nos selló- Efesios 4:30 nos lo dice que nos selló con su Espíritu. A Mateo lo tomó detrás de la mesa de cobro de tributos. A Zaqueo lo tomó de un árbol. A la Samaritana la tomó a la orilla de un pozo. A Abraham lo tomó de la casa de su padre. A Pedro lo tomó en la orilla del mar. A Pablo lo tomó camino de Damasco. Y ¿a ti? ¿De donde te tomó? Nosotros sabemos muy bien de donde Dios nos tomó en su misericordia. Él nos toma con propósito. La segunda cosa que aparece en el pasaje es que   El Señor nos bendice..pero no bendice lo que primero no toma. La palabra bendecir  en el griego es“Eulogeo”. Que significa en su raíz primaria Bendecir- Celebrar con alabanzas. Invocar bendiciones. Consagrar una cosa con solemnes oraciones. Pedir una bendición de Dios sobre algo. -Hacer que algo prospere. -Hacer feliz. Rompamos la costumbre de sólo pedir bendiciones sin disfrutar lo que  ya tenemos. Pablo nos dice lo que ya tenemos en Cristo.  Pablo dice Efesios 1:3-14 que somos su herencia, hemos sido adoptados, nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestes, etc. Pedro nos ratifica lo que ya hemos recibido. “Todas las cosas que pertenecen a esta vida a la piedad, nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia” II Pedro 1:3-10

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s